Ferrand-Prévot explica su bajo rendimiento

Ferrand-Prévot trata de encontrar la solución a sus problemas físicos / © Facebook

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Lo ganaba todo. Era la reina indiscutible del ciclismo femenino. No había reto demasiado grande ni rival imbatible. Nadie podía siquiera imaginar dónde estaba, si es que existía, su límite. Con sólo 22 años, en 2014, tras sólo dos temporadas en la elite, maravilló al mundo. Se vistió con el arcoíris en el team relay de Lillehammer (Noruega) y en la prueba de fondo en carretera de Ponferrada. Un año más tarde, en Vallnord (Andorra) se colgaría el oro mundialista en el team relay y también en la prueba invididual y sumaría un nuevo arcoíris en Tábor, esta vez en ciclocross. En Novo Mesto (República Checa) volvería a triunfar en el team relay de 2016. A todo ello, había que sumar nacionales de fondo y CRI, la Flecha Valona, la Emakumeen Bira, etapas en el Giro… sencillamente, una caníbal en toda regla.

Pero, de repente, de forma tan súbita como llegó, la estrella de Pauline Ferrand-Prévot se apagó. Su rendimiento cayó en picado. Las victorias desparecieron y, aunque siempre se la señalaba como una rival temible, nunca más volvió a ser la gran referente que había sido en sus primeros años.

Ahora, tras otra temporada para olvidar, ha sido la propia corredora la que ha arrojado algo de luz sobre los problemas físicos que, a su juicio, han provocado esta situación. En un mensaje publicado en su perfil de Facebook, Ferrand-Prévot explica que lleva ya varios años aguantando fuertes dolores en su pierna izquierda sin que los médicos hayan podido darle, hasta hace apenas unos días, un posible diagnóstico.

La campeona del mundo de fondo en carretera en Ponferrada explica en ese mensaje que “desde hace cuatro años tengo un dolor inexplicable en mi pierna izquierda. Cuando tengo que hacer un esfuerzo a más del 70% de mi máximo tengo una sensación de pierna muerta, como si algo me comprimiera a la altura del muslo y el pie”.

La corredora gala desvela que “he visto a muchos médicos y he seguido muchos tratamientos que han resultado ineficaces. Estaba empezando a enfermar porque no entendía lo que me estaba sucediendo. El porqué de este dolor y la falta de fuerzas. Porqué no podía terminar mis entrenamientos y (demasiadas) carreras”.

Pese a todo, Ferrand-Prévot tuvo momentos de buenas sensaciones. En este mensaje explica que “cuando llegaba a las carreras con muy poca carga de trabajo las cosas iban bien, pero cuando llegaba con más fatiga, las cosas iban a peor”.

Ahora, “tras varios días de entrenamiento en Sudáfrica sufrí muchos dolores mientras pedaleaba. Tuve mucho miedo, así que pedí a mi entrenador que concertara las citas para realizarme unos exámenes médicos. La primera ecografía fue normal, pero luego me sometí a otra prueba que desveló un problema de presión arterial en mi pierna izquierda. Por el momento, los médicos no saben el origen de este problema, pero el día 12 de diciembre tengo una cita con uno de los mejores especialistas”.

La corredora francesa se muestra “triste” por no poder estar tomando parte en la temporada de ciclocross, pero comienza a ver la luz al final del túnel y explica que “si dependiera de mí, estaría en los circuitos, pero ahora cuento los días porque no puedo esperar a saber qué me dirán los médicos”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*