Campeonatos España pista: Aplazado el evento

Parte de los campeones de 2019

TrackPiste / Ciclo 21

La Federación Española ha aplazado los Campeonatos de España y dada la situación -que no es susceptible de mejora en un corto plazo- para quizás posponerlo hasta el verano de tal forma que el coste de la cancelación hotelera, con tiempo, sea el menor posible para las siempre agobiadas Federaciones Autonómicas, así como para los distintos acompañantes de los corredores que iban a desplazarse hasta Tafalla aprovechando las vacaciones de Semana Santa.

El pasado miércoles, se publicaba la Orden Foral 2/2020, de 11 de marzo, de la Consejera de Salud del Gobierno de Navarra, por la que se dictan criterios e instrucciones como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19), en relación con eventos deportivos, sociales, culturales, de ocio y taurinos que se celebren en el territorio de la Comunidad Foral de Navarra.

En su Instrucción Cuarta manifestaba lo siguiente: Los eventos celebrados en espacios cerrados, incluidas las carpas con cerramiento superior y lateral o similares, donde se estime una afluencia de público o participantes procedentes de las zonas declaradas de contención reforzada, quedarán aplazados.

Dado que el Campeonato de España de pista se celebra en territorio foral, aunque sea de carácter nacional, sería de aplicación dicha normativa y al entenderse que habrá deportistas de las zonas declaradas -de momento Madrid o Álava- conlleva el aplazamiento.

Sin embargo, no es esta la razón principal por la que los Campeonatos se deben suspender -según la RAE, detener o diferir por algún tiempo una acción u obra-, sino por la situación que se vive en toda España donde, en gran medida, se están suspendiendo no solo las competiciones, sino los entrenamientos.

Madrid fue la Comunidad que más pronto reaccionó ya que el pasado martes el Ayuntamiento de Galapagar prohibía toda actividad en el velódromo, lo que era ratificado por la propia FMC, que suspendía las actividades de tecnificación.

En la mañana de hoy, la Federación Aragonesa informaba del aplazamiento de todas las actividades desarrolladas en las instalaciones gestionadas por la Federación, entre ellas en el velódromo David Cañada, hasta el lunes 23. Por la tarde, también se informaba de esa misma decisión en Baleares, en este caso hasta el domingo 29.

Cataluña y Comunitat Valenciana han anulado los entrenamientos hasta nueva orden, en Euskadi sucederá mañana lo mismo, y se esperan situaciones similares en Castilla-La Mancha -Tomelloso es uno de los ‘puntos calientes’ en la región- y Murcia. Por su parte en Navarra, el lunes cerrarán los centros de enseñanza y es posible que la medida se aplique también a instalaciones deportivas.

De momento, en Asturias y Castilla y León -Valladolid- hay una cierta normalidad en lo relativo a los entrenamientos, aunque visto el ejemplo de otras Comunidades no se descarta que se limiten o se cancelen este tipo de concentraciones por el peligro que conllevan.

A la vista de la evolución de la situación generada por la transmisión del COVID-19, el Gobierno va a adoptar hoy una batería de medidas preventivas, entre las que en relación al deporte se encuentra la celebración de todas las competiciones y eventos deportivos, profesionales y no profesionales, de ámbito estatal e internacional se deben celebrar a puerta cerrada. Lo que os comunico para que vayáis adoptando las medidas oportunas.

Este es el contenido de la nota informativa que ha enviado esta mañana el CSD a distintas entidades deportivas en relación con el coronavirus. Una nota bastante ambigua y que debería precisarme en varios aspectos, ya que plantea muchas dudas, sobre todo en lo referido al tema de esta página, el ciclismo en pista.

Aunque durante la mañana de hoy se rumoreaba que esta medida se aplicaría hasta el 5 de abril, en la nota no se expone ninguna fecha, por lo que se puede entender ‘sine die’. Personalmente no contemplo que se exponga una fecha ‘per se’ sin saber si llegado ese día las condiciones son susceptibles de mejora. De esta forma, afectaría, en principio, al Campeonato de España, programado del 8 al 12 de abril en el velódromo Miguel Indurain de Tafalla.

La primera duda es obvia, aunque solo sea como aproximación a nuestro tema: ¿Qué se debe entender como ‘a puerta cerrada’ en una competición ciclista al aire libre? Está clara la definición en un evento que se disputa en un campo de fútbol o en un polideportivo, restringiendo la presencia de espectadores e incluso de otras personas no necesarias para el desarrollo directo de la competición, como pueden ser los periodistas. Pero, ¿en una salida o llegada de ciclismo, sea de carretera, BTT o incluso una marcha cicloturista? Evidentemente en este caso quien se debe pronunciar de una forma clara e inequívoca es la Federación Española, de forma supletoria a la nota del CSD.

La segunda está ya más vinculada al ciclismo en pista, en el que sí se puede restringir fácilmente la presencia de espectadores: ¿Qué sentido tiene a ‘puerta cerrada’ en un evento en el que intervienen muchos equipos? Si en un encuentro deportivo entre dos equipos se entiende que la posibilidad de contacto se restrinja a los deportistas y técnicos -entre treinta y cuarenta personas- evitando el posible contagio propiciado por los seguidores y aficionados, en un evento en que participan varios equipos o selecciones como puede ser el Campeonato de España de pista, la interpretación deja lugar a muchas lagunas. Por ejemplo, los deportistas no se limitan a llegar, competir unas pocas horas e irse, sino que van a estar entrando y saliendo durante cinco días, relacionándose ampliamente fuera del velódromo. En cuanto a la mayor parte del público no son otros que los propios padres que en este caso no actúan como simples seguidores sino desempeñando un papel logístico -desplazando a los ciclistas- e incluso técnico, que nos consta dificultoso de limitar, incluso de anular.

Finalmente me surge una duda. Si un ciclista puede seguir entrenando en solitario -o según su nivel de responsabilidad, con su grupeta habitual- en carretera o en el monte, o incluso sobre el rodillo, ¿cómo puede prepararse un pistard, si no va a tener la instalación necesaria abierta para hacerlo? Tengo ya constancia de que el velódromo de Galapagar cerrará por espacio de quince días y así lo harán, o deberían hacerlo, otros recintos ciclistas en próximas fechas como apoyo a las medidas que reduzcan las posibilidades de contagio, sobre todo el asintomático, que es la verdadera ‘madre de todas las batallas’. Si no pueden prepararse adecuadamente, ¿qué sentido tiene la competición?

Por lo tanto, la pregunta que me planteo como título de este ‘post’ es meramente retórica: Si, claro que peligra. Pero la respuesta que necesitamos es la de la Federación Española, que debe actuar con diligencia, presteza, y contundencia para que realmente las medidas de contención sean efectivas y no de cara a la galería, por mucho que sean impopulares; y sobre todo, para que los efectos indeseados estén previstos y señalados, sean los menos y lo menos perjudiciales posibles.

Con bastante más antelación que el año pasado, y atendiendo a la demanda de los técnicos de las Federaciones Autonómicas para afrontar un evento bastante más complejo en los aspectos logísticos, la Federación Española ha remitido el programa de los Campeonatos de España de pista para todas las categorías, que se celebrarán en el velódromo Miguel Indurain de Tafalla (Navarra), del 8 al 12 de abril.

Y es que la decisión tomada de reunir en un solo evento las tres categorías obliga a un esfuerzo adicional a las Federaciones, sobre todo en los aspectos de viaje y estancia, con el fin de que no se disparen los costes para unas entidades que van bastante limitadas en lo económico en su mayoría.

De esta forma, tras los prolegómenos –inscripciones, entrega de dorsales, reuniones…- del martes 7, los cadetes competirán miércoles 8 y jueves 9; los juniors lo harán desde el jueves hasta el sábado 11. Y finalmente los élites, desde el viernes 10 hasta el final del Campeonato.

Respecto a las disciplinas en liza, la disputa de las pruebas de madison de todas las categorías durante la Copa de España de Galapagar –los días 15 y 16 de febrero- acorta ligeramente el programa de los Nacionales ya que solamente se afrontarán ocho pruebas por categoría y sexo, aunque aun así se totalizarán 48 títulos en juego: velocidad individual y por equipos, keirin, contrarreloj (500 metros/kilómetro), persecución individual y por equipos, scratch y puntuación.

Cadetes y juniors venían compitiendo en un mismo Campeonato desde 2013, pero tan sólo en dos ocasiones en lo que va de siglo habían coincidido las tres categorías, concretamente en Galapagar 2014 y 2015.

Este es el programa

Justamente hoy faltan 120 días para que se inicie el Campeonato de España de pista, que este año se ha programado del 8 al 12 de abril de 2020 en Tafalla (Navarra), para cadetes, juniors y sub-23, coincidiendo con la Semana Santa, aunque por aquello de los distintos calendarios escolares generados por el Estado de las Autonomías nos encontramos, por ejemplo, que el miércoles 8 es todavía lectivo en la Comunitat Valenciana, Baleares, Euskadi o incluso en Navarra. Mal empezamos.

Pero también en este martes nos quedan sólo 40 días para otro Campeonato de España de pista ya que, no olvidemos, los títulos de ómnium, para todas las categorías, se dirimirán en Palma de Mallorca, coincidiendo con la segunda manga de la Copa de España, el Gran Premio Toni Cerdá, los días 18 y 19 de enero. Incluso hay unos terceros Campeonatos, los de madison se han programado con la cita de Galapagar, el 15 y el 16 de febrero.

Ya el año pasado la jerarquía reglamentaria entre Campeonatos y Copa quedó gravemente en entredicho, ya que primó la competición de menor nivel, el circuito nacional, a la hora de discernir algunas imprecisiones reglamentarias sobre la participación, por lo que se prohibió competir en el Nacional de madison, celebrado en Valencia junto a la última manga de la Copa, a corredores que tenían una ‘adscripción’ en base a su condición de velocistas en la Normativa de la Copa. Eso sí, como nadie reclamó previamente ni lo impugnó, no pasó nada.

Este gravísimo error está corregido… pero hay otros que ahora sacamos la palestra por esas incomprensibles y no ponderadas decisiones de la RFEC para proteger a la Liga de Pista, una competición que nació precipitadamente y que, debido a la falta de comunicación en su gestación, vemos cómo va llenándose de graves incongruencias.

Por ejemplo, para participar en el Campeonato de España la Normativa Técnica de la RFEC no prevé ninguna cuota de inscripción, al contrario de lo que sucede con la Copa de España, donde se impusieron 5 miserables euros sin ninguna razón –solo para que la gente no renunciara después de inscribirse-. Y en Mallorca, que coinciden ambos eventos, ¿qué pasará? Tengo muy claro que la gratuidad del Nacional debe primar… pero tampoco tengo nada claro de que los que deberían tenerlo claro no lo tengan tan claro como yo. ¿Queda claro?

Más grave es la cuestión de los ‘cinco puntos’, la exigencia que se estableció ‘in extremis’ para participar en el Nacional solo para conseguir más participación a la Liga. Y aquí la incongruencia es justo al contrario ¿Se permitirá en Mallorca la participación ‘libre’ de la Copa de España o se ‘exigirán’ los 5 puntos como debería suceder al ser un Campeonato? Mal vamos si ese ‘mantra’ repetido hasta la saciedad para justificar lo injustificable, en plena dialéctica goebbeliana, es decir, que se habían establecido los puntos para mejorar el nivel en los Nacional, no se aplica en la disciplina más selectiva de todas, el ómnium.

Personalmente la solución está muy clara: la derogación de la absurda norma de los ‘cinco puntos’. Y no hace falta que la Comisión Delegada de reúna presencialmente en estos 40 días, que fue el argumento que se dio el año pasado para no revocar la incongruencia de la madison; basta con una reunión telemática, como las que tanto priman ahora en Ferraz, 16. para derogar una norma inútil y absurda. Rectificar es de sabios, dicen.

Un programa que urge conocer

Velódromo de Tafalla @martin__early

Volviendo al Campeonato ‘general’ es decir, al de Tafalla, a día de hoy tampoco se tiene ninguna información sobre cuál va a ser el programa, es decir, cómo se van a distribuir las distintas categorías implicadas –cadetes, juniors y élites/sub23-, sobre todo si van a competir de forma alternada o sucesiva, aunque parece ser que se va a optar por esta solución, tomando como referencia el Nacional de Galapagar de 2015.

En aquella ocasión, tras las reuniones técnicas del martes, los cadetes solventaron todas sus competiciones entre miércoles y jueves por la mañana; los juniors entraron en liza el miércoles por la tarde y terminaron el viernes a media tarde; y finalmente los élites ocuparon desde el viernes por la mañana hasta el final del Campeonato, el domingo por la mañana. Claro que entonces también se disputaron las madison junior y élite –los cadetes aún no estaban establecidas-, que ahora se habrán dilucidado en Galapagar.

La cuestión no es baladí: son muchos días de Campeonato y la mayor parte de las Federaciones Autonómicas quieren evitar estancias más largas de lo necesario, pero también coordinar viajes, sobre todo de los cadetes -y buena parte de los juniors- que, no lo olvidemos, son menores de edad y no se los puede dejar de la mano de Dios cuando acaben de competir. Cuando antes se conozca este horario, mejor para todos, y ojalá que este fin de semana en Dos Hermanas se pudiera avanzar al menos la distribución de las categorías y que no sucediera como en Valencia, que el programa se ‘descubrió’ casi por casualidad apenas un mes antes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*