El conductor que mató a Paniagua, positivo en tres drogas

Lugar del accidente © Hoy

Redacción / Ciclo 21

Positivo en cocaína, cannabis y anfetamina. Las tres sustancias que llevaba en su cuerpo A. P. P., el conductor del vehículo que arrolló mortalmente al cicloturista extremeño Enrique Paniagua el pasado 20 de diciembre al invadir el carril contrario por donde circulaba el finado en compañía de un amigo, que salió ileso.



Por esta razón, tras la confirmación por parte del laboratorio que examinó la muestra del causante del accidente -negativo en el test de alcoholemia- la Guardia Civil procedió a su detención como investigado -anteriormente llamado imputado- el pasado día 6. La jueza de Instrucción número 1 de Plasencia encargada del caso le tomó declaración y le dejó posteriormente en libertad, según fuentes de la Delegación del Gobierno y publica el diario Hoy. El varón de 24 años afronta ahora un delito de homicidio imprudente y otro de conducción bajo los efectos de las drogas, a los que deberá responder cuando se pongan en marcha el proceso judicial.

El Código Penal castiga por homicidio imprudente de 1 a 4 años de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor de 1 a 6 años. En el delito de conducir bajo los efectos de las drogas, la prisión puede ser de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajo en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y privación del derecho a conducir vehículos a motor de 1 hasta 4 años.

Más información previa a continuación:

Este es el homenaje de compañeros y amigos de Enrique Paniagua Alonso pic.twitter.com/rNQDFy3tZy

— Valle Del Jerte DXT (@ValleJerteDXT) 23 de diciembre de 2017

Marcha homenaje © Valle del Jerte DXT

Sentido homenaje a Enrique Paniagua en Barrado © Facebook

Enrique Paniagua © Facebook

La localidad extremeña de Barredo acogió este sábado un multitudinario homenaje a Enrique Paniagua. Decenas de personas, entre familiares, amigos, vecinos y aficionados al ciclismo, se congregaron en la Plaza de España de la localidad cacereña para recordar al fallecido y reclamar mayor atención al colectivo ciclista, unidos tras la pancarta: “Respeta al ciclista. No más ciclistas muertos. En metro y medio cabe una vida“. A continuación, realizaron un recorrido en bicicleta hasta el Roble de la Solana.

La marcha fue promovida por la propia Federación Extremeña de Ciclismo y contó con la colaboración de la organización de la Titán Xtrem Tour y de la propia familia de Enrique. Su padre, Juan José Paniagua, afirmó en la mañana del sábado, horas antes del homenaje que se había levantado “con más fuerza que nunca para apoyar a mi hijo en su lucha para proteger a los ciclistas“, porque “mi hijo Enrique era un gran luchador para que se respetara a los ciclistas, y allá donde esté seguirá luchando por ello. Ojalá su muerte fuera la última y sirviera para concienciarnos de que deberíamos respetarlos. Él ha muerto disfrutando de su gran pasión: la bici, su gran compañera”.

Además, Paniagua padre mostró su agradecimiento en su perfil de Facebook “a todos los que habéis mostrado vuestro cariño por todos nosotros”. Por último, solicitó que el -presunto- autor de los hechos “deba estar entre rejas para que haya justicia”.

Enrique Paniagua“, de 32 años e integrante de la AD Picota Bike, perdió el miércoles 20 la vida en un trágico accidente en la carretera mientras entrenaba con su bici.

Paniagua -de Barrado e hijo del exalcalde por lo que era más conocido- fue arrollado por un vehículo en la carretera EX-213 -en la curva conocida como la del Puente Viejo-, que va desde Arroyomolinos de la Vera a Barrado, en la provincia de Cáceres, según informó el Centro de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura. Paniagua rodaba acompañado de otro ciclista que resultó ileso ya que logró evitar el impacto con el vehículo negro que les embistió, cuyo conductor fue llevado al hospital con pronóstico reservado, según informa El Periódico de Extremadura.

Lugar del accidente © Hoy

Un Peugeot de color negro conducido por un joven de 24 años de Navaconcejo iba en dirección a Arroyomolinos, en el sentido contrario al de los ciclistas. Y por motivos que se desconocen hasta el momento, según ha confirmado la Delegación del Gobierno, el conductor del turismo -que dio negativo en la prueba de alcoholemia- perdió el control del vehículo e invadió el carril contrario, por el que en ese momento circulaban Enrique Paniagua y su compañero Ricardo. El vehículo arrolló al primero y no llegó a rozar siquiera al segundo, publica el diario Hoy. La Delegación del Gobierno asegura que “lo único confirmado es que el conductor invadió el carril contrario, pero hasta el momento se desconoce si fue debido a una distracción, a un exceso de velocidad o a otras causas”. La Guardia Civil está a la espera del análisis de drogas y de dictaminar su informe del lugar del suceso para determinar las actuaciones posteriores.

“El golpe ha sido tan grande que la bici quedó simplemente como un puzle, con la estructura partida en veinte trozos”, detalla Pedro Romero Ocampo, presidente de la Federación Extremeña de Ciclismo.

“El choque del turismo, que iba en dirección a Arroyomolinos, ha sido tan fuerte que este ha rebotado en las rocas del otro carril cuando lo ha invadido, ha rebotado y ha quedado mirando para Barrado, en sentido contrario al que circulaba por tanto”, explica en el diario Hoy el alcalde de esta localidad, Jaime Díaz Breña.

“Una vez más tenemos que llorar a un compañero ciclista en un año que en España ha sido especialmente trágico en este tipo de sucesos y que justo ahora, antes de estas fechas tan entrañables, nos toca de lleno en Extremadura”, afirma el organismo al conocer la fatal noticia.

“Para la familia del ciclismo extremeño serán unas Navidades tristes y nos unimos al luto de la familia, amigos y compañeros de la AD Picota Bike”, club al que pertenecía el finado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*