El Trek 2017 de Alberto Contador

Contador volverá competir sobre una Trek

Contador volverá competir sobre una Trek © ttbikefit

F. Ferrari / N. Van LooyCiclo 21

Jueves 14 de julio

Migaja  a migaja se va confirmando lo que este medio adelantó en mayo, el interés del Trek por Alberto Contador -también de Lampre, el no nacido de Riis y tratos con Astana– y que finalmente se hará oficial a partir del próximo 1 de agosto, fecha en la que la Unión Ciclista Internacional (UCI) permite la comunicación de fichajes de corredores de otros equipos. Una nueva etapa que constituirá el séptimo equipo del madrileño tras ONCE, Liberty, Astana -en dos etapas-, Discovery Channel y la doble estructura de Saxo Bank y Tinkoff.

El propio corredor puso en su boca la marca de bicicletas en una entrevista a la cadena Cope (audio). Contador dijo que sigue pensando en la gran ronda francesa 2017 como “objetivo número uno. ¿Obsesión? No, pero sí me gustaría ganarlo de nuevo”. Preguntado por Trek dijo que era “una posibilidad” respetando los tiempos de la UCI a la que queda medio mes por plasmarse.

Posteriormente el mánager italiano del conjunto estadounidense Luca Guercilena lo corroboraba a preguntas de los medios en el Tour de Francia con el matiz de que “aún no se ha firmado”, pero sí manifestó que “será un buen fichaje para luchar por el Tour de Francia. Hasta ahora no se puede confirmar el fichaje. Contador es un campeón y aún estamos dialogando para cerrar el acuerdo. Para nosotros seria un corredor importante. Ahora no estamos contentos con Bauke Mollema y necesitamos un corredor de nivel para el World Tour y las grandes carreras”.

Un mero trámite para un acuerdo final por una sola temporada, a diferencia de las dos que propuso Fran Contador, hermano del ciclista y representante en las negociaciones. No obstante en el contrato figura una cláusula que permitiría una opción de renovación en función de los resultados. Junto con Contador se incorporarían sus fieles gregarios y vecinos en la localidad suiza de Lugano, Jesús Hernández y el portugués Sergio Paulinho. Más complicado lo tiene otra pieza de su entorno habitual, el mecánico castellonense Faustino Muñoz, para continuar como trabajador en Trek en 2017. Otra baja -e importante- es que Contador pierde su jugoso contrato con Specialized -alrededor de 2 millones de euros al año- que la rival de Trek reinvertirá con Peter Sagan en su posible traspaso al Bora alemán, que dejaría la empresa canadiense Argon 18.

Y Contador elige Trek y viceversa porque tienen intereses encontrados. La retirada de su actual estrella Fabian Cancellara permite a la escuadra liberar de su presupuesto la cuantiosa ficha del suizo y apostar por Contador para cambiar su estrategia reciente en los años pasados, más volcadas en las actuaciones clasicómanas del helvético, después del fracaso en las grandes vueltas con el ya retirado Andy Schleck y, de momento, la falta de resultados del holandés Bauke Mollema.

A falta de renovaciones y fichajes, el conjunto ya cuenta con Basso (Leonardo), Bernard (hijo de Jean-François), Bonifazio, Irizar, Mollema, el campeón de Italia Nizzolo, Rast, Reijnen y los talentos belgas Stuyven y Theuns. Zubeldia está en vías de seguir un año más mientras que se rumorea la llegada del suplente de Cancellara para las clásicas, John Degenkolb, que oficialmente ya ha comunicado su salida del Giant. De momento se desconoce el futuro de los actuales integrantes de la plantilla 2016 como Arredondo, Felline, Hesjedal, Frank Schleck o Zoidl que podrían encajar en el grupo para resguardar a un Contador que ha sufrido el abandono de sus colegas del Tinkoff en las rutas del Tour.

De esta forma llegará a 2017 un Contador con un año más y quién sabe con su cuarta Vuelta a España en su ficha personal. Trek cambia así su registro y podrá centrarse con un corredor experto en las grandes vueltas -no irá al próximo Giro-, pero que en sus últimas presencias en la ronda francesa -abandonos 2014 y 2016 aparte- no ha podido estar en el podio, terminando 5º en 2015, 4º en 2013 y 5º en 2011. Un nuevo reto para el pinteño que comenzará el nuevo año con 34 años desde el 6 de diciembre. La localidad alicantina de l’Alfàs de Pi ya le espera en sus próximas concentraciones invernales.

Martes 12 de julio

Alberto Contador ya le ha lanzado un mensaje a Javier Mínguez, seleccionador español, por si el técnico tenía pensado contar con él para los Juegos Olímpicos de Río. El madrileño -retirado del Tour de Francia en la novena etapa durante el ascenso al Port del Cantó-, se autodescartó de esa posible convocatoria de la RFEC para la cita olímpica del próximo mes de agosto. Una plaza más para las cuatro restantes ya que Alejandro Valverde es el único fijo, según confirmó Mínguez.

Dos roturas fibrilares en el cuádriceps y el gemelo izquierdos ha sido el diagnóstico de sus lesiones provocadas por las dos caídas consecutivas lo que le ha obligado a tomar la decisión de apartarse de Brasil. “Después de lo que me ha dicho el doctor Leyes, los Juegos Olímpicos están descartados, porque no es cuestión de ir, sino de llegar a ellos en óptimas condiciones y eso parece que no va a ser posible. Ahora mi objetivo es recuperarme para la Vuelta a España, a la que sí creo que podré llegar. Intentaré acortar los plazos, pero ahora lo que conviene es descansar bien para recuperarme”, dijo el pinteño en la conferencia de prensa acompañado del galeno que le atendió en una clínica de Madrid.

Contador reconoció que no ir a los Juegos Olímpicos “es un golpe para la moral, porque era mi segundo gran objetivo del año, después del Tour. Este año el recorrido es atípico, apto para los escaladores, y podía haber hecho una buena carrera, pero las cosas vienen como vienen. En contrapartida, parece que estoy en plazo para correr la Vuelta y eso me da ánimos”.

Pensando ya en la Vuelta, Alberto Contador espera contar con “un buen equipo, ilusionado y fresco, que no haya competido mucho a lo largo del año. Quizás otros tengan un bloque más potente que el mío, pero espero llegar en óptimas condiciones y jugar mis opciones”, concluyó.

Otra de las cuestiones es su futuro profesional que cada vez está más cerca del Trek estadounidense, vínculo que ya contó en exclusiva Ciclo 21 el pasado mes de abril, junto con el interés del Lampre italiano. El corredor, obviamente, no puso en su boca la marca. “Vamos a cerrar un acuerdo en breve con un equipo para el próximo año. Vamos a llegar a un acuerdo rápidamente y el año que viene lo intentaremos de nuevo. A día de hoy soy corredor del Tinkoff hasta el 31 de diciembre y es el equipo al que tengo que representar”.

También se refirió al proyecto de su exmánager y vecino en Lugano, Bjarne Riis. “Sé que él está trabajando en varias posibilidades. Hemos tenido contacto, pero a día de hoy esos asuntos los lleva mi hermano”, dijo Contador al respecto.

Lunes 11 de julio

Alberto Contador pasará mañana, martes 12 de julio, una revisión médica en la Clínica Cemtro de Madrid, donde le atenderá el doctor Manuel Leyes, quien estudiará el estado del corredor del equipo Tinkoff después de su abandono en el Tour de Francia a causa de dos caídas consecutivas, de las que no pudo recuperarse.

Tras el reconocimiento médico para descartar posibles lesiones y secuelas de los traumatismos sufridos, Alberto Contador, acompañado del doctor Manuel Leyes, ofrecerá a las 13:00 horas una rueda de prensa en el salón de actos del centro médico, especializada en el tratamiento y rehabilitación de deportistas profesionales, según informa su gabinete de prensa.

Momento del abandono en Cantó © ASO

Momento del abandono en Cantó © ASO

Domingo 1o de julio

No pudo más. Golpes físicos y morales. Marcas del asfalto en el cuerpo y de la traición de su equipo (sic) en la moral. Unas décimas de fiebre. Las dudas acumuladas. El sufrimiento extremo sin premio. Alberto Contador (Tinkoff), que todavía tuvo los arrestos de probarse esta misma mañana, ha decidido hoy darse por vencido y bajarse de la bicicleta poniendo rumbo a casa dejando atrás un Tour que durante un tiempo iba a ser el último y que, al menos en estos momentos, supone su punto más bajo en la Grande Boucle.

Se marcha Contador después de haber aguantado una semana y un día en un Tour que se le torció enormemente muy poco después de partir desde Mont-Saint-Michel cuando sufrió la primera de las dos caídas que han marcado su estancia en Francia durante estos ocho días y medio. Después de haber visto como su equipo le daba la espalda a las primeras de cambio cuando, tras una segunda caída, le dejaba completamente solo en la cuesta que Cherbourg-en-Cotentin donde comenzó una sangría de tiempo que le iba a dejar finalmente sin opciones de cara a la general. Después de aguantar una nueva afrenta con aquella mirada hacia atrás de Roman Kreuziger, otrora fiel escudero y ahora ante la gran oportunidad de su vida. Después de ver cómo Rafal Majka se ha dedicado estos días a sumar sus puntos de la montaña y buscar su típica etapa.

Esta vez no hubo lágrimas, como cuando tuvo que tomar la misma decisión en 2014 con la pierna rota. En esta ocasión, hubo una tímida sonrisa. Un apretón de manos a un aficionado. Un saludo a un fotógrafo. Y una resignación. Sobre todo, una enorme resignación al ver cómo debía de claudicar y rendirse a la evidencia de que no podía seguir ni un minuto más en este Tour que iba a ser el último, pero que ya sabemos que no lo es.

“No podía continuar, desde las caídas de los dos primeros días. No me sentía bien y eso me ha llevado a tomar la decisión de retirarme. Ahora voy a someterme a pruebas para ver el futuro”, dijo el español en sus primeras explicaciones. “Ahora a preparar la Vuelta a España. En los Juegos Olímpicos no pienso ahora”, añadió.

Ahora, Alberto pone rumbo a casa. O a los Juegos Olímpicos. O a la Vuelta a España. O a final de temporada. Y a resolver su futuro. A un nuevo equipo de cara a 2017. Eso lo sabremos y veremos en los próximos días. Por el momento, Alberto Contador se retira a lamerse las heridas y a recuperarse.

Alberto Contador se bajó de la bici en plena subida al Portet del Cantó. No pudo llegar el pinteño a la zona de avituallamiento, donde Tinkoff había preparado un coche para que pudiera subirse a él y ser evacuado hacia al hotel. La fiebre, el calor y la falta de motivación por un objetivo claro acabó por precipitar un abandono que, si uno se fijaba bien, ya podía intuirse a primera hora de la mañana. En el momento, por irónico que parezca, en el que protagonizó ese extraordinario movimiento junto a Valverde buscando una larguísima e imposible escapada. No fue más que su despedida. Una despedida a lo grande.

Contador, durante la etapa © Bettini

Contador, durante la etapa © Bettini

Sábado 9 de julio

La segunda jornada pirenaica acabó pasando factura al renqueante Alberto Contador, que no pudo con los cambios de ritmo del Sky y el Movistar en el kilómetro final del Peyresourde. “La etapa se me ha hecho muy dura y muy exigente. Pensaba poder pasarla sin perder demasiado tiempo pero qué le vamos a hacer. He hecho todo lo que he podido”.

Ahora la carrera cambia para el madrileño y su estrategia. “Tendremos que hacer balance con el equipo porque Roman Kreuziger está mejor que yo en la general. Mañana vuelve a ser un día difícil, voy a intentar recuperar. Es horrible…la caída en la primera semana y haber perdido tanto tiempo después de haber trabajado tan duro. Pero así es este deporte, el peligro está en todas partes. Creedme, lo he hecho lo mejor que he podido”.

“He sentido todos estos días el cariño de la afición y por eso sigo. En Pirineos va a ser todavía mayor. Gracias a ello he podido superar una semana muy complicada”, fueron las palabras de Alberto Contador antes de la salida de la octava etapa entre Pau y Bagnères-de-Luchon y primera gran cita pirenaica y en la que pasará su examen definitivo sobre su estado real.

El madrileño destaca que se encuentra en inferioridad de condiciones respecto a sus rivales que se presentan indemnes en la alta montaña. “Con las heridas, el cuerpo tuvo que trabajar muchísimo para recuperarse, mientras que los grandes rivales tenían etapas bastante tranquilas en las que no tenían que hacer ese esfuerzo, con lo cual estoy en desventaja. Es un recorrido muy exigente, en el último puerto no sé si habrá gente que apueste por sacar diferencias o esperaran a mañana, que también es duro”.

Por otra parte, se acrecientan los rumores sobre la firma de Contador con Trek el lunes en la jornada de descanso –este medio lo avanzó en mayo– según recoge hoy cyclingnews. Una circunstancia que adelantaría el plazo oficial de anuncio de fichajes fijado por la UCI el 1 de agosto, pero que se podría adelantar como apuntó Fran Contador a Ciclo 21 en los pasados Campeonatos de España. La duración del compromiso es la discusión, ya que el equipo estadounidense aboga por una campaña y el corredor, dos, además de las incorporaciones de Jesús Hernández y Sergio Paulinho y su mecánico de cabecera, Faustino Muñoz.

Contador, en la salida © ASO

Contador, en la salida © ASO

Viernes 8 de julio

Alberto Contador (Tinkoff) salvó el primer entrante pirenaico gracias a la tregua impuesta entre Sky y Movistar y el permiso dado a la fuga de la que salió vencedor Cummings. “En el puerto hoy he sido muy conservador, algo atípico en mí porque esa no es mi forma de correr, y además daba viento y hacía mucho calor. Fui a mi ritmo y protegido en el grupo el desgaste es menos. He salvado el día. Si me lo hubieran dicho antes de salir no lo hubiera creído” comentó a los medios en la meta.

Pero a partir de este sábado sí llega la alta montaña con dos jornadas fuera de categoría y ahí pasará el examen definitivo sobre su estado físico y mental Contador, la etapa inicial. “Esto es solo un aperitivo. Ahora a recuperar y pensar que tenemos todo el Tour por delante. La etapa de mañana ya son palabras mayores y será complicado, pero ya veremos lo que pasa”.

También fue preguntado sobre la anecdótica caída del arco hinchable que señala el último kilómetro y que no tuvo consecuencias graves. “Iba en el grupo, el 15 o así y tuvimos que parar al ver el arco en el suelo. Es increíble. Menos que el arco estaba en lugar más o menos visible y pudimos frenar. Ha venido bien porque ha permitido ir ya tranquilos hasta el final”.

No llegamos como me gustaría, encima este año ha sido sencilla la primera parte. A mi se me ha complicado mucho con las caídas. Afronto este día con la incógnita de cómo estaré de recuperado de las dos caídas”, fueron las palabras del pinteño en la salida de la primera etapa pirenaica con el Aspin como juez final.

Sus sensaciones siguen mejorando, sobre todo las psicológicas. “Estoy motivado, con moral y con ganas de ver cómo me van las lesiones” y preguntado por el descenso de la cima comentó que los descensos “siempre son complicados y en el tema de jugársela depende de cada uno”.

El madrileño coincide en que la batalla se producirá en las jornadas del fin de semana entre Francia, España y Andorra. “Creo que este año el primer puerto no tiene la dureza del de 2015. Además, luego está la bajada y creo que eso les podrá frenar. Pienso que mañana y pasado son días mas propicios para esos ataques. Los Alpes serán diferentes y soy optimista. Lo del equipo está solucionado. Hay una táctica diferente”, concluyó antes de partir.

Jueves 7 de julio

Alberto Contador fue claro en la salida de la sexta etapa respecto a la situación que se produjo en el final de la víspera cuando el campeón checo -tampoco el polaco Majka- ayudaron a su líder. “Hemos hablado del asunto y está claro que una cosa fueron las ordenes de equipo y otra la decisión de Kreuziger. Esa fue la realidad. No fallamos como equipo, la decisión fue de Roman Kreuziger”.

El madrileño insistió en que tampoco fue tan grave. “No fue un disgusto, fue un día complicado. Ya sabia que algunos equipos lo intentarían al final a tope, estaba mentalizado. Es difícil superarlo, pero estoy motivado porque las sensaciones fueron mejores respecto a los dos días anteriores. Más que por mí, preocupa por la imagen que se transmitió del Tinkoff. A mí no me afecta, a lo largo de mi trayectoria me han sucedido bastantes ocasiones similares y para nada me vi mal. El ambiente dentro del grupo está bien”, según recoge As y espera pasar una buena jornada prepirenaica, que llegan “un poco pronto”.

El checo, preguntado por los periodistas, no hizo ningún tipo de declaraciones al respecto.

Tras la etapa, el pinteño pasó balance. “Terminamos con seguridad que es la parte más importante ahora. Tenemos que descansar y recuperarme después de un día muy cálido. Siento que mi forma es la mismo de ayer, pero como dije queda un largo recorrido y tenemos una gran cantidad de etapas por delante de nosotros. Veremos lo que podemos lograr. En cuanto a mañana, diría que es un día de prueba y al que llego sin suficiente tiempo para recuperarme, pero todavía siento que tengo tiempo para volver a mi mejor estado”.

El gran dilema de Alberto Contador

Contador sufrió en Le Lioran © Bettini

Contador sufrió en Le Lioran © Bettini

Miércoles 6 de julio

El Tour se me ha puesto muy difícil, así que ahora tendré que ir día a día. Las sensaciones no han sido buenas para haber perdido tiempo en una etapa como esta. La pierna izquierda no funciona” fueron las realistas y preocupantes palabras de Alberto Contador en sus aspiraciones de poder subir por tercera vez a lo mas alto del podio en los Campos Elíseos.

El madrileño, que se quedó sin compañeros de equipo –Majka y Kreuziger iban por delante- perdió tiempo ante el ataque de Bardet y ahora figura a 1:21 del grupo de los grandes favoritos. “Sabía que sería un día complicado. Ha habido equipos que han endurecido la carrera, sobre todo Movistar, me han testado, y a última hora he perdido tiempo, pero menos del que esperaba. En el último kilómetro ha habido un poco de desorganización, pero no hay que darle más vueltas. Estoy satisfecho por ello, he perdido menos de lo que esperaba pese a que se han puesto a morir, a todo lo que daban. Y eso me hace estar contento” sin querer entrar en polémicas sobre la discutible actuación de su equipo que dirige Steven de Jongh.

No quiso especificar tampoco por qué tipo de carrera iba a apostar. “Ahora me planteo un Tour diferente. Tengo que ir día a día, a ver si puedo recuperar en Pirineos y si no esperar a que lleguen los Alpes.. La moral es buena. He pasado por situaciones difíciles muchas veces en mi vida y uno tiene que ser fuerte. Es cierto que es difícil cuando lo he estado preparando durante tanto tiempo, cuidando el más mínimo detalle para estar en la mejor forma posible y luego tener dos caídas consecutivos. Si esta etapa hubiera sido cinco días después, habría sido diferente. Sin embargo la carrera es la que es”, comentó.

En la salida acudió fielmente a su cita con los medios de comunicación a la salida de su autocar para expresar sus sensaciones un día más tras su accidentado inicio de Tour de Francia y las consecuencias de sus dos caídas. “Voy a ir pasando los kilómetros, a ver cómo se desarrolla el día. Necesito más tiempo para recuperarme y hoy tenemos una etapa complicada”.

Una etapa exigente en su parte final que dará una radiografía perfecta del estado del madrileño. Actitud no le falta. “Tengo ganas de montar en bici, la forma física la tengo, ahora es cuestión de recuperarme”, comentó antes de dirigirse a la salida de la quinta jornada con final en Le Lioran.

Contador llega a Limoges © Bettini

Contador llega a Limoges © Bettini

Martes 5 de julio

Cuarta etapa y Alberto Contador sigue sufriendo los dolores de los golpes y los hematomas en prácticamente todo su cuerpo por lo que su estado general no evoluciona demasiado. “Me gustaría decir que estoy mejor, pero tengo las mismas sensaciones“, comentó en la salida de la jornada más larga de la 103ª edición camino de Limoges junto a un autobús alquilado para suplir al averiado del oficial del Tinkoff.

El principal problema que le aqueja es que no puede “pedalear con fuerza, pero con el paso de los días, espero que todo vaya a mejor. Será un día duro porque no he descansado bien“.

Después de la maratoniana jornada, el pinteño hizo balance. “Ha sido un día muy largo, muchas horas, muchos kilómetros. Pero hemos terminado adelante, sin caídas, que es lo más importante. Estoy algo mejor que los dos primeros días. Me sigue costando pedalear fuera del sillín, pero es cuestión de tiempo”. Y ante la más exigente etapa de este miércoles en el Macizo Central lo asume como viene. “Mañana es un día duro, hay que estar mentalizado para ello”.

Por otra parte, el rotativo francés L’Equipe -diario oficial del Tour- también publica el acercamiento de Fran Contador -hermano y representante de Alberto– al equipo kazajo Astana para su posible fichaje para las dos próximas temporadas, donde ya militó de 2008 a 2010. Trek y Lampre -como ya avanzamos en mayo- son las otras escuadras que se interesan por el madrileño, aunque “la decisión ya está tomada” como afirmó el mánager del madrileño a Ciclo 21 en los pasados Campeonatos de España.

Contador, hacia Angers © Bettini

Contador, hacia Angers © Bettini

Lunes 4 de julio

La mejor noticia de la salida de la tercera jornada es que Alberto Contador sigue en carrera, pero sus sensaciones no son las ideales. “Estoy mal. He dormido más y mejor que ayer, pero tengo el cuerpo muy tocado. Espero que el cuerpo se vaya compensando y se reduzcan las inflamaciones. Es una etapa muy larga, vamos a ver cómo paso el día”, afirmó a los medios desplazados a la gran ronda francesa.

“Este Tour me ha puesto a prueba moralmente porque un inicio así de malo nunca lo había tenido. El estado de forma sigue estando ahí y espero que salga en adelante, vamos a ver cómo estoy cuando llegue la montaña”, concluyó brevemente antes de partir camino de Angers con su compañero Sagan como maillot amarillo de la prueba.

La placidez de la etapa con su bajo promedio y la ausencia de dificultades -a pesar de los 224 kilómetros- supuso un pequeño alivio para el madrileño. “Ha sido una etapa tranquila, sobre todo la primera parte, porque al final ha sido una auténtica locura, íbamos a 70 por hora. Pero ha sido un día sin caídas, que ya es un premio para mí. La única cosa peor que me puede pasar es que vaya para casa. Vamos a esperar. Pasado mañana ya será una etapa difícil. Hay que guardar las máximas fuerzas posibles”.

“Superé bien una jornada muy larga y este martes aún nos falta la más extensa de la carrera, en vísperas de una primera toma de contacto con la montaña. Mi objetivo es llegar de la mejor manera a los Pirineos, porque me encuentro en una forma y peso óptimos. Trabajé muchísimo durante ocho meses para preparar el Tour, no voy a perder la motivación a pesar de que dos percances en dos etapas ponen a prueba la moral de cualquiera. Así funciona el ciclismo, no hay otra que aceptar los accidentes, el tiempo perdido y seguir adelante. Deseo pelear por los que me apoyan desde las redes y en las cunetas”, afimró en declaraciones recogidas por As.

El líder del Tinkoff ruso explicó sus molestias que recupera con una máquina específica. “No puedo hacer el juego entero del tobillo, tengo un golpe fuerte, espero que sea cuestión de tiempo”.

Contador llega a Cherburgo © Bettini

Contador llega a Cherburgo © Bettini

Domingo 3 julio 2016

Alberto Contador no superó sus dolores en su parte derecha del cuerpo y lo acusó -tras una nueva caída en lado contrario como se aprecia en el vídeo adjunto- en la subida final de Cherburgo cediendo 48 segundos respecto a su compañero y nuevo líder Peter Sagan y con el resto de favoritos del Tour.

“He perdido un tiempo un tiempo que no esperaba perder. He sufrido otra caída, me han dado en el manillar y me he golpeado en el otro lado diferente de ayer. A partir de ahí, sabía que había que tenía que minimizar al máximo la perdida de hoy”, dijo el líder de Tinkoff en la zona de meta a los medios.

“No estoy nada contento. El ciclismo viene así, a ver si puedo recuperar algo de tiempo en Pirineos y en Alpes ver qué puedo hacer. Estoy físicamente muy penalizado. No puedo pedalear como me gustaría como consecuencia de las caídas”.

A pesar de la complicada situación el madrileño no arroja la toalla. “Lo importante es tener la moral alta, no venirte abajo, que a veces es complicado. Tengo las dos piernas muy tocadas“, aseguró.

El español ya reconoció, poco antes de tomar la salida en la segunda jornada del Tour de Francia, que “he pasado muy mala noche. Casi no he podido dormir y además he madrugado mucho para tratarme con las máquinas y con el masajista“, tal y como recoge As en su página web.

Al corredor madrileño le preocupa la evolución de sus heridas en un día en el que las previsiones avisan de que podría aparecer la lluvia en momentos puntuales. “Espero que no me limite, aunque será complicado en un día lluvioso para coger y quitarme ropa y alimentarme. Espero no perder tiempo y, sí lo pierdo, que sea el menos posible“.

El español, uno de los grandes aspirantes al triunfo final, asegura estar “con la moral muy alta. Lo importante es que puedo seguir en carrera“.

Contador tras su caída © twitter

Contador tras su caída © twitter

Sábado 2 julio 2016

Podría haber sido peor en forma de fractura y retirada, pero el inicio del 103º Tour de Francia para Alberto Contador -el español con más opciones para París- ha sido casi nefasto. El madrileño se fue por los suelos en la salida de uno de los cientos de rotondas en el recorrido normando cayendo junto al galés Rowe (Sky) y el suizo Burghardt (BMC).

“Tengo dolorida toda la parte derecha, está realmente tocada. Vamos a parar ahora un poco y a intentar valorarlo lo que hay. Posiblemente tenga que hacerme alguna placa. No es la mejor manera de empezar. En teoría era un día tranquilo, pero se te complica. Es un golpe considerable. Hay que poner hielo y trabajar con la máquina para intentar que las inflamaciones no vayan a más. No sé si necesitaré una radiografía. Esto es el ciclismo, ocho meses de preparación y el primer día te caes. Afortunadamente no me he ido para casa, el Tour no se acaba aquí, voy a intentar pasar estos días y llegar a la montaña lo mejor posible”, comentó el ganador de dos Tours a los medios de comunicación en la línea de meta y que luego recogió la web del Tour.

Le dio tiempo a explicar el suceso. “Había mucha tensión porque luchábamos por estar delante para evitar el viento. Íbamos atentos pero en un bordillo he rectificado tarde y se me ha ido la rueda delantera hacia el lado. Hemos patinado y hemos tenido mala suerte, estoy fastidiado”. Poco más porque enseguida subió al autocar de su equipo para cambiarse y ser atendido.

Contador en meta © Tinkoff

Contador en meta © Tinkoff

La primera imagen fue el maillot del Tinkoff totalmente roto en su parte superior con el hombro como zona más afectada, además de la cadera. No obstante, Contador, apoyado por sus gregarios, fue remontando y llegando a la cola del pelotón. Cambió su bicicleta y su zapatilla derecha, dañada por la caída que le impidió acoplar su pedal automático. “Estoy bien” captó el micrófono de una de las cámaras de televisión cuando el pinteño estaba al lado de su coche auxiliar.

Posteriormente acudió al coche del médico oficial para curar la sangrante herida y el fuerte hematoma mientras acaba la primera etapa. Ahora queda la incógnita de verificar su estado real tras la jornada y cuando pase las preceptivas pruebas médicas.

Recordamos que Contador también se cayó en la 6ª etapa del Giro de Italia 2015 yendo líder -apenas pudo ponerse la maglia rosa ese día en el podio y luego fue con cabestrillo-, edición que posteriormente se apuntó ante Aru y Landa.


78 KM restants – Chute de Contador – Étape 1… por tourdefrance

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*