Giro: La UCI podría descalificar a Superman López

Fernando Ferrari / Ciclo 21

La Unión Ciclista Internacional (UCI) está estudiando la lamentable e injustificable acción de Miguel Ángel “Superman” López cuando agredió a un aficionado que provocó un enganchón entre ambos causando la caída del colombiano en la penúltima etapa del Giro de Italia, que ganó su compañero Pello Bilbao ante Mikel Landa. Una imagen captada por las cámaras de televisión donde se aprecian hasta tres claros manotazos del deportista (sic) al irresponsable seguidor tirado en la cuneta. Una acción que no fue castigada de ninguna forma por el jurado técnico de la gran ronda italiana, presidido por un holandés y que ha sido llamado desde Suiza para valorar su decisión.

El organismo que preside el francés David Lappartient quiere actuar de oficio -como anunció el periódico Il Corriere dello Sport transalpino- ante la vista gorda -tildaron el gesto de López de “reacción humana comprensible”– del grupo de comisarios de la gran ronda italiana -con vídeo arbitraje (VAR) disponible- para evitar que se siente un peligroso y preocupante precedente si se repiten situaciones como la acaecida el pasado sábado 1 de junio en próximas competiciones. Ese mismo día sí sancionaron con 10 segundos al esloveno Primoz Roglic -4º entonces en la general- por ser empujado prolongadamente por otro espectador irrespetuoso. López, en cambio, salió absuelto.

Todo un presunto rapapolvo para sus jueces y un toque de atención para el colectivo que debe impartir justicia y velar por el juego y deporte limpio en todas sus manifestaciones. El otro objetivo del organismo con sede en Aigle es dictar un veredicto ejemplarizante de cara a los componentes del pelotón y el influjo que generan a los aficionados de este deporte y, sobre todo, al colectivo de menores en fase de aprendizaje. Unas imágenes que nunca deben producirse en ningún deporte y claramente especificadas en las normas a cumplir y respetar por sus protagonistas.

La asumida responsabilidad de su inadmisible acción la intentó maquillar justo después de la etapa el protagonista ante los medios de comunicación -seguramente tras el toque de atención del mánager del equipo Astana, Alexandre Vinokourov– pidiendo disculpas con un “lo siento”, pero argumentando como causa la “adrenalina” del momento, circunstancia que cualquier profesional debe saber manejar, ya sea ante sus colegas –Gianni Moscon y Javi Moreno son casos recientes- o, en este caso, ante espectadores -a los que pidió “respeto”, tengan o no culpa de accidentes.

Cuadro de sanciones © UCI

El reglamento del deporte ciclista de la UCI (artículo 8.2) es muy claro con este tipo de comportamientos indebidos, peligrosos o violentos, que causan daños al medio ambiente y/o a la imagen del deporte, y que incluyan o puedan incluir la agresión, intimidación, abuso, amenazas, insultos, comportamiento y/o conducta impropios o comportamiento indecente o que ponga en peligro a los demás. Y en el caso concreto hacia un espectador, la sanción del jurado comprende una multa de 500 a 2.000 francos suizos con expulsión o descalificación de carrera además de restarle de 10 a 100 puntos en las clasificaciones de la UCI.

Si finalmente Superman López es suprimido de las clasificaciones definitivas, perdería su séptimo puesto en la general final –Hugh Carthy, 11º, entraría en el top-10 y, sobre todo, cedería su maglia blanca como mejor joven al ruso del Ineos, Pavel Sivakov.

2 comentarios

  1. Solo hay tres cosas lamentables e injustificables en este caso:
    1- Que un aficionado tire o perjudique a un corredor por empujarle, correr a su lado, ponerse por enmedio, hacer el payaso, y otras tantas actitudes deplorables de algunos sujetos que lo último que son es aficionados al ciclismo.
    2- Que a los individuos que perjudican a un corredor, voluntariamente o por hacer el gamba, no les caiga automáticamente una noche de calabozo y una multa de mínimo 1000€
    3- Que algunos medios de comunicación como éste presenten alegremente como “lamentable e injustificable” la reacción de un ciclista en máximo esfuerzo, que se está jugando la carrera y SU TRABAJO contra un individuo como el de este caso. De vergüenza. Ya me gustaría ver al redactor en una situación similar. Cuánta hipocresía.

  2. Eduardo quiñones

    Y quien garantiza que accionar de esa persona que tumbo al corredor no sea una accion premeditada del aficionado, como garantiza la uci la seguridad d y la no ingerencia en la carrera, sobre eso no dice nada

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*