De la Cruz: “Tras un estacazo, toca levantar la cabeza”

De la Cruz en el Balcón de Bizkaia © Photo Gómez Sport

David de la Cruz Melgarejo (6 de mayo de 1989, Sabadell, Barcelona) ha tenido que recomponer su guion a medida que ha ido evolucionando la 73ª Vuelta a España. Tras las victorias de sus compañeros del Sky británico Chris Froome en el Giro de Italia -donde fue uno de sus baluartes- y Geraint Thomas en el Tour de Francia, el catalán aspiraba a terminar lo más alto posible en Madrid, pero Asturias y Les Praeres fue su punto de inflexión y se dio cuenta de que su objetivo inicial quedaba descartado para mejor ocasión. El chip pasó a poder cazar una etapa como hizo este año en París-Niza, quizás su mejor especialidad. Tras quedarse asomado al Balcón de Bizkaia -tercero-, espera que Andorra le devuelva el premio a tanta preparación previa. Y de ahí -Mínguez mediante- al Mundial de Innsbruck.

Fernando Ferrari / Ciclo 21 / Ejea de los Caballeros (Zaragoza)

-Empecemos por lo más cercano. ¿Qué faltó para ganar en el Balcón de Bizkaia?

-Pues no lo sé, pero lo hice lo mejor que pude. En los últimos metros Woods fue superior, pero me quedo con que lo había dado todo. La sensación es que las piernas están ahí, es el día que mejor me encontré y significa que estoy recuperando bien. A ver si las etapas que quedan en Andorra puedo compensar después de que se me haya cruzado la general y poder mostrar mi nivel y que estaba ahí.

-¿Ha fallado algo en su intento al podio y/o maillot rojo de líder de la Vuelta?

-No creo que haya sido fallar. En la etapa de Les Praeres [cedió 4:55 con Yates] me quedé cortado y cuando te quedas solo a 30 kilómetros de meta es muy complicado limitar las pérdidas. Así se complica gestionar todo y han de pasar unos días para volver a levantar la cabeza. Es decepcionante y algo desilusionado porque trabajas para un objetivo que se te va por circunstancias de carrera más que por falta de fuerzas de la carrera. Demostré que, por ejemplo, en La Camperona estuve. La contrarreloj de Torrelavega tampoco salió tan mala… Tengo la conciencia tranquila. Si algo tiene ciclismo es que te da la oportunidad de replantear objetivos. Tras un estacazo, en unos días pasas de una mentalidad a otra. Y ahora lucharé hasta el final y demostrarlo.

-¿Hay alguna etapa más decisiva que otra o será el cómputo global para conocer el ganador final?

-El global, pero la del sábado va a ser muy dura por ser la penúltima y donde las fuerzas ya justas que queden serán clave. ¿Yates o Valverde? Es difícil apostar por una uno solo. Será un día muy duro en la que no se puede reservar fuerzas y en la que un valiente puede darle la vuelta porque se pueden perder dos minutos fácilmente.

-Está incluido en la preselección española para el Mundial de Innsbruck. Huelga decir que le gustaría estar.

-Por supuesto porque tengo el estado de forma para estar ahí tal y cómo estoy acabando la Vuelta. Sé que puedo hacerlo bien y es otro de los objetivos para los que estoy mentalizado. Este Mundial es diferente al de los dos años en los que he participado. ¿Valverde? Va a ser uno de los corredores a tener en cuenta, pero en una prueba tan larga y tan dura pueden pasar muchas muchas cosas y situaciones Y ahí espero estar.

-Con contrato para 2019, debe tener tranquilidad para su segundo año en un Sky que anunció reducción de plantilla.

-Yo estoy a gusto en el equipo y ellos conmigo, pero de momento vamos a acabar bien la temporada, terminarlas con buenas sensaciones y empezar las vacaciones de forma diferente.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*