Burgos-BH cumple su sanción y se estrena en la CV

Bol y Rubio, en el Tour de Turquía © Burgos-BH

Aunque la decisión se conoció mucho antes, a principios del mes de enero, la sanción de 21 días impuesta por la UCI al equipo Burgos-BH por los dos casos de dopaje registrados en menos de doce meses no empezó hasta el día 16 de enero. Desde ese momento, el conjunto PCT español no ha podido tomar parte en ninguna carrera profesional y optó por realizar una concentración de concienciación para todo el personal del equipo, desde corredores hasta auxiliares pasando por todo el escalafón interno de la escuadra burgalesa.

Pues bien, esa sanción de 21 días toca hoy a su fin y, por lo tanto, el Burgos-BH podrá alinear a sus corredores en cualquier carrera a partir de mañana, algo que harán con motivo de la Volta a la Comunitat Valenciana después de haberse tenido que perder la Challenge de Mallorca, arranque de la temporada española y europea. En esta primera aparición del año, el siete encargado de estrenar la nueva equipación del equipo español serán José Fernandes, Jesús Ezquerra, Diego Rubio, Óscar Cabedo, Manuel Peñalver, Jaume Sureda y Ángel Madrazo.

7 DICIEMBRE

“La Union Ciclista International (UCI) anuncia que la Comisión Disciplinaria ha decidido suspender al Equipo Continental Profesional UCI Burgos-BH por un período de 21 días, del 16 de enero al 5 de febrero de 2019, de conformidad con el artículo 7.12.1 de la UCI Antidopaje. Reglas (ADR) que  proporcionan una “Suspensión de equipo” (*).

Durante la duración de su suspensión, el equipo Burgos-BH está suspendido de participar en cualquier evento internacional.

La UCI no hará más comentarios sobre el caso.

(*) Luego de la notificación de dos Infracciones a la Regla Antidopaje para los miembros del equipo Burgos-BH dentro de un período de doce meses, la UCI había remitido el asunto a la Comisión Disciplinaria para una decisión sobre la suspensión del Equipo de conformidad con el artículo 7.12. .1 ADR.”

Este es el comunicado que la UCI ha hecho público hoy viernes en el que da a conocer la sanción impuesta al Burgos-BH por los casos de dopaje de David Belda, Igor Merino e Ibai Salas. La escuadra castellano y leonesa puso sus barbas a remojar hace ocho días con la proclamación de la renuncia a participar en la Amissa Bongo gabonesa (del 21 al 27 de enero) y la Challenge de Mallorca (31 de enero al 3 de febrero). En su lugar, ha organizado una concentración de tres semanas para concienciar a corredores, técnicos y resto de personal sobre los efectos perjudiciales de recurrir al dopaje en el deporte profesional, para que no haya dudas. 

La sanción arranca el 16 de enero y finaliza el 5 de febrero, justo un día antes de que comience la Volta a la Comunitat Valenciana, por lo que el Burgos podrá ser de la partida.

La estructura de Julio Andrés Izquierdo se ha apresurado en esta ocasión a destacar en otra nota que “la UCI ha respaldado las medidas antidopaje” anunciadas por el equipo. En su comunicado, el Burgos destaca que la Comisión elogia su actitud de ante los problemas vividos de la siguiente manera: “Desde que el equipo se convirtió en profesional, ha tomado medidas concretas para luchar contra el dopaje. Además, han reaccionado cada vez que ha habido un problema incrementando el nivel de esas medidas“.

Para la propia Comisión, “la organización de un training camp específico contra el dopaje es otra decisión positiva del equipo. Además, la concentración será desarrollada en un período en el que tenían prevista la participación en dos carreras internacionales, lo que significa que el equipo ha tomado el camino de una suspensión voluntaria. Burgos-BH está intentando gestionar de forma realmente positiva los casos de dopaje y los positivos pueden ser interpretados como cuestiones del pasado. Esta actitud y la decisión firme en la lucha contra el dopaje deben ser tenidas en cuenta y alentadas”.

Así, explica la escuadra castellana, “la Comisión Disciplinaria acepta la suspensión propuesta desde el equipo: del 16 de enero al 5 de febrero, un período en el que Burgos-BH desarrollará un training camp específico para lucha contra el dopaje”.

Lógicamente, el manager, Julio Andrés Izquierdo, se muestra “muy satisfecho con el apoyo de la Comisión Disciplinaria de la UCI. Han entendido muy bien todos y cada uno de los pasos que hemos tomado en la lucha contra el dopaje. Para nosotros, es un refuerzo muy grande ver que tenemos el apoyo de la UCI. Vamos a seguir con la planificación prevista: haremos una concentración con médicos, abogados y expertos en la lucha contra el dopaje en enero y febrero para que todo el mundo sea consciente de la gravedad de lo sucedido. Y a partir del 6 de febrero comenzaremos con las competiciones. Eso fue lo que propusimos y la Comisión Disciplinaria lo ha aceptado. Por eso mismo creo que debemos dar las gracias a la UCI y a su Comisión. Han mostrado un gran apoyo a este proyecto y ahora es el momento de que todos demos un paso adelante para seguir avanzando y creciendo“.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*