Bouhanni: «Para mí es un nuevo comienzo»

Cambio de aires para el sprinter galo. © Arkea Samsic

 

Llegada de hasta 6 corredores de una tacada para el equipo francés Arkéa Samsic en el mercado de fichajes para 2020. Destacando sobre todas ellas la incorporación del díscolo velocista Nacer Bouhanni que sale de  Cofidis, después de cinco temporadas, por la puerta de atrás en cuanto a rendimiento en las últimas dos temporadas pero donde deja un bagaje de 35 victorias de las 66 que colecciona como ciclista profesional. 40 días de competición en 2019 y ningún puesto de honor reseñable ha sido el argumento definitivo que se añade a una relación finiquitada con el director general Cedric Vaseur, nombrado a principios de año, quien se encargaría de marginar al velocista francés por su escaso compromiso con el equipo y su profesionalidad han propiciado la salida a otra estructura del país galo en donde suma hasta 9 fichajes desde agosto donde Nairo Quintana se convertirá en el puntal para la temporada 2020.

 

¿Cómo te acercas a la temporada 2020?

«Estoy muy contento de correr Arkéa-Samsic la próxima temporada. Para mí es un nuevo comienzo. Comenzaré la próxima temporada como si nunca hubiera ganado nada. No pedí venir con el personal propio o corredores afines, quiero centrarme en mí, por lo demás confío en la gestión del equipo».

¿Te has imaginado parar la bicicleta después de dos temporadas complicadas?

«He tenido caídas y decepciones significativas en el transcurso de mi carrera, pero el ciclismo es mi vida. Soy apasionado. He estado en bicicleta desde que tenía 6 años. La bicicleta me dio mucho, no podía rendirme. Cuando caminé bien, escuché: ‘Bouhanni, tiene resultados esta temporada, pero el año que viene no escucharemos más al respecto’. Me construí con eso, es parte de mí, es en la bicicleta donde es mejor responder a las críticas».

¿Cuál es tu visión de la imagen de chico malo?

«Tengo carácter, no lo negaré, pero creo que ese es el caso de todos los mejores atletas. A lo largo de las temporadas aprendo, evoluciono, cometí errores en mi carrera, a veces en la comunicación, a veces en el comportamiento, pero no soy un chico malo. A primera vista, soy una persona reservada, incluso tímida, pero me gusta la gente. Inmediatamente tuve un buen presentimiento con Emmanuel Hubert -mánager general-. Jugó un papel importante en mi decisión».

¿Cuáles serán tus objetivos la próxima temporada?

«Algunas carreras me hacen soñar: Milan San Remo, una etapa en el Tour de Francia, pero por ahora solo quiero ganar. 2019 es el primer año en profesionales donde no levanto los brazos. Quiero encontrar el camino a la victoria y florecer con el equipo».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*