Informe Groenewegen 2019

Crecimiento notable del neerlandés en 2019 © Cor Vos

Roberto Tejedor / Ciclo21

Si únicamente hablamos de estadística pura y dura, números brutos, estos otorgan al neerlandés Dylan Groenewegen el honor de ser el corredor que logró la mayor cantidad de victorias en el año competitivo en carretera durante todo el año 2019, en la horquilla que abarca las carreras profesionales desde la maxima categoría WorldTour a la menor en las catalogadas .2 por el organismo rector del ciclismo mundial. 

Así pues hablamos de que el sprinter de 26 años, natural de la capital de los Países Bajos en Amsterdam, aglutina en su haber quince victorias individuales: cuatro de ellas de mayor rango WT, siete en un peldaño por debajo .HC y otras cuatro en recorridos .1. A pesar de que el año ciclista no había terminado hasta el Tour de Guangxi -de Enric Mas-, en China, tenía sentenciada la clasificación del más laureado de la campaña con el permiso de la única amenaza latente, el germano Pascal Ackermann -a 5 victorias antes del inicio de la ronda asiática- que pudo obtener una única victoria parcial certificando a su fin el dominio de Groenewegen, convertido en el más exitoso de la temporada en carretera en términos únicamente de números uno.

Dos retos marcaban la temporada del velocista amsterdamés, superar sus números del año anterior que acabó con 14 posiciones en lo más alto del podio y llegar al Tour de Francia en el mejor estado de forma de su carrera deportiva y cumplir un sueño que rondaba su cabeza, vestir por fin el amarillo en la grande boucle, su primer liderato en una gran vuelta.

Con la objetivo planteado comenzaba la temporada con victoria desde su estreno en la Vuelta a Valencia el 10 de febrero en la capital del Turia. Seguido llegaron por partida doble los triunfos en el Algarve y París-Niza, además del liderato durante dos etapas en la exigente “ruta hacia el sol” con su duelo particular con Sam Bennett por el trono al mejor velocista, que quedaba en tablas tras la cita gala con pareja de triunfos para ambos. No sería la última vez que viesen las caras.

Groenewegen se postulaba a ser uno de los mejores especialistas de la temporada en París-Niza, donde fue líder. (ASO)

El año continuaba para Groenewegen en la renovada clásica WT de los 3 Días de Brujas-De Panne -ya de uno solo- en marzo, supuso su última victoria antes del primer parón de la temporada asegurando estar en un gran momento para seguir su preparación rumbo a Francia.

Regresó en mayo, dos meses después y dos meses antes del Tour, y volvió como lo dejó, con victorias pero esta vez con triplete certificando en aquel momento que era el mejor sprinter de lo que iba avanzado el año. Sería en los 4 Días de Dunkerque -ahora seis- donde las tres primeras etapas llevarían su rotunda firma y en la que casi hubo una cuarta en la última jornada. Un dominio absoluto tal en donde permitió ganar a su mejor lanzador Mike Teunissen y que valdría la clasificación general final para su adalid en las volatas como premio a un momento dulce. Un claro mensaje para sus rivales previo a la cita del año en Bruselas.

Viajó a casa después para asentar otro doblete en el ZLM Tour. Allí pudo con Caleb Ewan, otro de los mejores del año a los que sometió en su momento, al que endosó un 2-1 en la pasarela final del camino al Tour del que separaban solo 15 días por delante.

Para contextualizar la primera etapa de la vuelta gala para un neerlandés había que remontarse a 30 años atrás. Entonces Erik Breukink sería el último, en aquella famosa contrarreloj de Luxemburgo de 1989 en la que Pedro Delgado se perdió en la previa y que supuso que no pudiera hacerse con su segundo Tour, en vestir el maillot amarillo para Países Bajos. Una cifra redonda que se unía a otra, los 100 años de existencia de la prenda como tal y que ASO conmemoraba su creación con una serigrafía única para cada líder de la carrera con imágenes históricas de la misma. Un plus más que una necesidad. Y para más, la cita era en Bruselas, nada menos que la capital belga del país vecino, del “enemigo acérrimo para un oranje, una profanación en toda regla que invitaba a que la gesta fuese completa en la imaginación de Groenewegen. Pero la realidad del Tour, en general, fue bien distinta.

Llegada masiva como se esperaba, la situación parecía bajo control por parte de un formidable equipo Jumbo-Visma que protegía a su velocista desde los primeros compases pero a falta de 2 kms llegó el desconcierto total. Las unidades de lanzamiento estaban distanciadas cuando no tocaba y con un Groenewegen mal situado retrasado en el corazón del pelotón. Intentando recuperar posiciones, junto a Van Aert, perdió por un instante el control de su bicicleta provocado por un afilador con un corredor del Bahrein Merida, Matej Mohoric, con varios corredores afectados por el mismo incidente, entre ellos el ganador de 2018 Geraint Thomas. El sueño roto a la primeras de cambio.

Menos de lo esperado por la victoria de su mejor hombre, Teunissen, que inspirado por la ausencia de jefe tuvo a bien ocupar su puesto para conseguir la gloria anhelada por el caído, que terminó penúltimo. Un sí pero no para Groenewegen que arrastró durante el resto de la carrera, no así su equipo que además del amarillo del primer día sumaba otra victoria en la cronometrada grupal del día siguiente arreglando el desaguisado del primer día. A ello había que sumar el debut de Wout Van Aert con estreno en su palmarés en su debut. Debut agridulce debido a la grave caída sufrida en la CRI de Pau de la que aún padece las secuelas exigiendo daños y perjuicios por la misma.

Mientras los suyos recomponían la situación, en solitario Groenewegen conseguiría ser el más rápido en la séptima etapa con final en Chalon-sur-Saône, 230 kms, la más larga y después de remontar por sí mismo posiciones a Sagan, Colbrelli, Ewan o Viviani y rematar la faena. Una espina clavada tras el primer día que atenuaba su dolor y que hacía mirar con optimismo otro objetivo posible, la llegada final a París como nueva ambición. Pero el nombre propio en la velocidad durante los 21 días fue precisamente otro, el del australiano Ewan, con dos parciales en la mochila era el hombre a batir e hizo buenos los pronósticos. En estado de gracia  puso la guinda con el triplete en los Campos Elíseos y dejar su impronta siendo el mejor de lo más rápidos en el mayor escaparate del mundo en un escenario mítico.

“Quiero volver para ser considerado el mejor”. Pero no será en el Tour de Francia 2020, Groenewegen prefirió acudir al Giro de Italia y a la Vuelta a España como indicó en la presentación del equipo neerlandés en diciembre. «Prefieres montar las tres grandes cada año pero también tengo que mirar lo que más me conviene. ¿Dónde tengo las mejores oportunidades? Hay muchas posibilidades en las etapas iniciales del Giro. Rápidamente nos dimos cuenta de que debía estar presente en Italia. Y en la Vuelta, comenzando en los Países Bajos. Hace cuatro años me uní al equipo y luego dije que quería ganar en las 3 grandes vueltas. y creo que será un año propicio para ello».

para resarcirse de su actuación sabedor de que no es oro todo lo que reluce pese a sus inmaculadas cifras.

Actuación posterior en la que lejos de dejarse ir pudo recuperar el tono, sobre el papel para ser el mejor del año en cuanto a muescas en su acumulo de victorias, pero costó más de lo esperado. Un mes después estaría presente en el nacional de su país en el que solo pudo ser 12º. Alineado para el BinckBank Tour cosechó un segundo puesto en Aalter como mejor posición y viendo en primera fila como era superado por un Sam Bennett inmenso en Bélgica -lograría un triplete consecutivo- consiguiendo igualar los registros totales con el tulipán en 11 conquistas. De nuevo tablas entre los dos mejores del año y una Vuelta a España para el irlandés por delante.

Un oscuro panorama que cambio su signo en el Tour of Britain ya en septiembre. Tres victorias de etapa, con un extraodinario mano a mano con Mathieu van der Poel, para el neerlandés por dos del campeón irish en la Vuelta. La Ronde Van Zeeland significó la última alegría para el de Jumbo-Visma estableciendo su particular contador de victorias en quince en su última carrera del año.

Los que más triunfos contaron en el año

PNombreTotalV. WT

V.HC

V.1V.2

V.CC

1Dylan Groenewegen1547400
2Primoz Roglic13112000
3Sam Bennett13110101
4Julian Alaphilippe1290300
5Pascal Ackermann1274100
6Onur Balkan12000120
7Orluis Aular12000111
8Elia Viviani1190101
9Mathieu van der Poel1127110
10Caleb Ewan1081100
11Alexey Lutsenko1015202

 

Siendo el primer de la lista la sensación es bien distinta. A pesar de contar con dos victorias menos, Sam Bennett completó una temporada con éxitos más contundentes en cuanto a trascendencia e importancia. 9 triunfos WT con parciales en París-Niza, el BinckBank Tour, el Critérium de Dauphiné y la Vuelta a España, entre otros. Al igual que el mejor corredor del año, su compañero en el Jumbo Primoz Roglic. Segundo en el escalafón de honor de los campeones guarda ya en su palmarés la Tirreno-Adriático, Romandía, la Vuelta a España, podio en el Giro de Italia, el UAE Tour ante el entonces arcobaleno Alejandro Valverde y varias semiclásicas italianas de final de año que pusieron la guinda a una temporada dificilmente equiparable en las últimas dos décadas.

Números notables para Groenewegen que significan un paso más en su evolución en definitiva. Si bien las estadísticas hablan que fueron lejos del WorldTour con cuatro a siete en comparación directa con sus perseguidores. Podemos hablar entonces de una trayectoria ascendente a una trayectoria en progresión, un escalón más para ser considerado un claro aspirante, si quiera, en su camino a ser el mejor sprinter del planeta.

Roglic, el nombre propio de 2019. © Baixauli Studios

ÚLTIMAS 10 TEMPORADAS DE LOS TOP EN VICTORIAS

AñoNombreVictoriasPodios totalesDías comp.%V. x Días Comp.%P. x Días Comp.
2019Dylan Groenewegen1544237320,5%31,5%
2018Elia Viviani1872278521,2%31,8%
2017Jakub Mareczko1453227917,2%27,8%
2016Timothy Dupont15105306822%44,1%
2015Alexander Kristoff2038318124,7%38,3%
2014André Greipel1632218618,6%24,4%
2013Peter Sagan22105379024,4%41,1%
2012André Greipel1981289021,1%31,1%
2011Phillipe Gilbert1842246726,9%35,8%
2010André Greipel2124278923,6%30,3%
Medias1864278122%33%

Todas sus victorias contadas una a una

1. 10 febrero. 5ª etapa Volta a la Comunitat Valenciana (ESP/2.1)
2. 23 febrero. 4ª etapa Volta ao Alvarve (POR/2.HC)
3. 10 marzo. 1ª etapa París-Niza (FRA/2.WT)
4. 11 marzo. 2ª etapa París-Niza (FRA/2.WT)
5. 27 marzo. Tres Días de Brujas-De Panne (BEL/1.WT)

6. 14 mayo. 1ª etapa 4 días de Dunkerque (FRA/2.HC)
7. 15 mayo. 2ª etapa 4 días de Dunkerque (FRA/2.HC)
8. 16 mayo. 3ª etapa 4 días de Dunkerque (FRA/2.HC)
9. 20 junio. 1ª etapa ZLM Tour (HOL/2.1)
10. 21 junio. 2ª etapa ZLM Tour (HOL/2.1)

11. 12 julio. 7ª etapa del Tour de Francia (FRA/2.WT)
12. 7 septiembre. 1ª etapa del Tour of Britain (GBR/2.HC)
13. 9 septiembre. 3ª etapa del Tour of Britain (GBR/2.HC)
14. 11 septiembre. 5ª etapa del Tour of Britain (GBR/2.HC)
15. 12 octubre. Ronde Zeeland (HOL/1.1)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*