Giro Italia: El recorrido completo 2022

Redacción / Ciclo 21

La presentación oficial de la ‘Grande Partenza‘ del Giro de Italia 2022 se celebró de forma oficial en la capital húngara Budapest y contó con la presencia del profesional local Attila Valter, del Groupama francés.

El Giro debía comenzar en este país en 2020, pero esta se tuvo que cambiar de planes debido a la pandemia. Allí se celebrarán tres etapas, una de las cuales será una contrarreloj, pero no como etapa inaugural como estaba previsto el año pasado. La primera jornada en línea favorecerá a los llegadores explosivos tipo Valverde, Alaphilippe, Van der Poel o Hirschi con un final en una cota a casi 400 metros de altitud. Al día siguiente llega la primera cronometrada con otro final en subida, dejando a los velocistas puros su ocasión en la tercera etapa después de 201 kilómetros. Una primera maglia rosa que se presupone competida. Tras ello, el pelotón regresará a Italia el lunes para un día «extraordinario» de descanso, probablemente en Sicilia, al igual que sucederá en el Tour de Francia con el traslado desde Copenhague.

En el primero de los anuncios escalonados se revelaron todas las llegadas donde se presume un final al esprint. En total las etapas que transcurrirán por un terreno favorable son siete. Dos de ellas tendrán lugar en Hungría y el resto por suelo italiano. Los hombres rápidos de cada equipo tendrán diversas oportunidades para adjudicarse una victoria. «Es un Giro lleno de excelentes opciones para los velocistas. Quizás la llegada de la primera etapa sea más favorable para un finisher o un velocista que aguanta bien cuesta arriba. Me gustaría poder luchar para volver a ganar la Maglia Ciclamino e intentar ganar algunas etapas como Treviso, cerca de mis fans, o Reggio Emilia. Seguro que hay terreno para repetir un Giro como el de 2018. Sería un sueño», explicaba Elia Viviani.

El martes 9 ha sido el momento elegido para desvelar las seis jornadas de media montaña. Exigentes largos trazados cargados de ascensiones que superar para finalizar en importantes localidades como Nápoles, Torino o Génova. Destaca la presencia de la jornada con final en alto en el Santuario di Castelmonte, previo paso por la subida al Kolovrat en Eslovenia. «Estas seis etapas son muy interesantes porque están abiertas a muchas resoluciones, escapadas desde lejos, ataques en el final o esprints reducidos. Seguramente serán jornadas importantes para la clasificación por puntos de la maglia ciclamino, pero, si los favoritos de la general se mueven, podrían llegar a ser importantes también para la lucha por la maglia rosa. Mi primer éxito en el Giro de Italia 2020 lo conseguí en una etapa movida como ésta: me gustan mucho estos recorridos y se adaptan a mis características», reconocía Peter Sagan.

El miércoles 10 se desvelaron las etapas de alta montaña. Serán ocho llegadas con metas en Etna (Refugio Sapienza), Blockhaus, Cogne,  Aprica (con Mortirolo y Santa Cristina), Lavarone y Marmolada (Fedaia) previo paso por el Pordoi que será la cima Coppi con sus 2.239 metros de altitud. Egan Bernal, ganador 2021, analiza el menú dispuesto: «Con estas seis etapas de alta montaña está claro que el Giro de Italia de 2022 será otro duro. El primer final en subida en el Etna será importante y podría cortar realmente de la general a los que no estén al 100% de forma en la primera semana de la carrera. Luego estarán las subidas míticas como el Mortirolo, donde grandes campeones han escrito capítulos importantes en la historia del ciclismo, corredores como Pantani y muchos otros».

Finalmente, el jueves 11 se ha dado a conocer el lugar en el que finalizará la carrera, pudiendo ver entonces el recorrido al completo de la 105ª de la gran ronda italiana. Una contrarreloj de 17 kilómetros en Verona, con una pequeña ascensión intermedia coronará al ganador de la ronda italiana. Luca Zaia, el presidente de la Región del Véneto mostraba el agradecimiento de la ciudad por poder acoger de nuevo el final de la carrera: «La gran pasión del Véneto por las dos ruedas podrá vivir otras etapas llenas de ideas técnicas y deportivas, así como de valor histórico y cultural para los territorios atravesados».

Por su parte, Federico Sboarina, alcalde de la ciudad de llegada, considera que es «Un sueño hecho realidad por segunda vez en cuatro años. A todas luces es el escenario más pintoresco para concluir la «reina» de las carreras ciclistas y nuestra ciudad está preparada para acoger la caravana rosa. Nuestro anfiteatro estará en el centro del mundo del deporte, por lo que no sólo será un templo de la música, sino también una sede de grandes eventos competitivos».

Uno de los grandes favoritos para la victoria en dicha etapa final, Filippo Ganna ha valorado sus opciones en la prueba: «El Giro de Italia 2021 empezó de rosa para mí en Turín y terminó de rosa para el equipo con Egan Bernal. Sería bonito repetirlo el año que viene. Tras el sprint de la primera etapa, quien gane la contrarreloj de Budapest llevará probablemente el maillot rosa durante unos días. La contrarreloj final con meta en la Arena de Verona será espectacular y, por supuesto, decisiva para coronar al ganador de la Corsa Rosa. Será un Giro muy interesante».

Recorrido completo de la edición 2021 © RCS

De esta forma las tres grandes vueltas de 2022 no saldrán de sus países ya que el Tour de Francia lo hará desde Dinamarca y la Vuelta a España desde los Países Bajos.

Las 13 anteriores salidas desde fuera de Italia:

  • 1965 San Marino (San Marino)
  • 1966 Montecarlo (Mónaco)
  • 1973 Verviers (Bélgica)
  • 1974 Ciudad del Vaticano (Vaticano)
  • 1996 Atenas (Grecia)
  • 1998 Niza (Francia)
  • 2002 Groningen (Países Bajos)
  • 2006 Seraing (Bélgica)
  • 2010 Amsterdam (Países Bajos)
  • 2012 Herning (Dinamarca)
  • 2014 Belfast (Irlanda Norte)
  • 2016 Apeldoorn (Países Bajos)
  • 2018 Jerusalén (Israel)

LAS ETAPAS 2022

1ª: Viernes 6 mayo. Budapest-Visegrad, 195 kms (Llana)

Perfil de la 1ª etapa © Giro

Una etapa ligeramente ondulada que atraviesa las llanuras al norte de la capital, bordeando la frontera eslovaca, marcada por el Danubio. La etapa pasa por varias ciudades de renombre, como Székesfehérvár y Esztergom, con su imponente basílica. Una vez que abandonen las orillas del Danubio, les espera un final desafiante. Desde el centro de Visegrád, la ruta sube al 5% durante unos 5 km hasta el castillo real, donde se entregará la primera maglia rosa al final de un sprint cada vez más estrecho.

2ª: Sábado 7 mayo. Budapest-Budapest, 9 kms contrarreloj individual

Perfil de la 2ª etapa © Giro

Una contrarreloj que sigue íntegramente un circuito urbano que cose la capital húngara desde Pest hasta el centro histórico de Buda. La salida se sitúa en la Plaza de los Héroes y se dirige directamente al Danubio, que separa las dos «almas» de la ciudad. Una serie de giros y vueltas marcan la ruta hasta llegar a la orilla del río y pasar por delante del parlamento neogótico antes de cruzar el Danubio y seguir la orilla paralela. Dejando atrás el río, comienza la subida final (con picos del 14% en su primer tramo) que, en parte sobre adoquines, conduce a la plaza de Buda, donde se encuentra la meta.

3ª: Domingo 8 mayo. Kaposvár-Balatonfüred, 195 kms (Llana)

Perfil de la 3ª etapa © Giro

Etapa hacia el lago Balaton, el mar de Hungría. Tras un primer tramo de la etapa en el que los corredores se acercarán al lago a través de una serie de suaves ondulaciones, llegarán a Nagykanizsa y luego a Hévíz con su lago termal. A partir de ahí, atravesarán la región del Balaton. El paisaje se denomina la «Provenza de Hungría» y cuenta con colinas volcánicas que suben y bajan y que caracterizan la ruta. Los últimos 50 km se desarrollan a lo largo de la costa, con sólo un breve ascenso en la abadía de Tihany. La llegada es casi sin curvas, y preparará el escenario para el primer sprint del pelotón de la carrera.

4ª: Avola-Etna, 166 kms / 3.590 m desnivel (alta montaña)

Perfil de la 4ª etapa © RCS

Altimetría del Etna © RCS

Una etapa en el interior de Sicilia con un final cuesta arriba. Desde Avola, la ruta pasa por Noto, centro del Barocco siciliano. Luego continúa pasando por las zonas de Pantalica y Vizzini mientras se acerca al volcán. La ascensión final, que termina en el refugio Sapienza (como en otras ocasiones), sigue un recorrido inédito. La subida se aborda desde Ragalna (como en 2018), pero luego se desplaza hacia el lado clásico de Nicolosi (como en 2011) para los 14 km finales.

5ª: Catania – Messina: 172 Km (llana)

 

Perfil de la 5ª etapa © Giro

Etapa clásica del Giro en Sicilia. De Catania a Messina partiendo de la costa este para llevarte a través de Portella Mandrazzi y sus suaves laderas, en la costa norte donde tocas lugares como Villafranca Tirrena, Ganzirri con el enorme Pilón del Estrecho de la antigua línea eléctrica. Una etapa para velocistas que presumiblemente verá un sprint de grupo compacto al final.

6ª: Palmi – Scalea: 192 kms (llana)

Perfil de la 6ª etapa © Giro

Etapa ligeramente ondulada una vez más probablemente para terminar con un sprint. Después de una primera parte ligeramente accidentada entre Mileto, Vibo Valentia y Pizzo, la carrera sigue la costa Tirrena de Calabria con sus cortos altibajos. Final que promete ser muy rápido para el grupo compacto.

7ª: Diamante – Potenza: 198 kms (media montaña)

Perfil de la 7ª etapa © Giro

La etapa tiene un desafiante perfil montañoso a través de las montañas de Calabria y Basilicata, con un desnivel acumulado digno de una etapa a través de los Dolomitas. El comienzo junto al mar es el único tramo llano. Después de Maratea, la ruta ondula continuamente, con pendientes más suaves o más duras. Después de subir el Passo della Colla y llegar a Lauria, el recorrido de la etapa aborda un «viejo conocido» del Giro, el Monte Sirino, después de 23 años. Pasado Viggiano, la ruta supera la desafiante Montagna Grande di Viggiano (una subida inédita), y luego toma la ascensión final a Sellata antes de llegar a Potenza.

8ª: Nápoles – Nápoles: 149 kms (media montaña)

Perfil de la 8ª etapa © Giro

Una etapa corta pero exigente que atraviesa la capital de la región y la península Flegrea. Partiendo de Nápoles, el recorrido llega a Bacoli, donde se realiza un complicado circuito de aproximadamente 19 km desde Bacoli hasta el Monte di Procida, que se recorrerá en cinco ocasiones. Al final de la última vuelta, la ruta vuelve a Nápoles, donde el esprint final a lo largo de la Via Caracciolo, frente al mar, será probablemente disputado por un pequeño pelotón.

9ª: Isernia-Blockhaus, 187 kms / 4.990 m desnivel (alta montaña)

Perfil de la 9ª etapa © RCS

Altimetría Blockhaus © RCS

Una etapa de alta montaña entre los Apeninos. Desde los primeros kilómetros desde Isernia hacia Rionero Sannitico, la ruta se dirige hacia arriba. Roza el histórico Macerone y luego alcanza el primer puerto de Roccaraso. Hasta Guardiagrele, que sólo se toca, el único tramo bastante tranquilo de la etapa es en su mayor parte cuesta abajo. Luego comienza la doble subida a Blockhaus. Desde Pretoro, los ciclistas llegarán al Passo Lanciano para luego descender a Lettomanoppello y, tras bordear la base de la Majella, subir a la meta desde Roccamorice como hicieron en 2017. El final de la etapa presenta pendientes de dos dígitos a lo largo de una serie de curvas cerradas que conducen a la meta.

10ª: Pescara – Jesi: 194 kms (media montaña)

Perfil de la 10ª etapa © Giro

El recorrido de la etapa comienza de forma llana, siguiendo la costa, y luego se ondula continuamente, subiendo los «muros» alrededor de Jesi, sin pausa para respirar después de Civitanova Marche. El recorrido incluye desafiantes subidas a Civitanova Alta, Sant’Ignazio di Montelupone, Recanati, Filottrano, Santa Maria Nova y Monsano, con tramos muy empinados, que llevarán al pelotón al esprint final en Jesi.

11ª: Santarcangelo Di Romagna-Reggio Emilia: 201 kms (llana)

Perfil de la 11ª etapa © Giro

Etapa completamente plana que junto con la tercera es la más larga del Giro. Desde la salida a Bolonia se sigue la carretera consular Emilia prácticamente siempre recto a través de la llanura emiliana. Después de Bolonia, el escenario toca algunos de los lugares del cráter del terremoto de 2012: San Giovanni in Persiceto, Crevalcore, Camposanto, Carpi y Correggio. La ruta desfila por carreteras rectas y llanas hasta llegar a Reggio Emilia para el sprint que promete estar en filas compactas.

12ª: Parma-Génova: 186 kms (media montaña)

Perfil de la 12ª etapa © Giro

Una etapa de media montaña en la que es probable que se produzcan escapadas. La ruta sube constantemente al principio, entrando en Liguria por el Passo del Bocco, y luego desciende rápidamente hacia Chiavari. Los desniveles comienzan a subir de nuevo, cuando la etapa llega a la costa, ascendiento hasta Ruta (viniendo de Chiesa Vecchia). A continuación, la ruta emprende un paso inédito y exigente hacia el Monte Becco, seguido de otra subida al Monte Fasce, que probablemente reducirá el pelotón antes de la llegada a Génova.

13ª: Sanremo-Cuneo: 164 kms (llana)

 

Perfil de la 13ª etapa © Giro

Etapa relativamente corta y de dificultad media. Va en la dirección opuesta a lo que fue el Sanremo de verano de 2020. Desde Sanremo se toca Imperia para subir al Colle di Nava y una vez en Ceva girar hacia Cuneo. Después de varias temporadas, se tocan algunos lugares simbólicos del Giro en la zona, como el Santuario de Vicoforte y Mondovì. Final rápido a lo largo de la llanura de Cuneo para llegar al sprint final.

14ª: Santena – Torino: 153 kms (media montaña)

Perfil de la 14ª etapa © Giro

Una etapa corta y desafiante, sin pausa para respirar. El desnivel total, comparado con la longitud de la etapa, es digno de una etapa alpina. Los primeros 10 kilómetros, que discurren en llano desde Santena hasta Chieri, son los únicos sin subidas ni bajadas. A continuación, el recorrido da dos vueltas y media a un circuito que asciende a Colle della Maddalena, desciende a Moncalieri y sube con fuerza a Santa Brigida. Después de pasar por la línea de meta de la Gran Madre, y de la subida a Superga, la ruta vuelve al pie del Colle della Maddalena para comenzar de nuevo. En total, el pelotón hará un doble paso por la colina de Superga, y tres ascensos a la Maddalena y Santa Brigida, para un final desafiante y lleno de fuerza.

15ª: Rivarolo Canavese-Cogne, 177 kms / 4.030 m desnivel (alta montaña)

Perfil de la 15ª etapa © RCS

Altimetría Cogne © RCS

Una etapa típica de los Alpes Occidentales que presenta subidas muy largas (aunque sin excesivos desniveles). La etapa parte de Rivarolo Canavese y sigue una aproximación clásica a lo largo de la Dora Baltea para entrar en el Vallée hasta llegar a la capital. A continuación, los corredores subirán en rápida sucesión Pila hasta Le Fleurs, una subida que da la bienvenida al Giro tras treinta años de ausencia, Verrogne (que ya se subió en 2019) y Cogne para terminar en el Parque Nacional del Gran Paradiso, que ya es centenario. Más de 46 km de los 80 km finales serán todos de subida.

16ª: Salò-Aprica, 200 kms / 5.440 m desnivel (alta montaña)

Perfil de la 16ª etapa © RCS

Altimetría Mortirolo © RCS

Altimetría Santa Cristina © RCS

Una etapa clásica en Valtellina con una secuencia de subidas, algunas de las cuales han sido redescubiertas después de muchos años. La etapa parte de Salò para recorrer la Val Sabbia y, tras la subida de Bagolino, el Goletto di Cadino (abordado por última vez en 1998 con motivo de la victoria de Pantani en Montecampione). De vuelta al Val Camonica, los corredores suben el Mortirolo desde Monno (como en 2017) para descender a Grosio y seguir las carreteras del vino Sforzato al que está dedicada la etapa, subiendo a Teglio (localidad que da nombre al valle) y llegando después a Aprica por el Valico di Santa Cristina -pasado por última vez en 1999-.

17ª: Ponte di Legno-Lavarone, 165 kms / 3.740 m desnivel (alta montaña)

Perfil de la 17ª etapa © RCS

Altimetría Menador © RCS

Una etapa de montaña dividida en dos partes. Presenta un comienzo cuesta arriba hacia el Passo del Tonale, seguido de un tramo de más de 70 km, siempre sustancialmente cuesta abajo. Después de cruzar el Adigio, la ruta sube a Palù di Giovo (históricamente un feudo de la familia Moser), pasando por el Valle di Mocheni para llegar a Pergine Valsugana y al tramo final, que constituiría una etapa difícil por sí sola. Después de Pergine, los corredores subirán el puerto de Vetriolo por una nueva vertiente y la subida de Menador, con sus cerradas curvas en horquilla y los túneles típicos de las carreteras excavadas en la roca en tiempos de guerra (llamada Kaiserjägerweg). Tras el GPM de Monte Rovere, unos pocos kilómetros ondulados llevarán probablemente a un grupo muy reducido a la meta.

18ª: Borgo Valsugana-Treviso: 146 kms (llana)

Perfil de la 18ª etapa © Giro

Último sprint grupal compacto del Giro 2022. Primera parte ligeramente ondulada con las históricas Escaleras de Primolano para acceder al valle de Piave y luego cruzar la zona de producción de Prosecco entre Valdobbiadene y Refrontolo. Última rugosidad la corta muralla de Ca’del Poggio para llegar a la llanura de Treviso y afrontar el circuito final antes del sprint final.

19ª: Marano Lagunare-Castelmonte: 178 kms (media montaña)

Perfil de la 19ª etapa © Giro

Una etapa desafiante de media montaña, que cruza a Eslovenia y se cierra con un final en alto. Con salida en Marano Lagunare, la ruta atraviesa las tierras bajas hasta llegar a las colinas ‘morénicas’ de Fagagna y Majano. El recorrido de la etapa atraviesa Buja, llega a los Prealpes Julianos, pasa por la Grotte di Villanova y aborda el Passo di Tanamea. La ruta entra en Eslovenia por el paso de Uccea, que lleva directamente a Kobarid (Caporetto, en italiano). Aquí, el pelotón pasará por primera vez por el monte Kolovrat, ascendiendo a casi el 10% durante 10 km (con pendientes que se suavizan debido a una corta meseta a mitad de la subida). A continuación, una larga bajada en falso llano nos lleva de vuelta a Italia. A partir de Cividale del Friuli, el pelotón afrontará la última subida al majestuoso santuario de Castelmonte, que ha sido un distintivo icónico durante casi 1.000 años.

20ª: Belluno-Marmolada (Passo Fedaia), 167 kms / 4.490 m desnivel  (alta montaña)

Perfil de la 20ª etapa © RCS

Altimetría Pordoi © RCS

Altimetría Fedaia © RCS

Una etapa clásica de los Dolomitas y el último final en subida del Giro de Italia en 2022. Comienza en Belluno con un breve desvío por el valle del Piave entre Sedico, Santa Giustina y la Certosa di Vedana. A continuación, la carrera se adentra en el valle de Cordevole, al que se sube por Agrodo y Cencenighe. Aquí comienza el trío final de subidas con el paso de San Pellegrino (pendientes de más del 15% después de Falcade), seguido del paso de Pordoi (Cima Coppi 2022) y, finalmente, el paso de Fedaia con la famosa Malga Ciapela en línea recta, que mantiene pendientes de más del 10% y llega al 18%. No hay Serrai di Sottoguda, ya que su carretera fue borrada por la tormenta Vaia. La etapa toca muchos lugares simbólicos y, después de 14 años, la Marmolada vuelve a ser el lugar de llegada.

21ª: Verona-Verona, 17,1 kms (CRI)

Perfil de la 21ª etapa © RCS

Una contrarreloj final en el Circuito delle Torricelle (de los Campeonatos del Mundo) en sentido contrario a las agujas del reloj. Primera parte por carriles rectos y muy amplios. A continuación, una subida de alrededor del 5% con algunos «escalones» y una calzada ligeramente más estrecha. Tras el punto cronometrado intermedio en la cima de la subida, 4 km de rápido descenso. Los últimos 3 km por las calles de la ciudad con algunas curvas desafiantes. Llegada a Piazza Bra y a la Arena de Verona.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*