Nuyens presionó para perjudicar a Van Aert

van-aert_calpe_16

Van Aert competirá este domingo con un maillot sin publicidad / © Nico Dick

 

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Como era de esperar después de todo lo sucedido tanto este fin de semana [ver más abajo] como durante los casi dos años de andadura conjunta entre Wout Van Aert y Nick Nuyens, las escasísimas esperanzas de que el asunto se pudiera resolver de forma amistosa han desaparecido y Sniper Cycling ya ha comunicado al abogado de Van Aert que no acepta la argumentación del corredor para romper su contrato de forma unilateral y, por lo tanto, ambas partes quedan emplazadas a un juicio en el que se deberá determinar si el proceder del corredor y la del equipo han sido correctos.

En lo que a nosotros respecta, no se ha producido ningún hecho grave”, aseguró el jefe de prensa del equipo, Ward Callens, preguntado sobre las aseveraciones que en este sentido había realizado el letrado que representa los intereses de Van Aert.

Evidentemente, cada cual comienza ya a jugar sus cartas en todo este asunto. Según la legislación belga, si se demostrase que Van Aert ha roto su contrato sin un motivo justificable, se enfrenta a una sanción que podría llegar hasta el equivalente a 15 meses de sueldo.

ACTUALIZACIÓN 20-SEPTIEMBRE

Nuyens presionó para perjudicar a Van Aert

Nick Nuyens trató de maniobrar contra Van Aert / © PN

El pasado fin de semana tuvo lugar un evento realmente serio que provocó que la situación se desbordara. Fue una situación de urgencia y eso implica que ya no existe absolutamente ninguna oportunidad de seguir trabajando juntos”. Con estas palabras explicaba Walter Van Steenbrugge, abogado de Wout Van Aert, los acontecimientos que han provocado que su cliente haya tomado la decisión de romper unilateralmente el contrato que le unía, hasta final de 2019, con Sniper Cycling [ver toda la información más abajo].

Van Steenbrugge, aduciendo no querer desvelar su argumento de defensa futuro en un juicio, no quiso arrojar luz sobre lo sucedido exactamente, pero poco a poco se van conociendo algunos de los detalles de estas últimas horas. Según ha podido saber el canal de televisión VTM, la causa de este último encontronazo entre Van Aert y Nick Nuyens, que ha desbordado el vaso de la paciencia del corredor, sería que el mánager de Sniper Cycling habría tratado de convencer a varios miembros del personal del equipo para hacer una declaración perjudicial para el tricampeón del mundo.

Según el medio de comunicación belga, Nuyens contactó con varios corredores y otros miembros del staff del equipo para hacer una declaración incriminatoria con el fin último de reunir pruebas para poder demandar posteriormente a Van Aert en sede judicial. La información de VTM explica que el ganador de la Vuelta a Flandes de 2011 habría llegado a presionar a sus empleados ante la negativa de estos a verse envueltos en esta maniobra.

ACTUALIZACIÓN 14:00 HRS

Van Aert sólo sabe que su maillot de este domingo lucirá el arcoíris / © NOS

Van Aert: “No sé cómo será mi maillot el domingo”

Habrá quien vea en ello una casualidad y habrá quien piense en las causalidades, pero lo único cierto es que el mismo día en el que ha anunciado que rompe unilateralmente su contrato con Sniper Cycling (ver toda la información y las distintas actualizaciones más abajo), Wout Van Aert ha debutado como columnista en el portal Wielerflits. Evidentemente, ante los últimos acontecimientos, su primer artículo no podía versar sobre otra cosa que sobre su actual situación. Por su especial interés, publicamos de forma íntegra la columna publicada en Wielerflits.

Bienvenidos a mi primera columna para WielerFlits. Una tarea semanal que comienzo con mucho entusiasmo, pero que desafortunadamente comienza con una pequeña nota en falso. Como ya sabrá, mi (antiguo) equipo, Sniper Cycling, envió un comunicado de prensa al mundo esta noche informando que el acuerdo existente con el equipo ha terminado con efecto inmediato.

Desde el aeropuerto de Schiphol, donde actualmente estoy esperando mi vuelo a Chicago, no puedo evitar confirmar esta noticia. Ha habido hechos en los últimos días que imposibilitaron cualquier cooperación con el equipo. Desafortunadamente para ti, como lector, no puedo decirte nada extra en este momento, debido al delicado aspecto del caso. Toda la comunicación será provista por mi abogado, Walter Van Steenbrugge, en los próximos días.

Lo que puedo decir: no tengo un equipo en este momento. Poco después del mediodía subo al avión a los Estados Unidos con un gran desconocimiento sobre los aspectos prácticos del caso. Es algo molesto, pero no puede ser de otra manera. Lo solucionaremos en los próximos días.

Centrarse en cyclo-cross

Ahora lo que toca es poner el foco en lo meramente deportivo. Para mi sorpresa, soy honesto en ello: no estaba seguro al cien por cien de que pudiera hacerlo, pero en Geraardsbergen lo conseguí. Tenía buenas piernas y la explosividad en las laderas de De Muur y sus alrededores era muy prometedora. Sólo esa caída, que provocó una avería en el cambio, arruinó las cosas.Pero estoy en forma, aunque debo admitir que con Mathieu van der Poel habría sido un juego diferente. Pero, sobre eso, sólo podremos sacar conclusiones dentro de tres semanas. Antes, Waterloo y Iowa, las dos sucursales estadounidenses de la Copa del Mundo.

He sabido que cada vez más corredores europeos no viajan a los Estados Unidos, pero por el momento estoy absolutamente a favor de este viaje. Démosle algo más de tiempo a esta iniciativa de la UCI. Personalmente, espero superar mi actuación del domingo en Geraardsbergen y olvidarme de las preocupaciones durante la carrera. La forma en que se verá mi maillot arcoíris allí también es un misterio para mí por el momento.

Una vez más, os pido a todos que entendáis la vaguedad que rodea los detalles sobre el final de mi contrato, pero necesito que sea así. En cualquier caso, hasta dentro de siete días.

ACTUALIZACIÓN 13:30 HRS

El abogado de Van Aert: “Este fin de semana ocurrió algo muy grave”

 

 

Como era de esperar, llegó el momento del ruido. Tras el bombazo inicial de esta mañana, el polvo se va asentando y el panorama se va despejando para poder hacer un primer balance de daños. El ruido posterior a la explosión viene, en esta ocasión, desde el sector legal. Es el momento de los abogados y el primero en hablar públicamente sobre las consecuencias de la rotura unilateral del contrato por parte de Wout Van Aert con Sniper Cycling ha sido, precisamente, el letrado del ciclista.

Walter Van Steenbrugge, representante legal de Wout Van Aert en este asunto, ha concedido unas primeras palabras a la cadena de televisión VTM en la que asegura que “el empleador ha ido acumulando incumplimientos y el pasado fin de semana tuvo lugar un evento realmente serio que provocó que la situación se desbordara”.

En esa misma breve intervención, Van Steenbrugge asegura que esos acontecimientos del fin de semana, sobre los que no quiso dar detalles, fueron los que esgrimirán como eje central de su defensa en el previsible enfrentamiento judicial en entre las partes ya que “se produjo una situación de urgencia” en cuanto a la necesidad de tomar una decisión. Según el letrado “no quedaba ninguna otra opción que comunicarle al empleador por escrito que, de forma inmediata, la relación laboral quedaba terminada de forma unilateral”.

Preguntado sobre qué sucedió este fin de semana, Van Steenbrugge no da detalles. Sólo desvela que “se trata de un hecho grave. Muy grave. Pero ahora mismo no voy a compartirlo con los medios. Parto de la base que existe la posibilidad de que la otra parte acepte nuestra motivación. Si eso no ocurre, tendremos que ir a juicio y preferiría llevar esa argumentación directamente al juzgado sin haberla compartido antes públicamente con los medios”.

Por el momento, el abogado de Van Aert no ha recibido contestación por parte del equipo. “El escrito se les remitió ayer y lo único que he visto es que el equipo, a través de un comunicado de prensa, ha informado al mundo. Me imagino que recibiré una contestación en los próximos dos días. En esa contestación aceptarán nuestra argumentación o quedará todo para un juicio”.

Van Steenbrugge deja claro que, según su punto de vista, Van Aert no tendrá que comprar su libertad a través de una cláusula de rescisión o un elemento similar. “No es el caso. Hemos argumentado que existía una situación de urgencia, lo que se traduce en una serie de incumplimientos por parte del empleador y que la confianza se ha roto. Eso implica que ya no existe absolutamente ninguna oportunidad de seguir trabajando juntos. Eso ocurre de vez en cuando en las relaciones laborales al uso, pero también puede ocurrir entre un ciclista y un equipo. Wout ha demostrado durante los últimos meses ser una persona excepcionalmente leal, pero lo que ha pasado este fin de semana nos ha dejado en una situación imposible”.

En cuanto al futuro inmediato del corredor en el plano deportivo, el abogado de Wout Van Aert explica que “se ha quedado en una situación inadmisible. Hoy mismo he enviado un escrito a la UCI y a la Federación Belga de Ciclismo informando que Wout ya no volverá a correr con los colores del equipo. En el corto plazo, correrá sin el maillot de un equipo. Los aficionados pueden estar tranquilos en ese sentido porque tomará la salida en la Copa del Mundo, pero ya no será, no podía ser, con el equipo con el que lo venía haciendo. Eso tenía que parar”.

Esta situación, que sí es posible en el ciclocross, no es admisible en la ruta, por lo que ahora las miradas se centran en la próxima primavera. Van Aert quedaba libre de su actual contrato el 31 de diciembre de 2019 y era un secreto a voces que en 2020 firmaría con LottoNL-Jumbo, aunque ahora una importante marca de bicicletas podría provocar un giro radical en ese futuro. Lo único cierto es que, sin equipo, no podrá correr las clásicas de primavera. Su abogado se limita a asegurar que “por el momento no ha habido ningún contacto con ningún equipo. Primero vamos a poner un final jurídico a esta situación y entonces veremos qué ocurre.

Van Aert rompe con su equipo de forma unilateral

Estaba cantado. El campeón del mundo de ciclocross, Wout Van Aert, ha roto unilateralmente su contrato con Veranda’s Willem-Crélan, según informó anoche de madrugada Sniper Cycling, estructura que da soporte al equipo profesional continental belga.

Según el comunicado, se ha llegado a esta situación “a pesar de que la dirección del equipo intentó desbloquear la situación durante la última semana con el ofrecimiento de una mejora de contrato para 2019. Van Aert no aceptó esta propuesta (…) y decidió terminar su contrato de manera unilateral y con efecto inmediato. El equipo lamenta esta decisión”, añade la nota.

El equipo, que ha puesto el asunto en manos de sus consejeros y no hara más comentarios, sí ha querido aclarar que continuará siendo equipo ‘Pro Conti’ en 2019 independientemente de este hecho.

Un final inevitable
El desencuentro entre Nick Nuyens, máximo responsable de la escuadra belga, y Wout Van Aert era patente. La inestabilidad en el seno del equipo por la incertidumbre respecto a su futuro hizo que se disparasen los rumores y las informaciones contradictorias.

Primero se anunció un acuerdo entre Aqua Blue Sport y Veranda’s Willem-Crélan, del que rápidamente se desentendió el conjunto belga. Poco después se anunció el acuerdo de fusión con Roompot. Van Aert, buque insignia de la estructura, afirmó no estar al corriente y expresó su disgusto por ello.

Además, en el seno de la estructura se dio una serie de movimientos que no contaban con la aprobación del jefe de filas, como la marcha del mánager Niels Albert y su compañero y amigo Tim Merlier.

El camino hacia Jumbo, despejado
Van Aert tenía pactado con su equipo la marcha hacia LottoNL-Jumbo -Jumbo a partir del próximo 1 de enero- de cara a la temporada 2020, con una cláusula que lo liberaba en caso de que Veranda’s Willem no continuara en pie.

Resuelta esta cuestión tras la anunciada fusión con Roompot para 2019 y rota la vinculación entre equipo y corredor, todo hace pensar que Van Aert vestirá de amarillo y negro un año antes de lo previsto.

Compensación económica
Evidentemente, esto no le va a salir gratis al flamante medalla de bronce en el Europeo de ruta de Glasgow, ya que deberá compensar a Sniper Cycling por su rotura unilateral de contrato. Que detrás de esa compensación que deberá abonar esté la mano de Richard Plugge -gerente de la estructura neerlandesa-, es algo tan probable como difícil de confirmar.

En el aire también quedan más cuestiones por resolver. En primer lugar, la temporada 2018/19 de ciclocross acaba de arrancar y la Copa del Mundo tiene dos citas inminentes en Estados Unidos, este domingo 23 en Waterloo y el sábado 29 en Iowa, en las que la participación del triple campeón del mundo con el maillot de Crélan es inviable y está por confirmar que lo pueda hacer con el de LottoNL-Jumbo.

Por otra parte, el hecho de que Sniper Cycling subraye que en 2019 continuará siendo equipo Profesional Continental hace pensar que el acuerdo con Roompot puede estar en el aire tras la marcha del que iba a ser el corredor franquicia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*