Dani Viejo, el benjamín del pelotón español

Su debut en Mallorca © Ciclo 21

Cuando José Daniel “Dani” Viejo nació el 8 de diciembre de 1997 en Oviedo, Paco Mancebo venía de ser séptimo en el Mundial sub-23 de San Sebastián -donde Freire fue plata- y se aprestaba a debutar en 1998 con el Banesto después de una brillante trayectoria. Asturiano y castellano y leonés -que cumple 41 años en marzo- se llevan casi 22 entre ellos y ambos comparten el pelotón profesional español 2017. Y la anécdota curiosa dice que el benjamín se apellida Viejo y el “abuelo” Mancebo -“dicho de una persona joven” según la RAE- que se reparten en dos equipos continentales. El debutante en el Unieuro italiano -tras un solo año en Gomur– y el experto en el Skydive dubaití. Con 19 años recién cumplidos, Viejo se lleva este título por delante del mallorquín Joan Ruiz, de julio de 1997 y ahora en Burgos. Ambos coincidieron en la Challenge de Mallorca abriendo sus sueños personales. Y uno de Viejo es vestir la maglia rosa del Giro de Italia después de ganar una etapa al sprint, su especialidad. Quién sabe.

Fernando Ferrari / Ciclo 21. Mallorca

-Aquí estamos con el más joven del pelotón español 2017

-Tengo 19 años recién cumplidos, pero no me echa atrás la edad.

-¿Qué se siente ya teniendo la licencia máxima?

-Contento y no quiero desaprovechar la oportunidad, así que estoy intentando hacerlo lo mejor posible. Tuve un problema con la rodilla a principio de la temporada con la bicicleta de BTT, pero está todo solucionado y ahora espero no volver a tener ninguna lesión o caída para coger el punto de forma y demostrar que cuando estoy bien, ando.

-¿Cómo resume su etapa sub-23?

-Muy corta y con muy pocas carreras porque habré competido entre veinticinco y treinta y creo que me he portado bien. He logrado cinco victorias y he andado delante. Luego estuve en el Europeo de pista, pero no pude rendir a buen nivel. Ahora contento con la oportunidad que me han dado con la selección española de pista, no lo olvidemos, en la Challenge de Mallorca. [“Estoy reventado” nos dijo después de la primera prueba en la que acabó 26º y tras la que se produjo esta entrevista].

-¿Carretera, pista o una combinación de las dos para 2017?

-Quiero apostar este año por la carretera porque estoy en un equipo continental y me debo a él, al patrocinador y quiero que al menos no se arrepientan de haberme fichado. Eso lo primero. Lo segundo si las cosas me salen bien durante al año, al final me podría relajar y hacer algo de pista o preparar los Campeonatos de España para hacer un buen puesto.

Con su maillot 2017 © Unieuro

-No obstante, ¿qué especialidad le atrae más de la pista?

-Me gusta mucho el scratch y también la cuarteta de persecución. Entrenándola se podría hacer muy bien. ¿Omnium? Sigo pensando en centrarme en la carretera porque es donde tengo la presión. Al fin y al cabo la pista en España está bastante mal y no paramos de ver como muchos velocistas de pista se reconvierten en esprinters de carretera porque ni hay futuro ni dinero.

-¿Cómo fue la gestión con Unieuro?

-Pues después de mi buena temporada, al final me estuvieron mirando un equipo que me pudiera llevar a profesionales. Mi entrenador, Santi Pérez, al que le debo todo en el ciclismo desde que empecé con él en cadetes de segundo año y que me ha tratado espectacularmente bien, me echó una mano y habló de mí a Joxean Matxin, del Etixx, y al final he acabado en el Unieuro. Para mí lo más importante es la oportunidad que me dan. Además estamos seguidos por el Quick Step, así que mejor. He firmado por un año, así que intentaré hacerlo bien para renovar o aspirar a algo mejor.

-Y a su lado estará Sergio Vega que ya ha debutado en la Vuelta San Juan argentina

-Estuvo tanteado por otros conjuntos continentales, pero al final acabó entrando en el Unieuro conmigo y la verdad es que lo agradezco porque es un compañero y siempre viene bien a la hora de animarnos o entendernos en carrera o en la habitación.

-¿Qué hará después de Mallorca?

-Iba a ir a la Comunitat Valenciana con la selección española, pero al final no podrá ser por mi actual estado de forma, ya que llevo apenas un mes de entrenamiento. En principio correré la Vuelta a Murcia el 11 de febrero y ya después a Italia.

-¿Y su plan para esta su primera campaña?

-Quiero adaptarme porque es muy importante hacerlo a esta categoría. El nivel español en amateur es muy bajo  y de esta forma puedes adaptarte a un nivel mayor más fácil. Siempre digo que no son normales las kilometradas que se meten los cadetes y los júniors. casi entrenan como yo y sin el casi. De esta forma impides que el músculo se desarrolle y lo machacas. Y en mi caso es ahora cuando he de tener entrenamientos serios. Digamos que no soy aún Dani ciento por ciento.

-¿No hubiera sido mejor otro año de rodaje en un equipo elite y sub-23?

-No. La oportunidad es única. Hay gente que se mataría por una oportunidad así y creo que ha llegado la hora de dar el paso. Y así hay que ir. Ahora en un continental, que como diríamos en el fútbol, es de tercera división, pero que te da la opción de correr con amateurs o con profesionales y world Tour. El nivel se puede coger bien.

Cuarto por la derecha © Ciclo 21

-¿Dónde de siente mejor en la ruta?

-En ls sprints. Repito que me gustaría adaptarme rápidamente. No corrí Bidasoa este año, pero el Colpack italiano reventó la carrera haciendo primero, tercero y quinto y este año es lo que busco, desarrollarme y avanzar como ciclista y no estancarme. Donde no haya subidas largas no me niego a nada. Me considero un sprinter puro y puertos de 4 o 5 kilómetros los pasará como hace Greipel por ejemplo.

-Obviamente, estima que es mejor competir en el extranjero

-El nivel y la intensidad son mayores. No es para nada correr en amateur en España que irte por ejemplo a un Mundial, donde te llevarían un poco al límite por lo que si estuvieras compitiendo con ellos llegarías mejor adaptado a ese ritmo. Es un poco lo que nos hace falta porque en la península estamos un poco apartados en forma de hacer más salidas al extranjero, pero no acaban de ponerse de acuerdo.

-¿Sería por sus similares condiciones Fernando Gaviria un referente para usted?

-Es un corredorazo. Ha sabido sacar las castañas de fuego. Con 20 años ya ganó dos etapas en San Luis a Cavendish, ha sido dos veces campeón del mundo de omnium y ha sabido evolucionar sin adelantarse a los acontecimientos y ahora entra en su época de brillar. ¿Mi modelo? Me gusta mucho, pero vamos poco a poco y ya veremos.

-Y se une a otro joven asturiano en el pelotón, el gijonés Iván García Cortina

-Es un hombre de clásicas y su hándicap es el peso que le dificulta subir muy bien. Es potente para meterse en los sprints, pero no lo veo como un esprinter puro. Sí que podría ser un buen lanzador o para una París-Roubaix, que le encanta y donde acabó entre los diez primeros en la sub-23. Ahí tiene futuro.

-¿Le ilusionaría estar en el próximo Mundial de Bergen?

-Nunca he estado en uno de carretera y es algo que tengo ahí encasquillado. Sí he estado en uno de pista en Kazajistán. Tuve la oportunidad de ir en júnior pero en el Campeonato de España se me salió la cala y la cadena a 100 metros de meta yendo en cabeza y adiós al oro. Gómiz que iba a mi rueda y fue el que ganó sí fue al Mundial.

En la entrevista © Iraia Calvo

-¿Debe haber Mundiales para velocistas como el pasado de Doha de vez en cuando?

-Claro. estamos viendo que las grandes vueltas son solo para escaladores. Por ejemplo en la Vuelta a España no se piensa nada en los velocistas y prácticamente han renunciado todos a venir y más teniendo en cuenta que la Vuelta era una buena forma de preparar el Mundial. Lo veo mal porque quieren dar espectáculo y solo apuestan por las subidas. Si supieran bien lo que es preparar un sprint, la velocidad, los nervios, la tensión, el tocamiento de manillares… España solo tiene escaladores y solo conocemos a Contador y poco más. Preguntas quién es Contador y alguno no lo conoce. Vas a Bélgica y preguntas quién es Boonen y todo el mundo lo conoce o a Freire que allí es un dios. Es la diferencia.

-¿En cuál de las tres grandes le gustaría debutar?

-En el Giro. La magia rosa es algo que me atrae. Es muy bonita y para los italianos es lo más de lo más. Estoy en un equipo de ese país y lo viven mucho. Este año nos han invitado al Giro sub-23 y tengo la posibilidad de ir si me encuentro bien. Son diez etapas y hay cuatro llegadas lanas y sería una buena forma de devolverle la moneda al equipo.

-Tiene un entrenador que fue sancionado por dopaje tras dar positivo en la Vuelta a España.

-Con Santi Pérez nunca he tenido ningún problema ni he visto cosas raras. Todo lo contrario, siempre me ha ayudado en todo.

-¿Qué opina del actual sistema antidopaje?

-No me gusta. Nos persiguen demasiado a diferencia de otros. Somos el sexto deporte con más positivos este año. Estamos siempre pendientes del Adams y ayer mismo pasé un control. A veces que se te metan hasta en casa fastidia. Pero ahora mismo engañar es muy difícil y estamos todos más en igualdad en condiciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*