Mundial 2020: Suiza, más montaña que Innsbruck

Así podría ser el perfil del Mundial 2020 / © La Flamme Rouge

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Tras el cambio de planes de última hora que llevó el mundial de 2020 de Vincenza a Suiza (ver más abajo), comienzan ya a hacerse cábalas sobre cómo será ese evento en uno de los países más montañosos del Viejo Contiente y, según lo que publican hoy varios medios helvéticos, el trazado de ese mundial podría acumular más metros de desnivel que el recién terminado de Innsbruck.

Alexandre Debons, uno de los responsables del diseño de los trazados mundialistas de 2020, ha dejado caer algunas pistas sobre cómo será el recorrido de la prueba de fondo elite masculina y ha desvelado que el Col de La Petite Forclaz será, ya en el circuito final, el encargado de dotar de dureza al trazado. Se trata de un bulto de 3,8 kilómetros con una pendiente media del 10,5%. A este circuito final, de 19,5 kilómetros, se llegará después de partir desde la sede de la UCI y completar una aproximación de 130 kilómetros que incluirá el paso por el Col de Champex, un puerto de 11,1 kilómetros al 7,9% de media.

Con esta información la cuenta de Twitter @LaFlammeRouge ha realizado una simulación de cómo podría ser el perfil de la prueba (ver arriba) en caso de que la UCI dé el visto bueno a la propuesta helvética.

27 SEPTIEMBRE

Sagan, con su tercer oro mundialista / ©Twitter Giro Italia

Cuando todo parecía indicar que Países Bajos sería la apuesta definitiva de la UCI para albergar la cita mundialista del próximo año tras la espantada de Italia (ver más abajo), el máximo organismo mundial ha sorprendido al anunciar la concesión de la organización del evento a los cantones suizos de Vaud y Valaisla UCI anunciaba que iba a permitir la participación de la selección suiza en el Tour de Suiza y en el Tour de Romandía. La decisión pudo comenzar a vislumbrarse a primera hora de la mañana de hoy, cuando en una no menos sorprendente decisión, y la federación de este país aseguraba que todo se enmarcaba en una estrategia por potenciar el ciclismo helvético de cara a una posible celebración mundialista en 2020 o 2024 dado que no cuentan con ningún equipo PCT que pueda optar a una invitación en estos eventos.

Tal ha sido la sorpresa que, al contrario de lo que sucedió con Flandes, que sí ha sido capaz de dar a conocer los primeros detalles de cómo será el Mundial de 2021, todo lo relativo a la ya confirmada candidatura helvética es puro secreto, por lo que no se conoce, al menos por el momento, detalle alguno de lo que puede dar de sí un Mundial que, por qué no, podría volver a estar marcado por la montaña.

Como ya adelantó Ciclo 21 el pasado mes de abril (ver más abajo), Vincenza no será sede del Mundial de ciclismo en 2020 tal y como estaba inicialmente previsto. Tras muchas especulaciones y enfrentamientos entre administraciones y, sobre todo, la oposición de buena parte de la sociedad de la región, hoy ha sido Cristiano Corazzi, Consejero de Deportes de la Región del Véneto, el que ha confirmado que el evento no tendrá lugar en la bella ciudad italiana ya que la partida económica que debía liberar el Gobierno de Italia no ha llegado hasta hoy, cuando ya es tarde para la UCI.

Ahora todo queda en el aire y falta por ver si Países Bajos retoma su candidatura conjunta de las provincias de Drenthe y Groenigen, que desde hace tiempo tendría los deberes casi acabados. Una candidatura de la que se sabe que el circuito de Assen serviría como línea de meta de todas las pruebas de la semana mientras que las salidas se las repartirían Emmen (punto de salida de las pruebas elite masculina y femenina de fondo), Appingedam, Gieten, Veendam y Groningen, que sería la ciudad que albergaría la salida de las pruebas CRI elite tanto masculina como femenina.

30 ABRIL

Con la precisión de la mejor maquinaria relojera suiza, los responsables de la candidatura italiana a la organización del Mundial 2020 han reaccionado a la noticia de que el ayuntamiento de Venecia ha decidido endurecer, mediante la instalación de controles de acceso a la ciudad, su lucha contra la masificación turística. ¿Qué tiene que ver esto con el Mundial 2020? Pues mucho. Como ya contamos en su momento (ver más abajo), la intención de los organizadores era que la prueba saliera desde la Plaza de San Marcos y tuviera su meta en la no menos bella ciudad de Vicenza, pero la oposición popular a un evento que no haría más que añadir más leña al ya caldeado ambiente de masificación turística provocó que la UCI, durante una reunión mantenida en Valkenburg coincidiendo con el pasado Mundial de ciclocross, sondeara la posibilidad de que Países Bajos adelantara sus planes y acogiera esa cita de 2020.

Desde Italia no tardaron en asegurar que ellos no se retiraban de la carrera y que únicamente tenían que buscar una alternativa viable que ahora parecen haber encontrado en la ciudad de Caserta. Según informa Tuttobiciweb, la UCI ya habría recibido toda la documentación de la candidatura de Caserta, donde Annemiek van Vleuten fue la última gran figura ciclista internacional en triunfar al imponerse en el prólogo del Giro Rosa de 2014. Antes de ella, Mario Cipollini fue el último hombre en inscribir su nombre en el palmarés ciclista de la ciudad al llevarse el triunfo en la última de las cuatro etapas que el Giro de Italia ha disputado allí.

Mientras, desde Países Bajo se asegura que la candidatura conjunta de las provincias de Drenthe y Groenigen tendría los deberes casi acabados. Una candidatura de la que se sabe que el circuito de Assen serviría como línea de meta de todas las pruebas de la semana mientras que las salidas se las repartirían Emmen (punto de salida de las pruebas elite masculina y femenina de fondo), Appingedam, Gieten, Veendam y Groningen, que sería la ciudad que albergaría la salida de las pruebas CRI elite tanto masculina como femenina.

21 MARZO

Ni han perdido el interés ni, sobre todo, han retirado su candidatura. Los responsables del intento de la región del Veneto italiano, con la ciudad de Vicenza como mascarón de proa, han salido hoy, a través de un comunicado, al paso de las informaciones y rumores que en los últimos días [ver más abajo] hablaban sobre una retirada de la candidatura que habría propiciado que el presidente de la UCI, David Lappartient, hubiese pedido a Países Bajos que adelantara sus planes de organizar el Mundial de ciclismo tres años.

En estesentido, el comunicado es muy claro y en él se asegura que “tal como están las cosas actualmente, el Mundial 2020 está asignado a todos los efectos, aunque subjudice, a Veneto, según lo establecido por el Comité de Gestión de la UCI durante el congreso celebrado en Bergen a finales de septiembre de 2017″. Además, y para despejar cualquier rumor que así lo pudiese sugerir, se deja claro que “el comité de Veneto 2020 no se ha retirado de ninguna manera de la carrera por el Mundial; por el contrario, seguimos trabajando en el proyecto con compromiso y determinación, en espera del plazo final de junio, cuando esperamos obtener la designación definitiva cumpliendo por completo todas las solicitudes y garantías prescritas por el protocolo UCI”.

El presidente del comité Veneto 2020, Claudio Pasqualin, ha declarado que “en respuesta a los recientes rumores, debo destacar que, durante el Mundial de Bergen de 2017, los Campeonatos del Mundo de 2020 fueron asignados a Italia sobre la base del proyecto elaborado por nuestro Comité Veneto 2020. El proyecto se centra en la carrera profesional que comienza en Venecia, con varios otros eventos que se llevan a cabo en las muchas ciudades de la región y la ciudad de Vicenza, que alberga la línea de meta final para las pruebas. Por nuestra parte, seguimos trabajando con el máximo compromiso en todos los frentes. Hemos tomado todos los pasos necesarios; presentamos un dossier técnico completo que fue recibido positivamente por la UCI, e incluso las encuestas in situ realizadas por los delegados de la UCI obtuvieron una excelente respuesta. A la luz de todo esto, esperamos que la situación política italiana después de las elecciones del 4 de marzo se resuelva en las próximas semanas, para que el proyecto Véneto 2020 pueda tomar forma definitivamente dentro del marco de tiempo de la UCI“.

20 MARZO

Ocho años después de que el belga Philippe Gilbert se proclamara campeón del Mundo en Valkenburg Países Bajos volverá a repartir los maillots arcoíris con motivo de la celebración de los Campeonatos del Mundo de 2020 en las provincias de Drenthe y Groningen, una región situada en el norte del país y que, según la información publicada hoy por el Dagblad van het noorden, se ha situado como la gran favorita para un evento que inicialmente querían albergar en 2023, pero que se ha puesto a tiro antes de lo esperado.

Se trata de una cita que estaba prácticamente adjudicada a la ciudad italiana de Vicenza, que acogería la meta de una carrera que iba a salir desde la Plaza de San Marcos de la cercana ciudad de Venecia antes de entrar en el circuito local al que se darían entre 6 y 7 vueltas para completar el recorrido total, pero desde Italia han decidido finalmente retirar su candidatura, quién sabe si alarmados por las noticias del fracaso económico de Bergen. El motivo oficial, en cualquier caso, es el escaso apoyo político y social que estas iniciativas tienen en estos momentos en la región del Veneto, en la que la masificación turística, especialmente en Venecia, es una cuestión muy sensible.

Ante esta situación, Lappartient y su equipo mantuvieron una discreta reunión con los responsables de la candidatura neerlandesa durante el pasado Mundial de ciclocross celebrado en Valkenburg. Tras esa reunuión, Renate Groenwold, una de las máximas responsables de ese comité organizador, comenzó entonces, junto a la UCI, el estudio sobre las posibilidades reales de adelantar tres años sus planes y, según las informaciones publicadas hoy, parece que el veredicto de todos los implicados es claro: el adelanto es factible.

Ahora, Groenwold y su equipo están terminando de perfilar el aspecto económico de un presupuesto que alcanzará los cerca de 16 millones de euros de los que 10 millones saldrán de las arcas públicas de las provincias de Drenthe y Groningen. Además, el Ministerio de Sanidad aportaría otros 2,5 millones y los organizadores confían en poder reunir otros tres millones en forma de patrocinios desde la empresa privada.

La organización del Mundial 2020 sería la guinda del pastel para una región que en 2016 se convirtió en la primera del mundo en obtener el certificado UCI Bike Region Label, que señala al lugar como un ejemplo a nivel mundial de fomento y puesta en marcha de iniciativas que favorezcan el uso de la bicicleta como medio de transporte.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*