El vídeo que resuelve el ‘caso Sagan’

N. Van Looy / F Ferrari / Ciclo 21

Como cuando un avión o un barco desaparecen en el famoso Triángulo de las Bermudas sin dejar rastro alguno, las imágenes que todos presuponíamos que el cámara de TVE que viajaba detrás del grupo de Sagan en el momento de su atropello habría grabado, nunca vieron la luz. Seguramente, la explicación más sencilla sea la correcta y lo que ocurrió es que el operador del Ente público estaba, en ese momento, enfocando a otros componentes de ese grupo. El caso es que, una vez más, las nuevas tecnologías y los teléfonos móviles nos dan un nuevo punto de vista. Un espectador grabó el momento exacto del atropello y, por fin, podemos valorar con todo lujo de detalles lo ocurrido camino de la línea de meta de Murcia y que terminó con Peter Sagan abandonando menos de 24 horas más tarde.

Las imágenes, grabadas desde el lado derecho de la calzada, comienzan con el paso de los hombres que rodaban en ese momento por delante del grupo del eslovaco y a los que el corredor del Tinkoff-Saxo estaba intentando dar caza casi en solitario, sin encontrar ayuda alguna por parte de sus compañeros.

En la retransmisión en directo, algo que es importante recordar en este punto, pudimos ver cómo, después de cada acelerón (o de varios de ellos), Sagan se abría, dando un bandazo, en un muy típico gesto para reclamar un relevo por parte del resto de integrantes del grupo. Y decimos que es muy importante recordar esto porque, cuando el grupo de Sagan aparece en el objetivo del Smartphone de este aficionado (00:40), se observa claramente como el grupo rueda en la parte derecha de la calzada y es, precisamente, Sagan, que rueda en ese momento en segunda posición, el que da un claro bandazo hacia la izquierda. Lo hace, además, girando la cabeza hacia ese lado para ver lo que le venía por detrás. A su vez, se observa ya la sombra de la moto de Shimano que adelanta al grupo por la parte libre de la calzada (la izquierda) tomando la distancia de seguridad debida cuando inicia la maniobra.

Sin embargo, ante el bandazo de Sagan y en plena aceleración de la moto para finalizar la maniobra de adelantamiento, el choque se convierte en inevitable. El golpe es, dada la velocidad a la que se rueda, fortísimo y, viendo las imágenes, cabe dar gracias a que el incidente no se saldara con una factura todavía mayor para el eslovaco.

Evidentemente, el ciclista en carrera es sagrado y debe de ser respetado en todo momento. Él es el único que puede circular como le dé la gana. Dando bandazos, acelerando, frenando… puede trazar las curvas como mejor le parezca y ocupar la calzada como le plazca. Básicamente, lo único que no puede hacer un corredor es circular en sentido contrario a la carrera. Todo lo demás le está permitido. Por ello, el culpable de un accidente de este tipo siempre va a ser el conductor del vehículo motorizado y es él quien debe de acarrear con las consecuencias.

Pero estas imágenes, y más tras las acaloradas palabras de Oleg Tinkov, que ya el día de Andorra se convirtió en el hazmerreír de la Vuelta tras sus comentarios hacia Chris Froome, acusando del atropello directamente a un complot de ASO hacia su equipo, permiten ver que, por muy desgraciado que haya sido, el atropello no es más que un accidente. Los motivos, como ya dijimos en Ciclo 21 hace unos días, habrá que buscarlos e intentar ponerles solución, pero estas imágenes deben de hacernos reflexionar en qué tipo de acusaciones lanzamos hacia aquellos conductores que tienen la mala fortuna de chocar con un corredor en carrera porque, al menos en esta ocasión, –al igual que en el caso del piloto de la moto de TVE en la etapa de Andorra– no se aprecia imprudencia alguna.

Y, por supuesto, estas imágenes dejan en muy mal lugar a Gianni Bugno y su carta abierta en la que, si bien nadie puede discutir el fondo de lo argumentado (la necesidad de estudiar a fondo los motivos que hayan podido llevar al aumento de este tipo de situaciones este año), pierde toda legitimidad cuando recurre a palabras tan gruesas como “baño de sangre” para calificar lo ocurrido en la Vuelta a España.

15 comentarios

  1. Amo el ciclismo por encima de todo pero llevo 1 semana escuchando sandeces y lapidando a un motorista q se está jugando la vida en cada etapa por asistir a los ciclistas…. por fin!!! Por fin ha salido a la luz el video que muchos estábamos esperando…. DESDE AQUI, GRACIAS AL AFICIONADO POR CERRAR TANTAS BOCAS!!!

  2. Discrepo del argumento. Se trata, en efecto, de un accidente, pero causada por imprudencia manifiesta de la moto y de su conductor, al no respetar la distancia suficiente para que los ciclistas puedan tener un margen de maniobra suficiente. Lo peor de todo es que, conociendo la motocicleta, no se haya actuado para expulsar al infractor y penalizarlo como consecuencia de la acción.

    • NICOLAS VAN LOOY

      Guille,

      Tal y como publicamos en Ciclo21 ese mismo día (puedes verlo en los enlaces de este mismo artículo), el conductor está expulsado de carrera desde esa misma tarde.

      Un saludo y gracias por seguirnos!

  3. Me parece un gran artículo, en el que se ven y valoran todas las partes. Lances de carreras, como el ocurrido como con el cámara de RTVE, y que por no ser tan importante como RTVE la empresa del otro piloto, se le ve como menos profesional, cuando posíblemente esté tan capacitado o más, y que incluso tenga experiencia tanto como mécanico y como ciclista con miles de horas y km a la espalda, y que sea precisamente por ello por lo que se juegue también la vida asistiendo y haciendo posible este deporte junto a otros cientos de personas a los que no se ve por tener funciones menos agradecidas e igualmente importantes como poner cintas, vallas y señales.

  4. ¡Muy buenas compañeros!
    Creo que os erráis en vuestra conclusión final al decir que en esta ocasión no hay imprudencia alguna. Cuando en vuestro propio artículo decís que el corredor es sagrado en carrera y que un gesto como el de Sagan es típico, una moto no puede pasar al pelotón a esa velocidad por muy libre que esté el carril izquierdo, precisamente porque luego pueden pasar esa clase de accidentes.
    ¡Un abrazo!

    • NICOLAS VAN LOOY

      Ricardo,

      Efectivamente, el corredor es sagrado y puede hacer lo que le plazca en carrera, pero eso no implica que, si se produce un accidente como este, siempre deba de ser debido a una imprudencia. El de Paulinho en Andorra es otro ejemplo. Es simple mala suerte que, por desgracia, se da tanto en carrera como en la vía pública y es causa de un montón de accidentes todos los días.

      Otra cosa, claro está, es si el motorista podría haber adelantado a una velocidad menor (que lo dudo dada la velocidad del grupo) o haciéndose notar más. Hay quien asegura que el vídeo demuestra que el motorista adelanta sin hacer sonar el cláxon. Yo, la verdad, aunque no lo oigo en el vídeo, tampoco me atrevo a asegurarlo categóricamente ya que la calidad del sonido, como es lógico en este tipo de grabaciones, no es muy buena.

      Un saludo y muchas gracias por seguirnos!

  5. Voy a añadir…
    El ciclista es sagrado dentro y fuera de la carrera, al menos para mi, pero el ciclismo, entre otras muchísimas cosas implican «situaciones» como esta en la que por un «lance» de carrera el ciclista termina en el suelo.
    No estoy diciendo, ni mucho menos, que Sagan tenga la culpa, pero tampoco la tiene la moto.
    Si visteis la etapa, sabréis que era dura, muy dura una de las etapas más nerviosas que he visto, a una gran velocidad y con muchas, muchas caídas, la moto adelanta porque tiene que asistir a los escapados y que nadie se olvide de que la moto «RECIBE PERMISO» para adelantar en ese tramo (no había otro), ahora si os fijáis en el video se ve perfectamente como las motos van por su izquierda, y el propio Sagan, mira hasta 3 veces viendo al motorista y aun así se arriesga a hacer la maniobra, que salió fatal para él. «Incidente, lance de carrera».
    Además, si se termina de ver el video, son los propios expectadores los que resuelven la duda… le han ido cerrando, cerrando y le han taponado, se ha enganchado con el pedal en la acera y la moto…
    Lo que no se puede hacer es culpar a los motoristas de la mala gestión de otros, esos motoristas y asistentes en general están plenamente capacitados y cualificados, entrenados y preparados para situaciones así, (si ese motorista no tiene experiencia se lleva a todo el pelotón por delante).
    Añado también que aquellos que solicitan el «exterminio» de las motos en las grandes, que se planteen de donde sacamos las imágenes para ver las etapas, se donde sacan los equipos patrocinadores para costearse (porq sin publicidad, no hay patrocinadores) y quien graba la gran azaña de los corredores para su propia publicidad y solicitud de equipos.
    En cuanto al resto de motos, se le llama ASISTENCIA, asistencia mecánica (o si no que le digan al ciclista que tiene q esperar hasta que llegue su coche de equipo por un simple pinchazo), reguladores, comisarios, todos ellos IMPRESCINDIBLES. Es 1/4 parte de lo que acude al Tour.
    Os recuerdo de Boeckmans sigue vivo gracias a uno de los pilotos que transportan a los Reguladores, misma moto (si mis ojos no fallan) contra la que Sagan se lío a golpes.
    Un saludo

  6. Yo entiendo que las motos son necesarias para la seguridad de las carreras, pero hay mucha libertad para adelantar pelotones y corredores, por ejemplo un peloton en carretera ancha a gran velocidad 50-55km/h no tiene que suponer gran problema que una moto adelante, Pero que no lo haga a 100km/m. que lo haga a 60 o65 maximo, porque el peloton es impredecible y puede dar un bandazo inesperado. Por mi que limiten la velocidad de las motos para adelantar, que luego yq podran correr lo que quieran, que no gusta a nadie una moto tocando claxon todo el rato a los corredores para que se aparten, al final cabrean a quien va a 180 pulsaciones. QUE SE LIMITE LA VELOCIDAD DE ADELANTAMIENTO AL PELOTON O CORREDOR SOLO A 10KM/H MAS QUE LA QUE SE CIRCULE.

    • NICOLAS VAN LOOY

      Pablo,

      Entiendo lo que quieres decir, pero hay un argumento en contra de lo que dices (que no quiere decir que necesariamente lo comparta, símplemente te lo expongo) y es que el momento más peligroso se produce, precisamente, cuando el vehículo a motor está cerca del ciclista. Por ello, lo más seguro podría ser que el adelantamiento dure el menor tiempo posible. Eso, claro, va en contra de adelantar con una velocidad de apenas 5 ó 10 kms/h más rápido que el pelotón.

      Un saludo y gracias por seguirnos!

  7. No se si será el vídeo que resuelva el caso Sagan, pero el análisis presentado por NICOLAS VAN LOOY en este artículo así como en el anterior al que hace referencia en uno de sus comentarios http://www.ciclo21.com/analisis-es-ciclismo-no-automovilismo/ creo que son bastante acertados y deben hacernos reflexionar sobre este bonito deporte convertido últimamente en casi un espectáculo circense.
    La naturaleza humana es así, lo queremos todo. Los espectadores queremos mejores imágenes de todos los ángulos posibles. Los patrocinadores y los que ponen las pelas quieren destacar más que los demás. Los equipos quieren (lógicamente) que sus corredores tengan asistencia inmediata y así todos… pero claro, la seguridad de los corredores, bueno de eso que se encargue otro, el que sobra en el pelotón siempre es otro, no yo. Mira que somos cínicos!
    He leído en estos días de todo. Algunos se empeñan en casi criminalizar al piloto ¡¡Dios mío!!
    En primer lugar no creo que los responsables de contratar a los motoristas contraten al primero que se ofrece. Seguro que son profesionales preparados y probablemente con experiencia sobre la bicicleta. Las motos de asistencia no tienen otros intereses en la carrera salvo que todo salga bien y los ciclistas estén atendidos.
    En segundo lugar no creo que haya nadie que entienda mejor que un motorista la indefensión del ciclista en la carretera. Los motoristas así como los ciclistas responden a los accidentes con su propio cuerpo.
    Esto ha sido un lamentable ACCIDENTE probablemente provocado por …. ¿es que siempre tenemos que buscar un culpable? Sencillamente no creo que haya ningún culpable por mucho que le moleste al señor TINKOV.

  8. Para mi no hay duda en este caso. La moto ARROLLA al ciclista.
    Todo el peloton se desplaza hacia el lado izquierdo de la calzada, con lo que el motorista debe aminorar su marcha hasta al menos igualar la del peloton. Esto lo vemos todos los dias en las carreras, no es nada nuevo.
    En cuanto al bandazo de Sagan, es muy moderado y previsible. El tipico movimiento dentro del peloton, que no hubiese supuesto nada de haber realizado el motorista la maniobra de adelantamiento con la debida precaucion, y respetando la necesaria distancia de seguridad. Esa distancia debe incluir esa separación extra «por si hay bandazo», precisamente porque estos gestos «imprevisibles?» se producen a cientos en cada etapa.
    A nivel general, tal vez se vayan imponiendo medidas razonables como la de usar una moto delante y otra detras con banderines rojos para que el grueso de vehiculos (o ambulancias) pueda sobrepasar con mayor seguridad y agilidad al peloton, especialmente en tramos rectos ya previamente programados, que es lo que hemos visto este año en el Giro.
    Otra medida (que utilizan a menudo los motoristas de la GC), podria ser la de usar el silbato o la bocina, con pitidos cortos y seguidos, para indicarle al ciclista el adelantamiento. No lo considero molesto para el ciclista, y aporta un extra grande de seguridad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*