El Lotto NL despide a Lobato

Lobato en una imagen de archivo / © Instagram

N. Van Looy / F. Ferrari / Ciclo21

El Lotto NL ha anunciado que Juanjo Lobato ya no pertenece el equipo holandés -eligiendo la fórmula del mutuo acuerdo para extinguir su contrato– mientras que sus compañeros Antwan Tolhoek y Pascal Eenkhoorn han sido suspendidos dos meses después de ser expulsados de la concentración de Girona al haber consumido somníferos no autorizados.

La formación -que ya tuvo problemas laborales con los españoles Juanma Garate y Luis León Sánchez– ha emitido un comunicado oficial con la decisión definitiva. «Como resultado de los sucesos acaecidos durante el campo de entrenamiento en Sant Feliu de Guíxols, el equipo Lotto NL-Jumbo ha rescindido el contrato con Juan José Lobato de mutuo acuerdo. Se decidió poner fin a la cooperación deportiva en interés tanto del corredor como del equipo. Lobato ha tenido un año lleno de emociones y tendrá que concentrarse en su recuperación».

Y añade que «además, Antwan Tolhoek y Pascal Eenkhoorn han sido suspendidos por dos meses. Estos dos corredores están excluidos de todas las actividades del equipo, incluida la presentación del equipo, el campo de entrenamiento y la participación en las carreras».

Todo ello viene causado por la acción invididual de los corredores mentados como ya hizo público la semana pasada destapando ellos mismos el caso. «Sin el conocimiento del equipo y su personal médico, el trío había usado medicamentos para el sueño (no relacionados con el dopaje), que no se suministraron ni están siendo prescritos por el equipo. Esta es una violación severa e inaceptable de las normas del equipo».

Explican su modo de hacer con el trío a que exonera de cualquier violación de las normas antidopaje.  «Al determinar las medidas, se tuvieron en cuenta todos los aspectos legales y personales, así como el gran impacto que tuvo el incidente en el equipo. También era primordial determinar quién estaba en posesión de qué medicamento y de qué manera se utilizaron. Ninguna de las acciones de estos corredores ha violado las reglas de UCI y / o Wada».

El equipo «asume la responsabilidad por la salud de los corredores, por lo que los experimentos que ponen en peligro su salud no son aceptados. En el contexto de la política de desarrollo de talentos que defiende Lotto NL, el equipo se ha comunicado con Tolhoek y Eenkhoorn para brindarles una oportunidad continua de convertirse en ciclistas profesionales ejemplares».

Mientras el corredor andaluz -representado por la agencia Velofutur de Juan Campos y Jorge Quintana– se mostraba tranquilo y distendido en su residencia fiscal de Andorra entrenando con el piloto de motociclismo, Aleix Espargaró con una foto desde sus bicicletas, que posteriormente borró de su cuenta de twitter. Sí publicó el catalán la misma imagen en su perfil de otra red. Burgos-BH podría ser su próximo destino. Un corredor de perfil interesante para una plantilla profesional continental debutante como la de Izquierdo.

La publicación del piloto

Más información previa del caso a continuación:

17 diciembre

Las horas de Juanjo Lobato en el LottoNL-Jumbo parecen estar contadas. Eso es lo que se desprende de las palabras de fuentes del equipo holandés consultadas por Cyclingnews. «Estamos tratando de encontrar una solución con él y su representante, así que no es al 100%. Depende de las condiciones que discutamos. La intención es que abandone el equipo. Hay muy pocas posibilidades de que se quede«, ha afirmado un portavoz del equipo.

El sprinter fue apartado junto a los también integrantes de la escuadra ‘lotera’ Antwan Tolhoek y Pascal Eenkhoorn por haber consumido medicamentos para dormir sin el permiso de los doctores del equipo y después de una noche de miércoles ‘movida’ que acabó con el gaditano en una ambulancia ya que nadie conseguía despertarlo. Sin embargo, la suerte de sus dos compañeros está todavía por dilucidar: «Eenkhoorn y Tolhoek están invitados a nuestras oficinas este lunes, donde decidiremos su futuro. Tienen que explicar algunas cosas: es posible que se queden y es posible que no«, ha afirmado la misma fuente.

Juanjo Lobato_Vuelta Espana_2017_13

Lobato y otros dos compañeros podrían ser despedidos de LottoNL-Jumbo © Photogomez Sport

16 diciembre

En una semana en la que el ya famoso Caso Froome ha fagocitado prácticamente por completo la información ciclista no sólo por el ya conocido control adverso del británico sino también por las airadas reacciones de, entre otros, el alemán Tony Martin y la esposa de Sir Bradley Wiggins, hay algunas historias que han pasado desapercibidas, pero que, en cualquier otra circunstancia, habrían servido para llenar titulares, folios y horas de conversación.

Ambas las adelantamos en su momento en Ciclo 21. Por un lado, tenemos el regreso de Lance Armstrong al ciclismo internacional por la puerta grande con esa invitación para estar en la Vuelta a Flandes. Por otro, y este toca más de cerca al ciclismo español, el episodio protagonizado por Juanjo Lobato, Antwan Tolhoek y Pascal Eenkhoorn durante la concentración invernal del LottoNL-Jumbo y que ha terminado, por ahora, con los tres ciclistas apartados de forma indefinida del equipo.

Y decimos por ahora porque algunos días después se van conociendo los detalles de lo sucedido en el hotel de concentración, pero no se aclara el futuro de Lobato y sus compañeros, de los que LottoNL-Jumbo no descarta el despido.

Como ya contamos, los tres corredores fueron apartados de la concentración y enviados a casa después de que el equipo comprobara que estaban en posesión de medicinas para dormir que, si bien no están en la lista de sustancias dopantes, están prohibidos por el código de buena conducta de la escuadra holandesa.

Esta infracción, en principio una falta que podría resolverse con una reprimenda y una sanción de empleo y sueldo de la que, si los holandeses lo hubiesen querido, no se hubiese enterado nadie, ha saltado a los medios por la manera en la que todo ocurrió. Un relato casi de terror al que ha tenido acceso NOS.

Todo comenzó cuando la dirección del equipo se encontró en la recepción del hotel a Pascal Eenkhoorn con un comportamiento extraño. Pronto descubrieron que tanto él como Tolhoek y Lobato habían hecho uso de algún tipo de medicamento para dormir. Pero la sorpresa se tornó en pánico cuando se percataron de que era imposible despertar a Lobato. Pese a intentarlo de forma insistente, el español despertaba. En palabras de Richard Plugge, “pese a tirábamos de él entre 25 caballos, no podíamos despertarle”.

Los allí presentes, por consejo del médico del equipo, decidieron llamar a una ambulancia que, tras conseguir despertar a Lobato, que finalmente se subió a la misma por su propio pie, trasladó al español a un centro hospitalario. Los dos corredores holandeses, por su parte, fueron enviados al mismo hospital, pero en su caso llegaron con el coche de equipo.

Tolhoek fue rápidamente dado de alta, no así Lobato y Eenkhoorn, que permanecieron buena parte de la noche en observación hasta que fueron enviados de vuelta al hotel a las cinco de la madrugada. La dirección decidió apartar de forma inmediata e indefinida a los tres corredores de la concentración y del equipo mientras toman una decisión final sobre su futuro.

Merijn Zeeman, director del equipo, explica que “el resto de los corredores están realmente enfadados con ellos tres por lo que han hecho. Nosotros hemos decidido tomarnos un tiempo para ver las cosas en perspectiva. No queremos tomar decisiones definitivas con el calor emocional del momento”, pero avisa: “esto va en contra del tipo de deporte que defendemos. Vamos a pensar bien lo que tenemos que hacer”. Y no, no se descarta que Lobato, Tolhoek y Eenkhoorn sean despedidos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*