David Belda, suspendido por un control adverso

Belda, en su debut en Mallorca © Ciclo 21

Fernando Ferrari / Ciclo 21

David Belda no puede, de momento, competir. El profesional del equipo Burgos-BH ha recibido la comunicación de un resultado analítico adverso -control positivo o no negativo- en su pasaporte Adams por lo que se encuentra suspendido cautelarmente por la Agencia Española para la protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), según ha confirmado el propio corredor a este medio.

La sustancia que ha aparecido en el organismo del hijo del excorredor y director Vicente, no la quiso desvelar –presuntamente EPO-, pero, según su versión, “pasé el control de sangre y orina el 9 de marzo y a través de la aplicación que tenemos del pasaporte los resultados que me enviaron el día 15 de ese mes fueron negativos, así que todo perfecto”. Pero la situación cambió el pasado 6 de mayo. “La sorpresa es que el Adams me comunica ese día un resultado adverso de ese mismo control que dio negativo en la primera notificación” dos meses después.

El valenciano se rige por el sistema de la AMA al haber pertenecido el año pasado al Roth suizo profesional, división donde es obligatorio como obviamente en el World Tour. Al volver a la formación castellano y leonesa continental deja de pasar controles por parte de la UCI, pero sí de la AEPSAD que es quien tiene la potestad de decidir si, en este caso, Belda ha de seguir siendo controlado por el pasaporte.

El ciclista de Cocentaina de 34 años se queja de que “lo que no puede ser es que la AEPSAD haya comunicado antes dicha suspensión a la federación española y ésta al resto de federaciones territoriales y comités de árbitros antes que a mí que soy el afectado. Lo sabían todos menos yo”, lo que en su opinión y en la de su abogado José Rodríguez -excompañero de su padre en el Kelme y experto en estos casos- ha vulnerado el proceso administrativo entre los organismos y el deportista.

Así Julio Rodríguez, mánager del Burgos, se enteró de la situación vía federativa y no por su pupilo por lo que ya no pudo participar en la Vuelta a Madrid, días después de la Vuelta a Asturias, último dorsal de Belda hasta la fecha. “Llamamos a López Cerrón, mandamos un burofax a la agencia pidiendo explicaciones porque yo no tenía comunicación oficial y se me prohibía correr sin saber por qué. Volví a llamar a la agencia el viernes 5 de mayo, se me dijo que ya me contestarían y ya fue el sábado 6 cuando recibí finalmente vía Adams el resultado adverso”.

Ahora afrontan el lógico proceso de alegaciones y recursos “antes del contraanálisis porque queremos saber todo el recorrido de las muestras A y no tenemos esos datos aún. Estamos esperando que la agencia nos lo notifique a través de un perito independiente“.

Belda, a pesar de todo, se muestra “incrédulo con todo lo que pasado, pero muy tranquilo porque no he hecho nada fuera de la legalidad. Además después de todo lo que pasó con mi padre he sido aún más cuidadoso con todo”. Una situación que, como todos estos casos, resolverá el tiempo y la decisión final de la AEPSAD sobre su expediente abierto. Al alicantino le queda ahora demostrar su inocencia.

El conjunto español ha fichado al colombiano Óscar Quiroz y se plantea el fichaje de otro español para cubrir las bajas de Belda y la reciente de Marcos Rojo, que decidió dejar el profesionalismo de forma voluntaria.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*