Boeckmans: “La prisión no le da más derechos a Jules”

Nicolás Van Looy / Ciclo21

“Haber estado en la cárcel no le otorga más derechos”. Así de claro se expresaba, calmados ya un poco los ánimos, Kris Boeckmans (Lotto-Soudal) tras el bizarro incidente que el belga protagonizó en los kilómetros finales de la Nokere Koerse y que dejó caras de auténtico asombro entre todos los seguidores de la carrera.

Recordemos que ya dentro de los últimos siete kilómetros para el final de una clásica en la que el corredor del Lotto Soudal aparecía como un posible aspirante al triunfo este decidió levantarse sobre la bicicleta, agarrar del hombro al francés Justin Jules (WB Veranclassic Aqua Protect) y, literalmente, bloquear su avance y frenarle hasta que todo el pelotón los adelantó a los dos.

Nadie sabía qué había pasado entre ambos. Algunos apuntaban que Boeckmans, que se debatió entre la vida y la muerte después de su durísima caída en Murcia durante la disputa de la Vuelta a España hace ahora dos años, podría haber responsabilizado a Jules de alguna de las caídas que se acababan de producir en la parte delantera del pelotón, pero lo cierto es que, hiciese lo que hiciese el francés, nada justifica que Boeckmans se tomara la justicia por su mano aplicando su propio reglamento en una acción que, por otra parte, puede considerarse como tremendamente peligrosa teniendo en cuenta la zona del pelotón donde se inicia y la fase de la carrera en la que se produce.

El caso es que Boeckmans ha querido dar explicaciones sobre lo ocurrido y asegura que “estaba haciendo mi trabajo en favor de [Jasper] De Buyst cuando Jules comenzó a tirar de mi sillín. Es muy sencillo: tiene que permanecer lejos de mi cuerpo y de mi bicicleta. Estaba gritando de todo en francés y en ese momento pensé ‘si lo quieres así, te vas conmigo a la parte de atrás del pelotón‘”.

Boeckmans aseguraba que “puedes hacer de todo. En algún momento, puedes incluso dar un pequeño toque con el codo, pero tienes que dejar las manos en el manillar. No es la primera vez que Jules hace algo así” y añadía que varios compañeros “me decían ‘ten cuidado, este no es un cualquiera, ha estado tres años en la cárcel‘. Bueno… esa no puede ser una excusa. ¿Por qué iba a tener este chico más derechos?”

En prisión por matar a su padrastro

Lo cierto es que Jules tiene una historia complicada tras de sí ya que en 2004 fue sentenciado a cinco años de prisión por matar a su padrastro de dos golpes con una barra de hierro y una pala en un juicio en el que el alcoholismo del padre se consideró un atenuante y finalmente cumplió tres años de condena.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*