Clásica Almería 2017: El recorrido definitivo

El perfil de la prueba @ Clásica Almería

16 enero

La Clásica de Almería tendrá su salida en la en la Avenida Federico García Lorca de la ciudad de Almería, por cuyas calles se realizará el recorrido neutralizado de 5 kilómetros hasta el kilómetro 0, situado a la salida de la capital por la carretera del Cañarete, en dirección al municipio de Roquetas de Mar, pasando por las localidades de Aguadulce y el Parador.

Tras un primer paso por Roquetas de Mar la carrera seguirá por las poblaciones de Las Marinas, San Agustín, donde estará ubicado el primer sprint intermedio, Las Norias y Santa María del Aguilar hasta llegar a El Ejido, desde donde la prueba tomará dirección al primer alto de montaña de la jornada, el alto de Los Atajuelillos de 3ª categoría.

Tras esto, el recorrido volverá a la costa circulando por Matagorda, Balerma y Balanegra hasta el municipio de Adra, donde se disputará el 2º sprint intermedio del día, tras lo que se tomará de nuevo dirección a la sierra de Gádor, donde se encadenarán los dos siguientes altos de montaña de la prueba, el de La Alquería y el de Fuente Marbella, de segunda y tercera categoría respectivamente.

Mapa 2017 © Clásica Almería

La carrera llegará al pueblo de Berja que dará lugar al tercer sprint intermedio, tras lo que la carrera bajará en un rápido descenso hacia Balanegra y Balerma para disputar en esta ultima el último de los sprints intermedios, dirigiéndose entonces hacia Almerimar y tras coronar el ultimo alto de montaña de 3ª categoría dirigirse hacia Roquetas de Mar, que acogerá la meta de la prueba tras realizarse en sus calles un circuito final al que los ciclistas darán dos vueltas antes de conocer al vencedor en la Avenida Juan Carlos I, tras haberse recorrido 190.9 kilómetros.

La carrera tendrá así cuatro sprints intermedios, en San Agustín (KM 27.4), Adra (KM 85.2), Berja (KM, 119.1) y Balerma (KM, 141).

Y cuatro altos de Montaña en Los Atajuelillos – 3ºCat. (KM, 52.9), La Alqueria – 2ªCat. (KM 97.9), Fuente Marbella – 3ªCat. (KM 106.9) y Almerimar – 3ªCat. (KM 154.5 a 36 kms. de Meta).

RUTOMETRO CLÁSICA ALMERÍA 2017

Berja sigue fiel

Un año más el ayuntamiento de Berja sigue fiel a la Clásica de Almería. El municipio virgitano será punto importante en el recorrido. En su extenso municipio albergará un paso de montaña en el paraje de Fuente Marbella, la zona de avituallamiento en las proximidades del núcleo urbano, así como un sprint intermedio en el centro de la población.

Con este acuerdo, Berja sigue ayudando y colaborando a la grandeza de la carrera almeriense. El mismo se ratificó en días pasados entre el alcalde del municipio, Antonio Torres, y el organizador, José Muñoz. Al acto asistieron también el concejal de deportes, Manuel Céspedes, y Víctor Moreno, director del patronato de deportes.

Maillot 2017 © UCI

10 enero

El Cofidis francés se convierte en la séptima incorporación de la carrera almeriense y confirma su presencia, el próximo 12 de febrero, en la salida en Almería, de la que no ha faltado en los últimos cinco años. Cofidis, Solutions Credits renueva su compromiso con la Clásica y vuelve a sus carreteras para revalidar, sin duda, sus buenas actuaciones de ediciones anteriores y para intentar, de nuevo, el asalto a un triunfo por que ya apostó decididamente en la pasada edición con un equipo liderado y a la medida de su estrella Nacer Bouhanni, uno de los grandes favoritos a la victoria y que finalmente fue quinto.

La marca Cofidis es ya parte de la historia del ciclismo moderno y en sus 20 años como patrocinador principal de la escuadra francesa sus colores han vestido a algunos de los nombres míticos del pelotón de los últimos años. Frank Vandenbroucke, Jo Planckaert, David Millar, Maurizio Fondriest, Bobby Jullich, Stuart O’Grady, Sylvain Chavanel, Nick Nuyens, Nico Mattan o Bradley Wiggins se cuentas entre los grandes ciclistas que han pasado por una estructura a lo largo de su historia ha ganado en muchas de las grandes carreras del calendario mundial y que ha estado encuadrada en todas las categorías.

Actualmente, y tras una experiencia muy poco satisfactoria como World Tour en los años 2007, 2008 y 2009 el equipo se ha asentado en la categoría continental profesional que ostenta desde la temporada 2010, pese a lo que ha sido habitual de las carreras del calendario UCI World Tour con especial presencia en el Tour de Francia y la Vuelta a España.

Y ha sido precisamente en estas carreras donde el color rojo de su maillots ha brillado especialmente gracias al papel destacado del escalador francés David Moncoutié, retirado en 2012, y que se hizo nada menos con 4 maillots de la montaña de la gran vuelta española, además de ganar etapa cuatro años consecutivos en 2008, 2009, 2010 y 2011. Cosecho otras dos victorias de etapa en el Tour de Francia, otra en Dauphine y la segunda de la Vuelta al País Vasco de 2005. Otros hombres destacados en los últimos años han sido Samuel Dumoulin, Rein Taaramäe y Tony Gallopin que han sumado entre los tres más de 30 victorias vistiendo los colores de Cofidis.

Pero la actualidad del equipo es, sin duda, Nacer Bouhanni. Cofidis contrató al campeón francés en 2015, con la intención clara de que se convirtiera en la cabeza del equipo y realizando un importante esfuerzo para desarrollar un proyecto con aspiraciones de grandes victorias en las más prestigiosas carreras de un día del calendario (siendo la Milán-San Remo el gran objetivo de Bohuanni), así como en etapas del Tour de Francia o el Giro de Italia. No en vano, de las 15 victorias del equipo en 2016, 12 las ha conseguido este corredor, aunque no ha llegado esa gran victoria soñada siendo sus triunfos más importantes en esta pasada temporada, las 2 etapas que consiguió en la Vuelta a Cataluña y la conseguida en la 4ª etapa de la Paris – Niza. Pese a esto, el palmarés de Bohuanni es ya, a sus 26 años, impresionante acumulando un total de 52 victorias entre las que destacan tres etapas del Giro de Italia, otras tantas en París-Niza y Dauphiné o las dos etapas que se adjudicó en la Vuelta a España de 2014.

Van Genechten © Cofidis

Además para la temporada 2017, el equipo refuerza su tren para el sprint con la llegada del hombre rápido Jonas van Genechten, proveniente del desaparecido IAM (ganadores de la Clásica de Almería 2016) y ganador en Puebla de Sanabria de la séptima etapa de la Vuelta a España 2016 en la que se impuso al sprint a Daniele Benatti, Alejandro Valverde y Philippe Gilbert. Van Genechten se suma a un equipo con hombres como Julien Simon, Geoffrey Soupe, Michael van Staeyen, Kenneth Vanbilsen o el joven Hugo Hofstetter (de 22 años y con un palmarés interesante en categorías inferiores) que dan solidez y apuntalan el liderazgo de Nacer Bouhanni en etapas llanas y carreras de un día.

Y en esta estructura tan especializada la nota distinta la aportan dos españoles, Luis Ángel Maté y Dani Navarro. El primero, el malagueño Mate destaca por su combatividad y su implicación en carrera lo que le ha llevado a cuajar buenas actuaciones sobre todo en la Vuelta a España o la Vuelta a Andalucía donde en los últimos años es habitual de las escapadas y la disputa de los maillots de la montaña. Por su parte Dani Navarro presenta un perfil más escalador lo que le ha valido para imponerse en la Vuelta a Murcia de 2013 o en etapas de la Vuelta a España y Dauphine. Además en 2013 fue noveno en la general final del Tour de Francia.

Con todo esto y si atendemos tanto a la calidad de su hombre rápido como a la implicación que el equipo siempre ha mostrado en Almería, no hay duda de que Cofidis, Solutions Credits puede convertirse en un serio aspirante para la victoria de la Clásica, por la que el equipo ya apostó en la pasada edición, y que si Nacer Bohuanni está entre los corredores que tomen la salida el próximo 12 de febrero en Almería, será uno de los favoritos claros a levantar los brazos en la meta de Roquetas de Mar.

Reunión en Adra © Clásica Almería

7 enero

La ciudad de Adra volverá a estar incluida en el itinerario previsto por la organización de la XXX edición de la Clásica de Almería, una prueba ciclista de relevancia internacional que se disputará el próximo 12 de febrero entre Almería y Roquetas de Mar, con un recorrido total de 190 kilómetros.

El alcalde de Adra, Manuel Cortés, ha recibido al organizador de la prueba, José Muñoz, acompañado por el concejal de Deportes, Jesús Rivera y la concejala de Presidencia y diputada provincial de Empleo y Promoción Económica, Carmen Belén López.

El primer edil ha destacado que la Clásica de Almería “cada año supera las expectativas de los que disfrutan del ciclismo y se ha convertido en uno de los acontecimientos deportivos de mayor relevancia de la provincia de Almería”, por lo que “para los abderitanos es un orgullo que dentro de su itinerario se encuentre nuestra ciudad”.

Además, ha afirmado que se trata de una prueba con “proyección internacional”, ya que “hay seguidores de esta prueba en muchos países del mundo”. A este respecto, ha valorado el “esfuerzo por mejorar” que caracteriza a los organizadores del evento que “consiguen que cada año la prueba gane en calidad y comodidad para los participantes”.

Itinerario previsto

En lo que respecta a su paso por Adra, la Clásica de Almería comenzará su recorrido en la barriada de Venta Nueva en torno a las 14:00 horas, seguirá por la Curva y Puente del Río hasta llegar al núcleo urbano de Adra, donde pasará por la Calle Natalio Rivas donde se disputará el segundo Sprint Intermedio de la prueba. Posteriormente los ciclistas participantes llegarán hasta Guainos y continuarán hacia el Lance de la Virgen, desde donde los ciclistas emprenderán su rumbo hasta La Alquería por la A-7, el segundo alto de la carrera y el más duro al estar catalogado de 2ª categoría, y el paraje de la Fuente de Marbella alrededor de las 14:40 horas para entrar así en el término municipal de Berja.

Durante el recorrido previsto, además de la seguridad y especialistas de los que dispone la organización de la prueba, el Ayuntamiento de Adra establecerá un dispositivo de seguridad y emergencias para velar por el correcto desarrollo de la prueba a su paso por el término municipal, así como por los abderitanos y abderitanas que deseen ver desde algún punto el paso de los participantes.

Muñoz, en el Ayuntamiento de Almería

29 diciembre

“La capital será una vez más salida de la carrera, en esta edición tan especial, los 30 años de la Clásica de Almería”, anunciaba esta mañana José Manuel Muñoz, organizador de la prueba ciclista, en compañía del alcalde de la ciudad de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y del concejal de Deportes, Juanjo Segura.

Será La Rambla, en concreto, la que de nuevo dará la salida a los 112 corredores que tomarán parte en la prueba, así como al numeroso público que se concentrará el 12 de febrero del año próximo en torno a una edición que cumple tres décadas, y que en sus primeros kilómetros recorrerá las calles de la ciudad dando la oportunidad a todos sus habitantes de disfrutar del gran espectáculo del ciclismo y de ver en acción a algunos de los mejores ciclistas del mundo.

Para los que no puedan acercarse al centro de la capital, un programa de 25 minutos con los mejores momentos de toda la competición será emitido esa misma tarde en Teledeporte y otros medios.

El primer edil ha querido “agradecer a José Muñoz y a todos los miembros, de la organización y de la Peña Ciclista Muñoz el hecho de que lleven 30 años detrás de uno de los eventos más importantes que se celebran en nuestra ciudad en todo el año, no solo en el plano deportivo, sino en el ámbito general”.

Asimismo, Fernández-Pacheco ha calificado a la Clásica como “una cita que los almerienses esperan con mucha expectación, que mueve a muchísima gente, que trae mucha riqueza a la ciudad y que supone un escaparate fundamental que traslada la imagen de Almería a todo el mundo. Tiene muchísimo mérito y que se realice durante 30 años no es fruto de la casualidad, sino del trabajo bien hecho, y eso tenemos que agradecérselo a ellos”.

José Manuel Muñoz, por su parte, ha declarado que “esperamos que el 12 de febrero sea un día de ciclismo extraordinario para la ciudad, de disfrute para todos los ciudadanos. Con esa idea vamos a trabajar conjuntamente el Ayuntamiento de Almería y la organización. Quiero agradecer al alcalde y al concejal de Deportes la colaboración que nos dan año tras año para seguir creciendo como carrera y que Almería sea a nivel mundial un foco deportivo importante, que es lo que queremos”.

El organizador de la Clásica ha anunciado que este año la carrera podrá ser vista en Teledeporte y el canal internacional de TVE a partir de las 20.30 horas, el mismo día 12 de febrero, así como en varias cadenas autonómicas y de varios países, con lo que se estima un total de 20 millones de espectadores.

La carrera

La capital acogerá el 12 de febrero la salida de la Clásica, que recorrerá 190 kilómetros por el Poniente, finalizando en Roquetas de Mar. El punto de partida será La Rambla de Almería, junto al Automóvil Club. El pelotón saldrá en dirección Obispo Orberá para bajar después por el Paseo de Almería, Parque Nicolás Salmerón y salida de la ciudad por El Cañarete, junto al Castillo de San Telmo, recorriendo sus primeros kilómetros por esta preciosa carretera junto al mar.

En su 30 aniversario, esta competición volverá a tener el mismo itinerario que el año pasado brindándole a todos los aficionados y pueblos de su recorrido la oportunidad de ver en sus carreteras el paso del pelotón que desgraciadamente no pudieron disfrutar en la edición de 2016, ya que el viento obligó a neutralizar la carrera, que finalmente se disputó en un circuito urbano eficientemente improvisado en Roquetas de Mar, en el mismo lugar donde se habrían disputado los kilómetros finales de la prueba.

Se espera que la participación de la carrera sea excelente y ya han confirmado su presencia equipos de la máxima categoría del ciclismo mundial como Lotto Soudal, Katusha Alpecin o Orica-Scott, así como los  continentales profesionales Wanty-Groupe Gobert, Gazprom-Rusvelo y Direct Energie, a los que se unirán en las próximas semanas nuevas confirmaciones hasta un total de 16 equipos.

En el Tour de Francia © Clásica Almería

21 diciembre

El equipo francés repite participación y se suma a la lista de equipos inscritos en la Clásica de Almería 2017. Será la tercera vez consecutiva que la estructura de Jean-Renê Bernaudeau recorra las carreteras almerienses tras su presencia en las ediciones de 2016 y 2015, en esta ocasión aun con el nombre de Europcar, como primer patrocinador. En años previos también estuvo presente con sus distintas denominaciones, llevándose la edición 2004 con el nombre de su entonces patrocinador Brioches La Boulangêre, cuando Jerome Pineau y Thomas Voeckler, llegaron en solitario a la meta de Almería.

Si en la edición de 2015 ya realizaron una buena actuación llevándose la clasificación de las metas volantes que se adjudicó Romain Sicard tras protagonizar la escapada de la jornada junto a Romain Bardet (2º clasificado del Tour de Francia de este año), Miguel Angel Benito y Arthur Vanoverberghe. En 2016, y estrenando flamante nuevo patrocinador Direct Energie, se presento en Almería con la clara intención de llevarse la victoria de la carrera, presentando una alineación encabezada por uno de los grandes valores de la nueva generación del ciclismo francés, Bryan Coquard, y un equipo hecho a la medida para lanzarlo en el sprint final. No en vano, fue 4º en línea de meta, imponiéndose en el sprint masivo del pelotón tras el corte que aprovechando el fuerte viento había provocado Aleksejs Saramotins para llevar a su compañero de equipo Leigh Howards a la victoria.

Y ha sido precisamente gracias a Bryan Coquard, así como a la calidad de los ya veteranos Thomas Voeckler y Sylvain Chavanel, que el equipo ha firmado una de sus mejores temporadas alzándose en 2016 con nada menos que 25 victorias. Veinte de estas correspondientes a los triunfos cosechados por estos tres hombres a los que se suman las 3 etapas y clasificación general de Adrien Petit en La Tropicale Amissa Bongo y la gran victoria de etapa que el joven Lilian Calmejane se adjudicó en la 4ª etapa de la Vuelta a España, y que suponía su primera victoria como profesional tras debutar este mismo año en la máxima categoría.

Y es esta función, la de formación de jóvenes talentos, uno de los aspectos centrales de la filosofía del equipo. Ofreciendo una importante estructura de selección y apoyo a jóvenes ciclistas franceses y sirviendo como trampolín para estos hacia el profesionalismo.

La estructura de Direct Energie, radicada en la región histórica de La Vendée y con apoyo del gobierno de su departamento, lleva realizando esta función desde los años 90 y es sin duda responsable (junto a otras iniciativas similares del país vecino y la proliferación de carreras de todas las categorías) del buen momento que atraviesa el ciclismo francés. Con equipos en las categorías juvenil y cadete, su equipo amateur Vendée U Pays de la Loire, residencias para la formación de jóvenes deportistas y programas de entrenamiento y preparación para el profesionalismo de los ciclistas amateur, la labor de la estructura de Direct Energie es una referencia a nivel internacional en lo que se refiere al fomento del ciclismo de competición como alternativa profesional para los jóvenes deportista franceses y como modelo de desarrollo y gestión de una cantera solida, de grandes cualidades físicas pero también bien formada y muy experimentada en la multitud de carreras de los calendarios francés, belga o luxemburgués. Sin ir más lejos, en la temporada 2016, nada menos que 10 jóvenes ciclistas debutaron en la categoría profesional con el equipo Direct Energie. Quienes además, tuvieron la oportunidad de aprender y competir junto a estrellas del ciclismo de su país como Sylvain Chavanel y Thomas Voeckler. Una clara muestra de la importancia y el éxito de esta función formativa es precisamente Bryan Coquard, que pese a su palmarés y el rol central que ocupa en el equipo, solo tiene 24 años. Pese a esto es ya, junto a Arnaud Démare, Romain Bardet o Nacer Bouhanni,  uno de los grandes ciclistas de la nueva generación francesa.

Coquard, que se había labrado ya una buena trayectoria en pista, debutó como profesional en 2013 y consiguió su primera victoria en la segunda etapa de la Estrella de Besseges, primera carrera que disputaba. Dos días después repitió triunfo en la 4ª etapa de la vuelta francesa. Desde entonces ha repetido triunfo en todas las ediciones de esta carrera sumando un total de 7 etapas, dos de ellas en la edición de 2016. Este año también ha ganado 3 etapas y la general de Los cuatro días de Dunkerque, una etapa en la Route du Sud, la clasica Route Adélie de Vitré (también la ganó en 2015) y la vuelta Boucles de la Mayenne. Pese a su juventud acumula ya un total de 28 triunfos y es ya un sprinter de primera línea, favorito en cualquier carrera en la que tome parte.

Junto a él, la otra gran figura del equipo es Sylvain Chavanel. Ha conseguido 34 victorias como profesional y es, sin duda, uno de los grandes ciclistas franceses de los últimos años. Ha ganado 3 etapas en el Tour de Francia y otras tres en la París – Niza, dos etapas y la general final de los Cuatro días de Dunkerque de 2002, también en Plouay en 2014, y ha sido tres veces campeón de Francia de contrarreloj y dos veces campeón del mundo de contrarreloj por equipos con Omega Pharma.

Si estos son los grandes nombres de Direct Energie, el equipo cuenta también con una plantilla muy solida que combina a corredores muy jóvenes con ciclistas ya consagrados del país vecino y con gran experiencia y capacidades en todos los terrenos, por lo que es un equipo con posibilidad de disputar cualquier carrera en la que esté presente, lo que demuestran sus 25 triunfos de 2016. Algunos de estos nombres son los jovenes Lilian Calmejane y Julien Morice, Adrien Petit, Angelo Tulik o Romain Sicard.

No hay duda que el equipo francés es una gran incorporación para la carrera almeriense en la que siempre ha sido muy competitivo, y contando en sus filas con un corredor como Bryan Coquard pueden ser claros favoritos a la victoria de la XXX edición de la Clásica de Almería.

Con esta incorporación son ya seis los equipos confirmados para la edición 2017 (Orica – Scott, Lotto Soudal, Katusha Alpecin, Gazprom Rusvelo, Wanty Groupe Gobert y Direct Energie) y ya va tomando forma una lista de inscritos que contará con las mejores escuadras de las dos máximas categorías del ciclismo mundial.

16 diciembre

La 30 edición de la Clásica de Almería volverá un año más a tener su meta el próximo 12 de febrero en el municipio de Roquetas de Mar. En esta ocasión la línea de llegada se instalará en la Avenida Juan Carlos I. Así lo han anunciado la primer teniente de alcalde de Roquetas, Eloísa Cabrera, el concejal de Deportes y Tiempo Libre, José Juan Rubí y José Manuel Muñoz, organizador del evento.

Para Roquetas de Mar y la provincia de Almería esta prueba constituye un acontecimiento deportivo de primera magnitud, tanto por la calidad competitiva, de primer nivel mundial, como por la enorme difusión que lleva consigo para las localidades por las que pasa el pelotón.

En este sentido se refirió Eloísa Cabrera, que destacó los dos factores fundamentales de esta competición: “El valor deportivo, por colocar a Roquetas de Mar donde se merece en el ámbito provincial y autonómico, y desde el punto de vista turístico. Como afirma el nuevo eslogan de Turismo de Roquetas, ‘El mar que sueñas’, ésta es la carrera que todos nosotros soñamos”.

Cabrera también recordó la capacidad de reacción que se tuvo en la carrera del año pasado, cuando el fuerte viento obligó a modificar el recorrido de la prueba y a establecer un itinerario urbano por el centro del municipio. La teniente de alcalde alabó “la rápida respuesta que se tuvo por parte de toda la organización para evitar que la prueba se suspendiese”.

José Juan Rubí recordó que gracias a “La Clásica enseñamos nuestra provincia al mundo entero a través de la bicicleta”. El concejal de Deportes también quiso agradecer el trabajo de organización, que el año pasado demostró su enorme capacidad al sobreponerse al mal tiempo”.

José Manuel Muñoz insistió en la fecha tan significativa que supone este 2017 para La Clásica, ya que cumple su treinta aniversario. Por este motivo, Muñoz aseguró que esta edición “va a ser una carrera muy importante para la provincia”. Muñoz anunció que han alcanzado un acuerdo con la empresa que ostenta los derechos del Giro de Italia para difundir La Clásica de Almería por todo el mundo.

Por último, Muñoz volvió a recordar como se reaccionó el año pasado al afirmar que “hubiese sido imposible hacerlo en un municipio que no tuviese la organización de Roquetas de Mar. Se solucionó el problema con eficiencia y rapidez. Queremos que la carrera difunda nuestra tierra, que sirva como reclamo turístico y que la gente venga a Roquetas para que siga creciendo a todos los niveles”.

La XXX edición de La Clásica volverá a tener el mismo recorrido que el año pasado, con salida en Almería, primer paso por Roquetas de Mar, después por distintos puntos del Poniente almeriense, para concluir de nuevo en Roquetas de Mar. La distancia de la prueba es de 190 kilómetros. Equipos de la máxima categoría del ciclismo mundial ya han confirmado su presencia como Katusha Alpecin, Orica BikeExchange o Lotto.

© Team Katusha

El equipo 2017 © Katusha

11 diciembre

La Clásica de Almería confirma su acuerdo con el equipo Katusha Alpecin para disputar la carrera el próximo 12 de febrero. Supone la tercera confirmación de un equipo de la máxima categoría del ciclismo mundial (UCI World Team) tras la de Orica BikeExchange y Lotto.

Habituales en las últimas ediciones de la carrera almeriense (en 2016 fueron segundos con Alexey Tsatevitch), para la temporada 2017 el quipo cambia su nacionalidad de rusa a suiza y suma a Alpecin como patrocinador en un proceso de internacionalización de la estructura y la imagen del equipo que va acompañado además con un importante esfuerzo en materia de fichajes, incorporando a ciclistas del nivel de Tony Martin, Robert Kiserlovski, Jose Gonçalves o Reto Hollestein y a los jóvenes talentos Mads Würtz Schmidt, Rick Zabel y al campeón del mundo del mundo Sub-23 en contrarreloj Marco Mathis.

Después de una temporada 2015 en que acabó segundo en el ranking mundial, tras el equipo español Movistar que se alzó con el trofeo al mejor equipo del mundo, en 2016 Katusha se apuntó 25 victorias, 13 de ellas por parte de Alexander Kristoff (4 etapas en el Tour de los Fiordos, 3 en el Tour de Qatar, 2 en Omán, una etapa de los Tres Dias de La Panne, una en el Tour de California y otra del Tour de Noruega y la clásica alemana Eschborn-Frankfurt), además de subir al más alto peldaño del pódium en etapas de las tres grandes vueltas. Rein Taramae ganó en el Giro, Ilnur Zakarin en el Tour y Sergey Lagutin en la Vuelta a España. Taramae ganó además la segunda etapa y la general final del Tour de Eslovenia, donde también triunfo su compañero Alexander Porsev, que se llevo la cuarta y última etapa. Zakarin por su parte también sumó la sexta etapa de la Paris-Niza mientras que Alexey Tsatevitch hacia lo propio en la séptima etapa de la Vuelta a Cataluña. La cuenta del equipo se cierra con la actuación de Anton Vorobyev en el Circuito de Sarthe donde se llevo dos etapas y las victorias en los campeonatos nacionales rusos de Pavel Kochetkov, en ruta y Sergei Chernetckii en contrarreloj.

Y mirando ya a 2017, y tras la retirada de Joaquim Rodríguez que cuelga la bici tras 6 temporadas defendiendo los colores de Katusha, parece claro que el liderazgo del equipo recaerá en las poderosas espaldas de Alexander Kristoff e Ilnur Zakarin. El primero, ya una figura del pelotón internacional y uno de los sprinters más potentes del mundo, el segundo la joya del ciclismo ruso, que con 27 años se plantea ya como un candidato claro al triunfo en la general final de cualquiera de las grandes vueltas donde ya ha protagonizado grandes actuaciones, como por ejemplo, la realizada en el Giro de Italia de 2016 donde sufrió una gravísima caída en la antepenúltima etapa que le obligó a retirarse cuando era quinto en la general y amenazaba las posiciones de pódium.

Por su parte Kristoff es la punta de lanza del equipo en las clásicas y en las llegadas masivas. No en vano y pese a ser todavía relativamente joven (29 años), se ha apuntado ya nada menos que 56 victorias en sus 9 años como profesional, algunas tan importantes como su triunfo en la Milan-Sanremo de 2014, donde tras una durísima jornada de 294 kilómetros bajo la lluvia, derroto al sprint a Fabian Cancellara y Ben Swift y a algunos de sus más grandes rivales como Mark Cavendish, Peter Sagan, Andre Greipel o Juanjo Lobato. Además, ese mismo año se impuso también en la Clásica de Hamburgo y en dos etapas del Tour de Francia.

Tras esto, en la temporada 2015 no se quedó atrás y consiguió su segundo monumento al alzarse con la victoria en el Tour de Flandes. La carrera se decidió cuando aun restaban 28 kilómetros para la meta y justo al coronar el muro de Kruisber/Hotond, donde Niki Terpstra atacaba y Kristoff era el único corredor del grupo en responder al ataque del campeón holandés entrando inmediatamente a colaborar en los relevos lo que les permitió abrir un pequeño hueco de unos 30 segundos que resultó ser insalvable para el grupo perseguidor donde entraban al relevo corredores de la talla de Greg Van Avermaet, John Degenkold, Peter Sagan o Zdeněk Štybar. Finalmente, después de 264 kilómetros, Kristoff imponía de manera clara su superior punta de velocidad en la meta de Oudernnarde y derrotaba a su compañero de escapada para llevarse la carrera flamenca. No contento con eso, tres días después se adjudicaba los Tres Días de la Panne de 2015 y en agosto del mismo año el Gran Premio de Plouay.

En 2016, pese a que no ha tenido triunfos de tanto prestigio ha ganado 13 carreras, empatando en número de triunfos totales con Bryan Coquard (4º en la pasada edición de la Clásica de Almería 2016), siendo ambos solo superados por Peter Sagan, que con 14 triunfos ha sido el corredor más laureado de la temporada, además de alzarse al número uno del ranking mundial.

Si Alexander Kristoff es la apuesta en las clásicas, Ilnur Zakarin lo es las grandes vueltas. El corredor ruso, que estuvo en la pasada edición de la Clásica de Almería, ha completado una temporada 2016 de mucho nivel que lo ha aupado al reducido grupo de aspirantes a luchar por la general final de las tres grandes. Pero fue ya en 2015 cuando dio la primera muestra de su calidad. Pese a que había ganado ya algunas carreras menores y el campeonato de Rusia en contrarreloj, dio la gran sorpresa en el Tour de Romandia, donde llego a la contrarreloj final como líder y aunque sufrió un problema mecánico que le obligo a cambiar de bicicleta, defendió la clasificación general que amenazaba su compañero Simon Spilak, que se había perfilado como gran favorito a la victoria final, y parando su tiempo a solo dos segundos de este se llevo la victoria en la vuelta suiza donde le acompañaron en el pódium el mismo Spilak (2º) y Chris Froome (3º).

Aunque, sin duda, su gran año has sido 2016. Tras su debut con un tercer puesto en la Vuelta a Murcia y estar en la Clásica de Almería, se llevó la sexta etapa de la Paris-Niza y después de quedarse fuera del pódium del Tour de Romandía 2016 por apenas tres segundos, llegó al Giro de Italia en un estado de forma optimo para disputar la general de la gran ronda italiana por la que estuvo luchando hasta que en la decimo novena etapa sufrió una durísima caída que le obligó a retirarse cuando estaba cerca de acceder al tercer cajón del pódium.

Después de la recuperación y pese a no llegar todavía en la mejor forma, reapareció en el Tour de Francia donde tras pasar unos primeros días duros, estuvo con los mejores en la montaña y consiguió llevarse la decimoséptima etapa tras un fuerte ataque al que no pudo responder el líder de la montaña, Rafal Maika, que junto a Jarlinson Pantano viajaba con él en el terceto de cabeza.

Pero si Ilnur Zakarin y Aleksander Kristoff son la primera línea de Katusha, otros corredores de sobrado nivel y experiencia son la base de la solidez de un conjunto que le ha permitido a la escuadra rusa estar entre los mejores equipos de la elite del ciclismo mundial. En sus filas destacan los veteranos Alberto Losada y Ángel Vicioso (ganador entre otras de la Vuelta a Asturias de 2008, la Vuelta a la Rioja 2010 y de una etapa en el Giro de Italia en 2011). También Simon Spilak (ganador del Tour de Romandía 2010, el Tour de Suiza en 2015 y ganador de etapa en Dauphine en 2014), Rein Taaramae (vencedor del Tour de L’ain en 2009 de una etapa en la Vuelta a España en 2011, de la Vuelta a Burgos y el Tour de Noruega en 2015, y en esta pasada temporada venció en el Tour de Eslovenia y en la penúltima etapa del Giro de Italia), Eduard Vorganov (ganador de la Clásica de Almería en 2007) o la joven promesa colombiana Jhonatan Restrepo de 22 años.

Por si esto fuera poco, en 2017 Katusha Alpecin sumará a sus filas a Tony Martin, 4 veces campeón del mundo de contrarreloj, ganador de 5 etapas del Tour de Francia, de dos ediciones del Tour de China y de 3 del Tour de Belgica, del Eneco Tour en 2010 y de la Paris-Niza en 2011. A sus 31 años suma ya 60 victorias como profesional y es, sin duda, uno de los corredores más potentes del pelotón lo que ha demostrado en múltiples ocasiones tanto en la lucha contra el crono como en maratonianas escapadas en solitario que han puesto en jaque al pelotón en más de una ocasión.

Para la próxima temporada y procedente del equipo BMC, llega el joven esprínter Rick Zabel, gran promesa alemana de tan solo 23 años. Es hijo del mítico Erik Zabel, sin duda, junto a Mario Cipollini, el gran esprínter de los años 90 y ganador en 6 ocasiones del maillot verde del Tour de Francia. A su corta edad es uno de los nuevos talentos que amenaza con dominar las llegadas masivas en los próximos años y aunque no ha conseguido aun grandes victorias se espera todo de él.

Y otra promesa es Marco Mathis, de 22 años, y actual campeón del Mundo en contrarreloj Sub 23 tras su victoria en los pasados mundiales celebrados en Doha y que llega al equipo desde el Rad-Net Rose Team alemán y que ha firmado contrato con Katusha para las dos próximas temporadas.

No hay duda, que la presencia de Katusha Alpecin en la XXX Clásica de Almería es otra muestra más del nivel que la edición de 2017 desplegará en las carreteras de la provincia andaluza el próximo 12 de febrero y que ya va perfilándose en la lista de equipos inscritos que con Lotto Soudal, Orica BikeExchange, Gazprom Rusvelo, Wanty Groupe Gobert y esta nueva incorporación se prepara para alinear en la salida a alguno de los mejores ciclistas del mundo.

Con respecto a Katusha, y atendiendo a la calidad de la plantilla y a la potencia de sus hombres rápidos, ya sea Rick Zabel o Alexander Kristoff quien esté en Almería el próximo mes de febrero, se postula claramente como un gran aspirante al triunfo final del que tan cerca se quedó en 2016.

En el Mundial contrarreloj

En el Mundial contrarreloj

8 diciembre

La Clásica de Almería, que el próximo 12 de febrero recorrerá las carreteras de la provincia en su trigésima edición, confirma la presencia del equipo belga Wanty-Groupe Gobert, número uno de los equipos continentales profesionales en el ranking de la Unión Ciclista Internacional en la pasada temporada 2016.

Esta confirmación se suma a las anteriores de los también belgas de Lotto, los australianos Orica BikeExchange y los rusos de Gazprom-Rusvelo. Cuatro confirmaciones que ofrecen una muestra de la proyección internacional que tiene la carrera almeriense y del interés que despierta en los equipos de primer nivel del panorama mundial. Pues si Orica y Lotto son dos de los grandes equipos de la máxima categoría del deporte ciclista y, por su parte, Gazprom-Rusvelo (categoría profesional continental) puede presumir de una gran temporada 2016, con una actuación brillante en una carrera como el Giro de Italia, Wanty-Groupe Gobert ha cerrado esta misma temporada como número uno del circuito UCI Europa Tour, lo que le alza como el mejor equipo de esta misma categoría Profesional Continental.

Wanty-Groupe Gobert, presenta un perfil como equipo enraizado en la tradición del ciclismo centroeuropeo, con preferencia por las clásicas belgas, holandesas y del norte de Francia. Vocación esta, y salvando las diferencias climáticas entre la soleada Almería y el lluvioso norte, que encaja perfectamente con el perfil de la carrera andaluza, que apuesta por un recorrido muy rápido y salpicado por explosivos repechos que obliga a los hombres rápidos y a sus equipos a estar permanentemente en guardia para afrontar con garantías los últimos y decisivos kilómetros.

Y precisamente, y dentro de este calendario de prestigiosas carreras de un día fue donde el equipo consiguió su triunfo más importante de la pasada temporada, que supone, además, la mayor victoria de su historia como escuadra, al imponerse con Enrico Gasparotto en la Amstel Gold Race 2016.

El corredor italiano realizó un ataque al pie del muro final, el mítico Cauberg, que en su último paso (se sube tres veces) ejerce tradicionalmente de juez decisivo de la clásica holandesa. Y Pese a la presencia de corredores como Michael Matthews, Diego Ulissi, Bauke Mollema o Julian Alaphilippe en el grupo de favoritos, solo Michael Valgren, de Tinkoff, pudo responder al ritmo del ciclista de Wanty, aunque apenas tuvo posibilidad de disputarle el sprint final.

Gasparotto supera a Valgren © UCI

Gasparotto supera a Valgren © UCI

Además de esta gran victoria, en 2016 se llevaron otros 11 triunfos más, lo que les permitió sumar suficientes puntos para imponerse en el ranking final del calendario UCI Europa Tour, a Direct Energie y Cofidis Solutions Credits (2º y 3º clasificado respectivamente). Triunfos estos conseguidos por Dimitri Claeys (2 victorias), Jerome Baugnies (3 victorias) y el veterano Kenny Dehaes, corredor que ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Lotto, y que en 2016 se llevo otras 3 carreras. Por su parte Roy Jans y el jovencísimo Miles Scotson (22 años) se llevaron una victoria cada uno.

Con estos buenos resultados, y pensando ya en 2017, el equipo además, se ha reforzado con la incorporación de varios corredores jóvenes que ahondan en este perfil clasicómano como Guillaume Van Keirsbulck o Wesley Kreder, y también, y procedente de Astana, se ha incorporado a sus filas el holandés Lieuwe Westra, ya veterano corredor que ha ganado etapas en París-Niza (donde además se alzó segundo en la clasificación general en 2012) en la Vuelta a Cataluña o en Dauphiné.

Son ya cuatro los equipos que se han asegurado su presencia en Almería el próximo mes de febrero y aunque aún quedan por adjudicarse la mayoría de las plazas en la lista de equipos inscritos, estas confirmaciones empiezan ya a perfilar una Clásica de Almería con una gran participación, con escuadras del más alto nivel del ciclismo mundial y que a buen seguro alinearán en Almería a un buen puñado de sus mejores hombres, previéndose ya, a escasos dos meses de la prueba, una participación de lujo en lo que se refiere tanto a equipos como a corredores.

Foliforov se estrena por centésimas © Giro

Foliforov se estrena por centésimas © Giro

1 diciembre

El equipo ruso y la organización de la Clásica de Almería han renovado su acuerdo de ediciones anteriores y Gazprom-Rusvelo estará, el próximo 12 de febrero, en la salida de la edición numero treinta de la carrera almeriense. Esta supondrá la tercera participación consecutiva del equipo en la prueba, desde que estuvo presente por primera vez en 2015.

El equipo, que debutó en el ciclismo profesional en 2012, con la denominación de Rusvelo, y al que se unió en 2016 la marca de la compañía Gazprom como patrocinador principal, desde su fundación ha estado encuadrado en la categoría profesional continental, desde la que ejerce como cantera y base de lanzamiento del ciclismo ruso, lo que le hace contar con una plantilla joven, en torno a los 26 años de media, pero muy competitiva y de la que han salido algunas de las actuales figuras del país, como Sergey Lagutin o Ilnur Zakarin.

Pese a que en sus inicios, el equipo disputó un calendario centrado en el este de Europa y que compaginaba, además, con el ciclismo en pista, en las dos últimas temporadas ha afrontado este de forma más ambiciosa, estando presente en muchas de las carreras más importantes del ciclismo europeo como el Giro de Italia, donde realizó una gran actuación, la Milán-Turín o el Giro de Lombardía.

Esto le ha llevado a cosechar 7 victorias en 2016, entre las destaca la victoria en la cronoescalada del Giro de Italia, donde Alexander Foliforov, con tan solo 24 años, se impuso a Steven Kruijswijk y a Alejandro Valverde, y en donde además se colocó cuarto su compañero Sergey Firsanov, que incluso pudo clasificarse más arriba, de no ser por un incidente con uno de los coches en carrera que le hizo perder algunos segundos en meta.

Es precisamente Firsanov, que es además el corredor más veterano del equipos,  quien más victorias ha conseguido para Gazprom Rusvelo en la pasada temporada, imponiéndose en Giro dell’Appennino, así como en dos etapas y la general final de la semana Coppi e Bartali.

Triunfos a los que se suman los dos conseguidos por Roman Maikin, de 26 años, en una etapa del Tour de Limousin y otra en el Tour de Estonia.

Pese a los buenos resultados y a las capacidades de sus jóvenes talentos, para 2017 los rusos se han reforzado aun más, con corredores de probado nivel y experiencia como Ivan Rovny y Pavel Brutt, provenientes del desaparecido Tinkoff, Dimitri Kozonchuk o los sprinters Alexey Tsatevich (segundo en la Clásica de Almería 2016, con los colores de Katusha) y Alexander Porsev (también procedente de Katusha).

Con esta confirmación, Gazprom Rusvelo, se une a Lotto Soudal y Orica Bikeexchange, previamente confirmados, en la lista de equipos que conformarán la participación de la XXX edición de la Clásica de Almería y que, si atendemos a su plantilla, reforzada además para 2017, y trayectoria, puede ser uno de los equipos con más capacidad para poner en dificultades la hegemonía que las escuadras de la máxima categoría (UCI World Teams) han ejercido en los últimos años en la carrera almeriense.

Maillot del Orica

Maillot del Orica

13 noviembre

La Clásica de Almería ha cerrado el acuerdo con el equipo australiano Orica y confirma su presencia en la línea de salida de su trigésima edición, a disputar el próximo 12 de febrero, uniéndose a los belgas de Lotto, confirmados hace apenas unos días. Ambos equipos están encuadrados en la categoría UCI World Teams, máxima categoría del ciclismo mundial.

Será la primera vez que Orica-Bixeexchange, que debutó como equipo en 2012, esté presente en la Clásica, aunque no es la prueba almeriense una desconocida para muchos de sus ciclistas, y tampoco para su director, Neil Stephens, que la ha disputado varias veces como ciclista, en las filas del equipo ONCE, y que en la edición de 1996, fue protagonista absoluto de la carrera al protagonizar una escapada en solitario que durante 140 kilómetros le disputó las posibilidades de victoria al pelotón, que finalmente consiguió cazarlo a escasos 12 kilómetros de la meta, ubicada en el paseo de Almería, donde el campeón belga Wilfried Nelissen se impuso al sprint.

Desde sus inicios, en 2012, la vocación del equipo se enfocó principalmente a las clásicas y las victorias de etapa, gracias principalmente a figuras como Simon Gerrans, y la incorporación en 2013 del joven talento Michael Matthews (ganador de la Clásica de Almería de 2012), o a expertos cazadores como Daryl Impey, Michael Albasini o Pieter Weening. Pero poco a poco, Orica se ha ido convirtiendo en una verdadera potencia del pelotón, con capacidad para disputar la victoria de cualquier carrera del calendario, siendo la recién finalizada temporada 2016, el ejemplo claro del potencial que la escuadra australiana tiene en la actualidad, y en la que se ha alzado con 29 victorias en terrenos tan distintos como los adoquines de la Paris-Roubaix, los muros del Giro de Lombardía o las cumbres de la Vuelta a España y el Giro de Italia, carreras ambas en las que se ha subido al podio final.

La plantilla del equipo presenta un equilibrio claro entre consagrados ciclistas veteranos y jóvenes talentos que en algunos casos se perfilan como auténticos dominadores del ciclismo en los próximos años.
De los primeros, destacan Simon Gerrans, Michael Albasini, Roman Kreuziger (recién incorporado para la temporada 2017) y Mathew Hayman, este último, flamante vencedor de la Paris-Roubaix 2016, en la que se impuso al ya mítico Tom Boonen. Por su parte, Gerrans cuenta en su palmarés con cuatro Tour Down Under, la Lieja-Bastogne-Lieja de de 2014 y la Milan-Sanremo de 2012, el Gran Premio de Plouay y dos etapas en el Tour de Francia.

Otro de los veteranos, el suizo Michael Albasini, es el prototipo del cazador de etapas, potente en todos los terrenos, sobre todo en el llano, y con capacidad para reconocer las escapadas buenas y resolver luego las llegadas en pequeños grupos. Tiene victorias de etapa en La Vuelta a Cataluña, además de la victoria final en la edición de 2012, en el Tour de Romandia, donde ha ganado en seis ocasiones, en el Tour de Suiza (otras tres etapas) y en 2010 se adjudicó la general del Tour of Britain.

Pero, si en algo esta destacando Orica, sobre todo en estas dos últimas temporadas es por la irrupción de varios de sus jóvenes talentos y los espectaculares resultados que, pese a su juventud, están consiguiendo ya en las carreras más importantes del calendario. El más joven de ellos es Caleb Ewan, joya del ciclismo australiano, que con 22 años se plantea ya, junto con Fernando Gaviria (Etixx-Quick Step), como la punta de la lanza de la generación que sucederá a Mark Cavendish y Andre Greipel como dominadores de las llegadas masivas. Su perfil físico, parecido al de Cavendish en talla y peso, le convierte ya en uno de los corredores más rápidos del pelotón y aunque aún es un corredor protegido, que disputa un calendario reducido enfocado a la formación, ya se ha adjudicado etapas en el Tour Down Under, la Vuelta a España y ha ganado la Clásica de Hambugo, que se unen a un palmarés de lujo en categorías inferiores.

Solo dos años más tienen los gemelos, Simon y Adam Yates. De perfiles muy similares, Simon ha destacado en 2016 en la Vuelta a España donde se llevo una etapa y disputó la general a corredores de la talla de Froome y Nairo Quintana, alzándose finalmente con la sexta plaza de la clasificación general y mostrando que unos pocos años puede estar con los mejores en las grandes vueltas si decide enfocar su carrera en ese tipo de carreras. De igual manera, Adam brilló en el Tour de Francia, donde se quedo fuera del pódium a apenas 20 segundos del tercer clasificado, Nairo Quintana, y donde completó una actuación de mucho nivel en la que, pese que era la primera vez que peleaba la general de una gran vuelta, disputó los puestos de honor hasta el último día tanto a Romain Bardet (2º clasificado) como a Quintana (3º), quedando finalmente en una cuarta plaza por delante de corredores de la talla de Richie Porte, Alejandro Valverde o Joaquim Rodríguez.

Junto a ellos, y ya saliendo de consideración de joven talento, para convertirse, a sus 26 años, en una figura consagrada del pelotón internacional, aparece Esteban Chaves. El corredor colombiano ya completó una temporada 2015 espectacular, dando la sorpresa al colocarse de líder de la Vuelta a España, al ganar la segunda etapa en Caminito del Rey, y clasificándose quinto en la general final. Y en 2016 ha seguido progresando y perfilándose como un hombre ya a batir en este tipo de carreras, habiéndose subido al pódium tanto en el Giro de Italia (2º en la clasificación general y ganador de una etapa) como en la Vuelta, tercero, además de haber completado un final de temporada perfecto al ganar en la misma semana el Giro dell’Emilia, el Duo Normand y el Giro de Lombardía.

Es indudable, la relevancia que tiene que equipos de tanto nivel se interesen en la Clásica de Almería y que cada año conviertan a la carrera en uno de sus primeros objetivo de la temporada. La presencia de Orica Bikeexchange en la salida se suma a la ya anunciada de Lotto Soudal, y ambos equipos plantean ya una apuesta clara para disputar la victoria. Si los belgas presentan una plantilla enfocada a este tipo de carreras, las capacidades del equipo australiano para hacerle frente no se quedan atrás. A sus sprinters de primera línea, Caleb Ewan y Simons Gerrans, hay que sumar la punta de velocidad de corredores como Luka Mezgec o Jens Keukeleire (vencedor en Bilbao de la 12ª etapa de la Vuelta a España) y la potencia de rodadores como Mathew Hayman, Luke Durbridge o Michael Albasini, con los que el equipo australiano presentará una seria candidatura a la victoria final en la XXX Clásica de Almería.

La Clásica de Almería 2017 toma forma

La Clásica de Almería vuelve el 12 de febrero de 2017

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*