Dumoulin: «Mi vida es diferente a la de hace un año»

Tom Dumoulin, duranta la concentración del equipo en España © Jumbo-Visma

Redacción / Ciclo21

Tras dos temporadas turbulentas, Tom Dumoulin ha optado por acudir al Giro de Italia en lugar del Tour de Francia. «Después del período reciente, he pensado que es más prudente evitar la locura que supone el Tour. Mi sentimiento personal también se inclina más hacia el Giro. Esa carrera me evoca sentimientos cálidos. Creo que es una gran carrera».

En mayo, Dumoulin compartirá el liderato del equipo Tobias Foss en La Grande Partenza, en Hungría. «Eso es muy bonito. No soy realmente un macho alfa. En el pasado me costó tener todo un equipo que giraba a mi alrededor. Es más agradable que ahora pueda compartir el liderazgo con Tobias en ese sentido. Es un ciclista muy agradable y adecuado para ello. Espero que ambos podamos alcanzar un nivel alto. En ese caso, podremos ayudarnos mutuamente en las finales». Ambos contarán con el apoyo de Koen Bouwman, Edoardo Affini, Chris Harper, Sam Oomen, Pascal Eenkhoorn y Jos van Emden.

Dumoulin tiene claros sus objetivos personales en el Giro. «Haré todo lo que pueda desde el principio para terminar lo más alto posible en la clasificación. El único inconveniente es que tal vez haya demasiados kilómetros de contrarreloj en el recorrido. Por diversas razones, hace tiempo que no corro por una clasificación general. No creo que haya perdido el toque. Es algo que siempre se me ha dado bien por naturaleza».

El ciclista de Limburgo realizará una concentración en altitud en Colombia a finales de enero, antes de comenzar su temporada en competición en el UAE Tour. A través de la Strade Bianche, la Volta a Catalunya y la Amstel Gold Race, Dumoulin trabajará para realizar un segundo periodo de entrenamiento en altitud. La elección de la carrera en su propia zona es llamativa. «Debido al desplazamiento de la Amstel Gold Race, puedo combinarla con un periodo de entrenamiento en altitud. Debo invertir en el ello para preparar una gran vuelta. Como la Amstel Gold Race y la París-Roubaix han cambiado de lugar debido a las elecciones francesas, es una combinación ideal para mí. Me parece muy especial correr esta carrera en mi propio país. Fue una de las razones por las que empecé a practicar el ciclismo.

Dumoulin aún no tiene un plan concreto para el resto de su temporada. «Pero ya tengo en mente varias carreras interesantes», dice. «Estoy deseando que lleguen los Campeonatos del Mundo en Australia. Me gustaría correr tanto la contrarreloj como la carrera en ruta. Il Lombardía y las demás carreras italianas en esa época del año también me atraen.»

«Mi vida ciclista es muy diferente ahora en comparación con la de hace un año«, continúa Dumoulin. «En ese momento, tuve que detenerme. En retrospectiva, me alegro de haberlo hecho. Hice una elección consciente de ser ciclista. Tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Ahora puedo vivir mejor con eso porque sé que es lo que realmente quiero. Ahora es un nuevo año con un nuevo Tom Dumoulin. Ahora estoy en un lugar diferente. Me siento muy bien y estoy deseando que llegue el año que viene. Tengo muchas ambiciones«.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*