Cuatro años de sanción para Huidobro (Gsport)

Huidobro, en la meta de Villena, 7 días después de su control anómalo © Rubén Vico

Fernando Ferrari / Ciclo 21

La lista de sancionados por parte la Unión Ciclista Internacional (UCI) ya tiene a otro español en la lista negra. Josué Huidobro -expulsado en marzo de la plantilla del equipo elite y sub-23 GSport-València Esports-Wolfbike- ya tiene la notificación oficial de que se queda sin licencia durante cuatro años aplicando el nuevo código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA/WADA) que dobla la pena anterior en el primer caso de violación de las normas antidopaje.

El sub-23 valenciano (Xàtiva) de 20 años (19 de mayo de 1996) no superó un control el pasado 4 de febrero al detectársele en su organismo anabolizantes androgénicos esteroideos. La UCI ha decidido no obstante que su suspensión empezó el pasado 1 de noviembre de 2016 y finalizará el 31 de octubre de 2020, cuando tenga ya 24 años.

Además de Huidobro, también ha sido penado con 48 meses el iraní Ebrahim Hajizadehasl (en los Campeonatos de Asia) y con nada menos que 8 años Gerard Louis Robert, francés residente en Canadá de 68 años que dio con testosterona, después de otro positivo en 2009. Era plusmarquista mundial en pista en los grupos de su edad.

Por su parte, Aigle ha anunciado cuatro positivos más en la pasada Vuelta a Uruguay que de momento se encuentran suspendidos provisionalmente. Se trata de los locales Leonel Flores, Jonathan Barboza, Sixto Núñez y el italiano Roberto Salvo Montiel que esperan su sentencia correspondiente.

28 marzo

Después de un positivo siempre hay consecuencias y la primera más radical es la expulsión del implicado Josué Huidobro de la plantilla del equipo elite y sub-23 GSport-València Esports-Wolfbike según han informado en un comunicado. Como reza su código interno -similar al de otros equipos- todo corredor es despedido en caso de un control positivo sin esperar el contraanálisis ni la resolución del expediente por parte de la UCI.

Según las fuentes del equipo, el corredor habría escrito una carta exonerando a su equipo técnico del positivo, por lo que asumiría toda la responsabilidad de la violación de la norma antidopaje por un asunto “personal”. Un hecho, no obstante, que ha dañado la imagen del conjunto dirigido por Antonio Llopis, David Bernabeu y Jaume Tormo y que ha causado un gran impacto entre los compañeros de Huidobro al conocer la noticia avanzada ayer por este medio. “Nos quedamos de piedra cuando leímos la información. Jamás lo podríamos haber pensado de él” coincidieron varios corredores tras conocer el suceso.

Casi cuatro años después de la expulsión del posteriormente absuelto judicialmente Jesús Risueño, el GSport redactó un comunicado similar con el mismo argumento de “política de tolerancia cero con el dopaje” y la firma por parte de todos los integrantes del mentado código ético interno y el nuevo que surge ahora tras el “caso Huidobro”. En dicho documento, Llopis afirma que no les guía “ningún ánimo de lucro” y que “también hemos tenido que poner dinero de nuestros bolsillos para compensar los déficits vividos a final de año.

Y en su situación pide “un voto de confianza para un grupo  gestor que está viviendo momentos muy complicados pero que siempre y por encima de todo ha apostado por dar una oportunidad a corredores que tienen el sueño de llegar a la élite. En este sentido queremos recordar que esta temporada hemos incorporado al mayor número de corredores procedentes de la categoría júnior de nuestra historia, puesto que la intención es, cada día más, la apuesta por los más jóvenes y la formación”. Un dato que se contrapone con la incorporación del controvertido Fran García Rus (24 años), que acababa de cumplir dos años y medio de sanción por dopaje y que el pasado domingo ganó el Memorial Momparler, cuarta prueba de la Copa de España. En este aspecto ya han surgido peticiones hacia la Real Federación Española de Ciclismo para impedir la participación de exsancionados o de los equipos que fichan a estos deportistas con el fin de lavar la imagen de una categoría que vivió recientemente el positivo del nada menos que campeón de España elite 2016, Jorge Montenegro.

Llopis asume que “ha habido errores que han perjudicado al equipo. Por eso vamos a extremar todavía más las precauciones y vamos a solicitar a todos los miembros  del equipo ciclista un paso más en su compromiso por un ciclismo limpio con la firma del nuevo código ético y con el compromiso personal y económico de garantizar un ciclismo como el que se exige desde la dirección del equipo: un ciclismo limpio”. Hasta la fecha -como la mayoría de equipos de su categoría por presupuesto- no establece ningún tipo de control interno analítico a sus corredores durante la temporada.

La Diputación de Valencia mantiene el patrocinio

La Diputación de Valencia es uno de los patrocinadores de la escuadra del CC Benigànim desde hace años. Antes con la marca València, Terra i Mar cuando gobernaba el PP y dirigía la institución el imputado Alfonso Rus -exalcalde de Xàtiva, localidad de Huidobro- y ahora con València Esports -que impulsa todos los deportes provinciales- tras el nuevo mandato del alcalde socialista de Ontinyent, Jorge Rodríguez Gramage.

Un organismo que subvenciona en casi 60.000 euros – la cantidad fluctúa en función de los clubes que se presentan- de dinero público al equipo implicado en este caso, según ha confirmado a Ciclo 21, Isabel García Sánchez, diputada delegada de Juventud y Deportes e Igualdad. “Tras conocer lo que ha pasado y después de hablar con el director Antonio Llopis he de felicitar al equipo por haber expulsado inmediatamente al corredor. A ver quién controla a un chico de 20 años. El club ha tomado urgentemente sus medidas propias, ha aplicado su código ético y reconocemos el buen trabajo que se está haciendo con los chicos”.

La política también socialista quiso destacar la nueva norma del conjunto valenciano. “Llopis me ha comunicado que a raíz de este asunto se ha elaborado un nuevo código interno en el que los ciclistas se comprometerán a pagar una indemnización [sin especificar la cantidad] al equipo si dan positivo y que se destinará a las escuelas de Valencia, por lo que por parte de la Diputación no tenemos nada más que aportar. Mientras el equipo tome estas decisiones, no habrá problema”.

Descartada la posible retirada del patrocinio público al Gsport, García Sánchez sí reconoció que se daría “un tirón de orejas” tras saber los casos del pasado (Castaño, Belda, Risueño), el del presente y así evitar los futuros. “No somos los propietarios del equipo, pero sí vigilamos estas cosas como patrocinadores”.

27 marzo

Un nuevo caso positivo asola el ciclismo español y el valenciano. Si el último fue el del excampeón de España elite Jorge Montenegro (12 meses) ahora ya es oficial por parte de la UCI el del sub-23 Josué Huidobro.

El corredor de 20 años (19 de mayo de 1996) del equipo GSport-València Esports-Wolfbike -patrocinado con dinero público de la Diputación de Valencia y dirigido por Antonio Llopis– ha violado la norma antidopaje de la UCI al detectársele en un control anabolizantes androgénicos esteroideos, por lo que su licencia ha sido suspendida provisionalmente a la espera del contraanálisis -si lo solicita el implicado- y el cierre del expediente tras el que recibirá su sanción que puede alargarse hasta los 48 meses tras la aplicación del nuevo código de la AMA.

El ciclista de Xàtiva (Valencia) dio positivo en la tercera prueba puntuable del Torneo Interclubes Vinalopó alicantino el pasado 4 de febrero celebrada en San Vicent del Raspeig. Una prueba de índole social donde compiten ciclistas elite, sub-23 y máster y en la que se llevó la victoria ante el también sub-23 Raúl Rico y el máster 30 Roberto Martínez. Una semana después ganó la siguiente carrera del torneo en Villena antes de disputar las dos primeras pruebas de la Copa de España, Guadiana y Aiztondo. Se da la circunstancia de que la organización del evento ya avisó en su reglamento de que en “esta edición se realizarán controles antidopaje” y advertían de “si usted está tomando algún medicamento debe informar con certificado médico al jurado técnico de dicha sustancia para prevenir dicha sanción en caso de considerarse positivo”.

 No es la primera vez que el conjunto del CC Benigànim (Valencia) bajo sus diferentes denominaciones se ve inmerso en problemas con el dopaje. En 2009 su ciclista Raúl Castaño fue detenido por la Guardia Civil por su relación con la red de dopaje llamada Operación Grial. En 2012, José Belda -el amateur más laureado de España- dio dos veces positivo en la Klasika Loinaz y en la Vuelta a León, mientras que en 2013 expulsó al elite Jesús Risueño tras ser detenido por la Policía por un presunto delito contra la salud pública, del que fue posteriormente absuelto como confirmó el excorredor a Ciclo 21.

Cuatro año después, un nuevo caso en uno de los equipos punteros españoles en elite y sub-23 que ha fichado este año a Fran García Rus, sancionado dos años y medio por la AEPSAD hasta el pasado diciembre por dopaje y que ganó este domingo el Memorial Pascual Momparler, cuarta prueba de la Copa de España de ambas categorías en Villanueva de Castellón, muy cerca de la sede de la formación afectada.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*