Gilbert: “Tengo pocos motivos para subirme a la bici”

FB Live met Philippe Gilbert

Publicada por Sporza en Viernes, 27 de marzo de 2020

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Philippe Gilbert es, sin duda, uno de los corredores que más habrá sufrido, en el plano mental, la cancelación de la temporada clasicómana. El corredor de Lotto-Soudal se enfrentaba este año al enorme reto de conseguir sumar su quinto Monumento y unirse así a Eddy Merckx, Roger De Vlaeminck y Rik Van Looy, los tres únicos hombres que han sido capaces de ganar en Sanremo, Flandes, Roubaix, Lieja y Lombardía.

Pero el maldito coronavirus que tiene encerrado en casa al 40% de la humanidad obligó a suspender La Classicissima y el resto de carreras de la primavera y Gilbert, que llevaba meses preparando la cita italiana, ya nunca sabrá qué hubiese sido capaz de hacer en la prueba.

En cualquier caso, el belga no pierde la ilusión de poder volver a ponerse un dorsal más pronto que tarde y así lo aseguró en un encuentro con aficionados organizado por Sporza a través de Facebook Live.

Una charla en la que también se colaron algunos invitados famosos, como el seleccionador belga de ciclocross, Sven Vanthourenhout, que no quiso dejar escapar la ocasión para preguntar a Gilbert sobre una posible reentrada en los circuitos. El veteranísimo corredor de Lotto-Soudal sorprendía al asegurar que “sí, por qué no. Siempre he dicho que me gustaría volver al ciclocross con ambición. Es verdad que cada año se hace más complicado, pero Adrie van der Poel lo hizo en el pasado. ¿Por qué no podría hacerlo yo? En cualquier caso, no quiero decir ‘sí’ demasiado rápido. Lo veremos”.

En cuanto a cómo está pasando estos días de confinamiento, Gilbert reconoce que es difícil encontrar una motivación para entrenar cuando nadie sabe cuándo se reanudará la temporada y qué objetivos se podrán afrontar.

El corredor de Lotto-Soudal reconocía que las cosas están siendo complicadas no sólo en el plano deportivo. “Dentro de cinco días las cuentas de mi tienda de bicicletas en Mónaco estarán a cero y tendré que cerrar”, aseguraba. Además, añadía que “creo que todos perderán en este período. Nuestra generación nunca ha experimentado esto. En 2008 ya hubo una crisis, pero esto será mucho peor”.

En cuanto a cómo está afrontando estos días desde el ámbito deportivo, Gilbert reconoce que “es difícil entrenar mucho. Tengo poca motivación y razones para subirme a la bicicleta. No se me permite entrenar afuera, pero eso no es necesario. Hoy he hecho alrededor de 40 minutos de rodillo, nada más”.

El excampeón del mundo añade que “nadie sabe dónde y cuándo será la primera carrera y cómo será el calendario. La temporada puede ser muy larga. Desde el momento en que comencemos de nuevo, no descansaré. Quiero comenzar y continuar hasta el final. Luego debes estar mental y físicamente lo suficientemente fresco como para actuar hasta el final”.

Y todo ello, claro, pensando en la posibilidad de que la Milán-Sanremo, como el resto de Monumentos, pueda correrse en otoño. En ese sentido, Gilbert no cree que ese factor vaya a ser un gran problema para él. “Ya he ganado muchas carreras en el pasado en ese periodo, como Paris-Tours y el Tour de Lombardía. No será una desventaja para mí. Espero, en primer lugar, que la carrera se celebre. Todavía es temprano para planificar. Primero tengo que conocer el calendario”.

El paso de Gilbert a Lotto-Soudal después de romper lo que ambos habían dibujado como un matrimonio irrompible con Patrick Lefevere fue una de las sorpresas del pasado mercado. Preguntado si el ambiente interno que vive en su actual equipo es muy distinto al que dejó atrás, Gilbert reconoce que “no es comparable. En Deceuninck fue genial, con muchos ganadores y caracteres muy fuertes. Esos tres años se quedarán conmigo para siempre. Pero no se puede comparar con otros equipos. Deceuninck-Quick Step es un verdadero grupo de amigos que siempre quieren ganar”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*