Clásica Almería: Wanty y Baloise se unen a Bora

Caleb Ewan_Almeria_2018

Caleb Ewan, el más rápido en Roquetas de Mar / © Mitchelton-Scott

13 diciembre

La Clásica de Almería confirma dos nuevos equipos para su edición 2019. Los dos conjuntos belgas Sport Vlaanderen y Wanty Groupe Gobert se unen al ya confirmado Bora Hansgrohe como primeras escuadras en formalizar su presencia en la salida de la carrera el próximo 17 de febrero.

Ambos equipos que compiten con licencia Continental Profesional UCI renuevan su compromiso de participación con una carrera, la almeriense, en la que no han faltado en las tres últimas ediciones.

Si bien comparten categoría, y son escuadras habituales en el pelotón de las mejores carreras del mundo, sobre todo si se trata de carreras de un día, la vocación de ambos equipos es sustancialmente distinta.

Wanty Groupe Gobert es desde hace varios años el mejor equipo del circuito europeo, encabezando el ranking UCI continental ininterrumpidamente desde 2016, lo que le ha valido entre, otras cosas, para ser el único equipo no francés reconocido con una invitación al Tour de Francia tanto en la edición 2017 como en 2018.

Su concepto como equipo se enfoca en la obtención de victorias dentro del calendario europeo, disputando estas pruebas a los poderosos equipos UCI World Team y habiendo conseguido incluso llevarse carreras en la máxima categoría del ciclismo mundial, como la Amstel Gold Race, que Enrico Gasparotto les dio en 2016. Para esto Wanty presenta una plantilla de ciclistas con experiencia y capacidad ganadora entre los que destacan los rodadores potentes y con punta de velocidad. Ciclistas como Andrea Pasqualon, Timothy Dupont o Yoann Offredo, que aportan la mayoría de victorias al palmarés del equipo, y que comparten el peso de la capitanía del equipo con la promesa francesa Guillaume Martin. El escalador de 25 años, ganador de la Lieja sub23, que ya tiene en su haber varias carreras de los circuitos europeos, realizó una destacada actuación en el pasado Tour de Francia, que acabó como tercero de la clasificación de los jóvenes.

Así, en 2018, tras la tercera posición que Dupont consiguió en la Clásica de Almería, el equipo consiguió llevarse 13 victorias ganando las vueltas Circuit Cycliste Sarthe – Pays de la Loire (Martin) y el Tour de Luxemburgo (Pasqualon), la tercera etapa del Tour de Valonia (Odd Christian Eiking) y varias clásicas del circuito europeo, sobre todo en territorio belga, como la Schaal Sels (Dupont) o la Antwerp Port Epic que se llevó Guillaume Van Keirsbulck.

Por su parte la función de Sport Vlaanderen se centra sobre todo en la formación. La marca comercial que le da nombre representa a la agencia de promoción del deporte de la región de Flandes, y para esto el equipo conforma año tras año una plantilla de jóvenes ciclistas belgas que dan el paso al profesionalismo deportivo. Corredores muy jóvenes (de la lista de corredores que el equipo ha confeccionado para el año 2019, solo 4 ciclistas son mayores de 25 años), pero a la vez muy formados, en consonancia con la cultura ciclista del país, y es habitual verlos en todas las carreras del centro de Europa, desarrollando un calendario que da a las jóvenes promesas belgas la posibilidad de disputar grandes carreras como el Tour de Flandes, la Lieja Bastogne Lieja, el Binck Bank Tour o la mayoría de las clásicas de primavera. En este 2018, además, algunos de sus ciclistas han brillado también en la pista, fraguando buenas actuaciones como la que realizaron la pareja formada por el veterano Kenny De Ketele y el jovencísimo Robbe Ghys (solo 21 años) que se llevó el oro en la modalidad de
Madison.

De esta función de formación que Sport Vlaanderen realiza es una buena muestra los nombres de algunas de las actuales figuras del ciclismo belga que dieron sus primeros pasos en el profesionalismo en este equipo. Corredores como Jan Bakelants, Sep Vanmarcke, Thomas De Gendt, Yves Lampaert, Oliver Naesen o el actual campeón de Europa en contrarreloj Victor Campenaerts, son fruto de la buena labor que la estructura de Sport Vlaanderen realiza en la prolífica cantera belga.

Así, con estas dos nuevas confirmaciones la Clásica de Almería incorpora a dos de los mejores y más reconocibles equipos europeos de la categoría Continental Profesional (y probablemente los máximos representantes de la cultura de carreras de un día en la categoría), y suma dos escuadras que sin duda protagonizarán, como ya han hecho en años anteriores, algunos de los momentos clave de la prueba en su intento por sorprender a los equipos UCI World Team que tradicionalmente la han dominado.

La Clásica se suma al reconocimiento a don Juan del Águila Molina

La carrera almeriense, que en sus primeros años estuvo vinculada a la comarca del Poniente llamándose Ruta de las Hortalizas, contó en aquellos años con el apoyo de la que entonces era la Caja Rural, en gran parte gracias a Juan del Águila.

El homenaje está motivado por su actitud trabajadora e impulsora con su provincia y la agricultura almeriense, ya que siempre trabajó para mejorar Almería desde los cargos que fue ejerciendo dentro de la Caja, hasta llegar a convertirla en una de las entidades más importantes a nivel nacional.

Por su compromiso, trabajo, honestidad, humanidad y sencillez, la Clásica de Almería quiere rendirle un merecido homenaje a un gran hombre y hacer un reconocimiento a su gran labor por Almería.

2 diciembre

El equipo alemán Bora Hansgrohe confirma su presencia en Almería el próximo 17 de febrero e inaugura la lista de equipos que comparecerán en la salida de la prueba en 2019, como informa la organización.

Siendo un habitual en la disputa de las clásicas y una escuadra especialista en las llegadas masivas, Bora vuelve a la Clásica de Almería para aspirar como siempre a un triunfo que ya se llevó en la edición de 2014, cuando aun competía con licencia Continental Profesional. Siendo el único equipo de esta categoría que ha conseguido arrebatarles la victoria a las todopoderosas escuadras World Tour en la última década.

En esa edición fue Sam Bennett quien se llevo la victoria por delante de Juanjo Lobato, y desde entonces el corredor irlandés se ha convertido en uno de las puntas de lanza del conjunto alemán, y quien junto a Peter Sagan otorga al equipo el mayor número de triunfos.

Bora se ha convertido en un habitual de la carrera almeriense y dada su capacidad para preparar y lanzar los sprints, tarea en la que es uno de los mejores equipos del pelotón, ha estado muy cerca de repetir su triunfo de 2014 en varias ocasiones desde entonces. Sin ir más lejos, en la edición de 2017, Rudiger Selig se subió al pódium solo superado por el ganador Magnus Cort.

Con respecto a la temporada recientemente finalizada, Bora Hansgrohe ha acabado el año como tercer equipo clasificado en el ranking de la UCI, lo que lo acredita oficialmente como uno de los mejores equipos del mundo. Solo el Sky y el Quick Step, que ha cerrado una campaña histórica batiendo el record de victorias en un año, se han clasificado por delante de los alemanes de entre los 18 equipos encuadrados en la categoría World Tour.

A esto han contribuido las 33 victorias de alto nivel que se han llevado sus hombres, entre las que destacan las de su tridente de sprinters, Sagan, Bennett y Ackermann, que han sumado nada menos que 24 de las carreras que se ha adjudicado el equipo.

Si bien la calidad de Peter Sagan y de Sam Bennett está sobradamente contrastada, este 2018 ha visto como Pascal Ackermann daba un paso adelante en su progresión, y a sus 24 años, el corredor alemán que completaba en la edición 2017 de la Clásica de Almería su primera carrera como profesional, ha confirmado las expectativas en el depositadas desde que en 2016 se alzara con la medalla de plata en el campeonato de mundo sub 23.

De los tres sprinters de Bora, Peter Sagan ha alzado los brazos en la 4º etapa del Santos Tour Down Under, la Gante – Wevelgem, la 2ª del Tour de Suiza, en 3 etapas del Tour de Francia, y en el que es uno de los triunfos más importantes de su carrera, en la Paris – Roubaix. Además consiguió su sexto maillot verde en el Tour, igualando la marca de record de Erik Zabel.

Por su parte Sam Bennett se llevó 3 etapas del Giro de Italia, la clásica alemana Rund um Köln, y 3 etapas en el Tour de Turquia.

Pascal Ackermann haría lo propio en la quinta etapa del Tour de Romandia, en el campeonato nacional alemán, la clásica World Tour Prudential RideLondon-Surrey Classic, otras dos etapas en el Tour de Polonia, el GP de Fourmies, la Clasica de Bruselas, y una etapa en el Tour de Guangxi.

A estos se unirían los dos triunfos conseguidos a principio de temporada por Jay McCarthy en Cadel Evans Great Ocean Road Race y la Vuelta al País vasco; los conseguidos por Matteo Pelucchi (ganador de la Clásica de 2011) y Rüdiger Selig en el Tour de Eslovaquia; el Gran Premio Cerami que se llevó Peter Kennaugh; los campeonatos nacionales de Austria y Polonia en modalidad de contrarreloj alcanzados por Lukas Pöstlberger y Maciej Bodnar respectivamente; y la gran victoria de Gregor Mühlberger en la 6ª etapa del Binck Bank Tour.

Es destacable la cantidad y la calidad de los triunfos conseguidos por Bora Hansgrohe en 2018, la mayoría de ellos en carreras de la máxima categoría y en algunas de las pruebas más importantes del mundo, más aún teniendo en cuenta que muchos de ellos los han conseguido en disputa cara a cara con los hombres de Quick Step, que han sido los grandes dominadores de la temporada y que son considerados el equipo más potente del mundo en carreras de un día.

No cabe duda, que la renovación del compromiso de participación de la Clásica de Almería con un equipo como Bora Hansgrohe pondrá, el próximo 17 de febrero, en la línea de salida de la prueba a uno de los equipos mas destacados del planeta y a un aspirante muy serio al triunfo tanto por la calidad de sus ciclistas como por la capacidad que muestran para resolver a su favor este tipo de pruebas. Sin saberse aún la alineación titular que el equipo presentará en Almería, Bora será, sin duda, uno de los aspirantes a romper la tiranía que Mitchelton – Scott ha ejercido en los dos últimos años en las llegadas masivas en las que tradicionalmente se ha resuelto la prueba.

7 noviembre

Tras la publicación, por parte de la UCI, del calendario mundial para el año 2019, se ha confirmado la fecha oficial de celebración de la Clásica de Almería, que en su próxima edición se disputará el 17 de febrero.

Así, la carrera almeriense se disputará el tercer fin de semana de febrero, ubicándose en el calendario tras las dos carreras del calendario mundial australianas (el Santos Tour Down Under y la carrera de un día Cadel Evans Great Ocean), la Challenge de Mallorca, la Volta a la Comunitat Valenciana, la vuelta francesa Etoile de Bessèges y la Vuelta a la Región de Murcia. Siendo, junto con la posterior Vuelta a Andalucía, la carrera de más alta categoría del inicio de temporada del ciclismo en Europa.

Como viene siendo habitual su itinerario trazará un recorrido variado por las carreteras de la provincia, de entre 185 a 200 kilómetros competitivos, con 4 puertos de montaña y 4 sprints intermedios. Con los últimos kilómetros transcurriendo por un perfil mayoritariamente llano, favorable para escuadras formadas por corredores potentes y grandes velocistas.

Con respecto a los equipos que estarán presentes en la prueba, la intención de la organización es seguir la línea de los últimos años, con unos 16 ó 18 equipos de las dos máximas categorías del ciclismo mundial contando, como en años anteriores, con algunos de los mejores equipos del mundo en ambas categorías.

En este sentido, hay que destacar que entre los 10 mejores equipos clasificados en el ranking UCI a final de 2018, se encuentran 6 de los equipos que estuvieron en la pasada edición de la Clásica de Almería. Incluyéndose entre estos el que ha cerrado la temporada como mejor equipo del mundo, el Quick Step Floors, que además compareció en Almería con algunas de sus principales estrellas, y que ha completado un año histórico al batir el record absoluto de victorias en una temporada, con 73.

De cualquier forma, desde la organización ya se está en contacto con algunos de estos equipos para confeccionar la participación de 2019, que de nuevo pondrá en las carreteras de Almería los mejores corredores y formaciones de todo el planeta.

Y en relación con este calendario global, y la reestructuración que vivirá en 2020 con la creación de de un nuevo calendario World Tour que incluirá una serie especifica de carreras de un día, UCI Classics Series, y la creación de otra serie intermedia, también de ámbito internacional, las UCI ProSeries, que se intercalará entre el actual calendario mundial y el continental; la organización almeriense defenderá en la próxima asamblea general de la Asociación Internacional de Organizadores de Carreras Ciclistas (AIOCC), a celebrar el próximo 23 de noviembre en Ámsterdam, la posición de la Clásica de Almería como una de las mejores carreras españolas y europeas de un día, y sus posibilidades de colocarse en la primera línea de carreras que optan a formar parte de estos nuevos calendarios.

Con este objetivo en el horizonte, y con la voluntad primordial de ofrecer a la provincia un acontecimiento deportivo de ámbito internacional y un espectáculo deportivo del máximo nivel para disfrute de todos los almerienses, la XXXI Clásica de Almería se prepara para una nueva edición

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*