Viviani: “Estoy en un punto en el que necesito volver a ganar”

Viviani ha vuelto a la competición en el UAE Tour / © RCS

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Las calles de la zona hotelera de Roquetas de Mar, se asemejan bastante a las de una ciudad fantasma. A la ya de por sí baja afluencia de turistas de un mes de febrero se unen este año las consecuencias del parón pandémico que se está cebando, de forma muy especial, con la industria del turismo.

El equipo Cofidis disputa a estas horas la 34ª edición de la Clásica de Almería y Elia Viviani, que lleva concentrado unos días aquí con el resto de sus compañeros, tendría que ser uno de los grandes favoritos al triunfo en una prueba pensada específicamente para los mejores velocistas del mundo; pero un problema cardiaco que le llevó al quirófano el pasado mes de enero, ha desaconsejado su presencia en la cita española.

El sprinter italiano vuelve al hotel tras una salida de entrenamiento, esta vez en solitario. Sonriente y animado, Viviani atiende las preguntas de Ciclo 21 a la misma hora en la que debería estar metiendo codos y siguiendo la rueda de sus compañeros camino de la meta de la Avenida Juan Carlos I. En cualquier caso, su mente ya está puesta en el UAE Tour, donde cuando se publique esta entrevista estará compitiendo e inaugurando su 2021.

En la prueba emiratí, Viviani se ha metido en los dos sprints disputados cosechando un quinto y un cuarto puesto, dos buenos resultados teniendo en cuenta que, a la inactividad postoperatoria, hay que sumar un 2020 con muchos problemas en el que el tercer puesto de, precisamente, la Clásica de Almería y algún otro puesto de honor en etapas de pruebas de una semana fueron su mejor botín. Su palmarés, que roza los 80 triunfos, no se mueve desde el 21 de septiembre de 2019.

Lleva ya varios días concentrado en Almería buscando el golpe de pedal que le permita debutar en 2021 y volver a estar con los mejores. ¿Cómo avanza ese proceso?

Normalmente tendría que haber participado en la concentración para estar a punto para disputar la Clásica de Almería, que iba a ser mi primer objetivo tras la cancelación de San Juan. Eso fue una sorpresa, pero siendo sincero, tampoco estoy preparado para empezar a correr. Ten en cuenta que estuve cinco días en el hospital sin hacer otra cosa que estar tumbado, a los que tuve que sumar 14 días más sin tocar la bicicleta y haciendo un trabajo de muy baja intensidad.

Hasta que sufrió ese problema cardiaco, ¿cómo iba su invierno?

Viviani fue operado en enero

Estaba trabajando y entrenando muy bien, pero ese parón me ha hecho perder parte de lo que ya había ganado. El médico me ha dicho que no puedo correr hasta que pase un mes desde la operación. El UAE Tour arranca un mes y un día después, así que debutaré ahí. Además, tengo que ir a esa carrera porque, de lo contrario, no llegaría a la Tirreno-Adriático y a las clásicas.

¿Ha podido recuperar sensaciones tras su estancia en Almería?

Sí. He pasado aquí diez días. Algunos de ellos tuvimos mucho viento, pero he podido estar muchas horas encima de la bicicleta. Además, tras la llegada del equipo para participar en la Clásica de Almería, hemos podido pasar tres días juntos y ha sido increíble porque me ha servido para retomar el contacto con ellos e integrarme. Ha sido un escenario maravilloso para trabajar.

En cuanto a mi estado de forma, está volviendo a tomar una curva ascendente. Los datos reflejan que puedo imprimir mucha potencia en la bicicleta. Ahora, lo más importante es no perder ni un solo día de trabajo y eso implica, dadas las circunstancias actuales, planificar muy bien los viajes porque no puedo permitirme el lujo de perder más horas sobre la bicicleta. Ya he perdido mucho tiempo.

Más allá del UAE Tour, ¿cuáles son sus planes inmediatos?

Antes de ir a los Emiratos viajaré a Italia para hacer una corta concentración con el equipo nacional de pista. Será intenso, pero sé que tengo que trabajar rápido y bien para alcanzar la forma que me permita estar preparado para una temporada que va a ser muy importante para mi.

Habla mucho de su estado de forma, ¿significa que sus problemas cardiacos están completamente superados tras la operación?

Sí. La cirugía fue estupendamente bien y eso es algo por lo que quiero aprovechar para agradecer el trato recibido por la sanidad italiana y los médicos que me atendieron. Pese a todo lo que está sucediendo, pudimos resolver el problema en sólo cinco días. Además, dentro de la desgracia, he tenido suerte porque ha sucedido en pretemporada. Si esto llega a pasar en mitad del año o justo antes de un objetivo importante, estaría jodido.

La cirugía fue bien. La primera semana tenía que trabajar a baja intensidad y sin subir las pulsaciones. Ahora ya puedo entrenar al 100% y no han aparecido más problemas. Por supuesto, estoy siendo monitorizado de forma constante. Cada noche tengo que mandar los datos de mi ritmo cardiaco a los médicos para estar seguros de que no se reproduce ninguna complicación.

¿Está tranquilo en ese sentido?

Sí, completamente. Se lo digo también a los aficionados: no se tienen que preocupar si no me ven correr. Sencillamente, sería una decisión deportiva para afinar lo mejor posible mi preparación. Tengo que estar siempre al 100%. No puedo ir a una carrera y quedarme si el pelotón acelera un poco más de la cuenta. No sería bueno para la carrera, para mi equipo ni para nadie.

No es la primera vez que tiene que ver una carrera para sprinters por televisión, pero pocas veces se habrá dado el caso de que está en la misma ciudad en la que se está disputando. ¿Cómo es la sensación?

(Ríe) Eso es verdad. Es muy extraño. En realidad, ese sentimiento raro lo estoy teniendo tanto ayer como hoy. Ayer comenzaron a llegar muchos corredores. Esta mañana ha sido el momento más bizarro, cuando he visto a todos los corredores ir al desayuno y prepararse para ir a la salida y yo me iba a entrenar.

¿Cuáles van a ser sus principales objetivos en 2021?

Viviani estará en las pruebas de pista en Tokio

Te voy a ser sincero. A estas alturas, no te puedo decir ningún objetivo concreto porque estoy en un punto en el que necesito volver a ganar. No me importa en qué carrera. Sólo deseo poder volver a mi realidad normal, que es ganar carreras. Si es en UAE, Sanremo, Tirreno, una clásica… me da lo mismo. Así pues, ese es mi primer gran objetivo: volver a ganar.

Sé que esa respuesta no te va a contentar, así que me adelanto y te digo que la carrera que estoy preparando de forma más específica es la Milán-Sanremo. Además, quiero volver al Giro y ganar etapas ahí. Además, es año olímpico. ¡Hay muchos frentes abiertos!

¿A los Juegos Olímpicos acudirá a la pista?

Sí. Sólo a la pista. La prueba de ruta es demasiado dura para un corredor como yo. Me voy a centrar en intentar reeditar la medalla de oro de 2016.

Estamos asistiendo estos años a la irrupción de corredores cada vez más jóvenes. Además, ustedes, los sprinters, ya son un grupo de ciclistas que suelen llegar a su mejor momento a edades más tempranas que, por ejemplo, los especialistas en grandes vueltas o los clasicómanos. Acaba de cumplir 32 años, ¿cree que podrá volver a estar a su mejor nivel?

Sí, no tengo ninguna duda al respecto. Es más, quizás esté en el mejor año para conseguirlo. Lo que tú has dicho es cierto, pero también lo es que un sprinter tiene que tener mucha experiencia, por lo que la edad entre los 31 y los 34 es la ideal. En realidad, en un sprint no todo es cuestión de potencia.

El Mundial de este año se disputa en Bélgica, ¿cree que puede ser un buen escenario para usted?

(Levanta las palmas de las manos y ríe) ¡No vayas tan deprisa! Como te he dicho, lo primero que quiero es volver a mi mejor versión antes de pensar a tan largo plazo. Mira, en circunstancias normales ya soy una persona muy realista y ahora sé que lo primero que tengo que hacer es volver a ser el que era, como tú mismo has dicho antes.

Para pensar en el Mundial, lo primero que tengo que hacer es demostrar que soy el mismo que en 2019. Italia ha estado construyendo un buen equipo durante los últimos años y, especialmente, el bloque especializado en clásicas. Más, incluso, que el que podría hacerlo bien en pruebas con más montaña. Así pues, estoy a la entera disposición del seleccionador y de corredores como Trentin, Ballerini…

¿No tiene aspiraciones mundialistas?

Yo no he dicho eso. Siempre ha sido un sueño poder vestir el maillot arcoíris en la ruta. Veremos cómo va la temporada y decidiremos al respecto cuando llegue el momento. Pero, por supuesto que me gustaría participar y poder pelear por el título. Es algo muy especial.

Antes me ha dicho que el Giro será una de las carreras marcadas en su calendario. Respecto al Tour y la Vuelta y si sólo dependiera de usted, ¿cuál elegiría?

Elia Viviani en una imagen de archivo

El Tour. Sólo he conseguido una etapa en esa carrera y quiero más. En la Vuelta a España conseguí una de esas victorias con las que sueña todo ciclista: la etapa de Madrid. No sólo es una de mis mejores victorias, sino también uno de mis mejores recuerdos. Es un escenario precioso. Dicho eso, tengo la sensación de que todavía tengo mucho que hacer en el Tour.

Volviendo a la cuestión de los corredores jóvenes, ¿qué sprinter, más allá de los nombres que a todos se nos pueden venir a la cabeza, diría que es un corredor a seguir en los próximos años?

Caleb Ewan, pero me has dicho que me aleje de los nombres que todos podemos pensar… es una pregunta difícil. Quizás Jordi Meeus podría ser uno de ellos. Por supuesto, también están en esa lista Fabio Jakobsen y Dylan Groenewegen. Pero si tuviera que decirte uno, me quedaría con Jakobsen. Espero que pueda volver a su nivel tras su caída en Polonia.

Usted es sprinter. ¿Cree que Groenewegen será bien recibido tras lo sucedido en Polonia?

¡Seguro que sí! Mira, mi punto de vista es que en las carreras siempre pueden suceder este tipo de cosas. Cada sprinter ha cambiado de trazada alguna vez. Es verdad que la maniobra de Dylan fue demasiado agresiva, pero es una situación que vemos en muchas veces. La mala fortuna quiso que fueran a 80 kms/h, en bajada. Además, tenemos que ser honestos: la seguridad de esas vallas era muy mala.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*