Benjamí Prades: “Estar ahí arriba es un privilegio”

prades kumano final

Prades, rodeado de su equipo tras ganar en Kumano

Es uno de los casos atípicos en el actual y globalizado ciclismo profesional. Benjamí Prades (Alcanar, Tarragona, 26 octubre 1983) tras una década como sub-23 y elite, se encontró con la oferta en 2014 del Matrix japonés para debutar como elite UCI en la otra punta del globo a sus 30 años de edad, ante el crudo panorama español. Tras renovar en 2015 y superado el siempre complicado proceso de adaptación y deportivo, el hermano mayor de Edu -colega hoy en el Caja Rural-Seguros RGA con el que compartió equipo nipón en 2014- ha aprendido un paso fundamental, el de la victoria. Y ya suma cuatro -prueba por etapas incluida en Kumano sucediendo a Mancebo-, siendo así el más laureado de España sólo superado por Alejandro Valverde y rozando los 10 mejores en el TOP Ciclo 21. Una de las revelaciones del año.

Fernando Ferrari / Ciclo 21

1. -¿Mejor imposible le está saliendo 2015, no?

-La verdad es que sí. Me ha salido una buena primera mitad de temporada. Tras empezarla con unos problemas en los pies y con la posición en la bici, que incluso me obligó a volver a España para tratarlos, pensaba que no llegaría en forma a las primeras vueltas importantes, pero ya desde el Tour de Ijen vi que las cosas iban por buen camino.

2. -Es el segundo español más laureado del año tras un tal Alejandro Valverde y 12º mejor español en el TOP Ciclo 21. ¿Cómo lo valora?

-Muy positivamente. Solo son datos, pero buenos datos. Soy consciente de que hay corredores que compiten en carreras en las que aún es más difícil ganar, pero aún así en cualquier carrera es difícil ganar y estar ahí arriba es un privilegio. Ojalá me pueda mantener.

3. -Repasemos sus cuatros éxitos. ¿Cómo fue la primera en Indonesia?

-La primera llegó en la segunda etapa del Tour de Ijen, a mitad de etapa había un puerto con unas rampas bastantes duras. Hasta allí iba Toribio en una escapada por lo que fueron otros equipos los que trabajaron. En el puerto empezó a atacar el francés Pouly y Edgar Pinto y al final nos marchamos los tres. Tras el puerto venía una zona muy dura de repechos y carreteras estrechas, nos entendimos bien y llegamos a los últimos 15 kilómetros llanos con más de un minuto de diferencia. La verdad que pensaba más en poder ponerme líder que en la etapa, porque me estaban entrando calambres y no me veía para el sprint. Además sabía por mi herman que Pinto (lleva dos años haciendo cuarto en la Vuelta Portugal) era un corredor rápido en estos finales. En los últimos metros me coloqué el último de los tres y cuando vi la meta me olvidé de los calambres y pude remontarlos.

4. -Después llegó la etapa en el Tour de Japón.

-Posiblemente mi mejor victoria desde que compito. Tanto por el nivel de la carrera como por la manera de conseguirla y porque fuera en la carrera más importante para el equipo. Fue en la cuarta etapa, un circuito selectivo, en el que se subía 10 veces un repecho bastante de duro de 2 kilómetros. Poco a poco se fue seleccionando la carrera y en la última vuelta quedamos un grupo de unos 20 corredores. El sprint era una larga recta de más de 1 kilómetro y totalmente llana. En los últimos metros me quedé encerrado contra las vallas y tal como pude salir lancé el sprint y ya nadie me pasó. Fue increíble.

5. -Y las últimas, de momento, la etapa y la general en el Tour de Kumano, en Japón, su primera vuelta

-Fue en la segunda etapa, con un recorrido muy bonito y una llegada en un repecho de 500 metros que se adapta muy bien a mis características. En el puerto de primera ataqué varias veces para seleccionar el grupo, coronamos dos corredores y me lancé en el descenso para evitar que se reagrupara el pelotón. Al final de la bajada nos juntábamos tres corredores y más adelante se nos unía otro. Aunque nos costó mucho coger diferencia, nos entendimos a la perfección y llegamos juntos al último repecho. Empezamos a subir parados y vigilándonos. Llevaba muy buenas sensaciones y cuando creí que estaba en mi distancia arranqué y hasta a alzar los brazos. La general se presentaba complicada, había poca diferencia de tiempo y tanto el segundo de la general, como todo el equipo del tercero dieron mucha guerra. El equipo lo hizo de lujo. Antes de mitad carrera perdíamos a dos corredores y pensé que no sería posible ganar la general, pero Airán Fernández y Toribio estuvieron geniales y convirtieron lo difícil en “fácil”. Ganar la general fue muy bonito, sobre todo por el trabajo de equipo que supuso.

Así gana Prades © Tour Japón

Así ganó Prades en el © Tour Japón

6. -¿Para cuándo la quinta?

-Espero que para pronto (risas). No sé. Ganar cuatro en un mes es verdaderamente difícil. ¡No las había ganado ni en una temporada! Así que imagínate. Pero si mantengo este nivel espero que vengan más. Ahora tengo mucha más confianza. He perdido muchas carreras por ser demasiado conservador y la tranquilidad de haber ganado creo que me puede venir bien.

7. ¿Próximos objetivos y agenda?

-La próxima cita importante van a ser los Campeonatos de España y aunque el recorrido creo que no se va a adaptar muy bien a mis características voy a tratar de hacerlo lo mejor posible. Antes de partir hacia España tenemos un «Hill Climb» en el Monte Fuji. Durante julio tendremos cuatro pruebas de la Japan Protour y en agosto, si no pasa nada, un pequeño descanso en casa. De septiembre a noviembre seguimos con las Japan Protour y aparte el Tour de Hokkaido, Tour de Okinawa y posiblemente alguna vuelta más del Asia Tour. Este año también nos hemos ganado la plaza en la Japan Cup, que es en octubre. De todas estas carreras me gustaría hacerlo bien en el Tour de Okinawa, que es una buena clásica y con los 100 últimos kilómetros sin un metro llano. También en la Japan Cup que será las que más nivel haya, con bastante equipos Protour.

8. ¿Le veremos más en España?

-En un principio solo los Campeonatos de España. Teníamos invitación para Villafranca de Ordizia y Getxo y el equipo estaba interesado en empezar a competir por Europa, pero al final, con algún corredor lesionado, no ha sido posible.

9. -¿Cómo compararía el nivel asiático con el europeo?

-Depende de las carreras. Si son pruebas 2.2 y 2.1, por ejemplo, diría que el nivel es bastante parecido. En Europa seguramente hay más cantidad de corredores con un nivel alto, pero hay muchos asiáticos con un buen nivel y siempre hay equipos y corredores australianos, europeos, etc. Creo que los equipos y corredores de fuera de Asia que vienen aquí a correr por primera vez se van con un concepto bastante diferente al que han venido, yo el primero. Al finalizar el Tour de Japón estuve hablando con corredores del Lampre y decían que el ritmo medio había sido más alto que en algunas pruebas Protour.

10. -¿Cómo fue su fichaje con el Matrix japonés el año pasado y la renovación?

-A finales del 2013 me envió un correo Yosuke Suga, un corredor japonés que había corrido en España. Me preguntó si estaba interesado en correr en Japón, que le había enseñado los resultados y hablado de mí al director y éste estaba interesado. Me mandaron las condiciones y acepté. Respecto a la renovación, al finalizar el Tour de Japón del año pasado, me dijeron que querían contar conmigo para el año siguiente. Al final de temporada valoré las opciones y el Matrix era la mejor, así que fue fácil decidirme.

11. -¿Cuál ha sido su evolución para llegar a este nivel superados los 30 años de edad?

-Creo que la mejora ha sido estos dos últimos años. El único secreto ha sido poder centrarme solo en el ciclismo. Hasta ahora nunca me lo había tomado realmente en serio, me costaba mucho entrenar, nunca hacía pretemporada. Bueno eso no ha cambiado, pero antes era porque aprovechaba para sacar algún dinero trabajando en invierno. Lo dos últimos años antes de venir a Japón estaba trabajando, estudiando y compitiendo. Aún así estaba entre los mejores en todas las carreras. Aquí en Japón no me queda otra que entrenar y a poco que haga, ya hago más de lo que he hecho durante todos estos años. De todas formas pienso que aún me queda margen y que haciendo las cosas aún mejor puedo seguir mejorando.

12. -¿Piensa seguir en Japón en 2016?

-Es pronto para saberlo. Con lo que he conseguido durante esta temporada no creo que tenga problemas, pero quiero dejar pasar tiempo y valorar todas las opciones.

13. -¿Se puede vivir del ciclismo en el Asia Tour y en un equipo japonés?

-Mientras sigas corriendo se puede vivir. Lo bueno de correr en un equipo aquí es que todos los gastos corren a cargo del equipo (casa, vuelos, masajes, etcétera) por lo que puedes ahorrar todo lo que ganas. El problema viene cuando dejas de correr. Desgraciadamente esta es una realidad del ciclismo. El ser profesional no te asegura la vida después de la retirada. Lo mismo les pasa a muchos corredores pro continentales y incluso alguno del Protour. En cuanto a los equipos continentales creo que las condiciones son mejores en Asia que en Europa y más si hablamos de los equipos fuertes del Asia Tour.

14. ¿Lo peor y lo mejor de vivir y competir tan lejos?

-Lo mejor, el aprendizaje y el conocimiento que te aporta estar continuamente viviendo y experimentando cosas nuevas. Lo peor, estar separado de las personas que quieres y no poder hacer muchas de las cosas que haces en el día a día en casa.

La victoria del catalán © Tour Ijen

Su estreno en el © Tour Ijen

15. -¿Cómo se lleva con el grupo español allá?

-Hay muy buen ambiente entre los españoles que estamos en equipos japoneses. Antes o después de las carreras siempre estamos un rato juntos. Lo mismo pasa cuando coincides con otros corredores españoles en alguna carrera, como con Nohales en Ijen o Mancebo en Tour de Japón. Siempre nos acabamos juntando por ahí.

16. -¿Hay pique en la distancia con su hermano Edu?

-(Risas). Entre nosotros siempre hay pique, pero espero que pronto me restriegue una bonita victoria por la cara.

17. -Seguro que tiene alguna anécdota interesante para compartir con nuestros lectores.

-Aquí donde vivimos se ve que no están muy acostumbrados a ver muchos extranjeros y ya van unas cuantas veces que cuando vamos o venimos de hacer la compra con las bicis de paseo, nos para la policía e intenta averiguar qué hacemos nosotros con esas bicis y si son nuestras (el numero de serie de la bici esta asociado con la casa en la que vives), pero claro, como no hablan nada de inglés les tenemos que convencer para que nos acompañen hasta la oficina del equipo y se lo expliquen allí.

18. -¿Cómo le va con el idioma japonés?

-Pues alguna cosilla decimos, pero es un idioma muy difícil llegar a hablar decentemente. Al no poder leer, no se presta a ser aprendido como lo harías con otro idioma con la misma escritura. Habrá que tomárselo más en serio para aprender más.

19. -¿Qué es lo que más echa de menos?

-Sobre todo estar en casa con mi novia y mi familia, la comida, quedar un rato con los amigos, ir a pasear con el perrito, esas cosas…

20. -¿Cree que tendría hueco en el pelotón europeo o ya lo tiene descartado? ¿Con qué función?

-Creo que es muy muy difícil, sobre todo algo que valga la pena. Yo no lo voy a descartar, pero no depende de mí. Ojalá no lo descartara alguien que lo tenga en su mano. La función dependería del equipo y el resto de compañeros. Pienso que podría adaptarme a muchas cosas.

21. -La última siempre la dejamos libre para que la cierre con la respuesta que quiera.

-Quiero dar las gracias a todos los que han hecho posible que llegaran estas victorias, desde el director y los auxiliares hasta los compañeros de equipo. También a todos los aficionados que siguen nuestras carreras y se alegran de nuestros logros desde la distancia. Ellos nos hacen olvidar de que estamos tan lejos. Y sobretodo a Ari, mi novia, que es quien más sufre con esta distancia pero nunca deja de animarme.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*