Momparler: “Puede haber sorpresas en el nacional sub-23”

Pascual Momparler © RFEC

Román Mendoza / Ciclo21

Aunque no ha participado directamente en la elaboración de los recorridos, Pascual Momparler conoce bien los trazados que acogerán la próxima semana los Campeonatos de España de carretera Castellón 2018. Por ese motivo, pero sobre todo por su condición de seleccionador nacional sub23, hemos querido hablar con él, para que nos desvele algunas de las claves de esta categoría en las que las referencia suelen ser escasas, ya que los mejores de ediciones anteriores suelen haber promocionado a la categoría reina o por edad a élite-, además del carácter especial de la prueba al disputarse por selecciones autonómicas y no por equipos.



La prueba en línea será el sábado 23, a partir de las 9:30, sobre 161,5 kilómetros. “Conozco bastante bien los recorridos, pero los corredores sub23 también, ya que hicieron un buen test la semana pasada en la Volta a Castelló, en la que en una de las etapas se pasaba por Culla, donde va a decidirse este Campeonato”, explica el técnico valenciano. “Es un recorrido bastante selectivo, que se decidirá en las tres vueltas al circuito, especialmente en las dos últimas, aunque será una carrera en la que habrá que estar atento desde el inicio”.

Y es que Momparler opina que “estamos ante un Campeonato en el que puede haber sorpresas, como pasó hace dos años. Si se forma una selección desde el inicio, puede que lleguen. Y si se te va la carrera, por muchas ganas que tengas puede no haber tiempo y terreno para recuperar”. En cuanto a la subida final considera que “no es un puerto para un escalador nato, sino para gente de fuerza”, para señalar que “habrá que tener en cuenta a corredores como Cañellas, Sureda, David González, Mota, Adriá, Galván, Gil… sin olvidar de ese factor sorpresa si la carrera comienza a decidirse desde los primeros kilómetros”.

En cuanto a la crono (viernes 22, 10:00), el seleccionador es terriblemente claro y sincero. “Casi va a ser más fácil acertar el Euromillón que el ganador”. La falta de referencias de la temporada “y los problemas físicos de un ciclista como Bouzas, que ha sido uno de los referentes en los años anteriores y que no sé siquiera si va a correr, lo hacen muy complicado. Habrá que ver a corredores jóvenes como los vascos Elosegui y Azparren, el gallego Guillermo García, el valenciano Rico…”. Sobre el recorrido, de sólo 19,5 kilómetros, Momparler reconoce que “es corto y bastante llano para la zona en la que está, al pie de los puertos que luego se afrontarán en la prueba en línea”.

Finalmente sobre el calor, un elemento que ha sido clave en algunos de los últimos Campeonatos, como Cáceres o Cocentaina, nos comenta que “hoy -por ayer- ya ha comenzado el verano después de un mes de junio bastante atípico, por lo que tendremos que contar con el calor, pero no será un horno como el que tuvimos en Alicante”.

Objetivos ambiciosos de la selección

Pero no es el único tema que tratamos con Momparler, ya que aprovechamos para que nos haga balance de lo que está siendo la temporada de la selección española y, sobre todo, de los ambiciosos objetivos que se tienen en la segunda mitad: Europeo, Tour del Porvenir y Mundial.

Estoy muy satisfecho de la primera parte de la campaña, aunque en las clásicas del Norte -Gante-Wevelgen, Flandes y ZLM Tour- no consiguiésemos ningún punto. La selección estuvo en carrera, pero cuando llegaba el momento clave nos eliminaron distintos factores. No tuvimos la suerte que nos merecíamos”, recordando que Galván y Mikel Alonso acabaron delante en Gante, o que el trabajo en ZLM se frustró por la caída de Peñalver en los últimos kilómetros, con la doble fisura de muñeca.

Las tornas cambiaron en la Carrera de la Paz, “aunque no pudimos rematar. La selección trabajó muy bien y la pena fue el último día, que hacía muy mal tiempo y estábamos lejos de los chicos, sin poderles avisar de que tirasen a por el corredor que iba escapado y que fue quien ganó la etapa”. Lo más importante es que en Chequia se conseguían esos puntos necesarios para estar en agosto en el Tour del Porvenir.

Pero antes de ese momento, se habrá afrontado el Europeo, que está separado este año del de los profesionales, y que se disputará en julio, también en la República Checa, los días 13 -crono, en Brno- y 15 -línea, en Zlin-. “La contrarreloj es la típica para rodadores, pero la prueba en línea es durísima, ya que se trata de subir un puerto de 9 kilómetros y bajarlo, sin apenas llano”. Un recorrido que podría venir bien a varios ciclistas españoles, pero “que nos pilla en un mal momento de la temporada, ya que nuestros primeros espadas tienen que pensar en agosto y septiembre”.

Para esas dos pruebas, Momparler piensa en corredores como “Errazkin y Azurmendi, sobre todo, como ya demostraron en la Carrera de la Paz, pero también en ciclistas como Juanpe López, el mismo Mota, que me gustó muchísimo su actitud. Todos ellos saben que tienen que tomárselo con calma para llegar con opciones a esos objetivos”. No obstante, el seleccionador señala que “en el Tour del Porvenir no sólo van a ir escaladores, ya que sería un equipo descompensado. Quiero contar con otro tipo de corredores para las primeras etapas, para el llano y las llegadas, como pueden ser Cañellas, Peñalver, Viejo…”.

En cuanto al Mundial, a Momparler le preocupa el hecho de que “este año no tenemos muchos corredores que estén cogiendo puntos en el ranking europeo -que determina el número de integrantes de las distintas selecciones-, por lo que tendremos que esperar a agosto para saber con cuántos ciclistas saldremos”. Además, el nuevo criterio para determinar las cuotas tampoco es muy favorable, por lo que podría reducirse de cinco o cuatro corredores la presencia mundialista de la selección nacional.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*