El CADF «absuelve» a Fuglsang y Lutsenko (Astana)

Fuglsang compeltó una gran temporada en 2019 / © Photo Gómez Sport

Redacción / Ciclo21

5 febrero

La Fundación Ciclista Antidopaje -Cycling Anti-Doping Foundation (CADF)-, el organismo independiente a quién la Unión Ciclista Internacional (UCI) encarga la gestión del dopaje  ha emitido un comunicado para aclarar el caso en el que se han visto envueltos los corredores del Astana, Jakob Fuglsang y Alexey Lutsenko, a quienes se les relacionaba con el médico suspendido de por vida, Michele Ferrari.

De conformidad con el Código Mundial Antidopaje y el estándar internacional de pruebas e investigaciones de la AMA, el CADF investiga cualquier información que reciba sobre posibles violaciones de las normas antidopaje.

En vista de la divulgación pública de ciertos documentos, el CADF puede confirmar lo siguiente:

El CADF recibió información en relación con presuntas posibles violaciones de las normas antidopaje y solicitó al proveedor de servicios de inteligencia Sportradar que realizara investigaciones adicionales sobre las denuncias para completar los archivos.

La cooperación internacional es clave para investigaciones efectivas antidopaje. El informe posterior de Sportradar se compartió en estricta confidencialidad y de manera segura con una selección de organismos antidopaje y agencias de aplicación de la ley relevantes.

El CADF trató la información contenida en el informe con extremo cuidado. En ningún momento compartió los hallazgos con ningún otro tercero, incluidos los representantes de los medios.

El CADF lamenta profundamente que el informe se haya filtrado, y se está realizando una investigación para comprender cómo se hizo público el archivo y evitar que esto vuelva a suceder.

Finalmente, el CADF confirma que después de una cuidadosa revisión de los elementos disponibles, no ha presentado el informe a la UCI para iniciar procedimientos disciplinarios contra las personas o el equipo en cuestión.

Posteriormente, Alexandre Vinkourov, mánager del equipo kazajo -sancionado en su día por una prohibida autotransfusión- emitió otro comunicado oficial agradeciendo el aclaratorio del CADF.

Nos complace que hoy el CADF emitiera una declaración explicando la situación con el informe confidencial publicado recientemente en los medios de comunicación. Como se señaló, la organización no ha encontrado ninguna violación confirmada de las normas antidopaje y, como resultado, no se ha iniciado ninguna acción disciplinaria contra los corredores o el equipo. Respetamos las actividades llevadas a cabo por la UCI y el CADF en la lucha contra el dopaje en el ciclismo y consideramos que es absolutamente normal verificar todo, incluso los hechos más insignificantes que podrían ensombrecer nuestro deporte. Esta actividad está diseñada para hacer que el ciclismo sea más limpio. Al mismo tiempo, esperamos que el CADF realice una investigación cuidadosa de la forma en que dicha información se hizo pública para evitar repetir estas situaciones en relación con cualquier equipo o corredor. La publicación de información no verificada o incompleta en los medios tiene un efecto perjudicial en la imagen no solo de los atletas profesionales y sus equipos, sino también del ciclismo en general. En nombre del equipo, me gustaría agradecer a nuestros patrocinadores y fanáticos por su confianza y apoyo en el momento en que se difundió información incorrecta y poco confiable en los medios de comunicación en los últimos días.

4 febrero

El equipo Astana ha emitido un comunicado tras las informaciones publicadas en el periódico danés Politiken que señalan a Jakob Fuglsang y Alexy Lutsenko como clientes del conocido doctor Michele Ferrari, sancionado de por vida para la práctica de la medicina deportiva en el pelotón.

«El equipo de Astana Pro ha tomado nota del artículo de prensa de los medios daneses y noruegos sobre la existencia de un supuesto informe confidencial de CADF que sospecha que algunos ciclistas del equipo han estado en contacto con el Dr. Michele Ferrari prohibido.

Astana Pro Team está comprometido con la lucha contra el dopaje en el deporte. El equipo requiere de todos sus corredores afiliados que cumplan en todo momento con todas las obligaciones bajo las regulaciones antidopaje, incluida la prohibición de asociarse con personas o médicos prohibidos. El equipo no colabora con ningún médico sospechoso, como el Dr. Michele Ferrari. Los corredores no están autorizados a consultar a ningún médico externo al equipo para realizar cualquier actividad, o para que se les recete una dieta o tratamiento relacionado con su desempeño.

La licencia de Astana se ha renovado para el año 2020, confirmando el cumplimiento total por parte del equipo de todas sus obligaciones, incluso en términos de lucha contra el dopaje en el ciclismo.

El equipo está en contacto con la UCI y el CADF para saber más; colaborará con cualquier consulta que pueda abrir CADF o la UCI.

Sin embargo, por el momento, no se ha iniciado ningún procedimiento contra ningún ciclista afiliado al equipo. El equipo profesional de Astana confía en que si el CADF tuviera alguna evidencia de irregularidades por parte de cualquier ciclista del equipo, los procedimientos disciplinarios se habrían iniciado inmediatamente de acuerdo con las regulaciones antidopaje y el Código Mundial Antidopaje».

Por su parte, el propio corredor danés negó, en declaraciones vertidas en su cuenta de Instagram, que haya mantenido relación alguna con el galeno italiano. «Estoy extremadamente preocupado de que tales rumores puedan extenderse en la prensa. Me niego a que se diga que me reuní con el Dr. Ferrari y no tengo conocimiento de la existencia de un informe y puedo confirmar que las autoridades antidopaje competentes no han abierto ningún caso en mi contra. Así que no tengo un caso abierto por el que responder, el informe se basa en declaraciones falsas de partes interesadas partidistas», sentencia el corredor del equipo kazajo.

View this post on Instagram

Statement

A post shared by Jakob Fuglsang (@jakobfuglsang_official) on

Su jefe, Alexander Vinokourov -involucrado en su día en el Proceso de Pauda por estar vinculando al mismo Michelle Ferrari y las prácticas dopantes-, no ha dejado pasar la ocasión de defender sus pupilos expetando: «Son rumores realmente absurdos». El director general de Astana aseguraba en L’Equipe que «esta historia pertenece al reino de las fábulas. No tiene sentido. Todo se basa en rumores absurdos. El CADF no nos contactó a nosotros ningún momento para comunicar nada y, por supuesto, estamos dispuestos a trabajar juntos con la esperanza de descubrir la verdad. Además, Fuglsang y Lutsenko ni siquiera participaron en esa Volta a Catalunya. Según ese informe, Ferrari ha visitado al equipo en varias ocasiones, incluso durante esa misma carrera el año pasado, pero resulta increíble que Michele Ferrari pase desapercibido, sería reconocido por todos. ¿Y por qué iría a una carrera si los corredores en cuestión ni siquiera están?», se pregunta el campeón olímpico de Londres negando también haber tenido algo que ver con el italiano. «Nunca lo conocí».

El otro protagonista en salir a escena es el propio médico, sancionado de por vida por la UCI, Michele Ferrari quien respondió en su propia página web a las historias de que tendría vínculos con los corredores de Astana Fuglsang y Lutsenko. «No he estado en Mónaco o en Niza en 12 años».

En 53×12, Ferrari ha refutado todas las historias por las que ha sido señalado en un lista de 7 puntos:

1.No he estado en contacto con los corredores de Astana durante más de 10 años.
2. No he estado en Mónaco o Niza durante al menos 12 años.
3. Nunca he montado en scooter o una motocicleta, y mucho menos que permaneciese durante un entrenamiento.
5. No fui a la Vuelta de Cataluña el año pasado. Desde 1994 ni siquiera he estado físicamente presente en una carrera ciclista.
6. El «informe» se basa en declaraciones falsas de posibles partes interesadas.
7. No tengo una base en Lugano, un lugar en el que nunca he estado.
8. Nunca he sido condenado por dopaje.

2 febrero

Una investigación liderada por la Fundación Antidopaje en el Ciclismo (CADF, por sus siglas en inglés) y que ha sido filtrada y hecha pública por el periódico danés Politiken, la televisión de ese mismo país DR y el rotativo noruego VG, señala a Jakob Fuglsang como cliente del conocido médico Michele Ferrari, cuyo nombre ha quedado ligado para siempre a algunos de los casos más tristemente famosos de las últimas décadas en cuanto a tráfico y uso de sustancias dopantes en este deporte.

Según esos mismos medios, existe un dossier de 24 páginas elaborado por la CADF basado en “inteligencia” o, lo que es lo mismo, chivatazos que señalan al corredor danés de Astana como cliente de Ferrari, que está suspendido de por vida para la práctica de la medicina deportiva en el pelotón.

En ese mismo dossier, siempre según la información publicada por los medios nórdicos, “la CADF tiene información de que Jakob Fuglsang está participando en un programa de dopaje dirigido por Michele Ferrari y que su compañero Alexey Lutsenko estuvo presente en una reunión entre ambos que tuvo lugar en Niza o Mónaco”.

En ese mismo sentido, la CADF asegura “tener pruebas de que Michele Ferrari estuvo presente en la Volta a Catalunya de 2019 con el equipo Astana, tiene una base de operaciones en Lugano (Suiza) y se reunió recientemente con Fuglsang y Lutsenko en Niza o Mónaco”.

Desde Politiken afirman que la CADF habría tenido acceso a estas pruebas gracias a chivatazos o de personas que habrían presenciado algún comportamiento crítico y que esta manera de luchar contra comportamientos médicos deshonestos se está convirtiendo en algo cada vez más común.

Ni Fuglsang, ni Lutsenko han querido hacer declaraciones al respecto por el momento. Tampoco Astana ha querido reaccionar a un informe “basado en rumores sin que haya un comunicado oficial por parte de la UCI”. Politiken también ha querido recoger la opinión de Ferrari, que no ha querido hacer comentarios, de la misma manera que su hijo, Stefano, que trabaja como su ayudante tampoco ha contestado a un cuestionario de once preguntas enviado por el mencionado medio danés.

Michael Ask, director de la Agencia Antidopaje de Dinamarca, no ha querido tampoco reaccionar ante la posibilidad de que Fuglsang esté siendo tratado por Ferrari, pero sí ha explicado que “si Ferrari realmente está en activo, es una violación grave de las regulaciones. También se trata de un comportamiento grave por parte de las personas que lo han ayudado a regresar y trabajan con él. Deberían mantenerse lejos de él”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*