Nibali, su costilla, el Cordal y la renuncia al Mundial

Nibali_Vuelta Espana_2017_17

Vincenzo Nibali en Los Machucos / © Bahrain-Merida

Rafa Mora / Ciclo21

Italia se remueve cuando se habla de sus líderes y ahora el golpe le llega por parte de Vincenzo Nibali. El de Messina ha decidido que no participará en el Mundial de Bergen porque no se prevé una óptima recuperación de la costilla que se lesionó tras su caída en el descenso del Cordal, en plena batalla de la Vuelta a España en la penúltima etapa.

De aquello se levantó el corredor italiano, saltó de nuevo sobre su bici y se metió, como pudo, en la batalla que protagonizó Alberto Contador. A Nibali se le vio sufrir aquel día, acompañado de su escudero Franco Pellizotti, pero finalmente se dejó menos de un minuto cuando, visto cómo iba, se pudo esperar la catástrofe.

Ahora el de Bahrain-Merida lo ve nítido. La costilla no está bien y tampoco tiene muy claro que el circuito le vaya a favorecer, así es que Italia se queda coja, a la espera del equipo oficial que debe anunciar el seleccionador, Davide Cassani. Mientras el resto de selecciones van confirmando sus equipos definitivos, el técnico transalpino busca un líder, que puestos a mirar uno a uno los nombres, lo tiene de entre una preselección que cuenta con Elia Viviani, Matteo Trentin, Gianni Moscon, Diego Ulissi, Daniel Oss, Alessandro De Marchi, Salvatore Puccio, Davide Villella, Sonny Colbrelli, Alberto Bettiol, Enrico Gasparotto, Marco Marcato, Daniele Bennati, Andrea Pasqualon y Marco Canola. La lista definitiva italiana se espera para este jueves 14 de septiembre.

Sea como fuere, Nibali dejó entrever el domingo, al finalizar la Vuelta a España, que el ‘no’ era una realidad. Lo hizo en declaraciones a la Gazzetta dello Sport: “Tengo que ver cómo me encuentro y ver lo que tengo en mis costillas, porque noté el golpe. Decidiré basándome en eso. Ciertamente, habiendo hablado con el seleccionador nacional, me di cuenta de que la carrera no me convenía y que el equipo nacional ya tiene las piezas adecuadas. ¿Qué papel podría desempeñar?”.

Cassani, por su parte, también al medio italiano, lo asumió: “He hablado con Vincenzo y su entrenador Paolo Slongo. Desafortunadamente la caída influyó en su decisión. Le cuesta respirar y tiene que descansar durante varios días”. El seleccionador añadió que Nibali apunta a la cita mundalista de 2018, en Innsbruck (Austria): “Le conviene mucho más”.

Las pruebas determinan microfractura

Nibali se sometió a rayos X para determinar la extensión de las lesiones tras la caída en el Cordal. Según informa el equipo Bahrain, “el examen radiológico confirmó la microfractura clínicamente sospechosa del hueso cortical de la 7ª costilla izquierda”, en palabras del doctor Emilio Magni, quien añade que “Vincenzo debe descansar unos días, para una posterior reevaluación clínica”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*