Mundial CX sub-23: Orts se cuelga una plata histórica

Nieuwenhuis_Orts_Wouters_Mundial CX_2017

Orts, subcampeón del mundo Sub23 en Bieles / © Ciclo21

Felipe Orts: ¡Ahora ya me conocen! (Entrevista exclusiva Ciclo 21)

Nicolás Van Looy / Ciclo21

“Los periodistas os habéis venido un poco arriba”, decía Felipe Orts a última hora del día de ayer en conversación con el que esto escribe. Repasábamos a esa hora lo acontecido en el día de ayer. La mala fortuna de Feijoo y Cullell en la carrera júnior. “Hacer 15º en júnior parece ahora una decepción, pero ¡ojo! hace sólo dos años un puesto parecido de Jokin era una auténtica pasada”, decía el de La Vila Joiosa. “Eso os pasa por ser tan buenos. Ahora, os jodéis”, le decía, a modo de despedida. Lo que vino después, será mejor no reproducirlo.

Felipe Orts, sexto en el mundial de Zolder del pasado año, había quedado algo eclipsado esta temporada por lo que estaban consiguiendo los chicos de la categoría júnior. El alicantino había tenido mala suerte en muchas de las carreras internacionales a las que había acudido. Después de cada carrera era lo mismo. “He tenido mala suerte”. “Una avería en el peor momento”. “Me ha perjudicado la caída de un rival”. Parecían, sin serlo, una retahíla de excusas. Y no lo eran porque si uno miraba las analíticas de cada carrera podía comprobar que Orts, en aquellas vueltas que podía dar sin problemas, calcaba o mejoraba los tiempos de los mejores. En España seguía arrasando y a medida que se acercaba el mundial Orts se ponía más y más misterioso. Queriendo o sin quererlo, el vilero, de habitual parlanchín y dicharachero, se tornó un hombre más parco en palabras. Los domingos, cuando hablábamos tras las carreras, costaba un poco más que contestara con su habitual gracejo. Aquí pasa algo, pensé hace algunas semanas. Y pasaba. ¡Vaya si pasaba!

Orts se había ganado a pulso salir desde la primera línea en el circuito de Bieles. Visto lo visto ayer, ese detalle era fundamental. Los líos, de haberlos, suelen montarse en los primeros metros (que se lo pregunten a Cullell y Feijoo) y era imperativo librarse de cualquier caída o enganchón. Orts esprintó con fuerza y entró cuarto al circuito. Rodeado de belgas. Su maillot amarillo y rojo, todavía inmaculado, aparecía como una inconsistencia en una cabeza de pelotón bicolor. Azul y naranja. Blauw y orange. Y allí, irradiando esa alegría que por momentos puede confundirse con despreocupación.

Rodeado como estaba prefirió no meterse en líos. Perdió un par de posiciones negociando las primeras curvas, pero no por falta de fuerzas. Lo hizo por inteligencia. Mejor pasar limpio la primera vuelta que tener que lamentar una rotura de material o una caída que dieran al traste con el gran día que le esperaba.

No había terminado el primer giro en Bieles y Joris Nieuwenhuis, el holandés que aparecía como el gran favorito en todas las apuestas, ya había puesto tierra de por medio. Incontestable en su dominio, Nieuwenhuis pasó por meta con algo más de 15 segundos y dando muestras de que sólo una desgracia iba a poder evitar su monólogo.

Gioele Bertolini y Thijs Aerts cometían el gran error de sus vidas: cebarse con intentar evitar que Nieuwenhuis abriera un hueco excesivamente grande. Orts, por su parte, iba a la suya. No se cebabab con nadie. ¿Le pasaba Cleppe? Pues que se vaya ¿Se le caía justo delante Eli Iserbyt? Pues se le esquiva ¿Se le marchaba el grupo del podio? Tiempo al tiempo.

Y eso, el tiempo, fue lo que jugó a favor de Orts. Ya lo hemos dicho. No sólo estaba fuerte el español, sino que hoy, por si quedaba alguna duda, ha mostrado tener eso que solemos llamar inteligencia en carrera o capacidad de lectura de la carrera. Llámenlo como quieran, pero el caso es que Felipe Orts fue más listo que el hambre. Dejó, como decíamos, que los belgas fueran víctimas de su propia guerra interna y de la presión que siempre tienen por conseguir medallas. Iserbyt se eliminó a sí mismo con dos caídas consecutivas. Aerts se vaciaba intentando seguir el ritmo de un Bertolini que, sin que nadie lo supiera –aunque se podía intuir– iba muy pasado de vueltas. Por detrás, Cleppe se pegaba con su compatriota Hermans y el holandés Wouters, el único que supo leer la carrera como Orts: calma porque estos caerán de puro maduritos, parecían pensar los dos.

Y así Nieuwenhuis fue cogiendo ventaja. Vuelta a vuelta la diferencia respecto al resto del pelotón siguió creciendo. Por detrás, poco antes del último paso por la línea de meta, algo raro pasaba. Orts, que había estado a algo más de medio minuto de las posiciones de medalla, imprimió algo más de ritmo a los pedales. Su táctica comenzaba a dar sus frutos. Más fresco que sus rivales, iba remontando sin aparentar flaqueza ni problemas. Aerts reventó, literalmente. Se vació tanto que la carrera se le hizo demasiado larga. Y Bertolini, empeñado en no se sabe muy bien qué, seguía cebado con lo que ya era, a todas luces, un imposible.

Y fue entonces cuando sucedió. Ocurrió lo impensable. Lo hermoso. Lo bello. Lo indescriptible. Porque es precisamente eso, indescriptible. Las palabras no alcanzan a expresar lo que estaba sucediendo entre la reducida parroquia de fieles aficionados al ciclocross de este país. Esos del frikicross. Orts, sublime, dio caza a Cleppe, que se había distanciado unos metros, muy pocos, de Aerts. Y no. No esperó. No necesitó mantenerse a rueda. Había sido listo. Muy listo. Pero eso no era suficiente. Para ser subcampeón del mundo hay que unir inteligencia y fuerza. Y fuerza es, precisamente, lo que quedaba en sus piernas después de haberlas sabido dosificar con inteligencia.

Wouters se dio cuenta demasiado tarde. El holandés confiaba en que Orts descansara a rueda de Cleppe y, de esta manera, meterse en el grupo de tres que pelearía por las medallas. Pero no. Orts se marchó. Adiós y gracias. Ahí os quedáis. Y la última vuelta fue un sueño. Un espejismo. Una locura. Gritos de ánimo. Lágrimas de emoción. En Luxemburgo. En España. En Bieles. En La Vila Joiosa.

Nieuwenhuis había entrado en meta hacía un rato, pero el holandés ya no existía para la afición española. Y llegó el caballito. La marca de la casa. Rueda delantera al aire y mano izquierda alzada al público. En el rostro marrón por el barro, una fila blanca mostraba la sonrisa en el rostro de Orts. Subcampeón del mundo. Sí, subcampeón del mundo. ¿Les suena raro? Pues hay que acostumbrarse, porque eso es, exactamente, lo que es, desde hoy y para siempre, Felipe Orts. Subcampeón del mundo en su último mundial como sub23. Lo que eso debería de significar para él y el ciclocross español, mejor, lo dejamos para otro momento.

Por detrás Wouters redondeaba el fracaso belga. Cleppe, Aerts, Iserbyt… corrieron sin cabeza. Sin orden ni sentido. Pensando cada uno en lo suyo. O, mejor dicho, sin pensar. Ni en lo suyo ni en lo de los demás. Cebados con un oro imposible. Empeñados en unas medallas que eran incompatibles con intentar perseguir a Nieuwenhuis. El ciclocross, aunque cada vez más, no pasa por ser un deporte de equipo, pero Bélgica hoy tendría que haber apostado por elegir a un hombre y poner a los demás a trabajar para él. Y si no eran capaces de hacerlo, tendrían que haber hecho lo que hizo un español llamado Felipe Orts: ser listo. Muy listo. Y bueno, muy bueno. Ya sabes… ahora, te jodes.

CLASIFICACIÓN

1 NIEUWENHUIS Joris NED NETHERLANDS 0:53:58
2 ORTS LLORET Felipe ESP SPAIN +01:23
3 WOUTERS Sieben NED NETHERLANDS +01:29
4 AERTS Thijs BEL BELGIUM +01:34
5 CLEPPE Nicolas BEL BELGIUM +01:38
6 DUBAU Joshua FRA FRANCE +01:56
7 BERTOLINI Gioele ITA ITALY +02:03
8 ANDREASSEN Simon DEN DENMARK +02:28
9 HERMANS Quinten BEL BELGIUM +02:30
10 BAKX Kelvin NED NETHERLANDS +02:30
11 RUSSO Clement FRA FRANCE +03:08
12 VAN DER HEIJDEN Maik NED NETHERLANDS +03:13
13 FINE Eddy FRA FRANCE +03:14
14 DUBAU Lucas FRA FRANCE +03:25
15 GOOSSENS Kobe BEL BELGIUM +03:39
16 JACOBS Johan SUI SWITZERLAND +03:39
17 ISERBYT Eli BEL BELGIUM +03:55
18 PETROV Spencer USA UNITED STATES OF AMERICA +03:58
19 PEETERS Yannick BEL BELGIUM +04:17
20 COLLEDANI Nadir ITA ITALY +04:21
21 RUEGG Timon SUI SWITZERLAND +04:34
22 WILLSEY Cooper USA UNITED STATES OF AMERICA +04:34
23 MULLER Manuel GER GERMANY +04:44
24 FOLCARELLI Antonio ITA ITALY +05:18
25 HAIDET Lance USA UNITED STATES OF AMERICA +06:23
26 BOGUSLAWSKI Marceli POL POLAND -1LAP
27 VOZAR Simon SVK SLOVAKIA -1LAP
28 MOBIS Maximilian GER GERMANY -1LAP
29 ULIK Matej SVK SLOVAKIA -1LAP
30 BASSANI Michele ITA ITALY -1LAP
31 HECHT Gage USA UNITED STATES OF AMERICA -1LAP
32 TURCHI Luc LUX LUXEMBOURG -1LAP
33 CHANCE Maxx USA UNITED STATES OF AMERICA -1LAP
34 MEILER Lukas GER GERMANY -1LAP
35 MAYER Daniel CZE CZECH REPUBLIC -1LAP
36 KUHN Kevin SUI SWITZERLAND -1LAP
37 HARDING Billy GBR GREAT BRITAIN -1LAP
38 RASMUSSEN Niels DEN DENMARK -1LAP
39 JARY David CZE CZECH REPUBLIC -1LAP
40 JANSSON Henrik SWE SWEDEN -1LAP
41 STORGAARD Christian DEN DENMARK -1LAP
42 BREZINA Jonas CZE CZECH REPUBLIC -2LAP
43 ALBERDI MENDIZABAL Jokin ESP SPAIN -2LAP
44 ANDRESEN Andreas Lund DEN DENMARK -3LAP
45 FRIES Noah LUX LUXEMBOURG -3LAP
46 O’DONNELL Trevor CAN CANADA -3LAP
47 VAN DER MEER Gosse NED NETHERLANDS -3LAP
48 WALKERDEN Ben AUS AUSTRALIA -3LAP
49 ODA Hijiri JPN JAPAN -3LAP
50 DORIGONI Jakob ITA ITALY -5LAP
DEGROOTE Jonas BEL BELGIUM DNF5
PERIOU Tony FRA FRANCE DNF5
ERIKSSON David SWE SWEDEN DNF4
KEISER Felix LUX LUXEMBOURG DNF2
WHITE Curtis USA UNITED STATES OF AMERICA DNS
SORENSEN Carl DEN DENMARK DNS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*