Guimard: “Tokio 2020 será simplemente una prueba en línea”

Guimard © RMC Sport

Román Mendoza / Ciclo 21

El seleccionador francés, Cyrille Guimard, explica en ‘France Cyclisme’, el órgano oficial de la Federación Francesa las características del recorrido de la prueba en línea de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que cataloga como “interesantes e innovadores en su configuración”.

El veterano director francés destaca que “cambia totalmente lo que conocemos de este tipo de pruebas, ya que antes teníamos un circuito con X vueltas por delante y ahora es simplemente una carrera en línea“. Desde las afueras de Tokio, donde se dará la salida, alcanzarán el Lago Yamanakako tras una primera parte de recorrido que cataloga de “difícil, ya que hay casi 1.000 metros de desnivel en una distancia de 50 kilómetros“.



Posteriormente afrontarán una vuelta al lago, al pie del Monte Fuji, para terminar con dos giros más, incluyendo el circuito de Fórmula 1, en el que se ubicará la llegada. “Es muy técnico, con subidas de tres a cuatro kilómetros con diferentes porcentajes. Y dejando el lago, hacia el circuito, hay un descenso muy técnico, del 13 al 15 %“, así como carreteras estrechas. “Tendremos que verlo mejor y aprehenderlo”.

Guimard señala también que “los Juegos tienen un enfoque diferente en lo que se refiere al control de la carrera en relación a un Campeonato del Mundo, ya que las naciones más fuertes solo pueden tener cuatro o cinco corredores como máximo”, para apostar que “en la salida no habrá sprinters”.

En cuanto a las cronos, indica que “no están definidos ya que puede haber cambios a causa del tráfico, pero debemos saber que estamos en una región montañosa, donde no hay treinta y seis soluciones posibles, por lo que tenemos una visión general y sabemos que no son fáciles a priori, aunque no sean recorridos escabrosos en cuanto a su desnivel”, a la vez que compara esta región con la zona de los Vogos, “sin incluir, por supuesto, el Ballon d’Alsace”.

van avermaet_rio_JJOO_16

Greg Van Avermaet se proclamó campeón olímpico en Río de Janeiro / © Sky

9 noviembre 2017

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Son un total de cinco las variantes que los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están manejando para el diseño del circuito de las pruebas de fondo en carretera de esa cita. El pasado mes de febrero Ciclo 21 ya adelantó el trazado filtrado por el seleccionador holandés, Thorwald Veneberg, que ahora, casi un año después y sólo tres meses antes de que en febrero se tenga que tomar la decisión definitiva, parece casi completamente descartado ya que la intención actual de los responsables nipones es la de llevar las pruebas a los alrededores del icónico Monte Fuji.

Así lo ha adelantado el Japan Times que explica que el trazado que en estos momentos más opciones tiene de acoger la carrera olímpica tiene una longitud de 270 kilómetros que partirán desde las afueras de Tokio para llevar a los corredores elite hasta Fuji, en el distrito de Shizuoka. Un trazado que obligaría a los corredores a transitar por las faldas del Monte Fuji.

De esta forma, y siempre según el diario japonés, la prueba elite masculina partiría desde el Centro Deportivo del Bosque de Musashino para rodar por la nacional 413 y bordear el Lago Yamanaka y transitar por las faldas del monte más alto del país del sol naciente antes de entrar en el circuito sobre el que disputarán el título olímpico que ahora mismo ostenta Greg Van Avermaet.

Según esas mismas informaciones, la salida y meta de la prueba femenina permanecerían invariables respecto a la de los hombres, pero la distancia de esta carrera quedaría estipulada en 140 kilómetros.

En declaraciones ofrecidas a Wielerflits, el seleccionador holandés, que ya filtró el pasado mes de febrero otra opción de trazado, explica que “tienen cinco alternativas posibles. Esta parece que puede ser la definitiva, pero también lo parecía aquella de febrero y al final se quedó en nada”.

Precisamente cuando esta nueva opción comenzó a tomar fuerza como la más posible opción final, Vaneberg volvió a volar hasta Japón para ver el trazado in situ. “He visto este circuito y es tremendamente duro. Nada más salir de la autopista de Fuji hay una subida muy dura. Además, el circuito final no es muy largo, de apenas 4,5 kilómetros de sube y baja”.

El máximo responsable del combinado oranje avisa: “no se debe subestimar el circuito por ese desnivel de sólo 35 metros, porque no da una idea real de lo duro que es en realidad”.

Tokio_2020_circuito_fuji

Aproximación al trazado olímpico elaborada por La Flamme Rouge / © @laflammerouge16

17 FEBRERO 2017

Filtrado el recorrido de Tokio 2020

Samuel Sanchez_Greg Van Avermaet_BMC_2017

Samu Sánchez y Greg Van Avermaet son los dos campeones olímpicos de fondo en carretera todavía activos / © Ciclo 21

A falta de más de tres años para que la capital de Japón acoja la próxima edición de los Juegos Olímpicos, pero las redes sociales y sus filtraciones han permitido conocer cómo será el recorrido de la prueba de fondo en carretera de ciclismo o, al menos, los planes iniciales con los que ahora trabajan en Tokio.

Ha sido Thorwald Veneberg, que el pasado día 1 de enero fue nombrado nuevo seleccionador de Países Bajos, el que ha provocado esa filtración a través de Twitter al publicar una imagen con detalles del recorrido tokiota.

La primera parte de la carrera llevará a los corredores desde la línea de salida, situada muy cerca de la Villa Olímpica, hasta el circuito, de poco menos de 16 kilómetros, sobre el que se disputará la parte más importante y central de la prueba. Ese primer tramo de aproximación tendrá una longitud de 24 kilómetros y en ellos el pelotón no encontrará más dificultades o peligros que aquellos que puedan derivarse del trazado urbano del mismo.

Sin embargo, el circuito, al que los hombres darán 16 vueltas y las mujeres 7 giros, sí presenta dos interesantes subidas que serán, sin duda alguna, las que vayan a marcar la prueba. La primera de esas tachuelas tiene una longitud de 1,7 kilómetros a una media del 3,2% e irá seguida, sin demasiado descanso, de una segunda ascensión de 2,4 kilómetros con una pendiente media del 3,7%.

En la última vuelta los corredores volverán a salir del circuito para buscar la línea de meta que estará situada a 12 kilómetros de la cima de la última ascensión. Precisamente es esta segunda subida la que representará, con sus 134 metros de altura, el techo de la carrera.

Perfil Tokio 2020

Perfil del circuito de Tokio 2020

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*