Santesteban: “Un diploma olímpico sería fantástico”

Santesteban en Francia

Santesteban en Francia

Fernando Ferrari / Ciclo 21

Ane Santesteban tendrá el enorme privilegio de ser una de las 67 participantes de la prueba de fondo en carretera de los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro el domingo 7 de agosto. Una cita especial, diferente, por todo lo que lo rodea y por tener la exclusividad de celebrarse cada cuatro años.

La vasca de 25 años (12 de diciembre de 1990, Errentería, Guipúzcoa) reinicia la presencia española 8 años después tras la lamentable ausencia en Londres 2012 y gana el pasaporte tras una intensa y notable campaña en la que acumuló el mayor número de puntos para España, que al final se clasificó entre los 22 primeros países. Plaza que otorgaba dos representantes, pero que se quedó en la mitad por el discutible sistema de calificación de la UCI y el COI que daba acceso a las naciones no presentes entre esos 22 con corredoras entre las 100 mejores. Y ahí estuvo siempre Santesteban, por lo que la participación de al menos una ciclista quedaba asegurada. Ramontxu González Arrieta, seleccionador nacional, tomó la decisión. No dudó y eligió a la actual líder del TOP Ciclo 21, la mejor española de 2016. Indiscutible.

-¿Cómo fue el momento de la noticia?

-Estuve hablando con Ramón hace unos días y me comunicó la decisión que había tomado. ¡Iba a estar en los Juegos Olímpicos!

-¿Qué fue lo primero que sintió?

-Fue una alegría inmensa. Era el reconocimiento a todo el sacrificio que he hecho este año en el que no he parado en casa desde enero en el Tour de San Luis en Argentina. De un lado para otro intentando dar mi máximo nivel, tanto en competiciones como en concentraciones con el equipo y la selección española.

-¿Y a partir de ahora, qué?

-Este fin de semana compito en Alemania y al siguiente en el Trentino. Después haré el Campeonato de España de fondo y ya a entrenar en la altitud de Sierra Nevada para lograr el máximo nivel. He estado dos años allí y me ha ido muy bien. ¿Saturación? Hay tiempo hasta la cita olímpica. Me quedan cinco días de competición. Después, sin desconectar del todo, levantaré un poco el pie y poco a poco me adaptaré a la altura. Tengo un mes para prepararme. El 1 de agosto llegaré a Río.

-¿Siente que es la merecedora del pasaporte olímpico en relación con sus rivales?

-Hay otras chicas que lo merecerían igual porque se han esforzado como yo. Ha sido una clasificación muy dura y hemos estado muy unidas para coger puntos. La suerte de la selección española es que hay muy buen ambiente. Obviamente yo quería estar porque debe ser una experiencia única.

Santesteban, a la izquierda © Ale

Segunda en Chequia © Ale

-Si no fuera a Río, ¿a quién llevaría?

-Por amistad y sacrificio a Sheyla Gutiérrez que lo merece tanto como yo, sin parar desde enero.

-¿Qué sabe del recorrido?

-No hemos podido ir a verlo antes, pero por lo que me han comentado los técnicos y otra gente que conozco, es durísimo prácticamente desde la salida y luego ya la subida final.

-¿Qué opciones tiene?

-Estoy encantada con el circuito porque me va muy bien. Mi directora en el Alé y ganadora de 5 Giros, Fabiana Luperini, me dice que tengo suerte y que lo aproveche al máximo porque ella en su día no tuvo este recorrido. Las medallas me quedan un poco lejos pero un diploma sería fantástico.

-¿Quiénes son sus favoritas para las medallas?

-Las mismas que suelen estar ahí siempre: Van der Breggen, Niewiadoma, Johansson… ¿Armitstead? Quizá no le vaya tanto, pero seguro que la veremos delante.

-¿Qué espera de los Juegos Olímpicos además de la propia carrera?

-Tengo muchísimas ganas de estar allí. No me hago a la idea. Hasta que no lo vea no lo sabré, la villa olímpica, convivir con deportistas del máximo nivel… No veo el momento de llegar.

-¿Que vaya una sola española es una buena o mala noticia?

-Viendo que no estuvimos en Londres, hemos de estar satisfechos porque el sistema no es nada justo.

Ane Santesteban en la Bira © facebook

En la Bira © facebook

-Ésa era la siguiente pregunta…

-Hemos puntuado en todas las carreras, pero no ha sido suficiente al quitar plazas a otros países, después de clasificarse entre los 22 primeros. Desde el principio ya sabíamos como funcionaba, pero no deja de ser una injusticia.

-¿Qué diferencias espera respecto a su participación en cinco Campeonatos del Mundo?

-Sobre todo que va a ser un pelotón súperrreducido de 67 chicas, mucho más pequeño que en un Mundial. La táctica es muy complicada. Imagino que las selecciones con cuatro corredoras como Italia u Holanda mandarán a alguien por delante en una fuga para controlar. Pero al final creo que se decidirá más individualmente que por equipos por las muchísimas diferencias que creará la acumulación de metros de desnivel. Seguramente tengan un poco más de ventaja las selecciones con esas cuatro corredoras como por ejemplo las estadounidenses. Por mi parte quiero ver primero el circuito y luego ya dependerá de cómo jugar mis cartas. Quizás no estaría mal meterse en una fuga y quién sabe.

-¿Cómo resume su campaña 2016?

-Súper satisfecha. Empecé siendo sexta en la etapa reina de San Luis y luego he estado en todas las carreras cerquita, entre las 10 primeras, así que feliz con lo que he hecho. Veo que voy progresando. El año pasado fue mi punto de inflexión con una mononucleosis de la que me recuperé. Me di cuenta de que el ciclismo es lo que quiero, cambié mi mentalidad, empecé con la progresión y acabé duodécima en una prueba de la Copa del Mundo, puestos en Ardeche, Toscana… ¿La contrarreloj? No la preparo, así que es mi punto débil.

-¿Y después de los Juegos Olímpicos?

-Tengo claro que la vida no se acaba en Río. Aun queda mes y pico de temporada. A ver un poco qué quiere el equipo en agosto y septiembre, pero me seduce el Campeonato de Europa en Niza con otro recorrido duro que me va.

-No ha ganado una carrera aún este año. ¿Dónde le gustaría?

-Levantar los brazos siempre donde sea, pero por ejemplo estaría muy bien en el Campeonato de España, por supuesto, o en una internacional, claro. En Chequia estuve cerca con un segundo y otro tercer puesto. Fue una pena.

xxx

Segunda por la izquierda con la selección

-Del Mundial -llano y con viento- de Catar, casi que ni hablamos.

-Ahí sí tengo pocas o nulas opciones. No creo que ni vaya a estar pero si al final voy, echaré una mano como sea.

-Es la vigente líder del TOP Ciclo 21, la mejor del año.

-Espero poder conseguirlo y sumar más puntos para llevármelo a final de año. Mavi García y Sheyla Gutiérrez son dos rivales serias.

-Ha tenido que irse a Italia. ¿Se puede vivir -dignamente- del ciclismo femenino?

-Tomé la decisión de irme al extranjero tras unos años en España por hacer un cambio de vida. La verdad es que está difícil y estamos muy lejos del ciclismo masculino. Poco a poco se va mejorando y ahora se ha dado un paso importante con la paridad de los premios en los Mundiales. Al final hacemos el mismo esfuerzo que ellos, el mismo día a veces, y no deja de ser injusto.

-¿Hasta dónde piensa seguir como ciclista profesional?

-No lo sé. De momento vivo el día a día, y competiré de momento este año y el siguiente. Aún no he renovado para 2017. Ya tocará plantearlo cuando toque. Sí me gustaría terminar en España mi último año como profesional.

-¿Le gustaría llegar y estar en Tokio 2020?

-Quedan 4 años, pero para entonces me gustaría que el sistema de acceso fuera más justo, que haya países que no puedan organizar carreras sin invitar a los demás para favorecer a sus corredoras locales como Israel o las naciones sudamericanas y que el pelotón fuera más numeroso que las 67 que estaremos en Río. Ojalá.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*