El ciclismo crece en el Proyecto FER 2020

iFER (Foment d’Esportistes amb reptes) es un proyecto de capital totalmente privado impulsado por Juan Roig a través de la Fundación Trinidad Alfonso, una fundación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo irradiar la ‘Cultura del Esfuerzo’ a través del deporte en la Comunitat Valenciana.

Trinidad Alfonso es el nombre de la madre de Juan Roig, el presidente de la Fundación Trinidad Alfonso. Su carácter dinámico y abierto hizo que el deporte se convirtiese en un medio para el desarrollo personal de sus hijos. Trinidad Alfonso enseñó al presidente, y a sus hermanos y hermanas, la importancia de que en la vida primero tienes que dar para poder recibir.

El objetivo del Proyecto FER es ayudar a que los deportistas de la Comunitat Valenciana consigan los mejores resultados posibles, tanto en competiciones nacionales como internacionales, así como contribuir a su participación en los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos. La iniciativa también acoge a deportistas no nacidos en la Comunitat, siempre y cuando estén empadronados actualmente en ella y hayan vivido los últimos 10 años en la misma (7 años en el caso de Vivero).

En 2020 cumple su octava edición y englobará un total de 142 deportistas, distribuidos en tres categorías: 34 en Élite, 38 en Promesas y 70 en Vivero.

De entre el grupo de componentes más jóvenes que integran el Proyecto FER, hay uno que sobresale de forma especial. Es Juan Ayuso, uno de los valores más prometedores del ciclismo nacional. Toda una figura en ciernes. Precisamente, el ciclismo es una de las modalidades que más ha crecido en el FER 2020. Tal aumento ha sido posible gracias a la incorporación de tres nuevos deportistas. Además, practicantes de otras tantas modalidades. Ainara Albert (ruta), Gerard Montoro (pista) y Carlos Galera (BMX).

A Ainara Albert el ciclismo le viene de familia ya que su abuelo y su padre lo practicaron. El segundo, incluso, a nivel profesional. Con estos antecedentes, Ainara Albert Bosch (Picassent, Valencia, 21/06/2003) estaba predestinada a subirse encima de una bicicleta. “Me gusta mi deporte; sobre todo, porque me brinda la oportunidad de viajar mucho y de hacer amistades”, señala la nueva deportista FER. Durante las dos últimas temporadas, en su etapa como cadete, la ciclista valenciana cosechó grandes resultados. En 2018, logró una plata y un bronce en el Campeonato de España en ruta. En 2019, se proclamó campeona nacional en la prueba de contrarreloj y fue una de las componentes del equipo español que compitió en los Juegos Europeos de la Juventud en Bakú (25ª plaza en la prueba en línea).

Ainara se define como un “todoterreno. Desde luego, prefiero claramente el ciclismo en carretera al ciclismo en el velódromo. Y ya en la ruta, se me dan bien las cronos, tengo un buen punto de sprint, y soy bastante competitiva en recorridos sinuosos y rápidos. Como contrapartida, se me atragantan las carreras de montaña”, comenta la deportista de Picassent. Constante, perseverante, sociable y bromista, a Ainara le gusta el fútbol (incluso, lo practicó antes que el ciclismo) y tiene como ídolo a la francesa Pauline Ferrand-Prévot, campeona mundial de ruta, de ciclocrós y de mountain bike.

Al igual que Ainara, Gerard Montoto (Manises, 18 años) se inició en el ciclismo por tradición familiar. “Estoy encima de una bicicleta desde que tengo uso de razón. Desde pequeñito, veía a mi abuelo, a mi padre y a mi hermano Mikel. Es decir, me tenía que tocar sí o sí”, afirma, entre risas. Aunque al entrenar en carretera experimenta “una grata sensación de libertad, reforzada con el contacto con la naturaleza”, Gerard ha orientado su carrera hacia el ciclismo en pista, hacia el velódromo. No en vano, en 2019, como junior de primer año, se proclamó campeón de España de keirin, subcampeón nacional en velocidad por equipos, y participó con el equipo español en el Europeo de Bélgica, donde compitió en las pruebas de eliminación, velocidad por equipos y keirin.

Aunque ha alcanzado brillantes resultados tanto en pruebas de fondo como en pruebas de velocidad, Gerard ha llegado a la siguiente conclusión: “Después de hacer el Europeo del pasado año, me di cuenta de que, para ser velocista, hay que ser muy grande, casi un armario. Por tanto, dadas mis características físicas (soy bastante delgado), todo apunta a que voy a especializarme en pruebas de fondo. Creo que puedo destacar en el scratch y en la persecución individual”, apunta Montoro, quien añade: “Una de mis virtudes encima de la bicicleta es tener sangre fría. Soy bastante calculador. Por contra, he de ser más fuerte en el aspecto psicológico. A veces, cuando algo no me sale bien a la primera, me hundo con cierta facilidad”, señala. Amante del fútbol y del baloncesto, Gerard tiene como uno de sus grandes referentes y ejemplos a otro deportista FER, el legendario Ricardo Ten.

Hasta la fecha, el ciclismo BMX solo tenía un representante en el Proyecto FER, Alejandro Fuentes Fuster. Desde esta edición, ya hay un segundo exponente. Es Carlos Galera, joven deportista de 17 años y natural de Alcoi. Carlos reconoce que su modalidad es un deporte de cierto riesgo. “El BMX es pura adrenalina. Enfrentarte a otros 7 rivales codo con codo, saltando en las rampas, entrando en las curvas a por todo… Es una sensación brutal. Más que peligroso, es espectacular. Aunque hay bastantes caídas, llevamos mucha protección. Es decir, las consecuencias no van más allá de los golpes”, comenta el nuevo deportista FER, quien entrena habitualmente en el Recinto Ferial de Alcoi.

Carlos Galera se inició en el BMX relativamente tarde, cuando tenía 10 años. “Un amigo me llevó a ver un evento. Me chocó y me gustó. A los pocos días, empecé a entrenar y a las pocas semanas ya estaba enganchado”, señala. En cuanto a sus características, Galera se define como un corredor “con una gran salida, con mucha potencia y bastante frío en un deporte especialmente eléctrico. Además, me considero ambicioso y ganador. Si no gano, me enfado. Y nunca me doy por vencido” comenta el joven deportista alicantino. El pasado año, se despidió de la categoría cadete a lo grande. Se proclamó campeón de España. En 2020, se estrenaba como junior. Aspiraba a ganar el Campeonato de España para disputar el Campeonato de Europa en Bélgica e, incluso, el Mundial junior en Hosuton. Por desgracia, de momento, también la pandemia del covid-19 le ha impedido seguir brillando.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*