4ª Copa Mundo Pista: Mora, quinto en su debut en el ómnium

Mora, hasta el final con opciones.

Track Piste / Ciclo 21

Prometedor debut de Sebastián Mora en el omnium, en la tercera y última jornada de la Copa del Mundo de Londres, cuarta cita de este circuito mundial. Y es que el español terminaba en quinta posición, a sólo dos puntos del bronce, tras haber estado hasta el final en disposición de ganar. La victoria, para otro prometedor producto de la factoría de British Cycling -de sólo 20 años-, el galés Matthew Walls, que sumaba 131 puntos, por los 123 del mexicano Ignacio Prado, que se metió en la pelea en la última prueba, y los 114 de Elia Viviani, que “llegaba” al podio en el último sprint. El griego Christos Volikakis era cuarto, con 113, por delante de Mora, con 112. 

La competición comenzaba para Mora con un cuarto puesto en el scratch –prueba en la que logró el ‘arco iris’ precisamente en este mismo escenario-, a pesar de una caída que no le afecto. Viviani se imponía por delante de Walls y de Voliakis.

Británico y griego fueron protagonistas de la ‘tempo race’ donde ganaron vuelta en los primeros compases… lo mismo que el castellonense en la parte final, a falta de nueve giros, con un contundente ataque que nadie pudo seguir. Y gracias a ese ‘bonus’ y a los sprints ganados, Mora se llevaba el triunfo por delante de Walls y Volikakis, mientras que Viviani solo podía ser octavo. De esta forma se llegaba a la mitad del ómnium con un triple empate entre los tres protagonistas.El español avisaba de que se sentía bien y que no tenía ninguna presión.

Viviani volvía por sus fueros ganando la eliminación, por delante de Walls, con Volikakis cuarto y con un Mora que terminaba octavo, en una buena actuación pero que, como suele suceder en esta prueba, un momento de descuido puede llevarte a verte fuera, como le sucedió al castellonense, que bajaba a la cuarta posición en la general. De esta forma, la puntuación se presentaba emocionantísima, con el británico como nuevo líder, y los cuatro indiscutibles destacados en apenas doce puntos.

Pero en la pelea se metió un quinto ciclista, el mexicano Prado, gracias a una vuelta ganada en los compases iniciales, que le llevaría incluso al liderato. Ello no amedrentaría a un Walls que fue cogiendo puntos para recuperar primero y defender posteriormente su liderato, aunque el momento clave estuvo cuando el propio británico atacaba, con Mora y Volikakis uniéndose para beneficiarse de la situación.

No valió, pero la carrera se rompería totalmente, con el mexicano sufriendo para salvaguardar su posición y con el español dándolo todo, pero sin opciones para desbancar a Volikakis del podio por un solo punto. Eso sí, la segunda posición de Viviani –que tuvo una caída y un cambio de bicicleta en una prueba muy accidentada para él- en el último sprint metía al campeón olímpico en el tercer escalón del podio, en detrimento del griego y el español.

Lavreysen rompe la racha de Glaetzer

La velocidad se presentaba como otro de los grandes atractivos de esta última jornada, con los neerlandeses Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland con ganas de plasmar ese dominio que tienen en la prueba por equipos en la individual, ante el imbatido Matthew Glaetzer. Y los dos ciclistas de los Países Bajos marcaban los mejores registros en 200 (9.647 y 9.689) por delante del australiano. Y los tres alcanzarían las semifinales junto al británico Jack Carlin, no en vano vigente subcampeón mundial, que daba cuenta del trinitario Nicholas Paul, sorprendente cuarto tiempo en la clasificatoria.

Aunque forzó el desempate, Hoogland, no pudo someterle en la semifinal, pero en la final sí lo lograba Lavreysen, y además en solo dos mangas, con un precioso ataque en la segunda que rompía la solidez del australiano.

Los dos españoles pasaron esta vez el corte de los 200 metros: Juan Peralta con el 17º registro (9.944), Pepe Moreno con el 28º (10.147). Al navarro le tocaba un enfrentamiento asequible ante el alemán Maximilian Dornbach; el albaceteño, más complicado frente a Carlin, aunque ninguno de ellos pudo superarlo.

Doblete de Morton

Pasando a las féminas, triunfo de Stephanie Morton en el keirin, que se va de Londres con el doblete en las pruebas cortas, tras haber ganado ayer la velocidad. La australiana superaba a la rusa del Gazprom Daria Shmeleva con la polaca Urszula Los completando el podio, en una final en la que la colombiana Marta Bayona perdió sus opciones por caída.

Una final en la que no se metió ninguna de las dos ciclistas del BEAT, ni la neerlandesa Laurine Van Riessen –aquí con su selección-, ganadora en París y Berlín, ni la campeona del mundo Nicky Degrendele, que volvía a la competición tras su caída en la primera manga. La representante española, en esta ocasión Tania Calvo, no lograba el pase a semifinales, sin tener opciones ni en su serie ni en la repesca.

Gran Bretaña continuó con su racha de triunfos en la madison tras Milton y Berlín, y con una pareja nueva de auténtico lujo como Katie Archibald y Laura Kenny. En una prueba que comenzó accidentada como la de hace quince días y que tuvo que ser neutralizada, las locales puntuaron en casi todos los sprints. Y en el único que se ‘saltaron’ permitieron que las australianas Amy Cure y Netty Edmondson se pusieran provisionalmente por delante. Fue un espejismo ya que retomarían el liderato en el siguiente y rematarían con el ‘diez’ en el último, sin que ninguna selección ganase vuelta. Así, 34 puntos por 19, con 17 para las belgas Jolien D’Hoore-Lotte Kopecky, que fueron de menos a más pero no pudieron terminar su remontada.

La Copa del Mundo descansará un mes para rematar en enero con las dos citas del Pacífico: del 18 al 20 en Cambridge (Nueva Zelanda) y del 25 al 27 en Hong Kong. España acudirá a ambas con presencia en las pruebas habituales, aunque ya sin Torres ni Mora, que ya comenzarán a pensar en su preparación para el Mundial.

Clasificaciones

(Fotografías Track Piste)

Torres y Mora, satisfechos tras colgarse el bronce. (Track Piste)

Albert Torres y Sebastián Mora volvieron a encontrar el buen camino en la madison, al terminar terceros en la prueba disputada esta tarde en Londres, cuarta manga de la Copa del Mundo, y última para ellos. Es cierto que Julius Johanssen y Casper Von Folsach resultaron inalcanzables, gracias a una vuelta ganada a mitad de prueba, con lo que Dinamarca se anotaba su cuarto triunfo en esta disciplina en otras tantas pruebas, sumando 46 puntos. 

Pero españoles, británicos y neerlandeses mantuvieron un reñido duelo que solo se decidió en el sprint final en el que los diez puntos de Matthew Walls y Fred Wright les daría a Gran Bretaña la plata, con 30 puntos por 21 de los españoles y 20 de Países Bajos, que se quedaba sin el podio merced a la tercera plaza de Torres y Mora en ese último sprint.

#GoTorresGoMora, tras la buena actuación en el velódromo londinese. (TrackPiste)

Como en Berlín hace quince días, los españoles comenzaron muy fuertes, llevándose el primer sprint, para bajar luego el pistón, momento que aprovecharon Países Bajos y Gran Bretaña para entrar en escena. Y como en esa cita anterior, a mitad de carrera los daneses lanzaban un potentísimo ataque en solitario, sorprendiendo a todos sus rivales, lo que les llevaría a ganar vuelta y con ello los puntos suficientes como para encauzar definitivamente la madison.

En esta ocasión Torres y Mora sí tuvieron las mejores sensaciones. Y a pesar de dos fallos en sendos relevos, estuvieron en carrera hasta el final. Dinamarca lanzaba un segundo ataque, aunque en esta ocasión no les permitiría ganar vuelta, pero si que británicos y españoles se sumasen al ataque, de cara a un último sprint en el que los daneses no tenían nada ya que jugarse, con el oro en el bolsillo, pero que les permitió a Gran Bretaña lograr la plata y a España el bronce, en detrimento de los neerlandeses; que no entraron en ese contraataque ni pudieron sumar dos puntos en el último sprint que les hubiera permitido mantener el bronce.

El regreso de Kirsten Wild en el omnium se saldó con una victoria cómoda, aunque hasta el final no pudo cantar victoria. Ausentes las dos grandes referentes británicas, Elinor Barrer no estuco en disposición de luchar por el podio. De esta forma su única rival de entidad fue la norteamericana Jennifer Valente, que quiso plantarle cara en la puntuación final, pero un ‘cinco’ de la neerlandesa en el antepenúltimo sprint decantó las cosas a su favor, sin que se moviesen ya sus marcadores en el resto de carrera: 124 a 118 puntos.

Wild comenzó ganando el scratch, siendo tercera en la tempo, que se llevaba la irregular mexicana Lizbeth Salazar, y repitiendo triunfo en la eliminación, lo que le suponía llegar a la prueba final con solo una rival a efectos prácticos, la mencionada Valente, separadas por ocho puntos. Por detrás, una lucha por el bronce entre Allison Beveridge y Laurie Berton, claramente favorable a la primera, que empezaban empatadas a 94 puntos y terminaban con 106 y 100 respectivamente.

Y más atrás una Irene Usabiaga que no desentonó, ni mucho menos. Undécima en el scratch, decimoctava en la japonesa y novena en la eliminación, posiblemente la prueba en la que mejor se desenvuelve, se presentaba en la última prueba decimoquinta, con varias rivales a su alcance, pero con solo una corredora que pudiera amenazarla. Y aunque se dejó ver en las primeras posiciones, no pudo mejorar su puesto y controló bien la amenaza de la suiza, que le recortó un punto, pero no privó a la española de esa decimoquinta plaza, con 50 puntos.

Morton y Buchli repiten

Stephanie Morton se llevaba, como en Berlín, el triunfo en la velocidad, superando fácilmente en dos mangas a la alemana Emma Hinze, que había dejando fuera de la final a Laurine Van Riessen, que al final se ‘consolaba’ con el bronce. Destacar otra vez el notable registro en los 200 de Morton (10.595), casi dos décimas inferior al de la siguiente clasificada, la mencionada Van Riessen.

En cuanto a las españolas, Tania Calvo volvió a plantarse en octavos. Tras marcar el 15º tiempo en los 200 (11.007), superaba en primera ronda a la hongkonesa Yan Jessica Lee, pero no podía hacer lo mismo ante Van Riesen, autora del segundo mejor 200, que la superaba. Helena Casas, que también pasaba el corte (28ª, con 11.453), caía en dieciseisavos ante la ucraniana Olena Starikova. Ambas terminaban el torneo en los mismos puestos de los 200, decimoquinta y vigésimoctava.

Finalmente en el keirin, segundo triunfo en Copa del Mundo del neerlandés Matthijs Buchli, tras el conseguido en Berlín, esta vez ante el malayo Azizulhasni Awang, protagonista del mejor momento de la tarde al ganar su semifinal con toda una exhibición de habilidad para meterse por donde no sabe nadie excepto él, ‘Pocket Rocket’, cohete de bolsillo. El bronce, también para los Países Bajos pero para su equipo, el BEAT, con Theo Bos.

Juan Peralta no tuvo ninguna opción en su serie y en la repesca le tocó un Mathew Glaetzer superior, aunque el navarro fue segundo, pero no le valía para nada. El australiano, pese a su indudable potencia, aún no le tiene pillado el tranquilo a esta disciplina.

Debut de Mora en el omnium

El debut de Mora en el ómnium será la gran noticia española en la última jornada de la cuarta manga de la Copa del Mundo de pista que se celebra en el Lee Valley Velo Park londinense, mañana domingo (9:00 a 12:51 y 15:00 a 18:15, una hora más en España), y que será emitida en diferido en Eurosport 2.

Una experiencia pensando más en tener un sustituto con garantías, ya que Albert Torres tiene perfectamente encauzada la clasificación para Tokio en las Copas del Mundo: de hecho, con un segundo y un primer puesto en la ‘parcela europea’, sólo se mejoraría la posición en el ranking con un triunfo. Elia Viviani, Casper Von Folsach, Jan-Willem Van Schip, Matthew Walls o Christos Volikaki son algunos de los rivales que se encontrará el castellonense mañana.

Pasando a las pruebas ‘cortas’, Juan Peralta y Pepe Moreno compiten en velocidad, mientras que Tania Calvo será la representante de la selección en el keirin. En la prueba masculina, el imbatido Matthew Glaetzer vuelve a ser favorito, en su última participación en Copa del Mundo de esta campaña, aunque los neerlandeses Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland ya “le tienen ganas”, en un torneo en el que el polaco Mateusz Rudyk intentará rematar el concurso que tan bien comenzó y mal acabó en Berlín, y en el que habrá que ver también a los británicos Jack Carlin, Ryan Owens y Jason Kenny, o al alemán Stefan Botticher.

En cuanto a la femenina, atención al retorno de la campeona del mundo Nicky Degrendele, a la francesa Mathilde Gros, a la rusa Daria Shmeleva, con ganas de revancha tras su pronta eliminación en la velocidad, y a las cuatro semifinalistas de la pruerba de hoy, que repiten mañana en la otra prueba ‘corta’.

Finalmente, la madison, sin presencia española, donde hay muchas ganas de ver a las dos grandes estrellas británicas competir juntas, Katie Archibald y Laura Kenny. Sin Dinamarca presente, tendrán que vérselas con las canadienses Beveridge-Roorda, a las australianas Cure-Edmondson, a las italianas Confalonieri-Guazzini –ojo al debut de la prometedora junior-, a las belgas D’Hoore-Kopecki y, por supuesto a las neerlandesas Wild-Pieters.

CLASIFICACIONES

Foto: British Cycling

El Lee Valley Park fue un delirio para el Huub Wattbike, como ganador de la persecución por equipos masculina en esta cuarta manga de la Copa del Mundo. Ya se habían impuesto el año pasado en Minsk, pero en esta ocasión lo han hecho en ‘casa’, bueno, no exactamente ya que ellos llevan muy a gala eso de ser de Derby, de ese #Derbados cuya bandera han podido lucir hoy en el podio.

Con un tiempo de 3:57.726, John Archibald, Daniel Bingham, Ashton Lambie -recordman mundial de persecución- y Jonathan Wale se imponían en la final a Bélgica, en una de las mejores actuaciones que se le recuerdan al plantarse en la final con una cuarteta formada por especialistas en fondo como Kenny de Ketele, Lindsay Vylder, Robbie Ghys y el joven Fabio Van del Bossche.

Y el caso es que pudo haber sorpresa ya que el conjunto de Derby arrancó muy mal y llegó a ir un segundo por encima de los belgas, perdiendo a su primer hombre en torno a los 1.500 metros. Pero se rehicieron, y en ello tuvo mucho que ver los relevos larguísimos del norteamericano, para ponerse por delante a falta de 500 metros y no ceder ante los belgas, que marcaban 3:59.014.

Gran Bretaña se rehizo de su mala actuación ayer y con la entrada del prometedor junior Ethan Vernon por Ethan Hayter –que aún no está en su mejor momento tras su atropello-, junto a Matthew Walls, William Tidball y Fred Wright, se plantaba en la final B, relegando a Corea –la revelación ayer, que también se quedaba sin presencia en la lucha por las medallas femenina-. Y aunque en su final B dominó claramente Italia, con su mejor equipo, la medalla se decidió ‘al sprint’, por 3 centésimas para los anfitriones (3:59.609 a 3:59.339), tras un incomprensible fallo de los transalpinos en la parte final.

Foto: British Cycling

En cuanto a las féminas, cómodo triunfo de las británicas, como se esperaba tras su comportamiento en la clasificatoria y en la primera ronda, sobre Estados Unidos, a la que terminaban doblando. En la final alineaban a Katie Archibald, Eleanor Dickinson, Neah Evans y Laura Kenny –sin la necesidad de presentar a Elinor Barrer, reservada para el omnium de mañana-, mientras que las norteamericanas presentaban a a Kelly Catlin, Kimberly Geist, Emma White y Christina Birch, dando descanso también a su representante en el omnium, Jennifer Valente, dadas las escasas perspectivas que tenían. En la final por el bronce, Italia no tuvo problemas en superar al equipo B británico, el Team Breeze, aunque las locales apretaron hasta las últimas vueltas, en las que llegaron a estar por delante, aunque finalmente cedieron.

Pasando el corte por primera vez

En velocidad, destacar la buena actuación del trío español, ya que Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno pasaban el corte por primera vez en lo que va de campaña y con el séptimo puesto en la clasificatoria (44.496) lograban su pasaporte a la primera ronda, donde caían ante Gran Bretaña, para ser finalmente octavos (44.614).

PaÍses Bajos volvió a ser la selección más fuerte durante toda la competición, jugando con la alternancia en la última vuelta entre Jeffrey Hooglans y Mathijs Buchli, junto a Roy Van den Bergh como arrancador y Harrie Lavreysen. En la final superaron claramente a Gran Bretaña (42.789 a 44.186), que alineó en la ronda definitiva a Ryan Owens, Philip Hindes y Joseph Truman, dejando en el ‘banquillo’ a Jason Kenny. Como en Berlín, Alemania se llevaba el bronce, al superar en la final B a Polonia.

Por su parte Tania Calvo y Helena Casas terminaban en el puesto 13, con 33.771, aunque mejora en la marca no significa desgraciadamente nada, ya que el Lee Valley es más rápido y eso se evidencia en el 33.5 en el que estuvo el corte.

Lo más destacable de esta prueba fue el regreso a lo más alto de una China que reaparecía con dos clásicas como Tianshi Zhong y Junhong Lin –una dupla que fue subcampeona en 2014 en su última competición juntas- para llevarse el triunfo ante las alemanas Miriam Welte y Emma Hinze (32.771 a 32.808). Países Bajos completaba el podio al superar en la consolación a Francia.

#GoTorresGoMora a reencontrarse

Foto: GoTorresGoMora

Mañana sábado (11:30 a 15:23 y 18:00 a 21:00, una hora más en España, y nuevamente la sesión de tarde en Eurosport 2) están programadas la madison y el keirin masculino, y la velocidad y el ómnium femenino.

Tras esa actuación por debajo de lo esperado –aunque sin demasiada trascendencia de cara a las clasificaciones mundialista y olímpica- Albert Torres y Sebastián Mora disputarán su última madison de la Copa del Mundo, ya que no estarán en las pruebas del Pacífico, a diferencia de sus compañeros de selección, que tendrán que jugarse todas las bazas posibles para intentar ese milagro de acudir a Tokio 2020.

En circunstancias normales, los españoles deben estar entre los cinco mejores, como reconocía el menorquín, en una prueba en la que estarán los belgas De Ketele-De Pauw –el reencuentro de una pareja clásica pero que apenas se prodiga ya-, los polacos Staniszewski-Pszzolarski, los daneses Johansen-Von Folsach –por primera vez en la campaña repiten dupla, la misma que ganó en Milton-, los italianos Lamon-Scartezzini, los neerlandeses Havik-Van Schip, los neozelandeses Archbold-Gate, o los británicos Wright-Walls.

En cuanto al keirin masculino, destacamos al neerlandés Matthijs Buchli, al alemán Joachim Eilers, al malayo Azizulhasni Awang, al colombiano Kevin Santiago Quintero o al ucraniano Andrii Vynokurov, con Juan Peralta como representante español.

Pasando a las chicas, tendremos nuevamente a Helena Casas y a Tania Calvo en velocidad midiéndose a rivales como Stephanie Morton, Daria Shmeleva, Pauline Grabosch, Mathilde Gros, Emma Hinze, Simona Krupeckaite y Olena Starikova.

Finalizando con el ómnium, debut de Irene Usabiaga que intentará seguir la senda de su hermana Ana. La participación, de lujo, encabezada por Kirsten Wild, Ellinor Barker, Amy Cure, Lotte Kopecky, Allison Beveridge, Jeniffer Valente, Laurie Berthon, Lizbeth Salazar y Maria Giulia Confalonieri.

CLASIFICACIONES

Comenzó la Copa del Mundo de Londres con la habitual jornada previa dedicada a la clasificatoria de persecución por equipos en la que Gran Bretaña, en féminas, y HUUB Wattbike, marcaron los mejores tiempos, como se preveía, confirmando su condición de favoritos.

El registro de Katie Archibald, Elinor Barker, Eleanor Dickinson y Laura Kenny fue de 4:17.453, muy por debajo de Italia, Estados Unidos (ambas 4:24) y la sorprendente Corea (4:25), de entre las cuales saldrán las dos finalistas, con Team Breeze –el equipo británico de formación-, Bélgica, Polonia e Irlanda clasificadas también para mañana.

La cuarteta del HUUB Wattbike en acción. Foto: British Cycling

Solo diez equipos tomaron parte en la prueba masculina en la que el corte estuvo bastante más ‘barato’ que en pruebas precedentes (4:04.5) debido a las significativas ausencias. Eso no es óbice para destacar el buen papel del HUUB Wattbike, con John Archibald, Daniel Bigham, Asthon Lambie y Jonathan Wale, que marcaba el mejor tiempo (3:58.398) y que, junto a Bélgica, Italia –ambos por debajo de los cuatro minutos- y nuevamente Corea se clasifican para la lucha por el oro y la plata. Por el contrario, decepción para la joven selección británica, quinta clasificada, que con Polonia, Dinamarca y Alemania estarán en la otra parte del cuadro, con la máxima aspiración de luchar por el bronce.

De esta forma, en la sesión matinal de mañana (11:00 a 15:50, una hora más en España) tendremos la primera ronda de estas dos pruebas, aparte de un buen número de pruebas de ciclismo adaptado que jalonan el primer día en Londres como pruebas complementarias. Ya por la tarde (19:00 a 21:33, hora británica) y con la difusión televisiva de Eurosport, viviremos las finales y todo el torneo de velocidad por equipos.

Dieciséis duplas tomarán parte en la prueba femenina, en un torneo en el que Daria Shmeleva no contará en esta ocasión con su compañera habitual, Anastasiia Voinova, con los colores del Gazprom-Rusvelo. Por ello, habría que dar como favoritas a las alemanas Miriam Welte-Emma Hinze-Pauline Grabosch, a las ucranianas Liubov Basova-Olena Starikova, ésta última la revelación en Berlín, así como a las neerlandesas con Kyra Lamberink, Hetty Van den Vouw y Laurine Van Riessen, en esta ocasión con la selección nacional, incluso a Francia con las habituales Sandie Clair y Mathilde Gros. Para Helena Casas y Tania Calvo estar entre las ocho mejores ahora parece misión imposible, pero lo más cerca de ese puesto sería una buena señal, tras ser undécimas en París, duodécimas en Milton y decimoterceras en Berlín.

Y en la masculina, Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno tendrán que vérselas con otros trece equipos, entre los que se destaca Países Bajos, hoy por hoy los más potentes en esta disciplina, con Mathis Buchli, Roy Van den Berg, Harrie Lavreysen y, para siguientes rondas, Jeffrey Hoogland. Gran Bretaña (Joseph Truman, Philip Hindes, Ryan Owens y Jason Kenny) es la principal alternativa, con permiso de Alemania (Timo Bichler, Maximilian Levy y Joachim Eilers), y con ganas de ver a una Francia que presenta al equipo que ganó el Europeo sub23: Rayan Helan, Melvin Landerneau y Florian Grengbo. Para los españoles el objetivo será también acercarse a esa octava posición, tras haber acabado este año entre el décimo de Milton y el duodécimo lugar de Berlín.

Clasificaciones

13 DE DICIEMBRE. La Copa del Mundo de pista llega a una de sus citas más esperadas este fin de semana, en el velódromo olímpico de Londres, el Lee Valley Park. Cuarta manga puntuable y última en Europa antes de afrontar un descanso de un mes para terminar en las dos citas en el lejano Pacífico, en Cambridge (Nueva Zelanda) y Hong Kong, opciones para otras selecciones que no se han prodigado en Europa… y examen de recuperación para aquellos que no ‘tengan nota en junio’.

Como es habitual en todas las mangas de la Copa del Mundo habrá disciplinas invitadas junto a las seis fijas –velocidad individual y por equipos, keirin, persecución por equipos, ómnium y madison-, aunque en esta ocasión serán de ciclismo adaptado, y todas ellas en la jornada del viernes.  Ese día se disputará la primera ronda y las finales de la persecución por equipos, con la clasificatoria el jueves, y todo el torneo de velocidad por equipos, en una sesión vespertina de 19:00 a 21:33, una hora más en la España peninsular.

El sábado (11:30 a 15:23 y 18:00 a 21:00) se competirá en velocidad y ómnium femenino, y en keirin y madison masculino, para intercambiar los sexos en dichas pruebas el domingo (9:00 a 13:09 y 15:00 a 18:05), con una amplia cobertura de las tres sesiones en Eurosport.

Máxima expectación ante la cita de Londres.

Por parte de España, dos importantes novedades. Por un lado, la presencia de Irene Usabiaga disputando el ómnium, en lugar de su hermana Ana. Según explica el seleccionador nacional, Raúl Mena, “estamos pensando en el Mundial, en la opción de clasificar por Naciones y no tener sólo la opción individual de Ana”. Por otro, la alineación de Sebastián Mora en esta misma prueba masculina, una vez que Torres ya tiene bastante bien enderezada la clasificación olímpica y hay que tener una alternativa de garantías por si hubiera algún imprevisto. Los dos españoles intentarán mejorar la mala impresión dejada en Berlín, aunque no haya afectado a sus planes de cara a Tokio. Y en su habitual rotación, esta vez será el turno de Tania Calvo en el keirin.

Gran Bretaña, a por todo pero sin todo

En un evento para el que no quedan entradas desde hace bastante tiempo, la presencia de los anfitriones deparará el máximo interés de los aficionados, con un equipo en el que, sin embargo, descansan los principales fondistas británicos, presentando una cuarteta de jóvenes en la que Ethan Hayter es duda tras ese accidente de coche que le impidió estar en Berlín.

Australia y Canadá no estarán en liza, y Dinamarca y Alemania también apuestan por rejuvenecer sus cuartetas, por lo que el equipo comercialHUUBWattbike tiene una oportunidad única para subir a lo más alto del podio. También será una buena ocasión para ver a Italia reponerse del mal papel hace quince días.

En la madison, los locales también optarán por dos jóvenes como Wright y Walls, que ganaron este fin de semana en Anadia, en una prueba en la que, aparte de #GoMoraGoTorres estarán los belgas De Ketele-De Pauw, los daneses Larsen-Von Folsach –cuarta combinación distinta en lo que va de temporada y siempre ganando-, los italianos Lamon-Scartezzini, o los neozelandeses Archbold-Gate.

Y en ómnium, nuevamente veremos a Elia Viviani en acción, ante especialistas como Casper Von Folsach, Jan-Willem Van Schip, Matthew Walls, Maximiliam Beyer o Christos Volikaki, con ese estreno de Mora, en el escenario donde se coronó campeón del mundo.

Pasando a las féminas, las locales sí han traído todo su arsenal, y son más favoritas que nunca en una persecución por equipos en la que no estará Australia, aunque sí Estados Unidos, nuevamente sin Chloe Dygert, o Italia, con la duda de Letizia Paternoster tras su caída en Berlín. Además, presentarán un segundo equipo, el de su academia de formación, con el nombre de Team Breeze.

Las británicas –dos en dos en ómnium, con Archibald y Kenny- presentarán en esta ocasión a Ellinor Barker en la combinada, dejando a sus dos grandes estrellas formando pareja por primera vez en la madison. Australia apostará por Amy Cure para el ómnium, donde regresa Kirsten Wild, y también estarán Lotte Kopecky, Allison Beveridge, Jeniffer Valente, Laurie Berthon, Lizbeth Salazar y la duda de Paternoster o Rachele Barbieri entre las ‘azurre’. Y en cuanto a la madison, sin Dinamarca presente, atención a las duplas anglosajonas (Beveridge-Roorda, Cure-Edmondson) a las italianas Confalonieri-Paternoster, a las belgas D’Hoore-Kopecki y, por supuesto a las neerlandesas Wild-Pieters.

Pasando a la velocidad, pocos cambios respecto a Berlín, salvo en el caso de Francia, que rejuvenece notablemente el equipo con los hombres que brillaron en el Europeo sub23 de Aigle, y que el BEAT no estará presente como equipo. Países Bajos –con Mathijs Buchli, Jeffrey Hoogland y Harrie Lavreysen-, Gran Bretaña –Jason Kenny, Philip Hindes, Ryan Owens y Joseph Truman- y Alemania –Joachim Eilers y Stephan Botticher- se destacan como equipos junto a la ya habitual presencia del imbatido australiano Mathew Glaetzer.

Finalmente en féminas, Daria Shmeleva no tendrá en esta ocasión el acompañamiento de Anastasiia Voinova; veremos nuevamente a Stephanie Morton, a las alemanas Miriam Welte-Emma Hinze-Paulipe Grabosch, a las ucranianas Liubov Basova-Olena Starikova, ésta última la revelación en Berlín, así como a las habituales neerlandesas con Laurine Van Riessen en esta ocasión con la selección nacional. Atención también a la reaparición de Francia con las habituales Sandie Clair y Mathilde Gros, al test de las británicas con una nueva velocista como Victoria Williamson y al casi seguro regreso de Nicky Degrendele –esta vez con el BEAT- tras su caída en el keirin de París.

PROGRAMA

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*