Chris Froome, no negativo en La Vuelta

El resultado adverso se produjo 10 días después de terminar la Vuelta / © ASO

Nicolás Van Looy / Fernando Ferrari / Ciclo 21

La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha hecho público que Chris Froome, último ganador del Tour de Francia y de la Vuelta a España -por delante de Vincenzo Nibali-, ha sido notificado de un control analítico adverso por un exceso de 1.000 nanogramos por millitro de salbutamol -Froome dio 2.000-, una sustancia que, según la reglamentación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), en caso de encontrarse en una concentración mayor de 1.000ng/ml no se considera automáticamente como un positivo (droga usada para la mejora del rendimiento) y da la opción al atleta a demostrar que la presencia de la sustancia se debe al uso de alguna medicina prescrita por algún facultativo y, sobre todo, el motivo por el que la cantidad encontrada en su organismo supera con creces la máxima permitida por la normativa. Por ello, el británico no ha sido, al menos por el momento, suspendido de manera provisional y su nombre no aparece en la lista de la UCI.

Es importante destacar que, dado que esta sustancia no implica sanción de manera inmediata, el resultado no se ha hecho público hasta que la muestra B ha confirmado el resultado de la muestra A, por lo que ahora será Froome y su equipo el que deba presentar las alegaciones que estime oportunas para evitar una sanción.

El control adverso de Froome en el que, insistimos, dio un resultado de no negativo se realizó el pasado día 7 de septiembre, durante la 18ª con meta en Santo Toribio de Liébana. El corredor fue notificado el 20 de septiembre, el día en que se colgó la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo contrarreloj individual en Bergen tras Dumoulin y Roglic. Cabe destacar que aquellos días, tal y quedó reflejado en las crónicas publicadas en Ciclo 21, la tos del líder de la carrera era más que llamativa.

El equipo Sky se ha apresurado a emitir un comunicado en el que achaca la presencia de esta sustancia a la medicación que el corredor toma de manera regular para el asma, “enfermedad que sufre desde niño”. De hecho, Froome ya ha sido centro de la polémica por el uso de inhaladores para tratar los síntomas de la enfermedad en plena carrera, como cuando fue cazado por las cámaras de televisión haciéndolo en el Dauphiné de 2014.

En ese mismo comunicado, Sky recalca que el “Salbutamol está permitido según la normativa de la AMA (sin necesidad de TUE) con un límite de 1.600 ng/ml en un periodo de 24 horas y no más de 800 ng/ml en doce horas cuando es inhalado”.

Desde el conjunto británico lanzan estos datos para, a continuación, especificar que el resultado adverso se produjo el día 7 de septiembre y que “ninguno de los otros 20 controles de orina a los que se sometió el corredor requirieron más explicaciones”.

Los responsables del equipo de Chris Froome explican que “su asma empeoró durante la última semana de la Vuelta a España y, bajo el consejo del médico del equipo, aumentó la dosis de Salbutamol”.

El propio corredor, en ese mismo comunicado, explica que “es de sobra sabido que padezco asma y conozco perfectamente las reglas. Uso un inhalador para tratar los síntomas (siempre dentro de los límites permitidos) y sé que se me va a controlar cada día que llevo el maillot de líder”.

El ganador de la Vuelta añade que “mi asma empeoró en la Vuelta, así que seguí las recomendaciones del médico del equipo y aumenté la dosis de Salbutamol. Como siempre, puse el máximo cuidado en asegurarme de no sobrepasar la máxima dosis permitida”.

Por último, añade que “me tomo muy en serio mi papel como líder de este deporte. La UCI hace lo correcto al examinar los resultados de este control y, junto al equipo, aportaré toda la información que solicita”.

16 inhalaciones para alcanzar esa cantidad

El ya famoso Ventolín

Según ha asegurado en las páginas de L’Equipe el médico francés Jacky Maillot, galeno de la selección gala de ciclismo, “la cantidad [de Salbutamol] máxima permitida corresponde a 16 inhalaciones de Ventolín, algo que es más que suficiente para tratar el asma. Si el asma no se estabiliza con esta dosis es porque existe un problema y es necesario revisar todo el tratamiento de fondo”. El doctor Maillot es categórico al asegurar que “si la tasa [permitida] se supera con creces, no estamos ante un tratamiento normal”.

De hecho, tal y como indica el médico francés, si el Salbutamol se utiliza en dosis muy elevadas puede caer en la categoría de los anabolizantes, algo que permite deshidratar a los atletas aumentando su masa muscular. En este sentido, cobra especial interés la polémica que el pasado año rodeó al Team Sky por la llamada deshidratación óptima.

Comunicado oficial UCI

Comunicado de Team Sky

Lista suspendidos y sancionados por UCI y AEPSAD

Un comentario

  1. jesus monroy

    Si Froome aparece positivo, los senores de la UCI deben renunciar por que ellos han dilatado, como asi que la UCI este pidiendo explicaciones al Sr. Froome. Las pruevas del laboratorio y los niveles permitidos son suficientes para tomar una sancion. El equipo Sky y Sr Froome tienen corona? Que verguenza

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*