Lefevere cierra la puerta de salida a Mas pero no a Gaviria

Mas supera a López © Photogómez Sport

Cuando todo parecía pensar que la llegada de Deceunink como principal patrocinador para los próximos años iba a frenar la posible desbandada en Quick-Step, su patrón, Patrick Lefevere, afirma que ha sido así sólo en parte. Si hace unos días Fernando Gaviria y Enric Mas parecían destinados a cambiar de aires con dirección a UAE y Astana respectivamente, el balear seguirá con la estructura belga, algo que no se puede asegurar del colombiano.

Mas no abandonará el equipo. Ciertamente, no lo voy a permitir“. Así de rotundo se ha mostrado Lefevere en declaraciones a Cyclingnews, que cumplirá su contrato vigente hasta final de 2019. Con respecto al velocista, el ‘viejo lobo’ no ha sido tan tajante: “No puedo decir hoy al 100% que Gaviria se queda. Sé que está hablando con otros equipos. UAE tiene mucho más dinero que nosotros, pero el dinero no lo es todo en el mundo”, ha explicado, para añadir que “en este momento Fernando tiene un contrato -también hasta 2019-, así que sólo puede irse si yo lo permito. Para mí un corredor sólo se ha ido cuando todas las partes firman un acuerdo, y hasta hoy no es así”.

Aun así, Lefevere es consciente de las dificultades de retener a un corredor si desea cambiar de aires: “No quiero mantener a la gente en contra de su voluntad. Tampoco quiero decir que él no quiera quedarse. El siguiente paso no depende sólo de mí”, ha subrayado.

Aunque parezca mentira, 69 victorias no dan para mantener a uno de los velocistas con más presente y futuro del pelotón mundial ni a la gran esperanza española y revelación de la última Vuelta a España. Patrick Lefevere ya avisó de que andaba a la caza y captura de un nuevo espónsor que relevara a Quick-Step. La firma de suelos, si bien no abandona el barco, sí desea pasar a un segundo plano en el patrocinio de la escuadra belga. Pese a todo, Lefevere garantizó la continuidad de la estructura “aunque sea bajo la denominación Wolfpack”.

Lógicamente, esto último no le da para mantener un bloque que marcha camino de batir su propia plusmarca de triunfos y que cuenta con uno de los presupuestos más elevados del World Tour. Así, no pudo retener a Niki Tersptra -“quiere mucho dinero y no se lo puedo ofrecer”, reveló el patrón del conjunto azul- y, según apunta La Gazzetta dello Sport, los próximos en desfilar podría ser Enric Mas y Fernando Gaviria.

El balear, segundo en el podio final de Madrid con victoria de etapa en la Collada de la Gallina andorrana, tiene ante sí un panorama deslumbrante. Con 23 años, Mas es uno de los ‘caramelos’ del pelotón World Tour. Pese a tener un año más de contrato con Quick-Step, ETB ha revelado que su futuro podría estar en Astana junto a Ion y Gorka Izagirre, Pello Bilbao, Omar Fraile y Luis León Sánchez para convivir con Miguel Ángel López, al que batió precisamente en esa penúltima etapa de la ronda española. Cabe recordar que Antonio Colom, primo de Enric y entrenador, corrió para Astana en 2007 y 2008.

No obstante, tampoco se puede descartar que UAE Emirates, con petrodólares frescos y la baza de Joxean Fernández ‘Matxin’, director deportivo de la escuadra emiratí y que fue quien le ‘echó el ojo’ para reclutarlo cuando trabajaba por encargo de Quick-Step. Esa parece ser la vía escogida por Gaviria, que comparte representante con Enric Mas en la figura del excorredor Giovanni Lombardi, y también intranquilo por el devenir de los acontecimientos. El antioqueño, de 24 años, no necesita presentación alguna: 4 etapas en el Giro 2017 y 2 en el Tour 2018 le avalan. No en vano, a final del pasado año Lefevere dejó salir a Marcel Kittel -cinco etapas en el Tour- y Matteo Trentin -otras tantas en la Vuelta- para confiar sus ‘volatas’ en el joven sudamericano y a un Elia Viviani que se aburría en Sky, lejos de los sprints de las Grandes Vueltas.

En este 2018, Gaviria ha sumado nueve victorias, por las doce de todo UAE, que se quedan en diez si se descuenta el doblete de Yousif Mirza en el campeonato nacional de Emiratos Árabes Unidos. Y de esas diez, cinco han sido cosechadas por Alexandre Kristoff, al que no le vendría mal un reparto de esfuerzos en una temporada por lo demás bastante discreta de la escuadra asiática.

La paradoja tan flagrante como recurrente: un equipo con potencial económico y pocos éxitos puede recolectar los frutos más jugosos de otro con seis veces más triunfos que busca y no encuentra financiación. Sin embargo, con el viejo lobo Patrick Lefevere por medio todo es posible, aunque su manada puede perder dos de sus lobeznos muy feroces. 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*