Ciclismo español, bienvenido a una realidad que no es nueva

Mas, Valverde y Soler © Movistar

El otro día, con la Vuelta apagándose en la cumbre de la Covatilla, un buen amigo que lleva escribiendo de ciclismo desde hace más de cuarenta años me enviaba este mensaje…

«Mañana termina la Vuelta, la temporada ciclista y el peor año, en cuanto a resultados, para el ciclismo español… El peor de toda la historia. No recuerdo ninguna temporada, nunca jamás, en la que ningún ciclista español haya hecho podio alguno, en alguna de las grandes pruebas».

Quise calmarle, que no era la primera vez, ni sería la última que esto sucedería, pero la realidad es aplastante en este caso, hay muy poco que matizar: el ciclismo español ya no manda en el mundo. La estadística es una buena aliada en estos momentos y así está la cosa.

Por países domina Francia cómodamente, merced a la camada del noventa con Alaphilippe, Démare, Sénechal y Guillaume Martin, le sigue Eslovenia, con Roglič y Pogačar aportando más del ochenta por ciento de los puntos, y tercera es Bélgica, la nación perenne en los puestos nobles del ciclismo.

El ciclismo español es décimo en una lista que hace cinco años dominaba con solvencia, tiempo en el que Purito o Valverde recogían el premio a mejor ciclista del año, Movistar era el mejor equipo y López Cerrón, el presidente de la española, se llevaba a la Madrid el trofeo de primer país en el ranking.

El ocho titular del ciclismo español en esa clasificación lo componen Mikel Landa, Enric Mas, Alejandro Valverde, Pello Bilbao, Gorka Izagirre, Marc Soler, Alex Aramburu y David de la Cruz.

Artículo completo en El Cuaderno de Joan Seguidor

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*