Froome y Thomas, bicefalia en el Tour para Sky

Froome no irá al Giro a defender su título de 2018 / © Sky

Nicolás Van Looy / Ciclo21  

Pese  que el corredor ha sido, al menos en su ambigüedad, el primero en dejar ver que su mayor ilusión para este 2019 no tenía porqué pasar por defender el dorsal número 1 en el próximo Tour de Francia, el equipo Sky ha confirmado, en este primer día del año, que Geraint Thomas volverá a centrar su temporada en el Tour de Francia. El galés, vencedor en 2018, compartirá esos galones con un Chris Froome que renunciará al Giro de Italia y lo volverá a apostar todo a la Grande Boucle. Una decisión, la de la bicefalia, que bien podría haberse tomado pensando en ese trabajo que ahora tiene Sir Dave Brailsford por delante para encontrar un nuevo patrocinador que sustituya a Sky en 2020. Al fin y al cabo, el Tour es el mayor escaparate del ciclismo mundial y siempre es mejor contar con dos opciones. Mientras los dos británicos buscarán el amarillo en París, Egan Bernal disputará el Giro de Italia como jefe de filas de Sky.

“Qué hacer en 2019 ha sido una decisión difícil de tomar”, asegura Chris Froome, que añadía que “no ha sido sencillo decidir a qué grandes vueltas acudir, especialmente después de haber ganado el Giro de Italia el pasado año habiendo sido una experiencia tan increíble con el equipo, pero, mi principal objetivo en 2019 será ir al Tour de Francia”.

En cuanto a esa ausencia de la Corsa Rosa, Froome explica que “no es fácil no volver al Giro y defender la maglia rosa. Tango muy buenos recuerdos del pasado año, pero con el Tour de Francia como principal objetivo, es mejor que deje de lado el Giro”.

El de Nairobi asegura que “ha llegado el punto en mi carrera deportiva en el que pienso qué legado quiero dejar atrás y si consigo ganar el Tour por quinta vez y unirme a ese grupo de élite, sería increíble”, en relación a la posibilidad de convertirse un el quinto hombre en conseguir los cinco triunfos en el Tour después de Indurain, Hinault, Anquetil y Merckx.

En el caso de Thomas, también se centrará en el Tour de Francia, pero manteniendo siempre en menta el Mundial de Yorkshire. “El principal objetivo será ir al Tour para conseguir el mejor resultado que pueda”, explicaba el galés, que sigue dando a entender que su primera opción, si las cosas sólo dependieran de él, no sería la Grande Boucle. “Si no hubiera ganado el Tour de 2018, quizás hubiera pensado en un programa con el Giro y la Vuelta, pero habiendo vencido el año pasado, podré llevar el dorsal número 1 y sería triste no volver y no hacerlo al cien por cien”.

El último vencedor en París explicaba que “el año girará en torno al Tour, pero también tengo ganas de afrontar un programa un poco distinto pensando en el Mundial. Creo que la prueba contrarreloj será mi mejor opción para sacar un buen resultado allí. Será un bonito objetivo de cara a la parte final del año. Quiero estar allí porque el apoyo que tengo en el Reino Unido y, especialmente, en Yorkshire es increíble. Serán unos grandes mundiales y quiero ser parte de ello”.

Por su parte, Egan Bernal disputará su segunda gran vuelta por etapas (tras el Tour de 2018) y lo hará como jefe de filas en el Giro, una prueba por la que siente una gran atracción. “El Giro es una carrera que realmente me gusta. Viví en Italia durante tres años y tengo muchos amigos allí. Me gustan mucho los aficionados italianos. Conozco las carreteras, me gusta el Giro y quiero hacer una buena carrera”, asegura el colombiano.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*