Dopaje: Sanciones para la trama de Alexis y Rafa Rodríguez

Rafa Rodríguez en una entrevista para Revista Talentos

Fernando Ferrari / Ciclo 21

La Agencia Española para la protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) ha dado su veredicto sobre la trama de dopaje dirigida por el exprofesional del Kelme, el salmantino Alexis Rodríguez y cuyo uno de sus principales suministradores de sustancias dopantes era el ilicitano Rafael Rodríguez Segarra, otro exciclista que llegó a la máxima categoría con el Contentpolis murciano en 2009.

Ambos ya exdeportistas -que coincidieron en el SuperFroiz gallego elite y sub-23 en 2010- han sido sancionados con cuatro años sin licencia por tráfico de sustancias y métodos prohibidos, con la diferencia de que Alexis es castigado como triatleta  -se dedicó posteriormente al duatlón con notables resultados siendo quinto en un Mundial- hasta el 6 de agosto de 2022 y Rafael como ciclista hasta el 30 del mismo mes y año.

Además han recibido castigo otros colaboradores e integrantes de la organización como Ismael Ayas -48 meses como los Rodríguez por el mismo motivo- y dos años para el gallego Rubén Castro Portela -un exatleta reconvertido en ciclista en el CC Cambre– y el castellano y leonés Jorge Óñiga Polo, un máster habitual del calendario español, por posesión de productos dopantes.

Los cinco afectados son varios de los detenidos en 2016 en la denominada Operación Astur, bautizada así por el Grupo Antidopaje de la Policía Nacional que en marzo de 2015 detenía en Salamanca a Alexis Rodríguez -profesional entre 2001 y 2011- donde se le encontraron sustancias como EPO, anabolizantes y hormona del crecimiento, los productos estrella en el deporte de elite y más popular, donde se encontraban la mayoría de sus clientes como Castro, más conocido como Macana. Otro de los afectados es el atleta Rubén Mena con otros dos años sin poder participar en competición alguna.

LISTA SUSPENDIDOS Y SANCIONADOS POR DOPAJE

Cuadro de anotaciones de Alexis Rodríguez © El Español

El diario El Español tuvo acceso al contenido de la invstigación y en mayo de 2016 publicó parte de las conversaciones telefónicas entre Alexis y Rafa Rodríguez que consituyeron una de las principales bases para sus posteriores detenciones que se elevaron a 10 personas. Una de las conversaciones recogidas entre los dos principales “cerebros” hablan de sustancias prohibidad, sus precios, y el sistema de los controles antidopaje en aquellas fechas.

Rafael Rodríguez Segarra: Escúchame, ¿si tienes algún energúmeno que quiera fuerzaca de la buena? [según las investigaciones, cuando la trama habla de fuerza, o fuerzaca, se refiere a hormona del crecimiento]

Alexis Rodríguez: Sí.

RRS: Ahora está bastante tiraíta.

AR: ¿A cuánto de tirada? Porque a mí me hace falta, pero los precios que me diste pa… Porque es lo único que voy a poner, tío, y me queda una de la que me mandaste, aquella que vino algo confundida.

RRS: Ajá.

AR: Que ésa, tal, pero de cara a irme al otro lado, que me voy el 17, le voy a mandar a mi hermana un paquete. Como tengo dos días allí… Y mi idea era poner una de Nesquik entera antes de ir, antes de entrar. [Según los investigadores, en las conversaciones usan tanto “Nesquik” como “nesp” para referirse al Aranesp, darbopoetina, una versión sintética de la hormona EPO].

RRS: Ajá.

AR: Una vez que entre allí, sé que es un mes de margen, allí no van a hacerme nada de esto, ¿sabes?

RRS: No tan…

AR: Que va para arriba, de puta madre. Que no me cogen, pues bueno, ando ahí 15 ó 20 días con un mimo y un ojo de la hostia. Pero quería poner eso. El día antes de irme ponerme una chisma de nesp entera.

RRS: Ajam, de nesp.

AR: De nesp. Y de lo otro de la buenaca, me haría falta, te iba a decir si, bueno, te iba a llamar un día de éstos. Como tengo una de éstas, pues mándame otra mínimo como estas pa mandársela a mi hermana, y si está ahí en cuatro días antes de irme, en cuatro días enchufármelas enteras.

RRS: Claro, claro, que la mue… que han venido unas que son bastante buenas que se parecen bastante a las seisen.

AR: Sí.

RRS: Y me las dejan, vamos, súper bien de precio, porque, claro, ahora tienen mucho stock, ¿sabes?

AR:

RRS: Y me las dejan a 120, macho.

AR: ¿Cuántas uni [unidades]?

RRS: 16.

AR: Pues de esas seguramente mínimo yo te pediré, eh, mañana veo a un colega que me dijo cabrón, te vas a ir y tal. De todas formas, es un amigo mío íntimo íntimo íntimo, Rubén, es como si fuera mi hermano de aquí, ¿sabes?, con el que entreno todos los días, tal, siempre. [se refiere a uno de sus clientes]

RRS: Ajá.

AR: De todas formas, déjame el contacto de mi colega, del tuyo, que es de mucha confianza. Dice yaaa, pero déjame surtido antes de irte. Así que mañana por la mañana lo veo, y quería algo de res y algo de rojas.

RRS:

AR: Y a lo mejor quiere algo de esto.

RRS: Vale.

AR: Como él no va a estar en ningún tipo de control ni nada, con la ox [oxandrolona, esteroides], va que sobra. Que a mí realmente es lo que mejor me sienta, qué quieres que te diga.

RRS: Las fuerzacas me han hablado súper bien de ellas, y que funcionan.

AR: Yo mientras no piten [mientras no den positivo, quiere decir], el resto me da igual.

RRS: Aún no pitan ahí de los élites, así que no van a pitar todavía.

AR: Ya, ya. Claro, lo de los élite, hostia, ¡de élite, de élite!

RRS: Sí, sí, sí.

AR: ¿De élite de tele o élite de amateur? [en ciclismo, la categoría élite es la previa al profesionalismo; aquí parece que intentan distinguir entre esos deportistas y los de élite (alto nivel), profesionales que salen en la tele]

RRS: Élite de tele, y van todos con hormona, eh, con hormona buena, buena, buena.

AR: Vale, vale, no te digo, me cago en Ros. Digo yo estoy ahora con el (ininteligible) me cago en dios. Que no vienen ningún día, eh. Desde que estoy ningún día, macho. [no le han hecho ningún control antidopaje]

RRS: Hijos de puta. Pero basta que pongas, que te tomas algo y ya.

AR: Ya te digo. El otro día dije que tengo ahí cuatro cosas que me quedan y yo, cago en diez, ¿y si me las como? Digo: basta que me las coma para que venga, te lo juro.

RRS: Claro, tío.

AR: Y me calcen por hacer el gilipollas. Y digo: no, no. Y todos los días las miro y digo: ¿Y si me las como, tío? jajaja.

RRS: De golpe, de golpe. ¡Joder!

AR: Sí, sí, de golpe, a tomar por culo. Pues claro, de golpe o no de golpe. Ahora, mínimo son cinco o seis días, u ocho. [El tiempo que tendría que pasar para no dar positivo en un control].

RRS: Claro, claro.

NOTICIA COMPLETA EL ESPAÑOL

Un comentario

  1. Qué penita da esta gente… y todos los que toman o han tomado.

    ¿Qué les contarán a sus hijos estos individuos?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*