Copa Mundo pista Hong Kong: Los españoles inscritos

Imagen del evento

3ª manga. Hong Kong

TrackPiste / Ciclo21

La UCI publicaba ayer, según el calendario establecido, la preinscripción para la tercera manga de la Copa del Mundo, que se celebrará en Hong Kong del 29 de noviembre al 1 de diciembre, y que se cerró el pasado domingo.

Según la publicación de la UCI, España ha apuntado a los mismos ciclistas que en las dos primeras mangas, es decir a los velocistas Tania Calvo, Helena Casas, Ekain Jiménez, Alejandro Martínez, Pepe Moreno y Juan Peralta, y a los fondistas Sebastián Mora, Albert Torres e Irene Usabiaga, con Ana Usabiaga con los colores del Eustrak-Euskadi. Hay que recordar que se trata de una preinscripción, es decir, que ni tienen por qué ser todos estos corredores ni en las pruebas en las que figuran. Eso sí, quien no esté en la ‘entry list’ no podrá tomar parte en la competición.

Por lo demás, destaca la sorprendente ausencia de Australia, sin ningún ciclista, de buena parte de la selección de Gran Bretaña y Estados Unidos, y de los fondistas de Francia. Por el contrario, Nueva Zelanda y Canadá aparecen con sus mejores hombres, mientras que China y Japón presentan no sólo a sus selecciones, sino a varios equipos comerciales. También tendremos a las selecciones de Corea del Sur e India en acción.

En cuanto al programaindicar que contempla las seis pruebas olímpicas obligatorias, junto al scratch masculino y femenino.

Preinscripción masculina

Preinscripción femenina

10 noviembre. 4ª jornada

Mora, momentos antes de la salida © RFEC

La Copa del Mundo de Glasgow terminaba esta tarde con un sabor agridulce porque la plata conseguida por Sebastián Mora en el scratch –una racha que demuestra la clase del castellonense injustamente apreciada por quienes debieran- palidecía ante el duodécimo puesto en el ómnium de un Torres que está moviendo unos datos excelentes, pero por unas razones o por otras –y hoy ajenas a su voluntad- está torcido desde el Europeo.

Es cierto que Benjamin Thomas, ganador hoy con una suficiencia similar a la mostrada ayer en la madison, está en un peldaño por encimaPero Torres se merece bastante más que esa posición anónima, y sobre todo esa impresión de que no está a la altura esperada. Esperemos que pronto cambien las tornas.

El ómnium comenzaba con un scratch en el que Sam Welsford, de forma parecida a la de ayer en la madison, atacaba para cobrar bastante diferencia y ganar la prueba, por delante de Francesco Lamon y de Christos Volikakis, con Thomas colocándose cuarto y ya dispuesto a todo, mientras que Torres, que terminada duodécimo, no tuvo opción en el sprint en el que acabó la prueba, cuando el balear esperaba una carrera más ‘dinamitada’, como en Minsk.

La ‘tempo’ terminaba con siete ciclistas ganando vuelta, entre ellos el británico Mark Stewart, ganador de la prueba, y Lamon, el nuevo líder. Y Torres, aunque consiguió un punto en la parte final, solamente podía ser duodécimo.

Sin duda fue la eliminación la mejor carrera del menorquín, sin pasar problemas hasta que acusó el cansancio y se dejó llevar cuando solo quedaban cuatro corredores, y que le permitió subir hasta el séptimo lugar de la general, aunque lejos de los mejores. Una prueba que se llevaba nuevamente Thomas por delante de Lamon, con lo que el italiano llegaba como líder a la puntuación, con 106 puntos, por 100 del británico y 98 del francés. Estaba claro que el podio estaría entre ellos, aunque el español-con 70- podía aspirar a estar en las medallas si la carrera se hacía dura y se rompía.

No fue así. Torres no pudo moverse, no sumó un solo punto y terminaría descendiendo al duodécimo puesto, absolutamente injusto para sus condiciones. Tampoco se movería –suponemos que por algún tipo de problema físico, pues nunca apareció por cabeza- Lamon, que perdería primero el liderato ante la exhibición de poderío de Thomas, y luego la segunda plaza ante la regularidad de Stewart. Y eso que el neozelandés Aaron Gate llegó al último sprint con opciones de bronce. Al final, Thomas atacaría, dejaría a todos y llegaría destacado levantando las manos, con 130 puntos, frente a los 109 del británico, los 106 del italiano y los 103 del neozelandés.

Mora sigue ‘plateando’

El segundo protagonista español era Sebastián Mora que sigue con la racha de medallas en scratch: tras el oro del Europeo y la plata de Minsk, hoy repetía segundo puesto, por detrás de Felix English.

Y esta vez demostrando su clase, ya que tuvo que irse en solitario para ganar una vuelta que ya habían ganado sus rivales. Y en el tramo final, ya escapado con el irlandés, tuvo que dar la cara para que por detrás no les alcanzasen, lo que sin duda influyó a la hora de que English fuese más rápido que el castellonense. Illart Zuazubiskar (Eustrak) era vigésimo.

En el resto de pruebas con participación española, poco que contar. Sexto en su serie y tercero en la repesca, Juan Peralta no podía obtener el pase a la segunda ronda, aunque el nivel del keirin se evidencia porque ciclistas como Jeffrey Hoogland tampoco lo lograse, lo cual complica un poco el rompecabezas ‘oranje’ para elegir sus hombres y pruebas para Tokio, dado que Mathijs Buchli tampoco entraría en la final.

Peralta en su serie. Foto; British Cycling

Y en una serie marcada por la presencia de nombres míticos como Maximilian Levi –segundo-, Denis Dmitriev –tercero-, Jason Kenny –cuarto tras atacar demasiado pronto- o Shane Perkins, era el más joven, el francés Sebastien Vigier el que se llevaba un triunfo que necesitaba desde el punto de vista psicológico.

Y en velocidad, ninguna de las dos españolas pasó el corte. Helena Casas era 31ª (11.411) y Tania Calvo, 34ª (11.504), si bien la actuación de la alavesa estuvo marcada por un problema mecánico ajeno a ella, pero que supone un varapalo a sus aspiraciones -cada vez más complicadas- de clasificarse para los Juegos. Y una pena porque en esta misma esta esta semana en un entreno, Calvo había marcado 10.989, un tiempo que le habría supuesto hoy estar entre las doce mejores.

Sarah Lee Wai Sze supo imponer su experiencia para eliminar en semifinales a Lea Sophie Friedrich, autora por segunda semana consecutiva del mejor 200 (10.699) y en la final a la también alemana Emma Hinze, siempre en dos mangas. Incluso la ucraniana Olena Starikova dejaba a la joven germana del Erdgas 2012 fuera del podio, en la final B

Por último, la madison femenina, sin presencia española, se caracterizó por el control de las australianas Nettie Edmondson y Georgia Baker que fueron sumando puntos y distanciando a sus rivales, para llevarse el triunfo con 40 puntos, por delante de Gran Bretaña (Katie Archibald y Elinor Barker), con 31, y de Países Bajos (Kirsten Wild y Amy Pieters), con 19.

CLASIFICACIONES FINALES COMPLETAS

9 noviembre. 3ª jornada

La pareja francesa no dio opción a sus rivales © British Cycling

Albert Torres y Sebastián Mora se han quedado muy cerca del podio en la madison de la Copa del Mundo de Glasgow, con la cuarta plaza, aunque inicialmente se le había adjudicado la quinta. Un comunicado rectificativo en la mañana del domingo, quitando una vuelta a Bélgica, debido a una reclamación de Italia, les permitía a los españoles terminar a sólo un paso del podio.

Una prueba caracterizada por un ritmo trepidante desde el principio, con hasta 20 vueltas ganadas, y con el dominio de una potentísima Francia, con un soberbio Benjamin Thomas, bien secundado por el joven Donovan Vicent Grondin, que ganaban tres giros y se iban hasta los 96 puntos.

Australia, con Sam Welsford y Leigh Howard, salía a muerte y en apenas ocho vueltas conseguía el primer bonus, en una iniciativa que irían cogiendo distintas selecciones como Dinamarca -que al final se vería abocada al abandono por una caída-, Italia, Francia, Gran Bretaña… y España, que ganaba su primer ‘veinte’ cuando apenas se llevaba un cuarto de carrera.

La tónica seguiría así durante bastantes vueltas más, con un nuevo ‘bonus’ para Francia, Gran Bretaña, Bélgica y nuevamente España, que a mitad de carrera estaba en posiciones de podio, con una Francia que se destacaba poco a poco, pero a apenas un punto de Gran Bretaña (Oliver Wood-Ethan Hayter).

Con una velocidad altísima -la media final sería de 59,9 kilómetros por hora– parecía que la gente iba tostada, pero Gran Bretaña y Bélgica ganaban una vuelta al final que colocaba a los locales en la segunda posición, a los belgas en la cuarta (aunque luego no sería tal)… y bajaba a Torres y Mora a la sexta. Eso sí, en el último sprint los españoles sumaban cuatro puntos, empataban y adelantaban a Italia, con 66 puntos. Australia intentaba sorprender en esa última puntuación, pero Gran Bretaña aguantaba bien para ser segundos, con 86, por delante de los ‘aussie’, con 84.

Una actuación sin nada que objetar a los españoles, pero sin la chispa de otras ocasiones y que demuestra que, aunque tenemos una dupla capaz de todo, de obtener el podio en cualquier evento, no es tampoco la gran referencia mundial y más cuando hay tantísima igualdad en esas parejas punteras.

Juan Peralta, en su duelo con Owens © British Cycling

Pasando a la velocidad, Juan Peralta volvió a mostrar un buen momento de forma que se está traduciendo no sólo en notables registros en los 200 –hoy un 9.824 que le suponía la decimocuarta plaza-, sino que está fuerte también en el cuerpo a cuerpo. Por ejemplo, para superar en dieciseisavos al británico Ryan Owens, aunque el ‘ogro’ que le tocaba en octavos, el campeón continental Jefrey Hoogland. Por su parte Pepe Moreno se clasificaba en el puesto 30, con 10.066, pero sólo a 3 milésimas de Pavel Vorzev, el último en pasar el ‘corte’.

Como era de esperar, la final estuvo protagonizada por los dos ases neerlandeses, con victoria en dos mangas de Harrie Lavreysen sobre Hoogland. La única sorpresa fue el desenlace de la final B, en la que se metió el japonés Tomohiro Fukaya, cuarto tiempo en la clasificatoria, capaz de derrotar, también sin desempate, al polaco Mateusz Rudyk.

Tercera en el scratch, quinta en la tempo, y ganadora de la eliminación, Kirsten Wild se presentaba a la puntuación final del ómnium con una renta cómoda, aunque no amplia de 4 puntos sobre Lotte Kopecki, ganadora del scratch, 8 sobre Nettie Edmondson, y 12 sobre Yumi Kajihara, habiendo sido Neah Evans la triunfadora de la tempo, pero más alejada. Pero la gran ventaja de la neerlandesa parecía ser su control sobre sus rivales, de cara a los sprints.

Pero Wild se encontró con una rival inesperada en la persona de la uzbeka Olga Zabelinskaya, que ganaba dos vueltas y se colocaba a apenas seis puntos de la líder, aunque al final Wild hizo valer su renta para imponerse con 121 puntos, por 115 de la uzbeka y 111 de Edmondson. Para Irene Usabiaga, un ómnium para olvidar, al ser vigésimosegunda en las dos primeras pruebas y aunque recuperase algo en la eliminación (decimosexta), al final vigésima, con apenas 12 puntos.

Aunque estaban las dos hermanas Usabiaga inscritas, con muy buen criterio se decidió que Irene se centrase en el ómnium, siendo Ana, con el maillot de Eustrak-Euskadi, la única participante en un scratch, donde terminaba en el puesto decimosexto, en una prueba que se llevaba la polaca Karolina Karasiewickz por delante de Anastasia Chulkova (Israel Cycling Academy).

En el keirin, Helena Casas no tuvo ninguna opción de entrar en semifinales. Tanto en su serie, como en su repesca, era cuarta, lo que le suponía no poder seguir adelante ya que solo se clasificaba la ganadora. En un cerrado sprint, Katy Marchant daba una alegría a su parroquia, derrotando a Emma Hinze, con necesidad de foto finish, y a Mathilde Gros.

8 noviembre. 2ª manga y 2ª jornada Glasgow (Gran Bretaña)

Los equipos de persecución de Dinamarca y Gran Bretaña y los de velocidad de Países Bajos y Rusia son los primeros vencedores de la segunda manga de la Copa del Mundo, que se celebra hasta el domingo en Glasgow. Una competición en la que los españoles Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno terminaban undécimos y la dupla Tania Calvo-Helena Casas, décimas.

A pesar de que un error de cronometraje nos tuvo en ascuas toda la mañana, la cuarteta femenina de Gran Bretaña, con Katie Archibald, Elinor Barker, Neah Evans y Eleanor Dickinson, no tuvo problemas para superar a la selección belga en la clasificatoria , a la que doblaría, para entrar en la final absoluta ante Alemania (Franziska Brausse, Lisa Brennauer, Lisa Klein y Mieke Kroeger) a la que tampoco daría opción: 4.12.244 -un gran tiempo, el mejor del actual ciclo olímpico- a 4:14.522. La final por el bronce fue mucho más igualada, con triunfo final de Italia sobre Francia (4:19.469 a 4:19.868).

La cuarteta británica

Por otro lado, la masculina se rehacía del mal inicio de ayer y con un tiempo de 3:50.900 en la primera ronda conseguía entrar en la final por el bronce, Y además dejaba fuera de la lucha por las medallas al HUUB Wattbike, lo que siempre es un ‘plus’ dado el habitual pique que tienen entre ellos. Pero en la lucha con Francia, poco que hacer ya que el equipo se descompuso muy pronto: 3.:52.143 a 3:55.450.

Dinamarca (Lasse Norman Hansen, Julius Johansen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen) e Italia (Filippo Ganna, Simone Consonni, Michele Scratezzini y Francesco Lamon) se presentaban en la final con sendos ‘tiempazos’ que en el caso de los daneses suponía su segunda mejor marca de siempre –tercera de la historia- con 3.48.908, tercer mejor tiempo de la historia mientras que los azurri batían su plusmarca nacional, yéndose por debajo de esa barrera de los 3:50 (3.49.464, concretamente). Ese record del mundo que viene llamando a la puerta desde hace varias semanas tampoco se concretaría en la final, aunque las dos selecciones bajarían de 3:50, con 3:49.246 para los daneses y 3:49.920 para los transalpinos.

Países Bajos no da opción

Pasando a la velocidad, enésimo triunfo para Países Bajos que no da opción a nadie, aunque en este caso no alinee a su arrancador habitual y sea reemplazado por Nils Van t’Hoenderdall, ya que Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland son intratables. Y con 42.163 superaban a una Gran Bretaña cuyo experimento de poner as Joseph Truman como tercer corredor tras Ryan Owens y Jack Carlin, en vez de Jason Kenny, no dio el resultado esperado en cuanto a rendimiento (43.515), aunque no afectó a su plata.

En esta ocasión no hubo doblete neerlandés ya que el BEAT Team caía en la final B ante Francia.

Para Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno, undécimo tiempo en la clasificatoria, con 44.650 –algo superior al de Minsk, sin poder acceder a la primera ronda.

Y en féminas, nuevo triunfo de Rusia, esta vez con Ekaterina Rogovaya como protagonista completa al correr hasta la final con Daria Shmeleva… aunque China (Tianshi Zhong y Wei Zhuang) plantaba cara hasta el final. Incluso el marcador mostró una igualdad de tiempos a la milésima, que en realidad fue una diferencia mínima de 3 milésimas (32.789 a 32.792). Como en Minsk, la dupla alemana formada por Lea Sophie Friedrich y Pauline Grabosch, con los colores del Team Erdgas2012, completaba el podio.

En cuanto a Tania Calvo y Helena Casas, su tiempo de 33.838 suponía la décima plaza, aunque a apenas 43 milésimas de la octava, Polonia, lo que le suponía no poder continuar en el concurso.

7 noviembre. 2ª manga y 1ª jornada Glasgow (Gran Bretaña)

Comenzó la Copa del Mundo de Glasgow con la jornada preliminar en la que se disputaron las clasificatorias de las persecuciones por equipos masculina y femenina, con unos tiempos no tan brillantes como los de las dos citas antes de la temporada, en Apeldoorn y Minsk. Y con alguna sorpresa: que la cuarteta británica masculina no tendrá opción mañana, en la primera ronda a luchar por el oro, al haber sido quinta (3:54.495).

La de Dinamarca, con Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen, era la más rápida, con un tiempo de 3:51.251 y mañana se medirá al Huub Wattbike (3.53.715)  por un puesto en la final. El segundo, estará entre Italia (Filippo Ganna, Liam Bertazzo, Simone Consonni y Francesco Lamon) y Francia, que al final sí alineaba a Benjamin Thomas, con tiempos de 3:52.088 y 3:53.694.

Por su parte, en féminas, Gran Bretaña (Katie Archibald, Elinor Barker, Neah Evans y Eleanor Dickinson) y Alemania (Franziska Brausse, Lisa Brennauer, Lisa Klein y Mieke Kroeger) marcaron, como era de esperar y con diferencia, los mejores tiempos, 4:16.037 y 4:17.414, cuatro segundos por debajo de las que serán sus rivales mañana en la pugna por un puesto en la final A, Francia y Bélgica. Italia y Australia, quinta y sexta, a lo más que aspiran ya es a entrar en la lucha por el bronce.

Bronce en el Madison para la pareja Mora y Torres. © UCI Track

3 noviembre. Última jornada Minsk

La medalla de bronce lograda por Albert Torres y Sebastián Mora en la madison cierra el balance español en la primera manga de la Copa del Mundo, celebrada en Minsk. Y es, a pesar de las dos platas del castellonense en las jornadas precedentes, la de más valor habida cuenta de que se trata de una prueba olímpica y la competencia es brutal.

La victoria correspondía a Dinamarca, a los campeones de Europa Lasse Norman Hansen y Michael Morkov, con 52 puntos, por 44 de Francia (Benjamin Thomas y Bryan Coquard), 41 de España y 40 de Bélgica (Kenny De Ketele-Robbe de Ghys), que con la segunda plaza en el último sprint estuvo a punto de sacar a Torres y Mora del podio. Las cuatro parejas ganaron vuelta por separado, pero todas ellas en el último cuarto de la madison.

Hasta ese momento, la carrera había sido, tras un inicio muy fuerte de Italia, un toma y daca entre Países Bajos (Yori Havik-Jan Willem Van Schip) y Dinamarca en los sprints, con ventaja para los ‘oranje’ y con el resto de selecciones muy por detrás. A los españoles les costó entrar en acción y hasta el octavo sprint no puntuarían… aunque todo estaba dentro de lo previsto ya que desde ese momento tendrían el protagonismo que querían, entrando con asiduidad en las puntuaciones.

Dinamarca volvió a demostrar que es –hasta que veamos a la Alemania de Kluge- la nación referencia y lanzó un ataque muy duro, pero en esta ocasión luego se sumarían los franceses, belgas y finalmente los españoles, que gracias a los puntos que habían cosechado pudieron acceder hasta el podio.

La burla de Sharakova

El segundo foco de interés español estaba en el ómnium femenino, con la presencia de Irene Usabiaga, que terminaba en el puesto decimosexto (36 puntos), destacando su actuación en la eliminación, donde fue octava, tras haber sido 21ª en el scratch y 18ª en la tempo. Con ello llegaba a la puntuación final donde no podría mejorar su puesto.

La prueba estuvo marcada por el triunfo de la norteamericana Jennifer Valente, que se va de Minsk con tres medallas de oro –persecución por equipos, puntuación y la de hoy- y una de bronce –scratch-, en un ómnium que encarriló desde el principio, al ganar las dos primeras pruebas, siendo tercera en la eliminación, aunque sin poder despegar a Letizia Paternoster, que se quedaba a solo cuatro puntos a falta de la última prueba. Y con la amenaza también de Laura Kenny, a 20 puntos, relegada por una mala ‘japonesa’.

Tres oros para Valente en Minsk. © UCI Track

Pero la estadounidense controló bien sumando los puntos necesarios sin permitir amenazas de sus dos rivales o incluso de la danesa Amalie Dideriksen, que se acercaba tras ganar vuelta, pero terminaba cuarta. Al final, 130 puntos para la ganadora, por 116 de la italiana y 108 de la británica.

La nota negativa radicaba en la presencia de la bielorrusa Tatsiana Sharakova, que, según las normas de la UCI, no puede participar en la Copa del Mundo por no tener los puntos suficientes, aunque una vez más el máximo organismo internacional interpretó a su modo las normas y permitió salir a la corredora local -¿por estar en casa?-, siendo una de las rivales directas de España en la clasificación olímpica y que hoy incluso quedaba muchos puestos por encima. Sin comentarios.

La velocidad neerlandesa copa el podio

El torneo de velocidad estuvo marcado por la presencia de tres neerlandeses en el podio, ya que Matthijs Buchli, posibilitado por competir con los colores del BEAT Team, se metía en semifinales junto a los habituales Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland, mejores tiempos en los 200 con 9.465 y 9.502, aunque impresiona más ver al segundo de ellos hacer un 9,726 en un enfrentamiento directo.

Lavreysen no daba opción a Buchli, aunque este forzase el desempate, lo mismo que Hoogland superaba al francés Sebastien Vigier, por lo que los dos grandes favoritos se plantaban en una final en la que dominaba el campeón del mundo al de Europa, con necesidad de desempate, pero Buchli completaba el triplete ‘oranje’ al imponense con suspense al galo: la descalificación en la segunda manga le obligaba a tener que ir a la ‘belle’, que también ganaba.

En cuanto a los españoles, los dos superaban sin problemas el ‘corte’ de los 200, con Juan Peralta decimotercero, con una notable marca de 9.861, y Pepe Moreno, vigésimo, con 9.992. Sin embargo, la suerte –mejor dicho, las normas de competición- les llevaba a enfrentarse entre ellos en dieciseisavos, donde el navarro superaba al manchego, teniéndoselas que ver en octavos con el polaco Rudyk, contra el que cabía muy poco margen de sorpresa, como así fue.

Terminando con el keirin femenino, la germana Emma Hinze obtenía su primer gran éxito internacional, superando a la francesa Mathilde Gros y a la coreana Hyejin Lee, en un torneo marcado por los problemas de las dos rusas, Anastasia Voinova y Daria Shmeleva, que no pudieron llegar ninguna de ellas a la final.

Los «oranje» en el podio. © UCI Track

Casas se clasificaba quinta en su serie, sin poder tampoco obtener el pase a semifinales en una repesca que se llevaba la china Tanshi Zhong y en la que la tarraconense era tercera, por lo que ocupaba la decimonovena posición en la clasificación final.

La jornada se completaba con ese fenomenal doble record de Filippo Ganna en la persecución, del que ya hablamos de forma extensa más abajo de ello.

CLASIFICACIONES COMPLETAS

3 noviembre. Doble récord del mundo para Ganna

El italiano Filippo Ganna batió el nuevo récord mundial de Persecución Individual © UCI

Ya avisábamos ayer del alto nivel de la persecución –que no se ve mucho en Copa del Mundo desde que solo son obligatorias las modalidades olímpicas–, aunque no pensábamos que Filippo Ganna tuviera en sus piernas el récord del mundo de los 4.000 metros y más aún tras su forfait en esta misma prueba en el Europeo tras la larga temporada de carretera.

Pues bien, el doble campeón del mundo, que había hecho un excelente 4:07 en febrero en Pruszkow, mejor tiempo al nivel del mar, registraba una marca sensacional de 4.04.252, rodando a 58.9 kilómetros por hora, y superaba el récord del norteamericano Ashton Lambie establecido el pasado 6 de septiembre en la altitud de Cochabamba (2.500 metros), de 4:05.423. Por cierto, el estadounidense era cuarto hoy, con 4:11.966.

La clave estuvo en una arrancada bastante lenta, ya que los 1:07.9 del primer kilómetro solo fueron el octavo tiempo para rodar progresivamente en 59.8, 58,7 y 57.7 en los siguientes kilómetros.

Algunos minutos después, en la final ante el británico John Archibald (HUUB Wattbike), otro de los pocos hombres que ha bajado de 4:10 en la historia y que hoy hacía 4:09.843, el italiano volvía a demostrar su clase y su excelnte momento para irse a esos 4:02.647, después de de doblar al escocés. Esta vez arrancaba algo más rápido (1:06.7) para hacer los siguientes parciales en 59.9, 58.3 y 58.2.

Por cierto, el escocés es uno de los posibles candidatos, no confirmados, para afrontar este récord y el de la hora en el velódromo boliviano, en el transcurso de 2020. ¿Se lo pensará también Ganna?

En la final por el bronce, Lambie salvaba su honor, derrotando al suizo Stefan Bissegger: 4:11.215 a 4:12.488, dos registros de lujo que parecen ridículos al lado de las plusmarcas de Ganna.

2 noviembre. 2ª jornada

El campeón de Europa, momentos antes de la salida en Minsk © RFEC

Albert Torres ha terminado en el puesto sexto el ómnium de la primera manga de la Copa del Mundo de Minsk, que se disputa hasta mañana en la capital bielorrusa, en una jornada en la que Sebastián Mora se anotaba, en scratch, su segunda medalla de plata de este evento. El triunfo en el ómnium correspondía al británico Mathew Walls (163), por delante del italiano Elia Viviani (154) y del portugués Rui Oliveira (149), con el español sumando 106.

Comenzando con el ómnium, el scratch suponía un jarro de agua fría para las aspiraciones del menorquín. En una carrera tranquila e incluso lenta, cuatro ciclistas se destacaron en la parte final de los que dos –el británico Walls y el portugués Oliveira- llegaban a ganar vuelta. Torres saltaba a por ellos, pero no conseguía enlazar y al final se dejaba extrañamente ir… lo que le suponía terminar en el puesto 21º… aunque inicialmente fuese clasificado mucho mejor por una confusión en lo que era cabeza y cola de carrera.

Torres en la balaustrada. Foto: Federación Española

Pero el español estaba bien de forma, y lo demostraba en una ‘tempo’ en la que se escapaba de salida, sumaba bastantes puntos en los sprints y terminaba siendo atrapado por un grupo, lo que le servía para que todos ellos ganasen vuelta… y llevasen a Torres a la victoria parcial, sin que todo lo que sucediera en la parte final afectase a su liderato. Un segundo grupo de corredores, con Walls, Oliveira, Lasse Norman Hansen o Viviani, ganaba también el ‘bonus’ con lo que el británico terminaba segundo, lo que le servía para mantener su liderato a mitad del ómnium.

Dentro de lo malo, el ómnium no estaba definitivamente echado a perder para el español, aunque la victoria fuese la imposible. Pero la eliminación terminó de enterrar las opciones del balear de medalla, al ser eliminado en el puesto 13, no por falta de fuerzas sino por verse encerrado por abajo: salvó la primera, pero no la segunda. Antes de eso, un detalle anecdótico pero significativo, ya que pinchaba antes de la primera eliminación. Van Schip se imponía –aunque el neerlandés se encontraba ya bastante alejando- por delante del solidísimo Walls y de Viviani. Con ello, el inglés se colocaba en franquicia para ganar (14 puntos al segundo y 44 al cuarto), con Torres en el puesto 12º, con el podio imposible, pero a solo 25 del cuarto.

Y en una puntuación muy luchada, tres hombres como Hansen, Van Schip y Torres, que no tenían nada que perder, endurecieron la prueba ganando hasta tres vueltas el danés y dos el español con lo que subirían hasta la cuarta y la sexta posición final, respectivamente. El duelo por el triunfo estuvo más ‘incierto’ ya que Oliveira ganaba vuelta y desbancaba a Walls, pero el británico la recuperaba… en medio de la confusión del marcador en el que no quedaba nada claro.

Notable estreno con el maillot continental para Sebastián Mora

Podio del scratch. Foto: UCI Track

Por su parte Mora, que estrenaba su maillot de campeón continental, lograba su segunda medalla de plata de esta Copa del Mundo, en un scratch muy disputado, con numerosas alternativas y en el que la mitad de los participantes perdió vuelta. El español no estuvo entre los atacantes, pero tampoco tuvo problemas para resolver las situaciones peligrosas y llegar al final con opciones… aunque no encontró el momento clave para atacar. En las últimas vueltas se mantuvo en las primeras posiciones para defender su suerte en un sprint en el que le terminarían superando el bielorruso Yahueni Karaliok y el francés Bryan Coquard.

Sin embargo, la remontada del galo no fue todo lo correcta que debía ser y los árbitros le relegaban, por lo que el bronce inicial del castellonense se trocaba en plata, siendo el tercer lugar del cajón para el norteamericano Eric Young. En la final no pudo entrar Illart Zuazubiskar (Eustrak-Euskadi), al no superar su clasificatoria.

Como sucedía en el Europeo, el neerlandés Harrie Lavreysen parece haberle cogido el gustillo al keirin y se anotaba un nuevo triunfo, justo por delante del ruso Dennis Dmitriev, como sucedió en Apeldoorn, con el japonés Koyu Matsui, tercero. Pepe Moreno no tuvo opciones en su clasificatoria –en la que terminó en el suelo, por cierto, tras pasar meta-, pero se jugó el todo por el todo en su repesca, donde solo salieron tres ciclistas, con un ataque lejano, aunque le cogerían la distancia y le terminarían remontando.

La final de velocidad estuvo protagonizada entre la campeona del mundo, la hongkonesa Sarah Lee Wai Sze y la campeona europea, Anastasia Voinova, que sin hacer un buen tiempo se aprovechaba de unos cruces farables, ya que la autora del mejor tiempo, la alemana Sophia Lea Friedrich (10.584) caía en octavos ante la veterana Simona Krupeckaite, lo que demuestra que, aunque cada vez sea menos habitual, todavía es posible que la táctica pueda con la potencia. Luego la rusa eliminaba a la lituana y a la norteamericana Mandy Marcquardt, aunque en la final no pudo superar a la oriental. Emma Hinze lograba el bronce ante la estadounidense.

En cuanto a las españolas, Helena Casas no lograba pasar por poco el corte de las 28 mejores (29ª, 11.445). Sí lo hacía Tania Calvo (21ª, 11.089), pero caía en dieciseisavos ante la británica Sophie Capewell.

La jornada se completaba con la madison femenina, sin presencia española, en la que las neerlandesas Kirsten Wild-Amy Peters hicieron valer su solidez en los sprints, sin que la persistencia de las británicas Laura Kenny y Emily Nelson les valiera para otra cosa que hacerse con la plata (50 a 44 puntos), aunque fue el hecho de que estas dos parejas junto con Francia y Estados Unidos ganasen vuelta lo que decidiría la clasificación. Eso sí las galas Clara Copponi y Marie Le Net fueron muy superiores en la lucha por el bronce a las norteamericanas (35), que incluso perderían la cuarta plaza ante Polonia en el último sprint.

Inscripciones y resultados

1 noviembre. 1ª jornada

Mora mostrando su medalla. © RFEC

Sigue Sebastián Mora en racha y hoy en la puntuación de la primera jornada de la Copa del Mundo de Minsk se ha hecho con la medalla de plata tras vivir un apretado y emocionante duelo con el británico Mark Stewart. Los dos, junto con cinco corredores más, ganaban vuelta en el inicio de la prueba, repetían, esta vez ellos solos, a mitad de la carrera, y remataban con un tercer ‘bonus’ con otros ciclistas. Estaba claro que el triunfo iba a estar entre ellos, a base de puntuaciones intermedias, aunque no fue hasta la última cuando se decidiría: al castellonense solo le valía ganar, mientras que el escoces obtendría el triunfo simplemente entrando por delante, como así sería: 95 a 87. El bronce, para el austriaco Andreas Graf, con 55.

En la misma prueba también intervenía Illart Zuazubiskar (Eustrak) tras superar holgadamente su clasificatoria con un tercer puesto, quien cumplía una digna carrera para terminar en el puesto duodécimo, con 25 puntos, tras haber ganado también una vuelta.

En el cargado programa de fondo femenino se disputaban tanto la puntuación como el scratch. La primera de ellas, sin la presencia de Irene Usabiaga, que no pudo superar el ‘corte’ matinal al ser undécima. La prueba fue un ‘paseo militar’ de la norteamericana Jennifer Valente, gracias a sus dos vueltas ganadas y una amplia actividad en los sprints, lo que le llevó a alcanzar 66 puntos, mientras que otras seis ciclistas con ‘bonus’ se pelearon por las otras dos plazas del podio donde se destacaba la veterana bielorrusa Tatsiana Sharakova (35), pero era superada por la ganadora del último sprint, la italiana Maria Giulia Confalonieri (38). Ana Usabiaga terminaba en el puesto decimosexto, sin haber podido sumar ningún punto.

Podio completo. © RFEC

Por su parte, las dos hermanas Usabiaga, tras superar ambas la clasificatoria, afrontaban un scratch en el que no tuvieron protagonismo para acabar en los puestos 18 (Ana) y 19 (Irene). En el sprint, Kirsten Wild imponía su potencia por delante de la italiana Martina Fidanza y la norteamericana Valente, que sacó fuerzas para conseguir su tercer metal del día.

Pasando a las velocidades, las féminas Helena Casas y Tania Calvo marcaban el octavo tiempo en la clasificatoria (33.854), lo que les suponía medirse por la tarde contra el Gazprom-Rusvelo de Daría Shmeleva y Ekaterina Rogovaya, en una serie inicial en la que no hubo muchas diferencias –apenas 7 décimas- entre la primera y la octava, aunque las rusas fueron superiores en el enfrentamiento directo. El tiempo marcado por las españolas, aunque mejor que por la mañana (33.763), no les suponía mejorar la octava plaza.

En la final monocolor rusa, el equipo superaba a la selección –con Natalia Antonova y Ekaterina Gnidenko, sin que entrase en ningún momento Anastasiia Voinova-, 32.945 a 33.262, mientras que el bronce era para las alemanas Pauline Grabosh y Lea Sophie Friedrich, esta vez compitiendo con el equipo Team Erdgas2012, al superar al dúo neerlandés (33.016 a 33.238)

No sucedió lo mismo en la versión masculina en la que Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno terminaban undécimos (44.456), puesto que suponía decir adiós al concurso. Gran Bretaña marcaba el mejor tiempo en la clasificatoria (42.6862) por delante de Países Bajos, con sólo uno de sus campeones del mundo Jeffrey Hoogland. aunque en la primera ronda, con la entrada de Harrie Lavreysen marcaban ya el mejor registro, para enfrentarse a los británicos en la lucha por el oro.

En la final, enésimo triunfo para los ‘oranje’ –con Nils Van t’Hoenderdaal como tercer integrante del equipo- con un tiempo de 42.204 sobre el 42.590 de Ryan Owens, Jack Carlin y Jason Kenny. El Beat Team, con la otra mitad de los campeones del mundo –Roy Van der Berg y Matthijs Buchli junto a Theo Bos- se llevaba la tercera presea, al superar a Francia (43.018 a 43.154).

En cuanto a las finales de persecución, en la femenina Estados Unidos demostraba que, con Chloe Dygert, es un equipo que aspira a todo y tras los 4:15.505 de ayer y los 4:13.616 de esta mañana, superaba en la final, con una cuarteta que completaban Jennifer Valente, Christina Birch y Emma White, a Alemania (Franziska Brausse, Lisa Brennauer, Lisa Klein y Gudrun Stock): 4.13.762 a 4:14.836. Italia y Francia protagonizaban la lucha por el bronce, después de que las galas hubieran dejado por la mañana fuera de las medallas a Gran Bretaña, batiendo su record nacional, aunque la medalla sería para las transalpinas (Letizia Paternoster, Elisa Balsamo, Martina Alzini y Marta Cavalli).

En la masculina, Dinamarca continuó evidenciando que tiene el record del mundo en sus piernas y en la clasificatoria volvía a bajar de 3:50 (3:49.518), midiéndose en la final a una Francia que tanto en la clasificatoria como en la primera ronda batía su record nacional (3:53.528, 3:51.992).

De hecho, los galos –con Corentin Ermenault, Thomas Dennis, Valentin Tabelion y Benjamin Thomas– plantarían cara hasta el último kilómetro en el que cederían ante los daneses Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen, aunque los 3:51.777 supondrían la tercera vez que batían su marca nacional. Para los ganadores, 3:50.207, tras rodar a 55.3 en ese último kilómetro en el que dieron la vuelta al resultado.

La última plaza del podio fue para Italia (con Elia Viviani, Filippo Ganna, Simone Consonni y Francesco Lamon) al ganar a Alemania, 3:51.689 a 3:52.685.

31 octubre. Clasificatorias

La Copa del Mundo de Minsk ha comenzado esta tarde con la disputa únicamente de las clasificatorias de las persecuciones por equipos, para ambos sexos, antes de que mañana tenga lugar la primera jornada completa –de 11:00 a 15:07 y de 17:20 a 20:59, dos horas menos en España- con bastante protagonismo español, ya que competirán todos los pistards salvo Albert Torres.

Dinamarca siguió la racha que comenzó en el Europeo, aunque con un tiempo no tan brillante como el de Apeldoorn (3:50.723), por delante de Italia (3:53.145), de una sorprendente Francia (3:53.528) y de Suiza, con el ‘corte’ de las ocho mejores en 3:56.4, a cargo de Gran Bretaña. La primera ronda –primero contra cuarto y segundo contra tercero, cuyos ganadores irán a la final A, y el resto, los dos mejores tiempos a la B- y las finales se disputarán en las dos sesiones de mañana viernes.

El oportunista aspecto del técnico británico © UCI

En féminas, mejor tiempo para la cuarteta estadounidense (4:15.505), un registro que no conseguían desde Rio 2016, que se medirá mañana contra Gran Bretaña, mientras que las autoras del segundo y tercer tiempo, Italia y Alemania, lo harán entre sí, con ese sistema antes expuesto de que las dos ganadoras irán a la final absoluta.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*