Benito quiere seguir: “Es difícil convencer a un mánager”

Benito, en una foto de archivo © Marco Quezada

Román Mendoza / Ciclo21

Aunque procuraba estar a tono con el ambiente de fiesta que se vivía en el Memorial Isabel Clavero el pasado sábado en Las Rozas, la procesión iba por dentro de un Miguel Ángel Benito que, con 25 años, está más cerca ahora mismo de la retirada que de continuar en el pelotón profesional. “Ya estoy pensando en comprar un gancho para colgar la bici lo más alto posible”, nos cuenta bromeando, procurando mostrar un tono alegre acorde con la tarde, aunque en sus palabras y en sus gestos se nota la preocupación y la amargura.

“No tengo absolutamente nada para el año que viene”, nos dice rotundo. Desde que Caja Rural-Seguros RGA -su equipo desde que pasó a profesional en 2015- le comunicaba que no seguía, el pasado mes de septiembre, “he llamado a todos los sitios posibles y en ninguno se ha concretado nada. Ni en España ni fuera. Y lo que tengo claro es que no voy a volver a aficionados, porque es una categoría para los jóvenes. Me queda la opción de que algunos con los que he hablado no me han dicho un no rotundo, que todo dependía de otras circunstancias y por eso todavía espero que pueda salir algo. Pero no soy nada optimista”.

La temporada de Benito comenzó a torcerse muy pronto, en su primera carrera del año, la Estrella de Besseges, en Francia. “Había salido el último día en Mallorca, por un compañero que estaba enfermo, pero la carrera francesa era mi debut. El segundo día de competición sufrí una caída y cuando me levanté, me falló la pierna izquierda y me fui al suelo. Sabía que no era normal y le dije al coche de equipo que no me esperase, que ya terminaría como pudiera. Al día siguiente me quedé de salida”. Y así empezaba la primera parte del calvario. “Tenía afectada la cadera y la rodilla izquierda. Lo de la rodilla se me pasó pronto, pero lo de la cadera me comenzó a dar problemas porque se me dormía la pierna y no daban con lo que tenía. Estuve en una situación cercana a la depresión, porque no tenía ganas de nada, no quería salir…”

Foto: Facebook Miguel Angel Benito

Pero lo peor no había hecho sino empezar. La segunda parte del calvario se produjo con el corredor ya recuperado “pero el equipo no me llevaba a correr, no me daba calendario. Solo me llevaba a algunas pruebas, según lo reglamentado, para que no se renovase el contrato automáticamente. Al final he terminado la temporada con doce días de competición tan sólo y, claro, a ver quién va a tener confianza en ti, en tus condiciones, con este panorama. Me pongo en la piel de los managers de los equipos y entiendo que no quieran contratar a un corredor como yo, que no puedo darle respuesta a las preguntas que me hacen sobre por qué no he corrido”, se sincera Benito.

Destacado corredor aficionado –fue el único leonés en el Mundial de Ponferrada 2014, que afrontó como sub23, tras haber estado en la selección junior unos años antes-, en su debut profesional ofreció prometedoras actuaciones en carreras como Besseges, precisamente, o Burgos, ratificándolo en 2016. La temporada siguiente comenzó también de forma accidentada en Argentina, “no he tenido muchas caídas, pero sí importantes, y estuve parado hasta Castilla y León”, para destacar en la segunda mitad de la campaña con la octava posición en la Colorado Classic. “Este año ha sido el primero que no me he matriculado en ninguna asignatura. Me quedan sólo cuatro –estudia Ciencias de la Actividad Física, aunque también comenzó Ingeniería Industrial, que quiere acabar algún día-, pero quería centrarme sólo en el ciclismo”. Desgraciadamente la apuesta no le ha salido bien.

El ciclista leonés no tiene malas palabras con Caja Rural “porque se han portado bien conmigo cuando han ido las cosas bien”, pero no entiende la situación y, en cualquier caso, prefiere tener un atisbo de esperanza para que se pueda resolver su situación y no se vea obligado a comprar ese gancho que nos decía.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*