Vinokourov y Kolobnev se enfrentan a 3 años de cárcel

Vinokourov_Kolobnev_Lieja_2010

Vinokourov y Kolobnev en el podio de ‘la Lieja’ de 2010

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Los hechos ocurrieron en 2010, pero no se conocieron hasta bastante más tarde. Alexander Vinokourov, hoy en día máximo responsable del polémico Astana y entonces corredor en activo en ese mismo equipo, se jugaba el triunfo de la Lieja-Bastoña-Lieja con Alexander Kolobnev, que colgará la bicicleta una vez termine esta misma temporada (no se ha vuelto a poner un dorsal desde el final de la Vuelta al País Vasco), y que debutaba esa temporada con el Katusha, conjunto con el que sigue en la actualidad.

Ganó Vinokourov, añadiendo una nueva muesca a su, entonces, impresionante palmarés. Más tarde, sin embargo, se supo que el kazajo le había comprado, literalmente, ese triunfo al ruso por 150.000 euros. Una transacción que se cerró en dos pagos. Primero, uno de cien mil euros y, posteriormente, otro por el resto de la cantidad.

En 2014 el juez instructor decidió abrir diligencias previas contra ambos corredores por un delito de corrupción. Hoy, un año y un mes más tarde, el fiscal de Lieja encargado del caso ha confirmado que ambos corredores se enfrentarán a un juicio por corrupción y que tanto Vinokourov como Kolobnev, en caso de ser encontrado culpables, se enfrentarían a una penas que podrían ir desde los seis meses hasta los tres años de prisión y una multa de entre 600 y 300.000 euros.

La UCI ya investigó todo este asunto en el pasado, si bien el organismo radicado en Suiza acabó por no imponer ningún tipo de sanción al no encontrar evidencias suficientes. El caso tomó tintes realmente absurdos cuando Vinokourov acusó al entonces director financiero del conjunto Astana, Aidar Makhmetov de haber pirateado su cuenta de email (para poder hacer público el amaño de la carrera publicando los mensajes entre ‘Vino’ y Kolobnev) con el único fin de apartarle de la dirección del equipo.

Ahora, todo dependerá de la interpretación que el juez de Lieja haga de las pruebas que todas las partes hayan presentado. Se espera que la sentencia se haga pública en torno al 15 de octubre.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*