Grávalos y Pérez-Landaluce, aprendices con el Kometa

Grávalos y Pérez-Landaluce, aprendices © Kometa Xstra

El riojano Arturo Grávalos y el asturiano Eduardo Pérez-Landaluce competirán a lo largo de esta temporada con el Kometa-Xstra Cycling Team continental en calidad de stagiaires (aprendices). Los dos corredores del equipo sub-23, ambos de 22 años, han sido elegidos para disputar algunas pruebas con la estructura continental que dirigen Jesús Hernández y Dario Andriotto de aquí al final de temporada.

Grávalos (2 de marzo de 1998), que encara su segundo año dentro de la estructura de la Fundación Alberto Contador, cuajó una gran temporada 2019, con medalla de plata en los Nacionales de Murcia incluida, que acabó antes de lo previsto como consecuencia de las lesiones en su mano izquierda derivadas de un accidente de tráfico de las que, tras pasar por el quirófano y afrontar una rehabilitación, ya está completamente recuperado.

“Cuando me lo comentaron Rafa y Carlos, como siempre andan de bromas, pensaba que me estaban tomando el pelo. Pero no. Fue una alegría impresionante, y más tras la lesión. Es una oportunidad enorme que hay que aprovechar al máximo. Afortunadamente el accidente está más que olvidado, pero la verdad es que al principio los médicos me dijeron que me olvidara de competir, incluso en algún momento pensé que tendría que dejar la bicicleta. Pero he trabajado muy duro. Tenemos la suerte de que en el equipo continental conocemos a la gente y hemos corrido con alguno. Tengo buenos amigos, como Alejandro Ropero, Sergio García, Alessandro Fancellu o Diego Pablo Sevilla, con el que he entrenado alguna vez y es un chaval muy amable, muy cercano”, relata el riojano.

Arturo Grávalos © Patricio García/Kometa Xstra

Pérez-Landaluce (1 de mayo de 1998), que hace unas temporadas ya había formado parte del equipo júnior de la Fundación, regresó a la misma también en 2019 para competir en el sub-23 dirigido por Rafa Díaz Justo. “Estoy muy contento por esta oportunidad que voy a poder disfrutar. Estoy muy agradecido a Rafa Díaz Justo, a Carlos Barredo y a Fran Contador, y a todos mis compañeros porque esto es algo que también les pertenece. La verdad es que en un año tan raro como éste, noticias de este tipo son una motivación, un aporte de ganas para seguir trabajando y haciendo las cosas bien. Al final, una oportunidad como esta significa que confían en ti. Estoy deseando ayudar al equipo y hacer todo lo que me digan tanto Jesús como Dario”, valora por su parte el asturiano.

“Hay un perfil de corredor que creemos que por su fisiología rinden muy bien en el profesionalismo, mejor que en la categoría amateur. Sergio García, con sus actuaciones en la Vuelta a Murcia o en el reciente Circuito de Getxo es un buen ejemplo. Con Arturo y con Edu se puede dar una casuística parecida. Ambos son grandes fondistas, que funcionan muy bien a partir de la cuarta hora de carrera. Un gran problema de la categoría sub23 es que en muchos casos las carreras son cortas y eso, de cara a un salto al profesionalismo, se nota”, explica Rafa Díaz Justo, director del Kometa-Xstra Cycling Team sub23.

Eduardo Pérez-Landaluce © Patricio García/Kometa Xstra

Sobre el ciclista riojano, el toledano manifiesta: “Hasta su percance al comienzo del verano Arturo estaba mostrando una gran forma. Hizo un Giro muy bonito, con todo el hándicap de su dureza, y durante todo lo que compitió nos mostró que es ese tipo de corredor cazador de etapas en grandes vueltas. Grávalos es un gran rodador, con un gran motor, baja bien cierta montaña y tiene margen para pasar mejor la alta montaña. Tras el Giro y acabar segundo en los nacionales tuvo un accidente y estuvo parado seis meses. Le dimos mucha tranquilidad, porque había cogido mucho peso, y antes del confinamiento ya tenía un buen nivel. Después del mismo ha mostrado un nivel deportivo brutal en Zamora, lo cual fue una agradable sorpresa. Es un ciclista obediente, nada egoísta, muy buen compañero y sobre todo es valiente”.

Al respecto de Pérez-Landaluce Díaz Justo aporta: “Es un perfil muy parecido al de Arturo, también con mucho motor y con experiencia en el equipo júnior de la Fundación. También es más prudente que Grávalos, hay que animarle a aventurarse a ciertas situaciones de carrera. Con él tenemos una lucha particular con el tema del peso, y es precisamente por lo contrario: es un chaval muy fino, tiene un cuerpo prácticamente de profesional. Edu funciona muy bien en carreras largas y muy duras, porque tales son sus condiciones físicas. Pero en otras más cortas, más explosivas, él no está exactamente en su hábitat. Por eso un poco más de peso le permitiría destacar más, porque también tienes más fuerza en las piernas. De cara a un futuro cercano pensamos que puede ser ese gran gregario para la montaña”.

Desde que nació la estructura continental de la Fundación Alberto Contador, cuatro han sido los stagiaires que han competido con la misma: el español Alejandro Ropero y el italiano Stefano Oldani, en 2018; y los húngaros Karl Adam y Vas Balazs, en 2019.

Fuente: Kometa Xsrta Team

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*