Balance agridulce del Mundial de Hong Kong

Redacción / Ciclo 21

La selección española última vuelve esta madrugada de Hong Kong, donde ha disputado el Mundial de pista con una medalla, el bronce de Albert Torres en el omnium. Este resultado es, para el seleccionador, Salvador Meliá, una buena noticia, aunque con un toque crítico también: “Siempre que regresas con una medalla no puedes hablar de un mal balance, aunque hay que reconocer que tampoco es bueno”.

El único podio español. © Twitter FFCyclisme

En todo caso, Meliá considera que está “dentro de lo que nos habíamos planteado”. “Si había expectativas mayores”, asegura, “eran desde fuera, pero en ningún momento hemos querido lanzar las campanas al vuelo“. Según el técnico, “lo peor es que en algunas pruebas individuales hemos estado demasiado atrás, pero tampoco eran en las que teníamos objetivos. En las pruebas por equipos, hemos estado dentro de lo esperado”.

Las mayores expectativas radicaban en el fondo con Torres y Sebastián Mora, para lo cual Meliá expone su punto de vista: “Como Torres hay otros cuatro o cinco a ese nivel. Y si tienes un pequeño fallo, adiós. Albert estuvo muy bien hasta la puntuación, donde no pudo tener el mismo nivel y eso se tradujo de pasar del primero al tercero. Y en la madison lo mismo. Hay cuatro o cinco parejas no superiores, pero sí a tu nivel. Y como decía, en todas las carreras tienes un mal momento, que muchas veces lo pasas sin problemas, pero que como pasó ayer, te puede costar las opciones de luchar por las medallas y quedar séptimos, que no es mal resultado. Esta horquilla en las pruebas de fondo es perfectamente lógica”.

Torres y Mora. © RFEC

Velocidad por equipos con Calvo y Casas

Por otro lado, estaba la velocidad por equipos con Tania Calvo y Helena Casas. En este caso, haber ganado dos pruebas y la general de la Copa del Mundo podía ser una presión adicional. “Lo normal es que estuvieran entre las quintas y octavas y han sido séptimas, que es el resultado que han tenido en casi todos los Mundiales anteriores, salvo un año que fueron sextas. Vuelvo a recordar que esto es un Mundial, pero además faltaban algunas selecciones como Gran Bretaña o Francia y veremos con qué gente salen este ciclo. Lo que sí que puedo decir es que tras el 200 metros del día siguiente, que es el mejor reflejo para ver el potencial de un país en la prueba por equipos, el séptimo se puede valorar como un buen balance. Y que para Tokio tendrán que dar una vuelta de tuerca más a su preparación porque no será fácil clasificarse para los Juegos”.

Persecución: llamada a los élite

Bastante más complicado se presenta el panorama para la cuarteta de persecución. “Tiene que haber una revolución. Necesitamos aportar algo nuevo, ¿pero dónde está? Por abajo no se ve mucho y contactos con corredores élite que quieren hacer pista los hay. Pero tienen que aportar algo, insisto. Y no hablo solo de marcas, sino de que se acoplen a la pista, al equipo. Y para eso tiene que haber tiempo y trabajo. Y no nos olvidemos que además hay mucha competencia, que muchas selecciones ha subido de nivel de una forma increíble”.

Optimismo con el trío de velocidad

Por el contrario, lo ve de forma más optimista para el trío de velocidad. “Tengo muchas esperanzas, pero no sé hasta donde podemos llegar. En todo caso, es factible estar entre los ocho mejores del mundo. Hay que mejorar un poco la arrancada, con un corredor como Alejandro que está en su primer año en la categoría y tiene mucho margen de progresión. Con ello, y con que los otros dos corredores acompañen, podemos bajar varias décimas. Y no olvidemos que en este Mundial hemos quedado a apenas tres del octavo”.

Ana Usabiaga © RFEC

Meliá se lamenta de que “no hay mucho más para elegir a corto plazo. No sólo hay que tener nivel, sino que para correr un Mundial tienes que tener puntos en las C1. Y pocos ciclistas los cogen. Por ello no pudo correr Gloria Rodríguez la puntuación como pensaba inicialmente. Y hay otra ciclista que puede hacerlo bien, como Sheyla Gutiérrez. Ella tiene ganas, pero ahora mismo la prioridad de su equipo es que haga carretera, algo que también pasa en España en las categorías de aficionados o juniors”.

La renovación australiana

Australia, con tres oros, cinco platas y tres bronces, encabezaba el medallero, y era la selección que más le había gustado a Meliá, “porque ya han comenzado a trabajar con los corredores de Tokio y a un gran nivel, aunque también destacaría a Francia -segunda en el medallero- y a Países Bajos”.

Pese a la renovación general, sobre todo en las pruebas de fondo, en las de velocidad los grandes dominadores fueron ‘clásicos’. Por ejemplo el francés François Pervis, que lograba su cuarto oro en el kilómetro. O el ruso Denis Dmitriev, por fin ‘arco iris’ después de haber estado en el podio en todas las grandes competiciones desde Minsk 2013. O el malayo Azizulashni Awang, tres bronces consecutivos antes de llegar a lo más alto. Y fue el único trío de velocidad no renovado, el neozelandés, quien se hizo con el título, que ya había conseguido en Cali y en Londres.

Lo mismo sucedía en féminas, con el doblete de Kristin Vogel en velocidad y keirin, con lo que la alemana ya suma seis ‘arco iris’ individuales y dos en la prueba por equipos, en la que fue esta vez fue bronce. Rusia dominaba en la velocidad por equipos y en los 500 aunque esta vez no con Anastasiia Voinova siuno con su compañera Daria Shmeleva.

En cuanto al fondo, Australia se hizo con el oro en la persecución por equipos, en la individual, donde también sumó el bronce, con gente muy joven y en la puntuación, con el recuperado Cameron Meyer, aunque merece también destacarse a Francia, con los dos oros de Benjamin Thomas. El de la madison, por cierto, con Morgan Kneisky, un hombre que ya suma tres títulos en esta prueba… con tres compañeros distintos.

En mujeres, Gran Bretaña cedió en su dominio en la persecución por equipos, pero dos de sus campeonas olímpicas, Elinor Barrer y Kate Archibald, reinaron en la puntuación y el omnium respectivamente. Estados Unidos recuperó el trono en la persecución por equipos y en la individual. Y a la pareja belga Jolien D’Hoore-Lotte Kopecki le quedará el honor de abrir el palmarés de la madison femenina.

TODOS LOS CAMPEONES DEL MUNDO ESPAÑOLES

1ª JORNADA / 2ª JORNADA / 3ª JORNADA / 4ª JORNADA

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*