La Clásica de Almería solicita la categoría World Tour

Pascal Ackermann fue el vencedor el pasado mes de febrero / © Bora-hansgrohe

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Después de que Pascal Ackermann cerrara con su triunfo una de las ediciones más bellas de los últimos años de la Clásica de Almería, hace poco más de tres meses, el máximo responsable de la prueba andaluza, José Manuel Muñoz, confirmaba hoy a Ciclo21 que para la edición de 2020, la Clásica de Almería ya ha solicitado ante la UCI su inclusión en el calendario World Tour, máxima categoría del ciclismo mundial, que el próximo año sufrirá una profunda remodelación que, en caso de ser aceptada la propuesta, colocaría a la prueba andaluza entre las 38 carreras de la nueva UCI Classics Series.

Esta decisión llega sólo dos años después de que Muñoz solicitara y consiguiera el ascenso desde la categoría .1 a .HC –que el próximo año pasará a denominarse UCI Proseries– , lo que colocó a la cita almeriense como la única prueba de la división de plata en territorio nacional.

Ya en 2012 y 2013, con respectivos triunfos de Michael Matthews y Mark Renshaw la Clásica de Almería disfrutó de la categoría .HC, pero los rigores económicos que atravesaba España en aquellos años recomendaron, para garantizar la supervivencia de la prueba, dar un pequeño paso atrás… para coger impulso.

Así, al menos, lo vio siempre José Manuel Muñoz, que en cuanto el horizonte económico volvió a despejarse un poco retomó su apuesta por llevar a la Clásica de Almería a la máxima categoría del ciclismo mundial. Ahora, tras dos años como .HC que se han saldado con los triunfos de Caleb Ewan en 2018 y el ya mencionado de Pascal Ackermann este mismo año, el organizador andaluz aspira a que la UCI premie su buen hacer y convierta a la Clásica de Almería en la segunda prueba de un día española, tras la Clásica de San Sebastián, en colocarse al mismo nivel que carreras como Strade Bianche, Circuito Het Nieuwsblad, Gante-Wevelgem, Amstel Gold Race, Flecha Valona o, por supuesto, los cinco Monumentos del ciclismo.

El propio Muñoz confirma que la solicitud ya ha sido remitida a la UCI a través de la RFEC, cuyo presidente, José Luis López Cerrón, forma parte del consejo directivo del máximo organismo mundial que deberá decidir sobre este ascenso.

Se da la circunstancia de que la solicitud de la Clásica de Almería llega en un momento un tanto convulso ante los muchos intereses en cambiar las fechas de algunas carreras españolas del arranque del calendario cuando, en el mes de febrero, ve sucederse las citas de Mallorca, Comunitat Valenciana, Murcia, Almería y Andalucía.

Tras unos años complicados para todas esas pruebas que han logrado sobrevivir a la crisis –o renacer tras ella como en el caso de la Comunitat Valenciana–, parece que ha llegado el momento de reverdecer laureles y, por ejemplo, la Vuelta a Murcia ya ha crecido este año a las dos etapas y tiene planes de añadir un día más a su prueba. Eso, unido a la coincidencia de pruebas en diversos puntos del planeta como Italia, Portugal, Turquía o Emiratos Árabes, hace que ese domingo que ahora (e históricamente) tiene para sí la Clásica de Almería se haya convertido en una pieza muy golosa de un pastel que tiene un reparto muy complicado y del que todos tratan de llevarse la parte más jugosa.

Si el máximo organismo mundial da el visto bueno a esta petición, las consecuencias para la Clásica de Almería, además de colocarse en una posición muy ventajosa en esa pelea por mantener su fecha histórica, se traducirían en una importante mejora en su participación ya que las 18 escuadras World Tour –a la espera de la decisión final de la UCI sobre la composición de ese grupo en 2020– estarían obligadas a tomar parte en la cita almeriense si bien no por normativa, si por la importancia que a partir de la próxima temporada tendrán todos y cada uno de los puntos que puedan sumar sus corredores. Este 2019, junto a Movistar, único equipo World Tour español, estuvieron presentes en la salida otros cinco conjuntos de la máxima categoría como fueron Mitchelton-Scott, CCC, Katusha-Alpecin, Bora-hansgrohe y Astana.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*