Ane Santesteban regresa tras su accidente

Fernando Ferrari / Ciclo 21

Un mes y 12 días después Ane Santesteban vuelve a la competición mañana en el GP Muniadona, prueba puntuable para la Copa de España femenina de carretera. La propia ciclista vasca lo ha anunciado después de, quizás, el periodo más complicado y duro de su carrera deportiva tras ser atropellada en su localidad de Errenteria -del que nada se acuerda- y sin que haya trascendido la detención del conductor que se dio a la fuga y que la dejó postrada en la cuneta.

La olímpica en Río se podrá quitar así el paso amargo por el que ha tenido que atravesar con la adrenalina de la carrera y el regreso a un pelotón y un entorno que se ha mostrado solidario con la corredora del Ale italiano.

18 marzo

Ane Santesteban ya ha sido dada de alta del Hospital de Donostia. Tras estar en observación por los dolores de cabeza producidos posiblemente por el golpe recibido en el accidente, los médicos han considerado que la ciclista puede terminar de recuperar en casa. Y como ella misma indica en su twitter:

Lo que sí se ha desvelado con respecto al accidente sufrido el pasado jueves, es que la bicicleta que se encontraba apoyada en unos arbustos y que dejó intuir la posibilidad de que el responsable del accidente la hubiera colocado y hubiera huido dejando a la víctima en el suelo, fue colocada allí por otra persona mientras se atendía a la ciclista.

La Policía continúa buscando al presunto conductor que hubiera causado el accidente y ha hecho un llamamiento para que, si hubiese algún testigo de los hechos, informe de lo que vio.

Santesteban en la cama del hospital

17 de marzo

Ane Santesteban está viva y fuera de peligro, pero la noticia podría haber sido peor, mucho peor. La ciclista profesional vasca fue presuntamente atropellada este pasado jueves por la mañana por un conductor que se habría dado a la fuga sin socorrerla en el lugar del impacto cuando acaba de salir a entrenar. Un acción recogida como delito (artículo 195.3) por el vigente Código Penal –omisión del deber de socorro– al que deberá responder el autor si se prueban los hechos con un castigo de hasta 4 años de cárcel. Por este motivo la Guardia Municipal está investigando las causas y busca testigos del accidente en la carretera de la avenida Gabierrota de Errenteria -donde nació y vive la implicada- en dirección a Larzabal, en Gipuzkoa.

Como avanza hoy El Diario Vasco “un matrimonio que circulaba con su vehículo ayer por la mañana en la salida de Errenteria hacia Larzabal se encontró a Ane Santesteban tumbada boca abajo, inconsciente, en medio de un charco de sangre. Su bicicleta, que presentaba diversas marcas que evidenciaban haber rozado contra el asfalto, estaba sin embargo bien apoyada sobre unos arbustos”. Un escenario que deja intuir que la persona que arrolló a la ciclista del equipo italiano Alé apartó su bicicleta de la carretera y se fue -asustada- después de verla sin sentido sobre el asfalto.

La única ciclista olímpica española de carretera en los pasados Juegos de Río fue ingresada posteriormente en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital donde ha pasado la noche en observación y desde donde mandó esta mañana un tuit de agradecimiento. En su cara se aprecian los hematomas del golpe en la cabeza -a pesar de estar protegida por su casco- que no tiene coágulos ni ningún otro tipo de lesión por lo que “todo quedará en un susto” según palabras de la protagonista que no recuerda nada de lo que pasó. Una de sus muñecas la tiene muy dolorida, pero tampoco registra fracturas. Hoy podría ser dada de alta para recuperarse en su domicilio.

Santesteban debutó este año en la pasada Setmana Valenciana y este domingo iba a participar con su equipo en el Trofeo Alfredo Binda, tercera prueba del World Tour, donde, obviamente no será de la partida.

Un comentario

  1. Animo ane…espero que esa cara triste vuelva a sonreír.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*