Tour Francia 2018: El viejo nuevo Tour de siempre

TdF_2018_Mapa

Mapa general del Tour de Francia 2018 / © ASO

Nicolás Van Looy / Redacción /  Ciclo21

En el deporte, pero sobre todo en ciclismo, hay muy pocas verdades absolutas y los que hay, más que en evidencias científicas, se basan en dogmas de fe que son aceptados con los ojos cerrados y –como corresponde– sin discusión por los fieles aficionados a esta especie de religión de los pedales. Y no, la mayor y más repetida aseveración de este deporte, esa que reza que al final, siempre gana el mejor, no es ni una cosa ni la otra. Ni es una verdad, porque ejemplos de lo contrario hemos visto en innumerables ocasiones a lo largo de los años y, sobre todo, no es un dogma que la gente quiera creer, porque de hacerlo la cosa perdería todo su atractivo. Quizás, haya una frase que, sin traducción ni interpretación que valga, todo el mundo entiende. Un axioma que ha quedado demostrado a base de ponerlo a prueba año tras año. El primer mandamiento de la religión ciclista: le Tour, c’est le Tour.

Sólo así se puede explicar que se mire como se mire, del derecho y del revés, la edición del Tour de Francia que esta mañana se ha presentado en París, la 105ª de su historia, siendo como es tan parecida, tan igual, a todas cuantas la han precedido, sea tan inescrutable en su resultado y su desarrollo como si fuese aquella primigenia locura de 1903 de la que nadie sabía qué esperar.

Siempre se guardan Christian Prudhomme y su equipo alguna pequeña sorpresa. Siempre ganan los responsables de ASO esa guerra que anualmente mantienen con la prensa para mantener secreto el recorrido de su carrera. Es cierto que el presentado hoy en París no difiere mucho de lo que llevamos adelantando en Ciclo 21 desde el pasado mes de noviembre, pero hoy, por fin, hemos conocido todos y cada uno de los detalles definitivos y oficiales de la próxima Grande Boucle.

No será un inicio sencillo. Nunca lo son las primeras jornadas del Tour. En absoluto. El Tour, que ha decidido retrasar una semana su salida para coincidir la menor cantidad de días posible con el Mundial de fútbol, no podrá rendir visita, como era su intención, al Passage de Gois. Esos siete días de retraso han provocado que la tabla de mareas lo impida. Pero el viento y esos preciosos caminos no asfaltados de esa zona donde Francia le gana terreno al Atlántico, unidos a un pelotón siempre frenético y numerosísimo (algo menos en esta ocasión), garantizan el espectáculo.

Será el tercer día cuando los corredores, en esta ocasión arropados por todo su equipo, afronten la primera contrarreloj. Nada nuevo aquí. Quizás, el primer gran punto de interés lo vayamos a vivir con motivo de la novena etapa, que tal y como se esperaba, discurrirá entre Arras y Roubaix. Lo que sí hemos descubierto hoy es que serán 15 los tramos de adoquín los que tendrán que salvar los corredores camino de esa ciudad infernal.

Tdf_2018_09

Los 15 tramos de adoquín / © ASO

Desde allí, los corredores pondrán rumbo a los Alpes. Allí esperan tres etapas en las que destaca la vuelta al recorrido del Alpe d’Huez, cima que servirá para que la cordillera se despida de la Grande Boucle. Antes de llegar a sus 21 curvas, los supervivientes de la carrera habrán entrado a los Alpes a través de Annency camino de Le Grand-Bornand y seguirán camino entre Albertville y La Rosière, primera llegada en alto de la ronda gala.

Mende será el escenario principal de la breve visita que este año hará el Tour al Macizo Central antes de poner rumbo a los Pirineos con esos finales en Bagnères de Luchon, Saint-Lary-Solaun y Laruns, aperitivo de la contrarreloj de Ezpeleta del penúltimo día. Será esa la última piedra en el zapato de aquel que un día más tarde quiera subirse a lo más alto del podio de los Campeos Elíseos.

Pero el paso por los Pirineos guardaba la gran sorpresa del día: la segunda etapa en línea más corta de la historia del Tour de Francia. Será la 17ª, con final en el Col del Portet. Sólo 65 kilómetros en los que el pelotón deberá afrontar las ascensiones, además de ese puerto final, a Peyragudes y Val Louron en un experimento que, seguro, dará mucho de que hablar hasta entonces. Sólo la 15ª etapa del Tour de 1971, con sus 19,5 kilómetros entre Luchon y Superbagnères fue más breve.

No será, en absoluto, una contrarreloj sencilla o de manual la de Ezpeleta. Sus 31 kilómetros no contarán apenas con metro llano alguno sino que serán una continua sucesión de subidas y bajadas con rampas que llegarán a rozar el 20% de pendiente máxima, algo que sin duda desanimará a grandes especialistas como Tom Dumoulin, que esperará, ahora con más motivo, a conocer los trazados del Giro y la Vuelta antes de decidir su calendario de 2018.

Tdf_2018_17

La cortísima etapa de 65 kilómetros / © ASO

Como decíamos, lo que hemos venido contando durante los últimos once meses y se ha oficializado ahora en la capital gala no es nada revolucionario. No es nada distinto. El Tour ya ha subido antes los Alpes. Y ha ascendido en el pasado los Pirineos. Y ha botado sobre pavés en tiempos no tan pretéritos. También hemos visto cronos por equipos e individuales. Y sprints. Y dos jornadas de descanso. Incluso, hemos visto a corredores perder el Tour en la siempre peligrosa semana bretona. En resumen, la 105ª edición del Tour de Francia la hemos visto ya, muchas veces en el pasado. Pero sólo esta carrera, sólo el Tour, puede hacer que algo tan visto y tan poco novedoso parezca y suene como lo último y más transgresor en el mundillo del diseño de carreras ciclistas. Sólo la Grande Boucle puede despertar estas sensaciones de expectación, impaciencia y sorpresa ante un recorrido, asumámoslo, tan igual al de otras veces. Y todo porque, como ya sabemos, le Tour, c’est le Tour.

Será una edición equilibrada en al que, como viene siendo habitual en los últimos años, la montaña sigue teniendo un peso específico mayor que la lucha contra el crono, algo que seguramente haya gustado a Nairo Quintana y Mikel Landa, la dupla de Movistar que pelea desde ya por la jefatura de filas en esta carrera que para uno es un sueño y para el otro una obsesión que se ha ido tornando cada vez más en pesadilla.

Pero hoy no es el momento, todavía, de hablar de nombres y de favoritos. Hoy es el momento de hablar de ese nuevo viejo recorrido al que vuelve un Alpe d’Huez que compartirá protagonismo alpino con La Rosière y Le Grand Bornand; que serán complementados esos Pirineos antes de esa contrarreloj individual en el País Vasco francés con meta en la fronteriza Espelette (Ezpeleta).

Tdf_2018_20

La complicada crono de Ezpeleta / © ASO

No es, decimos, el momento de hablar de nombres propios, pero no queda más remedio que hacerlo en un día como hoy. Como es lógico, el que copa todas las miradas en Chris Froome que, tras cuatro viajes exitosos hasta París, sueña con conseguir entrar en el club de los pentacampeones. Frente a él, además de los ya mencionados Landa y Quintana, tendrá a un Romain Bardet al que parece que ASO ha querido hace un guiño muy evidente con este recorrido, tan de su gusto. En 2018 se cumplirán 33 años desde la última victoria gala en su carrera, a cargo de Bernard Hinault, y Prudhomme y su equipo, sin llegar a ser excesivamente descarados, están poniendo de su parte para que Bardet pueda terminar con esa sequía. Etapas cortas, montaña, etapas para el ciclismo imaginativo y, sobre todo, esa contrarreloj vasca que no se parece en nada a una contrarreloj de manual para una prueba de tres semanas.

El Tour, el mismo Tour de siempre, se ha presentado hoy en París. El Tour, el nuevo Tour de 2018, echará a rodar el 7 de julio en Noirmoutier-en-L’île. Y en esos casi nueve meses que transcurrirán hasta entonces, casi 40 semanas, no dejaremos de hablar y escribir sobre un Tour del que ya lo conoceremos todo salvo los nombres y el orden final de los corredores que llegarán a París el 29 de julio. Porque sólo el Tour, el mismo Tour de siempre, es capaz de despertar tanto interés durante tanto tiempo. Porque le Tour, c’est le Tour.

EL TOUR 2018 EN CIFRAS

3.329 kilómetros de recorrido

25 puertos de montaña (11 en los Alpes, 10 en los Pirineos y 4 en el Macizo Central)

21 etapas

15 tramos de adoquín

8 etapas llanas

6 etapas de montaña

5 salidas indéditas (Moulleroin-Saint-Germain, Dreux, Trie-sur-Baïse, Saint-Pée-sur-Nivelle y Houllies)

4 metas inéditas (Fontenay-le-Comte, Sarzeau, La Rosière y Ezpeleta)

3 llegadas en alto (La Rosière, Alpe d’Huez y Col de Portet)

2 etapas contrarreloj (una por equipos y una individual)

2 jornadas de descanso

LAS REACCIONES DE LOS PROTAGONISTAS

Chris Froome: “Los Alpes serán el mayor reto”

Ganador del Tour de Francia en cuatro ocasiones, Chris Froome quiere unir su nombre al de los Merckx, Anquetil, Hinault e Induráin como pentacampeón de la Grande Boucle. En cuanto al recorrido que ha planteado ASO, el británico considera que “es demasiado pronto para dar una opinión, pero no esperaba nada diferente de los organizadores del Tour de Francia. Es una carrera que siempre pone a prueba todos los aspectos del ciclismo. Adoquines, viento, los Alpes, los Pirineos, etapas de montaña realmente duras…”

El defensor del dorsal número uno opina que será una carrera que podría vivir jornadas fundamentales incluso antes de que llegue la primera gran ración de montaña “El inicio del Tour de Francia va a ser muy nervioso, especialmente hasta la llegada de los Alpes y las primeras llegadas en alto. Esa parte de Bretaña y el norte de Francia siempre es un lugar muy ventoso y estoy seguro de que será una parte muy importante de la carrera”.

Después de haberse adjudicado el triunfo de 2017 sin haberse impuesto en etapa alguna y preguntado sobre qué jornada le haría especial ilusión para levantar los brazos en 2018, Froome se limitó a decir que “la etapa reina de la próxima edición del Tour será la del Alpe d’Huez, con 5.000 metros de desnivel acumulado, así que diría que en los Alpes encontraremos el mayor reto”.

Romain Bardet: “Es difícil de prever y espero aprovecharlo”

Bardet_Tour Francia_2017_12

Bardet es la esperanza francesa / © ASO

Muchos le han señalado como el gran beneficiado del trazado presentado hoy por los organizadores del Tour de Francia y, claro está, como el elegido para terminar con una sequía local que dura ya más de 30 años. Romain Bardet considera que el Tour de 2018 es una carrera “muy difícil de prever. La primera semana será importante no ceder tiempo”. Una vez pasadas esas complicadísimas primeras etapas y ya en los Alpes “será el momento de medirse entre los favoritos. Hay llegadas inéditas, subidas muy cortas, nuevos formatos. Es un Tour difícil de prever y espero poder aprovecharme de eso”.

Respecto a esa etapa de la que ya todo el mundo habla, con sólo 65 kilómetros, Bardet analiza que “con 40 kilómetros de subida, va a ser una etapa que meterá presión a los líderes desde el kilómetro cero. Creo que, la altura combinada con esa distancia tan corta puede provocar diferencias importantes”.

Nairo Quintana: “El recorrido me ha gustado bastante”

Tras quedarse, por primera vez en su carrera, fuera del podio del Tour el pasado mes de julio, el colombiano Nairo Quintana ha asistido hoy, también por primera vez, a la presentación de la Grande Boucle. Tras conocer el trazado de esta 105ª edición de la carrera, el de Boyacá explicaba que, a su juicio, “tenemos muy buenas etapas. Gran parte del recorrido me ha gusta bastante salvo alguna etapa en la que debemos de estar muy atentos, como es la del pavé. Espero que con el buen equipo que tendremos no tengamos ninguna dificultad”.

En la parte positiva para el corredor de Movistar, está que el Tour “tiene mucha montaña y, la verdad, me gusta”, además, “la contrarreloj tampoco es muy larga y espero estar a un gran nivel”.

La parte más negativa para sus intereses llega con las primeras jornadas. “Es verdad que algunas etapas del norte de Francia son difíciles. He corrido algunas carreras en esta zona y con corredores como Benatti, Imanol, Rojas… que son muy buenos para estas etapas, estaremos apoyados en ellos”.

Además, en palabras a la agencia EFE, Quintana ha vuelto a reivindicarse como jefe de filas del equipo Movistar: “Está totalmente confirmado. Siempre ha sido así”, ha asegurado al respecto, pese a que Eusebio Unzué no quiso dejar las cosas tan meridianamente claras cuando fue preguntado al respecto hace algunas semanas.

Dave Brailsford: “Ganará el corredor más completo”

Sir Dave Brailsford

El máximo responsable del equipo Sky, Sir Dave Brailsford, ha sido uno de los primeros en reaccionar ante el trazado del 105º Tour de Francia. “Me gusta”, ha dicho. “Es un recorrido muy equilibrado y eso cumple con la finalidad del Tour: distinguir al corredor más completo”.

El británico considera que “hay una contrarreloj por equipos, hay adoquines, etapas con mucho viento, montaña, entre las que destaca esa cortísima de 65 kilómetros… es un trazado equilibrado que premiará al corredor más completo, aunque es cierto que hay más montaña que contrarreloj”.

En cuanto a la reducción a ocho del número de corredores por equipo, Brailsford considera que “no provocará ninguna diferencia. Todo el mundo espera muchas cosas de esa nueva regla, pero creo que nos espera un escenario exactamente igual al anterior”.

Alberto Contador: “Es un Tour muy completo”

Alberto Contador_Palma de Mallorca_Entrevista_02

Contador en una imagen de archivo / © Ciclo 21

Ya retirado del ciclismo profesional, Alberto Contador ha estado presente hoy en París en la presentación de un Tour de Francia que considera “muy completo. La primera toma de contacto importante será la contrarreloj por equipos, pero es verdad que al principio los equipos tendrán que tener cuidado con el aire. También hay finales como el Muro de Bretaña o Mende, que siempre hacen diferencias, pero el primer día realmente importante va a ser el día de Roubaix, con muchos tramos de adoquín. Para verlo por televisión será bonito, pero para los corredores será un riesgo. Siempre es un día de muchísima tensión. Es un día en el que se puede ir todo fuera”.

Respecto a esa novedosa propuesta pirenaica, Alberto Contador se lamentaba. “Es una pena que pongan esa etapa de 65 kilómetros ahora y no la hayan puesto antes. Son etapas espectaculares que invitan a romper el bloque y eso lo hace especialmente atractiva”.

RECORRIDO TOUR DE FRANCIA 2018

Primera semana

TdF_2018_01-07

Perfil conjunto de las primeras 7 etapas / © ASO

Segunda semana

TdF_2018_08-15

Perfil de la segunda semana de carrera / © ASO

Tercera semana

TdF_2018_16-21

Así será la última semana de competición / © ASO

EL LISTADO DE ETAPAS DEL TOUR DE FRANCIA 2018

Tdf_2018_Etapas_Listado

Las 21 etapas del Tour de Francia 2018 / © ASO

LAS IMÁGENES DEL DÍA

TdF_2018_Presentacion

Cerca de 4.000 personas han asistido al acto de presentación / © ASO

Jean Etienne Amaury_Presidente_ASO_2017

Jean Etienne Amaury, presidente de ASO / © ASO

Christian Prudhomme_Director_TdF_2018

El director del Tour, Christian Prudhomme / © ASO

TdF_2018_Presentacion_Froome_Contador

Alberto Contador y Chris Froome, entre el público / © ASO

TdF_2018_Presentacion_ciclistas

Algunos de los posibles protagonistas de la carrera / © ASO

TdF_2018_Presentacion_Cavendish

Varios corredores asistieron al acto / © ASO

Chris Froome_Velo Dor_2017

Chris Froome recibió su 3er Velo d’Or / © ASO

9 OCTUBRE

Tour Francia 2018: El Alpe d’Huez, clave en los Alpes

Alpe dHuez

El Alpe d’Huez acogerá la meta de la 10ª etapa del Tour de 2018 / © Espn

Tal y como adelantábamos hace algunas semanas, el paso del Tour de Francia por los Alpes incluirá en 2018 la siempre atractiva ascensión al Alpe d’Huez, una de esas subidas que son al ciclismo lo que el Everest al alpinismo. Según confirma Cyclingpro, la cima alpina será final de la segunda de las jornadas que se disputen en esa cordillera.

Será después del final en Le Grand Bornand, una jornada en la que el pelotón también transitará por Le Plateau des Glières, el Col des Fleuries, la Côte de Romme y el Col de la Colombière. Una etapa de altísimo voltaje que, aunque de manera testimonial, incluye un tramo de algo menos de dos kilómetros de carretera sin pavimentar que, eso sí, poco o nada influirá en el desarrollo de la jornada y el Tour.

Tras esa décima etapa, el Tour pondrá rumbo al Alpe d’Huez el miércoles, 18 de julio con una etapa que partirá desde Bourg-Saint-Maurice y de la que no se conocen todavía más detalles.

3 OCTUBRE

Tour Francia 2018: El País Vasco francés aspira a ser sede

Tour Francia_2017_07_fuga

El paso del Tour por el País Vasco parece más cerca / © ASO

Según pubica France Blue, en 2018 el Tour de Francia volverá a pasar por territorio del País Vasco francés. La ronda francesa, que se presenta el próximo 17 de octubre, pasaría, según este medio francés, por la localidad de Senpere (Saint-Pée-sur-Nivelle). En todo caso, la información no especifica si podría ser salida o meta, dejándolo en el aire.

Según afirman diferentes medios, el paso del Tour por el País Vasco será un hecho, pero en todo caso la confirmación llegará el 17 de octubre, cuando se celebre en París la gala de presentación de la ronda gala.

Según los mismos medios, esta etapa en Senpere estaría programada para la última semana de competición, que es de hecho cuando el Tour estará por los Pirineos.

Vuillermoz es el último ganador den el Mûr de Bretagne / © ASO

29 SEPTIEMBRE

Restan apenas 20 días para que París acoja la presentación de la 105ª edición del Tour de Francia y los rumores y filtraciones comienzan a permitir que nos vayamos haciendo una idea, aunque sea muy general, de cómo será el recorrido de la Grande Boucle de 2018. En actualizaciones anteriores (ver más abajo) ya hablamos de cómo será el paso por las dos grandes cordilleras montañosas, con los Alpes en primer lugar y los Pirineos como gran final y el regreso de los adoquines con una etapa con final en Roubaix.

Ahora, las últimas noticias que han ido filtrándose a través de la prensa local y regional afectan al paso de la carrera por la región de Bretaña, que podría traer de vuelta la complicada y bella llegada del Mûr de Bretagne como una más de las muchas trampas que esconde la primera semana.

Esa hipotética meta del Mûr de Bretagne esperaría a los corredores al final de la sexta etapa. Antes de llegar a ese punto, parece que, tal y como anuncia Le Télégramme, ASO habría apostado por Plouhinec como ciudad de llegada de la quinta etapa, que, como ya adelantamos, saldrá de Lorient después de entrar en la región con la meta de Sazeau, ciudad natal de David Lappartien, recientemente elegido como nuevo presidente de la UCI. Esa quinta etapa contaría, además, con el atractivo añadido del paso por el paraje protegido de Punta de Raz.

Para la sexta jornada el Tour viajará hasta Guerlédan, la nueva ciudad surgida de la fusión de Mûr de Bretagne y Saint Guen, por lo que todo hace pensar que la Grande Boucle volverá a ascender la corta y exigente cota que fue final de etapa por última vez en 2015 con triunfo de Alexis Vuillermoz. En esta ocasión, la salida de la etapa estará situada en Brest.

20 DE SEPTIEMBRE

Tour Francia 2018: Primero los Alpes y después los Pirineos

El Alpe d’huez podría volver al Tour de Francia el próximo año / © Twitter

A falta de poco menos de un mes para que se presente en París una nueva edición, la 105ª, del Tour de Francia, vamos conociendo con cuentagotas el recorrido al que se tendrán que enfrentar los corredores a partir del día 7 de julio y que en esta ocasión hará que la caravana transite primero por los Alpes dejando en segundo lugar la visita a los Pirineos.

De hecho, el primer asalto montañoso llegará poco después de esa etapa que desvelábamos recientemente (ver más abajo) que llevará a los corredores a transitar sobre algunos de los tramos adoquinados de la París-Roubaix y a la que seguirá la primera jornada de descanso que obligará al pelotón a un primer y largo traslado desde Roubaix a Aix-les-Bains, que será, también la ciudad de salida de la décima etapa, que será la primera de alta montaña aunque todavía no se sabe si se tratará de una jornada con llegada en alto.

Aunque de las etapas alpinas no se conoce todavía ningún detalle, se da casi por segura la presencia de Alpe d’Huez en la edición de 2018 ya que, de no incluirse en la ruta del próximo Tour de Francia, se cumplirían tres años de ausencia, algo que no se ha dado nunca antes en la historia de la Grande Boucle si no tenemos en cuenta el periodo transcurrido entre 1952 (primera aparición) y 1976 (segunda presencia), en el que nunca estuvo más de dos años sin formar parte de las ascensiones de la carrera más importante del ciclismo. Así mismo, se rumorea con una llegada a Le Grand Bornand justo después de la jornada de descanso.

Antes de poner rumbo a los Pirineos durante la última semana de la carrera, lo que repetiría la propuesta de 2017, quedaría por confirmar el lugar donde se detendrá la caravana durante la segunda jornada de descanso, que los primeros rumores sitúan en Carcassone después de un fin de semana del que todavía nada se sabe.

Precisamente, según la información de L’Independant, esta ciudad, puerta de los Pirineos, acogerá la Grande Boucle durante tres días ya que sería ciudad de llegada de la 15ª etapa y, tras la ya comentada segunda jornada de descanso, acogería la salida de la 16ª jornada el martes, 24 de julio. A Carcassone se llegará después de una semana en la que, según Le Dauphiné, el Tour hará parada en Valence, que sería ciudad de llegada y salida de la 12ª y 13ª etapas, respectivamente.

Mientras, se van conociendo algunos detalles más de cuáles podrían ser las etapas de salida y llegada durante la primera semana. Así, según Le Telegramme, será Sarzeau la ciudad que acoja la llegada de la cuarta etapa y Lorient la que organice la salida de la quinta etapa.

18 DE SEPTIEMBRE

Tour Francia 2018: Adoquines camino de Roubaix

Lars Boom ganó en la etapa adoquinada de 2014 con final en Arenberg / © ASO

El Tour de Francia de 2018 volverá a hacer un guiño a ese otro ciclismo, el clasicómano, que en Francia y, especialmente, en el norte de aquel país es sinónimo de adoquines infames. Según publica La Voix du Nord, la próxima edición de la Grande Boucle llegará a la ciudad de Roubaix el domingo, 15 de julio procedente de Compiègne con un trazado, por lo tanto, que podría compartir muchos de los tramos del Infierno del Norte. Con esta jornada ASO pretende celebrar el 100º aniversario de la firma del acuerdo que puso fin a la I Guerra Mundial.

De esta forma, la esporádica visita del Tour de Francia a los adoquines del norte de Francia llegará con motivo de la novena etapa de la ronda francesa, lo que añade un punto más de dificultad a un inicio de carrera en el que, como ya se sabía (ver más abajo) los corredores deberán hacer frente al temido Passage du Gois y esos caminos de gwenojennoù tan típicos de pruebas como la Tro-Bo León.

12 DE SEPTIEMBRE

Tour Francia 2018: El 17 de octubre se presenta en París

Mapa de la salida 2018 © ASO

¿Por dónde pasará la Grande Boucle en 2018? La presentación del Tour de Francia, tan esperada por los apasionados del ciclismo, ofrece la ocasión de descubrir el recorrido de la siguiente edición: ciudades, etapas, puertos y configuración. Será el próximo martes 17 de octubre en el Palacio de Congresos de París, el lugar habitual de los últimos años.

Aunque aún se desconoce el trazado de la 105ª edición, la Gran Salida tendrá lugar en Vendée el sábado 7 de julio de 2018 en Noirmoutier-en-l’Ile. La primera etapa en línea llevará al pelotón hasta Fontenay-le-Comte. La segunda etapa partirá de Mouilleron-Saint-Germain y la victoria se disputará en La Roche-sur-Yon. La tercera etapa de Cholet nos brindará una contrarreloj por equipos, que regresa al Tour de Francia tras la edición de 2015. Un primer momento fuerte para los corredores con opciones en la clasificación general.

El Tour de Francia dejará la región de Pays de Loire el lunes 10 de julio partiendo de La Baule rumbo a una meta aún desconocida…

Etapas de apertura del Tour de Francia 2018

Sábado, 7 de julio – Etapa 1: Noirmoutier-en-l’Île-Fontenay-le-Comte, 195 km

Domingo, 8 de julio – Etapa 2: Mouilleron-Saint Germain-La Roche-sur-Yon, 185 km

Lunes 9 de julio – Etapa 3: Cholet-Cholet, 35 km (CRE)

Martes 10 de julio – Etapa 4: La Baule> ???

28 febrero

El pelotón ya ha probado el misterioso Passage du Gois, que hasta ahora permanece bajo las olas hasta que el Tour de Francia se acerque a él. La apertura de la edición 2011 comenzó en este fascinante lugar -donde hubo varias caída entre ellas de Alex Zülle perdiendo sus opciones- y se dirigió hacia el Mont des Alouettes. Esta vez, el pelotón llegará a Fontenay-le-Comte después de un recorrido por la costa de Vandea (Vendée) que incluye Saint-Jean-de-Monts, Les Sables-d’Olonne y Saint-Vincent-sur-Jard. La segunda etapa es un regreso al pasado –La Roche-sur-Yon solía ser terreno fértil para los velocistas en la década de 1930-, tras no recibir un final de etapa de la gira de los últimos 80 años.

Al día siguiente, el recorrido del Tour de Francia saldrá de Vendée para una contrarreloj por equipos -que vuelve al recorrido- de 35 kilómetros en Cholet. Finalmente, la cuarta etapa comenzará en La Baule, cuya famosa playa vio por última vez la multicolor serpiente de la Grande Boucle en 1988. El pelotón pasará 100 kilómetros en la región del País del Loira y lo dejará tras cruzar Derval.

El próximo destino se mantendrá en secreto hasta el 17 de octubre, cuando el Tour de Francia 2018 se presente en el Palacio de Congresos de París.

Etapas de apertura del Tour de Francia 2018

Sábado, 7 de julio – Etapa 1: Noirmoutier-en-l’Île-Fontenay-le-Comte, 195 km

Domingo, 8 de julio – Etapa 2: Mouilleron-Saint Germain-La Roche-sur-Yon, 185 km

Lunes 9 de julio – Etapa 3: Cholet-Cholet, 35 km (CRE)

Martes 10 de julio – Etapa 4: La Baule> ???

Gilbert_Tour de France_01_11

Gilbert fue el primer líder la última vez que se salió de La Vendée / © ASO

12 febrero

Después de que el Tour de Francia dejara fuera de su ruta de 2017 toda la fachada atlántica gala, los máximos responsables de ASO tienen claro que de cara al verano de 2018 no sólo la Bretaña, sino otros departamentos de aquella zona, deben de tener un peso importantísimo en la prueba.

Como ya adelantó Ciclo21 en el mes de noviembre del pasado año (ver más abajo), Bretaña cuenta con acoger tres etapas de la Grande Boucle del próximo año, algo que hará que el gwenojennoù fuera uno de los grandes protagonistas de esa primera semana.

Ahora, aquellas primeras informaciones del mes de noviembre comienzan a tomar más cuerpo ya que, según publica en su edición de hoy el Ouest France y confirmó posteriomente ASO, la región de La Vendée acogerá el Grand Depart del Tour de Francia 2018, lo que permitiría que esos tramos de los que ya hablábamos en noviembre y que son bien conocidos por los aficionados gracias a la Tro-Bo Léon se hagan realidad muy pronto.

Según el medio francés, el Tour de Francia de 2018 comenzará el sábado 30 de junio en esta región que, no está de más recordarlo, es el hogar de Direct Energie, patrocinador principal de uno de los estandartes del ciclismo francés.

La última vez que esta región acogió la salida del Tour de Francia fue en 2011 (antes lo había hecho en 1976, 1993, 1999 y 2005) y según las autoridades locales aquel evento se saldó con la presencia en las cunetas de 1,2 millones de espectadores y un impacto económico de 22,6 millones de euros para la región.

29 Noviembre 2016

tro-bo-leon_recurso

Los corredores del Tour pasarán por el famoso ‘gwenojennoù’ de la Tro Bo Leon

Ni un solo metro se ha recorrido del recién presentado Tour de Francia de 2017. Ni tan siquiera, los que serán sus grandes protagonistas se han puesto, al menos de manera concienzuda, a preparar la cita de julio, pero cuando hablamos de uno de los eventos deportivos anuales más importante de cuantos se disputan en el mundo, es inevitable que todos estemos pendientes de qué es lo que nos espera más allá del horizonte visible. Así, antes de la puesta de largo de la próxima Grande Boucle en París el pasado día 18 de octubre, todos intentábamos –y, en algunos casos, conseguimos– desentrañar los misterios que Prudhomme y su equipo intentaban ocultar y ahora, apenas un mes después, ya es la 105ª edición, la que comenzará en julio de 2018, la que asoma por la puerta.

Bretaña, que este año se ha quedado fuera del recorrido de la prueba francesa, será uno de los lugares de paso obligado para la caravana en ese todavía lejano horizonte o, al menos, es lo que asegura la emisora France Bleu, que adelanta hoy que tres etapas del Tour de Francia de 2018 se disputarán de manera íntegra en territorio bretón.

Después de que se barajara la opción de que Lorient acogiera el Grande Départ, parece, siempre según la información de la emisora gala, desde ASO se apostará por incluir en el recorrido del Tour de Francia de 2018 tramos de carretera no asfaltados que habitualmente forman parte de la Tro-Bo Léon.

Así, los gwenojennoù o caminos de tierra tan típicos de la mencionada clásica formarían parte de una etapa que se disputaría Lorient y Pointe du Raz en la que los corredores transitarían sobre este tipo de superficie durante unos 30 kilómetros en total.

Esta llegada estaría garantizada, según la información de France Bleu si se garantiza el respeto a los parajes naturales a través de los que transcurriría la jornada y si las autoridades locales pueden garantizar, algo no tan sencillo en aquella zona, las 5.000 camas hoteleras necesarias para permitir la pernocta de toda la caravana del Tour.

Además de la mencionada etapa, también parece que una de las tres etapas que se disputarán en Bretaña tendrá lugar en los alrededores de Brest mientras que los rumores sitúan la meta de la restante en Sarzeau, localidad de la que es alcalde (desde 2008) el presidente de la Federación Francesa de Ciclismo, David Lappartient.

Un comentario

  1. Muy importante conocer con tiempo el recorrido del Tour.DIOS .NUESTRO PADRE CELESTIAL LOS BENDIGA y que gane el mejor…sin malas intenciones de ninguna parte para que sea transparente

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*