Este ciclocross no lo reconoce ni su madre

Larrinaga_2018

Larrinaga en una prueba reciente

El ciclocross en España ha dado un salto brutal en los últimos quince años

Como cada domingo después de Reyes, así viene siendo la costumbre, tenemos Campeonatos de España de ciclocross, y como éstos, por toda Europa, con carreras que son minimundiales, el de Bélgica, y otras donde el resultado parece claro, Países Bajos.

Claro, cuando hablamos de Campeonato de España tenemos que poner la vista sobre Javier Ruiz de Larrinaga. Cinco veces campeón, hemos leído su entrevista en Ciclo21 y sencillamente nos ha encantado. Porque Javier Ruiz de Larrinaga explicando su andanza por estos mundos de invierno explica el cambio que ha habido en el ciclocross español durante estos quince años.

El ciclocross en España es una modalidad que no la reconoce ni su madre

Leemos en muchos sitios, a Aida Nuño, a Felipe Orts, a Ismel Esteban, a Kevin Suárez y a otros muchos que el ciclocross está mejor que nunca en este lado de los Pirineos. Sólo hay que leer a Javier Ruiz de Larrinaga para comprobarlo. Él pertenece a ese círculo de “carreterros” que viendo trucando su porvenir sobre el asfalto, probaron en el arte del ciclismo de invierno.

Larrinaga aterrizó en los últimos momentos de David Seco, el dominador de finales de siglo XX e inicios del siguiente. Un dominio que imprimió, el vizcaíno, de Pirineos hacia abajo, porque más allá quedar en el top 20 de una Copa del Mundo era una proeza.

Allí coincidía con Nys, Wellens, Vervecken y otros pesos pesados que Larri conoció hasta vérselas frente a los prodigios actuales. Y en este camino el ciclocross español ha asomado varias veces entre los mejores del mundo.

Artículo completo en El Cuaderno de Joan Seguidor

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*