Landa: “Espero ayudar, que el equipo me arrope y me ayude a crecer”

Landa_Giro Italia_2017_19

Landa, en el podio del Giro / © RCS

 

L. G. Z. / Ciclo 21 / Gorraiz (Navarra)

Mikel Landa (Murguía, 27 años) es ahora mismo el ciclista español de mayor proyección. Sabe que tiene unos años venideros de gran nivel y por eso, buscando metas más altas donde tenga espacio para él, ha dejado Sky para fichar por Movistar. Allí estará con Alejandro Valverde y con Nairo Quintana. Mucho se ha hablado de esta comunión de talentos, pero desde dentro lo ven de otra manera. Él, de momento, lo que tiene claro es que quiere seguir creciendo.

-Usted en el Tour usó el hastag freelanda y en la concentración del equipo se disfrazó de preso con el freelanda. ¿Qué significa?

-Es algo que se creó en el Tour. No tiene un carácter reivindicativo. Los compañeros del Sky lo usaron mucho a forma de broma, y nada más. En Sky siempre ha estado muy presente, pero en plan de coña. A mí me hace gracia, fue divertido.

-¿Cuánto ha hablado de calendario con Unzué?

-Eusebio me ha dejado elegir a mí, me ha trasladado toda la presión en ese caso. No ha sido un fichaje a corto plazo, sino a largo. Quizá este año no puedo hacer los que me gustaría a mí directamente. Pero visto a largo plazo se entiende. El Tour me dejó muy buenas sensaciones, quiero volver. Le he quitado el miedo a las cronos, siempre hay alguien que se sale, pero mis rivales escaladores no son muy superiores a mi.

-¿Tiene una espina clava en el Giro?

-El año pasado le conseguí dar la vuelta al final, pero no es a lo que iba al Giro. Quiero volver para quitármela. Yo elegí Sky porque para grandes vueltas era una equipo con grandes garantías y no he conseguido lo que buscaba, no he podido disputar nada.

-¿Qué tiene de diferente Movistar de Sky?

-Las concentraciones previas son parecidas. Lo que más me ha llamado es el ambiente. Por muchos que aprendas un idioma, siempre te falta tener gente de tu misma zona o compartir humor. Aunque entendiese bien inglés, llevaba dos años sin poder hacer un buen chiste porque el humor es diferente. Integrarse aquí es más sencillo, y las relaciones también.

-¿Teme que Movistar ha perdido músculo en la clase media?

-Sí que ha habido bajas importantes, pero si me he venido a Movistar es porque en las grandes vueltas es un equipo que siempre ha dado garantías. Por eso estoy tranquilo, tendremos gente suficiente.

-¿Cómo ha sido su convivencia con Quintana?

-Con él muy buena, y con el equipo también. La acogida ha sido muy buena por parte de todos. En la concentración nos hemos conocido y la relación es muy buena. Su camino es el Tour, y no va a condicionar mi calendario. Juntos en el Tour podemos ser más fuertes y si no cada uno puede hacer su carrera.

-Se habla menos lo que pueden sumar juntos.

-No va a haber ningún problema.

-¿Se puede hacer doblete Giro-Tour?

-Yo lo hice el año pasado y fue bien. La cuestión es que quiero llegar bien al Mundial y el mejor camino es por la Vuelta. Bueno, ya veremos si estoy en la lista del Mundial. No he hablado con Mínguez. Quiero correr el Tour, pero hay que ver qué es lo mejor para mí y para el equipo.

-¿Cómo va a casar su forma de correr tan agresiva, un poco por libre, con el estilo Movistar?

-Pues no lo sé. A veces lo mejor es no planificar las cosas. Cuando vengan las cosas los directores ya tendrán la responsabilidad de lanzarme o frenarme. Y si estoy con Nairo, la posibilidad de tener dos bazas yo creo que es muy buena.

-¿Por qué es tan fuerte Sky y Froome?

-Froome se conoce muy bien, sabe medir sus esfuerzos. Y luego tiene un equipo alrededor que es un superequipo. Si tiene una debilidad, se la cubre el equipo. Hay corredores como Nibali que no necesita un equipo fuerte alrededor, se bastan por sí mismos. Otros, como Froome, se apoyan mucho en el equipo.

-¿Tiene ganas de un duelo con Froome?

-Yo creo que lo tendremos. Hasta ahora al estar en el mismo equipo no ha sido posible, ahora ya es otra cosa. Le conozco, pero creo que poca gente no sabe cómo son y cómo corren. Habrá que usar un ciclismo más ofensivo.

-¿Tienen un punto débil?

-Si Froome estuviese solo, atacándole y atacándole se conseguiría algo. Pero siempre tiene un equipo muy fuerte.

-¿Con qué se queda emocionalmente de 2017?

-Emocionalmente fue muy triste y muy duro perder a Michele Scarponi. Le vamos a echar mucho de menos. En lo deportivo me quedo con el haber sido capaz de darle la vuelta a la situación del Giro. Hubo momentos en los que no sabía qué estaba haciendo allí, pero en la última semana fui capaz de darle la vuelta. Y me quedo con el Tour, que la gente volvió a enloquecer conmigo.

-¿Es usted el relevo de Contador?

-Yo tengo claro quién soy yo y a qué aspiro. La gente está buscando desesperadamente un relevo. A nivel deportivo nunca voy a conseguir lo que ha hecho él, pero si consigo hacer disfrutar a la gente con lo que hago, pues mejor. Pero no me obsesiona el llenar el hueco de alguien.

-Elija una grande.

-Temía al Tour por la tensión, pero este año me gustó. Quiero volver para intentar hacerlo bien.

3 comentarios

  1. Spaniel Brezh.

    Me recuerda a JF Bernard y sobre lo que el se decía: piernas de acero y cerebro de mosquito. Me parece que lleva la boina incrustada en el alma y yo personalmente como aficionado español no disfrutaré con sus triunfos, si llegan.

    No hase farta disir mas ^^

  2. Spaniel Brezh.

    J’insiste: les jambes d’un cheval et la tête d’un moustique. Además es un poco boinas, la política ….ya sabes.

  3. Miguel Servet

    Muchas gracias por no publicar mis comentarios sobre Landa. Hasta nunca

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*