Froome: “Estoy en el buen camino para el Tour”

Chris Froome reapareció en Occitania / © Twitter

Nicolás Van Looy / Ciclo21

El británico Chris Froome (Ineos), que el pasado mes de febrero pasó sin pena ni gloria (como cabía esperar) por el UAE Tour que supuso su regreso a la competición desde aquella terrible caída del día 12 de junio de 2019 en el reconocimiento de la CRI del Dauphiné, ha vuelto a retomar la actividad competitiva esta semana en la Ruta de Occitania, donde comparte siete con Egan Bernal, el colombiano de 23 años, actual ganador del Tour de Francia, y responsable, en parte, de la marcha del cuatro veces vencedor de la Grande Boucle a Israel Start-Up Nation al final de la presente campaña.

Tras la disputa de las dos primeras etapas, Froome no ha tenido problema en mantenerse siempre en el grupo de los favoritos sin que, por el momento, se haya dejado ver ni para bien ni para mal. Quizás sea hoy, en la etapa con final en el inédito Col de Beyrède (1ª categoría) y paso previo por los altos del Cap de la Serre (3ª categoría), Port de Bales (1ª categoría) y el Col de Peyresourde (1ª categoría) cuando el ciclista nacido en Kenia pueda comenzar a despejar realmente las muchas dudas que sigue despertando su rendimiento potencial en la presente campaña.

Antes de que llegue ese momento, Froome asegura a Cyclingnews que el retraso de casi dos meses en la celebración del Tour de Francia es una realidad que, en sus actuales circunstancias, le beneficia. “El cambio de fechas de las grandes carreras me ha servido para dar un paso más en el camino a volver a ser la mejor versión de mi mismo”.

Aunque será la carretera la que tenga que dictar sentencia –y es bastante probable que el careo de hoy suponga la primera sesión importante de ese juicio–, el británico sigue reivindicándose como un potencial vencedor del Tour de Francia. Sabedor de que a sus 35 años y tras un parón de una temporada entera –por no hablar de las posibles secuelas de la gravísima lesión sufrida– la alargada sombra del Egan Bernal le obligará a mostrar una fortaleza más rotunda que nunca, Froome ha iniciado ya su campaña de autoproclamación.

“Creo que, teniendo en cuenta el momento en el que nos encontramos ahora mismo, a un mes escaso del arranque del Tour, estoy en el buen camino para esa carrera. Estoy contento con dónde estoy”, asevera.

Dicho eso, y seguramente anticipando la posibilidad de sufrir más de la cuenta en la primera gran etapa de montaña de este regreso a la competición, Froome quitaba hierro al periplo de 163,5 kilómetros y cuatro puertos de montaña entre Saint-Gaudens y la cima de Beyrède. “No necesariamente hacerlo bien”, considera el británico. “Quiero ir dando ritmo de competición a las piernas con el objetivo obvio de llegar en plenas condiciones al Tour”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*