Alaphilippe seguirá en Deceuninck hasta 2024

Redacción / Ciclo21

A finales de 2013, un joven Julian Alaphilippe -que había impresionado a principios de año, consiguiendo una victoria de etapa y el maillot de los puntos en el Tour del Porvenir- firmaba su primer contrato profesional, uniéndose al grupo de Patrick Lefevere como uno de los corredores más prometedores de la escena sub-23. Ocho años después, el francés se ha consolidado como una de las mayores estrellas del pelotón, con más de 30 victorias en el Deceuninck belga. De esta forma acalla sus rumores de un cambio de formación, especialmente al AG2R tras la llegada del copatrocinador Citroën.

El título mundial, la Milán-Sanremo, la Strade Bianche, la Clásica de San Sebastián, un par de victorias en La Flecha Valona y cinco etapas en el Tour de Francia -donde hace sólo dos años conquistó el corazón de toda una nación- son los resultados que destacan en el palmarés de Alaphilippe, que respaldado por un fuerte equipo Deceuninck, ha seguido mejorando temporada tras temporada, hasta el punto de convertirse en uno de los corredores más versátiles y espectaculares del pelotón.

Recién salido de una sólida carrera en la Vuelta a Flandes donde participó en el éxito del pelotón, el campeón del mundo firmó una extensión de su contrato con el Wolfpack, que le hará correr para los líderes de la clasificación mundial por equipos de la UCI hasta, al menos, finales de 2024.

«Estoy muy contento de prolongar mi estancia en el equipo. Era lo más lógico, y en ningún momento se planteó hacer algo diferente. Tengo ganas de seguir con esta familia y quiero dar las gracias a Patrick y a los patrocinadores por la confianza que han mostrado en estos ocho años y que siguen mostrando. Es increíble pensar en lo que hemos conseguido juntos y en todos los bonitos recuerdos que tenemos. Somos el Wolfpack y corremos para ganar. Es nuestra mentalidad y uno de nuestros puntos fuertes, todos vamos en la misma dirección, y esta es una de las razones por las que me siento bien aquí y hago lo que hago con inmenso placer. Estoy deseando obtener más grandes resultados con el Deceuninck esta temporada y en los próximos años», dijo Alaphilippe después de poner el lápiz en el papel.

El arcoíris también recordó su primer año con el equipo y el papel que ahora desempeña dentro del Wolfpack: «Todavía recuerdo mi primer encuentro y mi primera carrera con el equipo como si fuera ayer. Recuerdo que estaba emocionado y ansioso por descubrir el ciclismo al más alto nivel. Era el único corredor francés de la lista en aquel momento y recibí valiosos consejos de los compañeros con experiencia. Estaba muy motivado para mejorar y demostrar al equipo que quería ser mejor y ganar carreras. Eso es lo que hice en estos últimos ocho años, y al mismo tiempo, me descubrí a mí mismo y aprendí más sobre mí. Es especial pensar que ahora soy uno de los corredored más experimentados del equipo y que ayudo a los jóvenes, a los que siempre estoy encantado de darles consejos y ayudarles a hacer importantes progresos y a ser mejores. Esto demuestra cómo vuela el tiempo, pero también la gran familia que, como ya he dicho, somos todos».

El director general de Deceuninck, Patrick Lefevere, se mostró encantado de que Julian continúe en el equipo: «Es una noticia fabulosa que Julian haya aceptado quedarse con nosotros tres años más. Se unió al equipo siendo un joven de 21 años, y aunque sabíamos que tenía talento y capacidad, verle crecer hasta alcanzar la estatura que tiene hoy en día dentro del deporte nos hace sentirnos muy orgullosos. Ha conseguido tantas cosas en ese tiempo que es difícil empezar a enumerarlas todas, pero quizá las más emblemáticas sean las hermosas camisetas que ha sostenido. Realmente llamó la atención del público cuando ganó con el maillot de la montaña en el Tour de Francia de 2018, y luego tener el amarillo durante tanto tiempo en 2019 y tenerlo de nuevo en 2020 fue un poco un cuento de hadas. Y siguió el pasado septiembre, con su inolvidable victoria en solitario en Imola para hacerse con el maillot arcoíris de campeón del mundo, que fue muy emotivo para todos nosotros.»

«Le hemos visto crecer como piloto, pero también como persona. La gente se siente atraída por él porque tiene la personalidad de un líder, pero también la de un fantástico compañero de equipo, que trabaja duro para todo el equipo; hace poco vimos en la Vuelta a Flandes lo mucho que significó para él la victoria de Kasper Asgreen. Es un verdadero miembro del Wolfpack que encarna el espíritu de todo lo que intentamos crear y conseguir, y estoy muy contento de que esté con nosotros durante lo que esperamos que sean otros tres hermosos años», añadió Patrick Lefevere.

Imagen del acuerdo © Deceuninck


Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*