Betancur: «Los jóvenes no respetan ni a Valverde»

Carlos Betancur © Movistar

Carlos Betancur pasa sus días en cuarentena en Jardín, cumpliendo con lo pautado por las autoridades y llevando una vida tranquila en familia, uno de sus planes preferidos con o sin restricciones. El antioqueño, figura destacada en el pasado campeonato mundial disputado en Yorkshire (Inglaterra), es uno de los ciclistas que ve con más optimismo la realización de los grandes eventos del ciclismo mundial, sin dejar de lado que lo primordial en medio de la crisis que azota al mundo, es preservar la vida y la salud, como declara a la Federación Colombiana.

«El coronavirus es algo que nunca se había visto, y creo que lo más importante de esta crisis mundial es salir con vida. Es impresionante ver 2000 o 3000 mil personas muertas en dos o tres días», dijo el antioqueño, quien ya cumple cinco años en Movistar y esta temporada, dada su experiencia, talento y recorrido, se erigía como una de las cartas principales del equipo dirigido por Eusebio Unzúe.

«Me da bastante miedo, creo que muchos equipos les va a ser mucha falta las carreras que se han aplazado. A mí se me acaba el ciclismo mañana y puedo decir que lo disfruté al 100 por ciento. Lo más importante es que sigo en el ciclismo es donde estoy bien, me siento con vida. Tengo contrato hasta este año, pero creo que haciendo las cosas bien, pueden ser muchos años más», afirmó.

El receso obligado cambió los planes de su preparación que tenía como principal objetivo el Giro de Italia, su carrera preferida desde que es ciclista profesional, y en dónde figuró con alto vuelo siendo quinto en la general y campeón de los jóvenes en la temporada 2013, al comando del AG2R La Mondiale.

«Andaba mucho, tuve caídas, pinchazos y en las CRI perdimos mucho tiempo. En la general quedé como a 7 minutos y solamente en las CRI perdí más de 5 minutos, pero en casi todas las etapas de subida descontaba tiempo, me sentía muy bien. Fue una carrera muy linda, que marcó mucho mi carrera, pero creo que todavía queda Carlos Betancur para mucho rato. Aún pienso en hacer buenos resultados», dijo en diálogo a través de Instagram Live por @fedeciclismocolombia, el talentoso corredor nacido en Ciudad Bolívar, suroeste del departamento de Antioquia.

En su trayectoria, Carlos atesora un palmarés digno de grandes campeones. Su esplendor ante el mundo competitivo se cimentó en aquel 2009 donde se convirtió en el primer, y hasta ahora único ciclista colombiano, en hilvanar título de la Vuelta de la Juventud, Bio Giro y medalla de plata en el campeonato mundial sub-23, disputado en Suiza.

«Cuando gané la Vuelta de la Juventud me llevaron al ciclismo europeo y pude ganar el Bio Giro. Ya de ahí se me abrieron un poco más las puertas al ciclismo donde siempre quise estar. Cuando se me dieron las posibilidades de ser ciclista siempre quise estar en Europa. Se me dieron las cosas muy fácil y conté con personas que me ayudaron mucho en el Club Ciudad Bolívar. En el suroeste fuimos privilegiados porque nos daban todo: bicicletas, nos llevaban a carreras buenas, a nuestros padres no les tocaba sacar plata y luego el Orgullo Paisa. Con Libardo Leyton comenzamos a ir a Europa», recuerda Betancur, primer ganador colombiano de la prestigiosa París Niza en 2014.

Su carrera llena de lauros lo ha llevado a distinguirse, pero en su cabeza aún rondan dos objetivos claros: un Mundial y los Juegos Olímpicos. En Yorkshire (ING) demostró su valía para pruebas de largo aliento, dejando una opción abierta para ganarse uno de los cupos a Tokio 2020.

«Me encanta el Mundial, yo cuando voy a un Mundial voy con un plus. Llevar la camiseta de Colombia es lo mejor, uno quiere representar muy bien al país. Nunca he corrido unos olímpicos, estuve cerca una vez pero me sacaron por ocho días antes por llevar a otro corredor que ni terminó. Ya tenía hasta los zapatos puestos, pero me decían que era muy joven, nunca lo entendí porque tenía resultados excelentes en Europa. Esperemos que con mi esfuerzo y dedicación logre ganarme el puesto para el próximo año. Quiero estar en los olímpicos, voy a hacer todo lo que esté a mi alcance«, aseguró.

«Fue un Mundial durísimo, pero yo me había preparado bien, durante el año me había preparado no con miras a eso, sino a terminar bien esa parte de la temporada. Íbamos pensando un poco en la entrada al circuito que era técnica con el agua, iba uno con la adrenalina a tope y no se sentía el frío, y menos uno viendo que quedaban pocos corredores. Para mí fue un día durísimo pero lo disfruté mucho, con el agua me sienta bastante bien, me gusta correr así».

Recuerda aquí, algunas de sus mejores frases en la amena charla:

Su avance en temas digitales: «Karina Vélez, la de prensa de Movistar Colombia, siempre me ha regañado y me quiere ayudar. A veces soy tímido, no me gusta mucho, pero poco a poco me voy desenvolviendo».

Su esencia: «A mí lo de la fama es lo que menos me importa, soy la misma persona hasta ahora, el mismo gamín (risas)».

Generosidad: «Creo mucho en Dios y una de las formas de pagarle a él un poco todo lo que ha hecho por mí es ayudándole a la gente. Mi esposa y yo le damos a la gente cada año. Soy una persona seria, a veces me ven como mala clase, pero soy así y los que me conocen mucho más, saben que me gusta reírme mucho, que me gusta recochar y molestar».

Su primera etapa en Europa: «Era duro estar allá, la gente piensa que llegar a Europa es el paraíso pero en realidad se lucha bastante. Cuando llegué al Acqua e Sapone me pusieron una carrera de pavé, estaba joven y al lado de Tom Boonen, se me erizaba la piel porque había llegado al ciclismo de verdad. Luego tuve la oportunidad de ganarle a Girlbert que era imbatible en las llegadas de repecho. Me acuerdo mucho porque me sentía orgulloso, ganarle a Philippe Gilbert, un lujo, pensaba que iba por buen camino».

El cambio generacional: «Se ha perdido mucho el respeto en el lote. Ni con Alejandro Valverde tienen respeto. Algunos jóvenes lo quitan, le hablan mal, le meten manubrio. Creo que el respeto tiene que venir desde casa y eso se perdió, ahorita no respetan a nadie».

El respeto en su etapa de joven: «Me acuerdo que en la cuarta etapa de un Giro del Apennino, iba bien, me metí como de tercero o cuarto subiendo, cuando llega un italiano y me dice: ‘¡joven, ese no es su puesto!’ Mi compañero me respondió: ‘¡sí, vamos más para atrás! Ahora te tumban, se pueden ver casos claros como el de Gianni Moscón, ese trata mal al joven y a todo el mundo».

El Mundial de Suiza: «Es un Mundial muy duro en el que Colombia tranquilamente puede estar en la disputa. En Suiza de sub-23 fue plata, ahora puede ser oro. Esperemos, siempre lo he dicho, me encantaría hacer un buen Mundial y a veces cuando me meto las cosas a la cabeza se me dan».

Las Ardenas: «Son carreras que me gustan mucho, pero no son mis favoritas».

Su relación con AG2R: «ellos en el 2011-2012 iban y hacían carreras en Italia y yo podía estar en esas carreras, vieron que hacía resultados y habían preguntando por mí. Querían firmar conmigo pero yo aún tenía contrato, estaba bien en el equipo y quería seguir ahí. En 2011 gané el Giro de Emilia y ahí hablamos un poco más. Yo iba a firmar con Quick Step pero me bajé del avión directo a hacer unos test de esfuerzo y no me fue bien. Llegué con las piernas hinchados y no pasé, pero a los ocho días le gané a Gilbert, y me dijeron que sí, que firmara y les dije que ya era tarde, ya había firmado con AG2R. Tengo mucho que agradecerles. Con muchas personas de allí no iba bien por la personalidad, pero siempre me trataron bien».

Final con AG2R: «Ahora estoy más tranquilo, yo en Movistar estoy muy bien. Si yo pudiera firmar para terminar mi carrera con Movistar terminaría tranquilamente, es un equipo donde la voy con todos los compañeros, auxiliares, entrenadores, y Eusebio, que es una persona que sabe mucho de ciclismo, lleva muchos años y me da muchos consejos, hay que tratar de sacar lo mejor».

Problemas con la soledad: «era muy duro porque me encanta estar riéndome con la gente, recochando, hablando y ahí era más cerrado, sufría bastante. Lo de los triunfos me lo tomaba muy tranquilo, era para lo que entrenaba cada día, era parte del trabajo pero lo de la soledad eso a mí si me mata, ahora hablo con mi esposa y le digo si no se van conmigo yo no me voy, no quiero volver a sentir esa soledad, ese vacío que siento sin ellos».

Vuelta a España 2017: «estaba muy bien, haciendo las cosas bien y con el peso, puedo estar en un nivel como antes. Lo que no me ayudó un poco al principio era que no tenía mucho ritmo de carrera, recuerdo que para esa vuelta cuando me caí, Contador iba dos o tres minutos detrás, yo como estaba me hubiera ido muy bien. Hubiera estado arriba».

Admiración por Valverde: «Es un monstruo, lo buena persona que es, buen compañero, la unión que hace en el grupo. Algún día quisiera estar muy bien y poderle ayudar a ganar una carrera y que se sienta mucho orgulloso de mí. Yo creo que en los años que remataba era un corredor muy parecido a él, cuando la carrera se ponía dura estaba yo ahí en la disputa, creo que si me parezco bastante a él».

Rol para esta temporada: «este año me dejaron ser bastante líder, al Giro iba como líder y la mayoría de carreras que iba, también era liderando».

Relación con Nairo: «buena, Nairo es una persona muy tranquila, y yo también. No coincidíamos en muchas carreras, solo nos veíamos en noviembre y hacíamos dos o tres carreras en el año. Eusebio me quería donde pudiera hacer un gran papel y Nairo iba a disputar donde iba».

Las Grandes Vueltas: «se piensa como sacar un calendario después de junio, y yo creo que lo primero que se haría es el Tour, luego la Vuelta y por último el Giro, que de acuerdo a RCS Sport, la empresa organizadora podría ser en el octubre. Dicen que no conviene por el frío pero igual hay días en mayo que también es igual. Por mí que lo hagan y que llueva, mejor (sonríe). A mí, así lo hicieran en diciembre, lo corro. Es la carrera que más me gusta».

Un Tour sin Dauphiné ni Suiza previamente: «Sí se podría hacer, la última carrera era Suiza y era como a 20 días del Tour, entonces no creo que haya problema. Ahora como se preparan los corredores, se puede. Hay algunos como Domoulin que me sorprenden mucho. Uno lo ve uno en 5 o 6 carreras y listo. Cuando ganó el Giro no sé si había hecho muchas carreras. Ahora con sus preparaciones creo que llegarían bien».

La situación de Movistar: «Lo que he escuchado es que en Movistar no tenemos mucha problema, como es una empresa de telefonía e internet no está parada, la gente llama y se conecta. Creo que en ese sentido la economía estaría bastante bien, tampoco hemos tenido noticias del equipo en ese aspecto. En cambio sí hay equipos como el CCC, el Lotto y el Astana que han iniciado a bajar nóminas».

Cupos olímpicos: «cinco es muy poco para un país de tanto corredor bueno como Colombia. Ya hay uno que tiene la plaza asegurada que es Daniel Martínez por la CRI. Va a ser dura la lucha por un cupo. Creo que ahora es más fácil ganarse un cupo en España que en Colombia».

Su tiempo en Europa: «me gustaría correr hasta los 38 años y luego regresar a Colombia. Un ciclista de 38 años no es viejo, ahora los ciclistas se retiran a los 42 o 43. Competir hasta los 40 en Colombia y me gustaría estar en el Orgullo Paisa. Sería una forma de agradecerles».

Rutina en cuarentena: «me gusta mucho hacer una hora de rodillo en ayunas, gimnasio y después, en la tarde hago dos horitas. El rodillo se hace con calma, si uno se pone a hacerlo muy fuerte, deshidrata».

Un título en Colombia: «Ganar en Colombia es muy difícil, pero sí me gustaría ganar una Vuelta a Colombia o un Clásico RCN, una Vuelta a Antioquia. Hay mucho talento en Colombia, es difícil correr».

Tour Colombia: «felicito, de verdad, a la Federación y a sus organizadores. Nunca había visto una carrera tan linda en Colombia, la gente me demostraba su cariño, eso me hace sentir vivo, todas esas personas que me envían esos comentarios buenos les agradezco y los que me envían mensajes tontos no me importa mucho. El Tour Colombia lo tienen que seguir haciendo hasta que me retire».

La afición en el Tour Colombia: «Me sentía importante, halagado, me sentía muy bacano, espero hacer muchos Tour Colombia. En el repecho durísimo (de la Perseverancia) cuando vi ese mar de gente, la piel se me puso de gallina, nos gritaban, nos animaban. Ahí iba con un corredor del Israel que llevaba una Go Pro. Él iba como loco, decía que eso era increíble no creía que Colombia tuviera tanta afición».

Las nuevas generaciones: «Uno se queda sorprendido con Egan, Pogacar, Remco, Higuita. Yo a los 23 años también  hice cosas muy buenas. Ellos son corredores muy talentosos. Higuita es un monstruo y es muy buena gente».

Su acercamiento con los jóvenes: «Yo llego a las concentraciones y estoy con un joven y hablamos de tú a tú, sin quererme creer más que nadie, y si me pide un consejo o me pregunta algo se los digo de la mejor manera. Yo de joven también quise preguntar muchas cosas, por eso hablo con ellos y soy su amigo».

Su relación con la prensa: «espero muchos me perdonen, periodistas y comunicadores, pero hay gente que pregunta muchas cosas con doble intención. Una vez le di una entrevista a un señor que pensé que era mi amigo y después de que se la di siguió grabando. Se suponía que la conversación era entre amigos y él publicó lo que yo le dije fuera de grabación. Me tiró al agua. Hay muchos que son malintencionados, que siempre son amarillistas, que quieren tirarte al charco, que quieren verte jodido».

Talento de familia: «Mi hermana (Paula Betancur) sigue entrenando, pero ahora está retirada de la competencia, tiene mucho talento pero ahora está tranquila, con su novio. Yo creo que va a volver, esperemos que sí. Yo trato de apoyarla al 100% pero no los obligo. Mi hijo me dice que quiere ser ciclista y es como si me hubieran vaciado en un molde, es igual a mí: la forma de caminar, su forma de ser, es el niño que siempre había soñado. De momento no quiero más hijos, pero soy el padre más orgulloso del mundo, y toda la educación que me dieron en casa trato de trasmitírsela. Es un niño impresionante, es lo más lindo del mundo»

La ronca: «es por mi voz que siempre la he tenido así, un poco fuerte y aguda. Entonces un amigo de Jardín me puso así. No me molesta desde que me digan las cosas con respeto».

Mensaje: «pasamos por momentos difíciles en el mundo, lo mejor es que estemos en casa, unidos, la unión hace la fuerza, es la manera de eliminar este virus y salvar vidas».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*